Deportes

Faltó tranquilidad para saber sacar la ventaja

Leonel Álvarez trató de justificar el trabajo de sus dirigidos, quienes como locales dejaron ir una buena chance como para dar el primer paso a la clasificación. Junior sacó un empate sin goles que como visitante implica un negocio perfecto.


“Merecíamos ganar, tuvimos las mayores opciones de gol pero nos faltó tranquilidad para definir. Hay cosas para mejorar, pero me gustó la predisposición”, indicó el colombiano en rueda de prensa post partido.

Álvarez consideró que en esta clase de compromisos de Copa “no es fácil mantener la intensidad, nos faltó el gol que nos diera un tanque de oxígeno”.

“Faltó calma, saber ser tiempistas, aguantar un poco y tener más precisión”, añadió pero reconoció el trabajo y el esfuerzo. ​“Tengo que ponderar el trabajo de los muchachos”.

“Uno siempre quiere ganar de local, pero Junior tiene proceso y trabajo. Con Junior no es fácil. Conozco bien a este equipo y la serie queda abierta”, indicó.

Asimismo cree que “seguro que ellos, a pesar del empate no están tampoco tan tranquilos porque tendrán a un equipo competitivo en frente que irá a buscar el triunfo”.

Acerca de las variantes, sobre todo la de Rodrigo Rojas, Álvarez opinó que “si no lo amonestaban habría arriesgado a mantenerlo en la cancha. Tenía una molestia pero hizo el esfuerzo para superarla”.

También justificó la táctica con Alfio como único delantero y sus compañeros de asistencia. “Buscamos que Oviedo tenga más acompañamiento, pero eso se logra con buena tenencia de pelota, y si no la sostenemos no podremos encontrar los espacios”, respondió.

Insistió en que se deben seguir puliendo muchos aspectos. “Hay que tener carácter y personalidad. Me satisfacen muchos momentos del equipo pero mejorar en el hecho de perder la pelota”, refirió.

En su óptica, Junior “tenía la pelota pero no lastimaban” y que “se tiene que trabajar más” para lograr la consistencia deseada.

La revancha con el cuadro de Barranquilla es en el acontecer de la semana que viene.

 

Deportes

Fracasa como local y ahora toca ir a remarla

Cerro Porteño apenas pudo empatar sin goles ante un ordenado Junior de Barranquilla, marcador que no le favorece mucho porque ahora, en el desquite debe ir sí o sí a marcar un gol y pescar por el empate con cifras abiertas o un triunfo.


Y no parecía que el marcador sería este, al menos por lo que se vio en el primer tiempo, fase en la que Cerro fue muy superior ante un entonces conservador Junior.

Pero esa actitud fue nada más que una forma de encarar la primera mitad, ya que en el segundo periodo fueron ellos los que dominaron las acciones e hicieron los méritos como para ganar.

Cerro Porteño quedó después del primer cuarto del segundo tiempo sin argumentos. Se le fueron las fuerzas y cometió errores en la cobertura que hizo lucir a plenitud al delantero nacional Roberto Ovelar, quien tuvo más de cuatro chances claras para castigar.

Para fortuna del azulgrana, esas ocasiones no fueron bien aprovechadas. En la primera etapa radicó la mejor imagen del cuadro de Leonel, pero en la otra tanda cayó ostensiblemente y las llegadas al arco de Sebastián viera, además de escasas no pasaron de insinuaciones.

Desde los números, vale que Junior no haya marcado. Pero se ve obligado a marcar sí o sí en la revancha para tentar un empate con goles que le permita clasificar o bien si puede, conseguir un triunfo.

Es más complicada la segunda alternativa. Si de local y con un estadio repleto de hinchas no puede lograrlo, en condición de visitante es incierta la posibilidad.

Además quedó la sensación de que no tiene suficiente fortaleza física. Terminó reflejando un cierto aire de fragilidad y fue su rival el que acabó entero y con mejores condiciones para llevarse un resultado más beneficioso que un empate, que para Cerro fue como una fiesta sin música y globos…

 

Deportes

Quinteros deja de ser entrenador de Ecuador

La Federación Ecuatoriana de Fútbol tomó la determinación en vistas de lo que denominan "falta de sensibilidad" del técnico, quien no se dignó en renunciar. El ex orientador de Emelec no quiso soltar el proceso, pero no pudo con la decisión de sus superiores.


La idea de la dirigencia presidida por Carlos Villacís era que el técnico renuncie haciendo uso de razón por la mala campaña de la selección.

Sin embargo no hubo respuestas por parte del mismo y la FEF tomó la postura definitiva en el transcurso de este martes. Jorge Célico asume el cargo.

Asimismo, la misma matriz del fútbol ecuatoriano hizo pública su decisión en su cuenta de Twitter, a poco menos de un mes para el último combo.

Ecuador debe enfrentarse a Chile de visitante y a Argentina en Buenos Aires. En la clasificación marcha octavo con 20 unidades y más cerca de resbalar que de entrar a Rusia.

 

Deportes

"Quiero que Argentina no vaya al Mundial"

Uno de los que en su momento fuera integrante del cuerpo técnico de la selección albiceleste, Fernando Signorini exteriorizó su deseo de eliminación al equipo de Jorge Sampaoli. Asevera que nada se maneja como debe ser y que no ir a la Copa del Mundo sería positivo.


"Debe eliminarse para que se termine este vergonzoso e hiriente grado de desorganización y corrupción", indicó el que fuera ayudante de Diego Maradona.

Signorini aseveró que "no me preocupa la posibilidad de quedar fuera del Mundial. Es más, sinceramente me alegra. Hace tiempo que deben quedarse eliminados".

Fernando fue más allá y dijo que "es mentira que quieran hacer bien las cosas. Las estructuras no se cambian, los nombres sí pero la filosofía siempre es la misma".

"Los organismos que debieran intervenir no lo hacen. Los que estaban con Grondona se fueron todos por la puerta de atrás", agregó.

Argentina se mide a Perú el 5 de octubre en el penúltimo compromiso de eliminatorias; luego viaja a Quito para enfrentarse a Ecuador.

 

Deportes

Planean evitar reventa en las Eliminatorias

Para el encuentro con Paraguay en el mes de octubre, las autoridades judiciales prevén un sistema de control enfocado en las reventas. En el último combo se constataron diversas irregularidades y comprometen a la Federación Colombiana de Fútbol a rendir cuentas a la superintendencia de industria colombiana.


La disposición se viene a consecuencia de que muchas personas presentaron quejas por la problemática de la reventa en ocasión del juego con Brasil.

La justicia cree que hay una "conducta sistemática encaminada al desvío masivo y deliberado de decenas de miles de boletas con fines de reventa" en compromisos de la selección.

Colombia va a recibir a Paraguay el 5 de octubre en Barranquilla y la FCF tiene ahora la obligación de habilitar 30.173 entradas y una venta máxima de hasta cuatro billetes por persona.

Asimismo hay una orden en vigencia que exige a la Federación a ofrecer garantías en el expendio de las entradas, con la asesoría de una auditora que controle dicho servicio.

Cinco días después del compromiso se debe hacer una rendición total de las cuentas a la superintendencia, que esta vez actúa en defensa de los consumidores comunes de Colombia.