Jueves 1 de Diciembre de 2016 | 10:32

Se salvó de la tragedia y ahora deja el fútbol
1078

Entre Lágrimas, Nivaldo admitió que toma el accidente como un "mensaje de Dios". Foto: captura Entre Lágrimas, Nivaldo admitió que toma el accidente como un "mensaje de Dios". Foto: captura

El arquero Nivaldo anunció su retiro del fútbol. “Todo tiene una razón en la vida”, dijo sobre el accidente que acabó con todo el equipo.

Nivaldo recordará este episodio como el mayor capricho que el destino le pudo reservar.

El veterano (42 años) es uno de los símbolos del Chapecoense. Formó parte del plantel que en cinco años pegó el salto de la serie D a la serie A brasileña.

En los últimos tiempos se vio opacado por las figuras de Danilo (+), Jackson Follmann y Marcelo Boek. Sin más, se dedicó a hacer de ‘papá grande’ de sus compañeros, uno de los componentes más queridos por la afición.

Jugó 299 partidos con la camiseta del Chape. Todo estaba listo para conmemorar su juego 300, el que no llegará. “No viajé para jugar ante el Palmeiras porque iba a cumplir ante el Atlético Mineiro mi partido 300 para el club”, indicó ayer en conferencia.

Explicó que “estaba previsto que viajara, pero al final no fui. Hubo un cambio en el viaje, no iba (la delegación) a volver a Chapecó e iban a ir directo de Sao Paulo a Medellín. Por eso el entrenador no me citó”.

Ese cambio de planes le salvó la vida. El lunes por la noche el avión que trasladaba a la comitiva cayó en la zona conocida como cerro El Gordo, cercano al municipio de Antioquia, Colombia.

El accidente acabó con la totalidad del plantel principal (19 muertos y 3 sobrevivientes con secuelas), varios dirigentes y a otros jugadores que acompañaban a la delegación.

Del grueso del plantel profesional solo quedan Rafael Lima (defensor), Demerson (defensa), Nenem (volante), Andrei (volante), Hyoran (volante), Moisés (volante), Alejandro Martinuccio (delantero) y Marcelo Boeck (arquero).

Hélio Neto se encuentra en estado crítico, pero estable; Alan Ruschel fue operado de la columna vertebral y también está estable, y Jackson Follmann perdió la pierna derecha y podría serle amputado el pie izquierdo.

“Todo tiene una razón en la vida”, refirió a Globoesporte un desolado Nivaldo, que no formará parte del renacer de Chapecoense.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy