Lunes 17 de Julio de 2017 | 07:00

Jesús vino para que el bien venza al mal

  •  
  •  
  • +1

“No piensen que he venido a traer paz a la tierra. No vine a traer paz, sino espada.” Mt 10, 34

Estas palabras de Jesús nos causan mucha perplejidad, pues sabemos que él es el príncipe de la paz y le escuchamos diciendo a los discípulos: “La paz esté con ustedes.” Es necesario, por lo tanto, entenderlas. Jesús no vino para generar una paz ilusoria o falsa entre el bien y el mal, entre lo justo y lo injusto. En este caso, él vino para enfrentarlos y que el bien venza el mal, para que la justicia prevalezca. No le interesa una paz hipócrita o superficial. La paz de Jesús nace de la lucha.

Paz y bien.

Hno Mariosvaldo Florentino, capuchino

 
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy