Sabado 2 de Enero de 2016 | 14:40

El fútbol lo ayudó a progresar en la vida
1926

Hernán Pérez (twitter) Hernán Pérez (twitter)

Es lo que confiesa Hernán Pérez, el mediocampista paraguayo que juega en España. En una interesante entrevista concedida a un medio de ese país cuenta cómo era su vida antes de ingresar al mundo del fútbol y el cambio positivo quid ello le representó.

Pérez nació en una familia que creció y subsistió gracias al negocio de una tapicería explotada por su padre, y que sustentó el desarrollo de sus seis hermanos.

El portal El Mundo de España destaca que el volante paraguayo del Espanyol podía haber vivido otra vida si no era por el fútbol, al que ingresó oficialmente a los 16 años.

“A esa edad debuté en Primera División. Pero mi papá trabajó bastante para sacarnos a flote. Él tenía una tapicería pero yo no llegué a trabajar en eso”, cuenta.

Hernán recuerda que “fue muy complicado para mi papá”, la crianza de él y sus hermanos, y que “era muy joven” cuando debió afrontar la vida con sacrificio.

“Puedo decir que el fútbol me sacó de la calle. Y mucha gente me ayudó a estar donde estoy, porque hasta para comprar mis botines me ayudaban”, confiesa.

Agrega en la entrevista que “en mi club (Cristóbal Colón) encontré a mucha gente que me tendió la mano”, y que en honor a muchos de ellos imprimió en su piel sus nombres.

“Creo que necesitaría otro cuerpo para tatuarme sus nombres. Son muchos y no podría contarlos todos”, manifiesta.

Añade que “cada tatuaje representa algo. Ahora mismo tengo el de mi señora y mi hija”, indica orgulloso.

En relación al presente en su actual club, Pérez asegura que haber estado en la filial de Villarreal “fue importante para aprender cómo se juega el fútbol europeo”.

“El buen trabajo que hice me trajo al Espanyol. Estoy en una situación muy buena, futbolística y personal”, señala.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy