Martes 29 de Noviembre de 2016 | 15:15

En Bolivia ocurrió una tragedia casi similar
695

Imagen del velatorio de los caídos en Viloco (prensa the Strongest) Imagen del velatorio de los caídos en Viloco (prensa the Strongest)

En el mes de setiembre de 1969 se produjo la amarga tragedia de Viloco, que enlutó a Bolivia y al mundo del fútbol. Jugadores del The Strongest retornaban de Santa Cruz de la Sierra, pero como con los integrantes del Chapecoense, el avión que los transportaba sufrió desperfectos que acabaron segando la vida de más de 70 personas, entre ellas la de dos paraguayos.

Corría el día viernes 26 de ese mes. The Strongest tomaba parte de un cuadrangular amistoso con Cerro Porteño, Petroleros y una mini selección de Santa Cruz de la Sierra.

En aquella plantilla atigrada jugaban tres paraguayos: Armando Angelaccio, Orlando Cáceres (arqueros) y Luis Gini. El infortunio fue para los dos primeros; Gini se salvó porque, según reportes de la época estaba lesionado y no viajó.

Además, entre los fallecidos estaba un empresario que formaba parte de la comisión directiva de Cerro Porteño de nombre Antonio Arenas.

La delegación se trasladaba en la máquina de la firma Lloyd Aéreo Boliviano, que acusó inconvenientes mecánicos que lo hicieron caer en la Cordillera Tres Cruces, en la localidad de Viloco. Todo comienza al abordar la nave Douglas a las 14:10 horas.

Dicha máquina tenía la matrícula DC-6B, y a las 15:30 horas, funcionarios del Aeropuerto de Trompillo avisan a las estaciones aéreas de Cochabamba y La Paz la desaparición del avión, lo que despertó la sospecha de que algo trágico iría a suceder, lo que finalmente se convirtió en una espeluznante realidad.

El suceso dejó con luto a 74 familias y consecuentemente al mundo entero, más específicamente a toda la membresía deportiva. Viajaban además de jugadores otras personalidades de la sociedad.

Los muertos que pertenecían al club boliviano eran Armando Angelacio (Paraguay), Hernán Andretta (Argentina), Orlando Cáceres (Paraguay), Juan Iriondo, Jorge Durán, Julio Díaz, Héctor Marchetti (Argentina), Miguel Ángel Porta (Argentina), Jorge Tapia, Ernesto Villegas, Germán Alcázar, Eduardo Arrigó, Oswaldo Franco (Argentina), Raúl Farfán (Argentina), Oscar Flores y Diógenes Torrico.

En el caso de Angelaccio, este pereció a horas de formalizar su matrimonio. Debía hacerlo al día siguiente del regreso pero el destino le marcó un rumbo innegociable. Para más, ese día nacía su hija en La Paz.

Múltiples muestras de respaldo se dieron inmediatamente ocurrido el lamentable percance. Entre esas destaca la cesión gratuita de dos jugadores por parte de Boca Juniors (Hugo Romero y Luis Fernando Bastida) para refundar el plantel, además de otras acciones solidarias por parte de Brasil, Chile, Perú, Argentina y Paraguay.

Joâo Havelange organizó un clásico entre Flamengo y Fluminense para recaudar fondos, Teófilo Salinas, titular de la CSF donó la por entonces friolera suma de 20 mil dólares y desde ahí, los caídos entraron al recuerdo perenne como los “Mártires de Viloco”.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy