Miercoles 11 de Enero de 2017 | 17:55

El Dakar dispone sus recursos para ayudar
3301

La tragedia se hizo presente en Jujuy. Foto: EFE La tragedia se hizo presente en Jujuy. Foto: EFE Ver más fotos

El alud que barrió con Jujuy dejó al menos dos muertos, decenas de heridos y un millar de evacuados. La organización del Rally Dakar deja la carrera en segundo plano y dispuso sus recursos para colaborar con las tareas de búsqueda, rescate y traslado de los lugareños.

El alud afectó principalmente a la localidad de Volcán, unos 1.530 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, durante la madrugada del martes y fue producto de las intensas lluvias que azotaron la zona durante los últimos días.

La ruta que los pilotos del Dakar usaban ese mismo día de enlace para llegar al campamento de Salta, donde comenzaba la novena etapa que debía correrse hoy, quedó tapada por el agua y el barro.

La organización decidió no solo cancelar la jornada de este miércoles por el “gigantesco deslizamiento de tierra causado por tormentas” sino también poner “a disposición sus medios y recursos sanitarios para reforzar la labor de las fuerzas de salvamento local que trabajan” en el lugar.

El ministro de Gobierno y Justicia de Jujuy, Agustín Perassi, confirmó a la prensa local que al menos dos personas fallecieron. Los cuerpos fueron encontrados sin vida dentro de un auto que estaba volcado en la ruta 9, una carretera que pasa por las localidades jujeñas de Tumbaya y Volcán.

Justamente, esa misma ruta debían transitar los pilotos del Dakar en su camino a Salta.

El alud, además de causar dos muertes, también arrasó las antenas, por lo que no hay cobertura telefónica en la zona, y causó innumerables daños materiales.

“Es una pena que no pueda celebrarse la etapa, pero al fin y al cabo esto es solo deporte. El drama es el que vive la población afectada, que ha perdido sus casas y sus pertenencias”, dijo este miércoles el piloto español Nani Roma (Toyota), que está cuarto en la categoría autos.

Se trató del peor desbordamiento de los últimos 39 años en la zona y el gobernador de la provincia, Gerardo Morales, se hizo presente en la zona y creó un comité de emergencia, integrado por Bomberos y Defensa Civil.

Otro que se mostró sorprendido por la magnitud de la catástrofe fue el ministro de seguridad de la provincia, Ekel Meyer, que dijo que “nunca” había “visto 300 metros de largo por 10 metros de alto de lodo y barro”.

“Quedamos entre dos puentes llenos de piedra y agua, vehículos de turistas varados. La ciudad está completamente inundada con lodo y piedras”, expresó una habitante de la zona en diálogo con el canal local Todo Noticias.

El alud ocurrió este martes antes del paso de los pilotos del Dakar, por lo que ninguno resultó herido. La organización suspendió la etapa de hoy y la carrera se reanudará este jueves con un recorrido que lleva a los competidores hasta San Juan.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy