Domingo 13 de Agosto de 2017 | 19:46

Real Madrid aplica el primer golpe al Barça
808

Real se dio el gusto y en la casa de su eterno rival. Foto: Getty. Real se dio el gusto y en la casa de su eterno rival. Foto: Getty.

Dos golazos de Cristiano Ronaldo y Sergio Asensio en la recta final del partido dieron este domingo la victoria al Real Madrid ante el Barcelona (1-3) en la ida de la Supercopa de España, disputa esta noche en el Camp Nou, y dejaron encarrilado el título para el conjunto merengue.

Fue un ‘derbi’ atípico, empezando por el ambiente en las gradas, donde miles de turistas compartían zona del estadio ataviados con las camisetas del Barça y del Madrid, indistintamente.

Y acabando por el terreno de juego, donde no aparecieron en el once ni Cristiano Ronaldo -de nuevo suplente- ni Neymar, fugado al PSG y a quien Deulofeu intentó hacer olvidar hoy sin éxito.

El equipo de Zidane tampoco lucía esta noche de blanco, como es habitual, sino con una extraño uniforme azulado que se mimetizaba con el césped y casi se confundía con el azulgrana del eterno rival.

Demasiados detalles que no hacían recordar, precisamente, ningún Barça-Madrid de los disputados en los últimos años. Aunque todo eso cambió tras la reanudación, cuando el Camp Nou se convirtió en el escenario de un duelo de alto voltaje y consecuencias imprevisibles.

La primera ocasión fue para el Barcelona. Un remate algo forzado de Luis Suárez que Keylor Navas atajó sin problemas. El peligro, por el conjunto blanco, casi siempre lo llevó Isco por la izquierda, primero con un tiro escorado que pegó en el exterior de la red y después con un centro para que Bale conectara una volea y obligara a lucirse a Ter Stegen por primera vez.

Tal como estaba el partido no era de extrañar que se rompiera como sucedió: con un gol en propia puerta de Piqué, que desvió al fondo de la red un centro por la izquierda de Marcelo a los cinco minutos de la reanudación.

A partir de ahí, el choque se animó y de qué manera. El Barça tenía que ir a por el empate y el Madrid encontró espacios para sentenciar. Sobre todo por la banda izquierda, donde Aleix Vidal dejaba una autopista cada vez que subía a atacar.

De ahí partió el gol en propia puerta de Piqué y desde ahí estuvo

a punto de llegar el segundo, una jugada de Benzema que acabó con un

remate de Carvajal que Jordi Alba salvó bajo palos.

Messi empató al transformar un penalti que Luis Suárez forzó exagerando su caída en un mano a mano ante Navas. Burgos Bengoetxea cayó en la trampa del uruguayo y el Barça puso el empate a uno en el marcador en el minuto 77.

Messi tocó a arrebato a por el segundo, pero fue Cristiano quien, en una contra, quebró la cintura de Piqué y envió un obús por toda la escuadra de la portería de Ter Stegen. El luso se sacó la camiseta para celebrarlo, lo que le llevó a ver la primera amarilla. En la jugada siguiente, en una pugna con Umtiti se fue al suelo y el colegiado le mostró la segunda al entender que había intentado simular penalti.

Cristiano se marchó, a falta de ocho para el final, tras darle un empujón a Burgos Bengoetxea y el Barça intentó aprovecharlo para buscar el 2-2, pero demasiados riesgos y precipitación en los azulgranas, a quienes Marco Asensio, que acaba de entrar, sentenciaba, en el 90, con otro golazo por toda la escuadra.

FICHA TÉCNICA

Barcelona: Ter Stegen; Aleix Vidal, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Sergio Busquets, Rakitic (Paco Alcácer, min.83), Iniesta (Sergio Roberto, min.68); Messi, Luis Suárez y Deulofeu (Denis Suárez, min.58).

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kovacic (Marco Asensio, min.68), Kroos, Isco; Bale (Lucas Vázquez, min.82) y Benzema (Cristiano Ronaldo, min.58).

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy