Jueves 7 de Diciembre de 2017 | 09:31

Katy Perry gana un millonario juicio contra dos monjas
15

Katy no podía vivir sin ese convento que una vez encontró en Los Ángeles. Katy no podía vivir sin ese convento que una vez encontró en Los Ángeles.

La cantante pop salió vencedora en una disputa legal y, tras dos años de un litigio, logró conseguir comprar el convento de sus sueños.

Katy no podía vivir sin ese convento que una vez encontró en Los Ángeles. Y, a raíz de ello, hizo todo lo posible para que fuera parte de sus múltiples propiedades.

A pesar de que las últimas monjas que vivían allí hicieron todo lo posible para que no ocurriera, como vendiendo de manera ilegal la propiedad a una promotora inmobiliaria, la interprete de California Gurls pudo quedarse con el edificio.

Después de dos años de una disputa inédita, la cantante ganó la pulseada y ahora recibirá 3,4 millones de dólares como compensación.

En 2015, la estrella pop se enamoró de un edificio ubicado en el barrio de Los Feliz. La propiedad, que pertenecía a la congregación del Inmaculado Corazón de María, estaba desocupada, ya que las últimas monjas que vivieron allí habían sido trasladadas en 2011. Sin embargo, la iglesia lo utilizaba como un lugar para retiros de curas.

De dos mil metros cuadrados y una vista imponente a las montañas de San Gabriel, Perry ofreció 14,5 millones de dólares para comprarlo.

Según los medios locales, para convencer a las religiosas les mostró su tatuaje en la muñeca, en el que se lee la palabra “Jesús”, cantó a capela el himno “Oh, Happy Day” y les contó de sus padres, que son pastores evangélicos.

Sin embargo, su estrategia de persuasión no tuvo éxito, ya que las monjas buscaron por Internet detalles de su carrera y encontraron información que no fue su agrado, como el hit “I Kissed a Girl”.

De esta manera, las hermanas Rita Callahan y Catherine Rose Holzman decidieron rechazar la oferta de la cantante y vender el convento a la promotora inmobiliaria Dana Hollister, quien sólo pagó 44 mil dólares, con el compromiso de abonar 10 millones después de tres años.

Pero esta maniobra no estaba aprobada por el Arzobispado de Los Ángeles, ente que debía autorizar dicha transacción. Desde entonces, comenzó una batalla legal entre ambas partes.

Las hermanas Rita y Catherine en el Convento.

Aunque en abril de 2016, la jueza de la Corte Suprema de Los Ángeles, Stephanie M. Bowick falló a favor de la artista e invalidó el acuerdo de compraventa que habían realizado a sus espaldas, pasaron varios meses de apelaciones hasta fijar los costos de multa. La Justicia aseveró que Hollister había interferido con “malicia”, aprovechándose de la situación.

Según se anunció este martes, la promotora inmobiliaria Dana Hollister, que intentó impedir la venta del convento a Perry para comprarlo ella, debe desembolsar US$15 millones: US$1,6 millones se destinarán a pagar los costos legales, la artista recibirá US$3,4 millones y la archidiócesis de Los Ángeles, California, los US$10 millones restantes.

 
 
 
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy