Viernes 19 de Febrero de 2016 | 07:00

Maná prendió la noche con su “cama incendiada”
1619

  •  
  •  
  • +1
Maná no defraudó a su público. Foto: Jorge Jara. Maná no defraudó a su público. Foto: Jorge Jara. Ver más fotos

Con más de dos horas de show, la agrupación mexicana Maná prendió la calurosa noche asunceña con su tour cama incendiada. El público pudo disfrutar de los temas del nuevo disco y los infaltables clásicos como el reloj cucú.

A estadio lleno, con una temperatura que aun en la noche superaba los 30 º C, Maná le puso todavía más calor a la velada del jueves con una sensacional presentación que contempló mucha proximidad con los fans.

Exactamente a las 22:15 comenzó el recital con el tema “La prisión”, en un escenario que incluía una pasarela que se extendía hasta las primeras filas del sector VIP. Sin tiempo para pausas llegó “Corazón espinado” para despertar la algarabía de los fans.

Aquí la exitosa banda aprovechó para saludar con un “buenas noches Asunción”, al tiempo de presentar un hit titulado “Adicto a tu amor”, que forma parte de su último disco y que ya comenzó a sonar en las radios más importantes.

Tras esta nueva canción, el público disfrutó de “Mi religión”, otro de los clásicos del grupo mexicano. Posteriormente, dedicaron a un amigo que murió de manera trágica, la triste historia de “Cuando los ángeles lloran” a la que le siguió la “Ironía”.

Después de unos segundos de pausa, una fina tela negra cubrió todo el escenario para proyectar la imagen de Shakira y entonar “Mi verdad”, otro de los grandes éxitos que los fanáticos esperaban con ansias.

El show continuó con un suceso de 1998, que narra la historia de una mujer que nunca se cansó de esperar a su amor “En el muelle de San Blas”. La protagonista que inspiró esta canción murió un par de años atrás.

Para la siguiente música subió al escenario el artista paraguayo Adans Lezcano, quien se hizo merecedor de este privilegio luego de ganar un reñido concurso. El compatriota mostró su talento para tocar la guitarra con el tema “Me vale todo”.

Tras este momento de gloria el joven fue ovacionado para luego dar paso a la próxima presentación, la popular canción mexicana “El rey” adaptada al estilo y al ritmo de Maná. A este gran éxito le siguió otro aun mejor “Clavado en un bar”.

Al concluir el tema todos los integrantes abandonaron el escenario, menos el baterista Alex, quien mostró su destreza desde todos los ángulos durante al menos siete minutos. Mientras él distraía a la gente, los demás miembros de Maná subieron hasta el otro plató, una cama ubicada en la mitad de la cancha en alusión a su tour “cama incendiada”.

Aquí la noche llegó a su máximo punto con un espectacular popurrí que incluyó: “Te lloré todo un río”, “Reloj cucú”, “Vivir sin aire” y “Se me olvidó otra vez”. El calor pasaba a segundo plano con el sensacional show que venía ofreciendo Maná que luego continuó con “Mariposa traicionera” ya en su versión completa.

Para interpretar “Bendita la luz” el vocalista Fer subió al escenario a dos chicas, una que por casualidad era de nacionalidad argentina y otra que obligatoriamente tuvo que ser una paraguaya ante la reacción del público. La afortunada fue una pedrojuanina quien exteriorizó su emoción, gozó el privilegio de abrazar al cantante y disfrutar este hit desde la altura.

El recital siguió con “Si no te hubieras ido” un remake de la versión original de su colega Marco Antonio Solís que también fue del agrado del público. Aquí terminó la presentación en “la cama” y los artistas regresaron al escenario principal.

La noche iba llegando a su final con “Oye mi amor” y “Labios compartidos”. Cuando el público pedía más Maná puso el broche de oro con “Rayando el sol” que cerró el concierto a las 00:30.

 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy