Mundo

Corea del Norte amenaza con bomba atómica, por sanciones de ONU

El líder norcoreano, Kim Jong-Un, amenazó con recurrir al arma atómica en reacción a la nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que aumenta las sanciones internacionales contra su régimen.

Fuente: AFP


“Debemos estar dispuestos en todo momento a utilizar nuestro arsenal nuclear”, declaró Kim, citado este viernes por la agencia oficial de prensa norcoreana KCNA.

En esta línea, el régimen se comprometió a fortalecer su “disuasión nuclear”, en tanto que el “ejercicio legítimo de nuestros derechos a la autodefensa, se mantendrá el tiempo que continúe la política hostil de Estados Unidos”, indicó la cancillería norcoreana en un comunicado difundido este viernes por medios oficiales.

El dirigente advirtió también que la situación ha degenerado tanto en la península coreana que el país deberá cambiar de estrategia militar y plantearse la opción de “ataques preventivos”.

La presidenta surcoreana, Park Geun-Hye, no tardó en prometer una respuesta “severa” a cualquier provocación del Norte, y reafirmó la estrategia de Seúl de trabajar por la desnuclearización del régimen comunista.

“Debemos hacerle entender a Corea del Norte que su régimen no sobrevivirá si no renuncia a sus programas nucleares”, dijo la presidenta en un discurso transmitido por televisión.

Al mismo tiempo, el gobierno surcoreano anunció que empezará este viernes a hablar con Estados Unidos del despliegue en su territorio de un escudo antimisiles, un proyecto al que se opone China, principal aliada de Pyongyang.

Desde Rusia, Moscú manifestó su “grave preocupación” respecto a estas declaraciones de Kim Jong-Un. Pidió, sin embargo, moderación a los países de la zona.

El portavoz del Kremlin declaró el viernes esperar “que todos los países de la región, así como países terceros, sepan retenerse en esta situación difícil”.
Según la agencia KCNA, el líder norcoreano hizo sus declaraciones el jueves, mientras supervisaba los ensayos de un nuevo lanzacohetes múltiple.

- Una resolución de “bandidos” -

El ministerio surcoreano de Defensa indicó que Pyongyang disparó el jueves seis proyectiles (misiles o cohetes), que cayeron en el mar de Japón, a entre 100 y 150 km de las costas orientales de Corea del Norte.

En una nueva advertencia a su vecino del Sur, Kim afirmó que el nuevo lanzacohetes sería “desplegado rápidamente”, al igual que unas nuevas armas recién puestas a punto.

Estos ensayos tuvieron lugar horas después de que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptara una resolución que endurece las sanciones contra el régimen comunista y aumenta considerablemente la presión económica en su contra. La cancillería norcoreana cargó este viernes contra un texto “ilegal” e “injusto”.

En virtud de esta resolución que según Kim es “digna de unos bandidos”, los países miembros de la ONU tendrán que inspeccionar en los puertos y aeropuertos todas las mercancías procedentes y destinadas a Corea del Norte.

La resolución prohíbe también las exportaciones de carbón, hierro y mineral de hierro. Pyongyang no podrá vender oro, titanio ni minerales raros empleados en la alta tecnología, ni podrá procurarse carburante para la aviación y los cohetes.

Para Kim, esta resolución augura “una fase muy peligrosa”, a pocos días además de que empiecen los ejercicios militares anuales conjuntos entre Seúl y Washington.

La eficacia de la resolución dependerá en buena medida del celo con el que China, único aliado de peso de Corea del Norte, aplique sus disposiciones.

La actitud de Pekín a su vez dependerá del resultado de las negociaciones entre Seúl y Washington sobre el eventual despliegue del escudo antimisiles THAAD (Terminal High Altitude Area Defence System), que China no quiere tener tan cerca de su territorio.

Corea del Sur precisó este viernes que las primeras conversaciones con los funcionarios norteamericanos versarán sobre los lugares posibles de despliegue de dicho escudo, la cuestión del coste y el calendario de instalación.

China teme un derrumbe repentino del régimen norcoreano, que se traduzca en una llegada masiva de refugiados a su frontera. Y al igual que Moscú, tampoco desea encontrarse un día con una Corea unificada bajo influencia estadounidense.

 

Mundo

Lula: "Solo buscaban un espectáculo para los medios”

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva afirmó que la operación realizada hoy por la Policía en su contra sólo buscaba ofrecerle un "espectáculo" a los medios de comunicación, ya que, si un juez quería escucharlo, tan sólo necesitaba enviarle una notificación.

Fuente: EFE


“Si el juez (Sergio) Moro (responsable por el caso de corrupción en la estatal Petrobras) o la Fiscalía querían escucharme, tan sólo necesitaban mandarme un oficio porque yo nunca me negué a prestar declaraciones”, afirmó Lula ante militantes del Partido de los Trabajadores (PT) tras ser conducido este viernes a una comisaría de la Policía Federal.

Lula, que había sido llevado a la comisaría de la Policía Federal en el aeropuerto de Congonhas de Sao Paulo a las 8.00 hora local, salió de la terminal hacia las 11.30 hora local en un vehículo particular y se dirigió a la sede de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores (PT), en el centro de la mayor ciudad brasileña.

El ex jefe de Estado fue el principal blanco en una operación realizada por la Policía Federal en el marco del proceso por los desvíos en la petrolera estatal por más de 2.000 millones de dólares.

Además de conducir a Lula a una comisaría para prestar declaración, la Policía allanó varias residencias del exmandatario, incluyendo el Instituto Lula, de sus familiares y de algunos allegados.

Entre las propiedades allanadas figuran un apartamento de playa y una casa de campo que están a nombre de empresarios pero cuya propiedad se atribuye a Lula en un proceso por ocultación de patrimonio y blanqueo de dinero.

El expresidente, contra quien fue dictada una orden de “traslado coercitivo” para que compareciera a la comisaría sin que se le privara de la libertad en ningún momento, abandonó el aeropuerto por una puerta trasera y a la que no tienen acceso ni el público ni la prensa.

En una rueda de prensa en la que dio detalles de la operación, el fiscal Carlos Fernando dos Santos Lima, responsable de la investigación del caso de Petrobras, afirmó que el conjunto de indicios contra el exmandatario es “bastante significativo”.

Según el fiscal, el Instituto Lula, presidido por el líder político, recibió cerca de 20 millones de reales (unos 5 millones de dólares) en donaciones de las cinco empresas más implicadas en los desvíos en Petrobras.

El fiscal agregó que el ex jefe de Estado recibió de esas mismas cinco empresas cerca de 10 millones de reales (unos 2,5 millones de dólares) como pago por conferencias que dictó tanto en Brasil como en el exterior.

De acuerdo con las cuentas de la Fiscalía, del total de recursos recibidos por el Instituto Lula en los últimos años, un 60 % provino de las cinco empresas más implicadas en las corruptelas de Petrobras, que también fueron responsables por el 47 % de los recursos que el exgobernante recibió por dar conferencias desde que fue sucedido por Dilma Rousseff en 2011.

“Es claro que donaciones pueden ser hechas por diversos motivos, pero tenemos que investigar si eso tiene alguna relación con los desvíos de Petrobras”, afirmó.

 

Mundo

Lula abandona la comisaría tras concluir su declaración

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva abandonó la comisaría de la Policía Federal a la que fue conducido hoy a declarar, tras un interrogatorio que se prolongó por más de tres horas ante los responsables por la investigación del escándalo de corrupción en la estatal Petrobras.

Fuente: EFE


Lula, que había sido llevado a la comisaría de la Policía Federal en el aeropuerto de Congonhas de Sao Paulo a las 8.00 hora local, salió de la terminal hacia las 11.30 hora local en un vehículo particular y se dirigió a la sede de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores (PT), en el centro de la mayor ciudad brasileña.

El ex jefe de Estado fue el principal blanco en una operación realizada por la Policía Federal en el marco del proceso por los desvíos en la petrolera estatal por más de 2.000 millones de dólares.

Además de conducir a Lula a una comisaría para prestar declaración, la Policía allanó varias residencias del exmandatario, incluyendo el Instituto Lula, de sus familiares y de algunos allegados.

Entre las propiedades allanadas figuran un apartamento de playa y una casa de campo que están a nombre de empresarios pero cuya propiedad se atribuye a Lula en un proceso por ocultación de patrimonio y blanqueo de dinero.

El expresidente, contra quien fue dictada una orden de “traslado coercitivo” para que compareciera a la comisaría sin que se le privara de la libertad en ningún momento, abandonó el aeropuerto por una puerta trasera y a la que no tienen acceso ni el público ni la prensa.

En una rueda de prensa en la que dio detalles de la operación, el fiscal Carlos Fernando dos Santos Lima, responsable de la investigación del caso de Petrobras, afirmó que el conjunto de indicios contra el exmandatario es “bastante significativo”.

Según el fiscal, el Instituto Lula, presidido por el líder político, recibió cerca de 20 millones de reales (unos 5 millones de dólares) en donaciones de las cinco empresas más implicadas en los desvíos en Petrobras.

El fiscal agregó que el ex jefe de Estado recibió de esas mismas cinco empresas cerca de 10 millones de reales (unos 2,5 millones de dólares) como pago por conferencias que dictó tanto en Brasil como en el exterior.

De acuerdo con las cuentas de la Fiscalía, del total de recursos recibidos por el Instituto Lula en los últimos años, un 60 % provino de las cinco empresas más implicadas en las corruptelas de Petrobras, que también fueron responsables por el 47 % de los recursos que el exgobernante recibió por dar conferencias desde que fue sucedido por Dilma Rousseff en 2011.

“Es claro que donaciones pueden ser hechas por diversos motivos, pero tenemos que investigar si eso tiene alguna relación con los desvíos de Petrobras”, afirmó.

 

Mundo

Partido de Lula insta a su militancia a "movilizarse" en defensa de su líder

El presidente del Partido de los Trabajadores (PT), Rui Falcao, convocó a los militantes a "movilizarse" en defensa del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien fue conducido hoy por la policía a un comisaría para declarar sobre supuestos asuntos de corrupción.

Fuente: EFE


“Llamamos a la militancia, en este momento grave en que se monta una operación política, un espectáculo mediático en torno a Lula y su familia, a que todos entren en vigilia y aguarden el fin de su declaración”, declaró Falcao en un vídeo difundido por las redes sociales.

Según Falcao, “el momento es de reflexión, de movilización y de vigilia y esa es la orientación que le se ha dado a todos los directorios regionales del PT”.

Las autoridades policiales iniciaron hoy una vasta operación que comenzó con un allanamiento a la residencia particular de Lula, así como también en casas de miembros de su familia, algunos empresarios allegados al exmandatario y en una finca y un apartamento de playa cuya propiedad se le atribuye, pese a que él lo niega.

Lula fue sacado de su casa por la policía a primera hora de la mañana y llevado a una comisaría para prestar declaración sobre asuntos de corrupción asociados al escándalo en la estatal Petrobras y en calidad de sospechoso de los delitos de enriquecimiento ilícito, ocultación de patrimonio y blanqueo de dinero.

Decenas de personas afines o adversarias del expresidente se concentraron frente a su residencia y a la comisaría en que presta declaración para manifestarse e incluso llegaron a enfrentarse a puñetazos frente a la propia policía, los periodistas y muchos curiosos.

La Policía Federal, responsable de la operación, aún no aclarado si Lula, el líder más carismático del Brasil contemporáneo y padrino político de la actual mandataria, Dilma Rousseff, permanecerá detenido o será liberado una vez que concluya su declaración.

El Gobierno aún no se ha pronunciado sobre el asunto, pero según confirmaron a Efe fuentes oficiales, Rousseff ha convocado para una reunión de emergencia a sus ministros de mayor confianza.

 

Mundo

"Si Lula va a la cárcel, el PT se acaba el día de hoy”

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue llevado a una comisaría de la Policía Federal en Sao Paulo para que rinda testimonio en el marco de una investigación que lo implica en un caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, donde también está involucrada la presidenta Dilma Rousseff, según las confesiones realizadas por el senador oficialista Delcidio Amaral. Esto marcaría el fin del Partido de los Trabajadores.


El periodista y analista político de Inforel, Marcelo Rech, comentó en una entrevista con el periodista Enrique Vargas Peña de la 970 AM que la detención del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva en Brasil puede tener sus repercusiones importantes en el país. Dijo que la Policía realizó un operativo secreto para que no se oculten importantes documentos, los cuales fueron incautados durante el procedimiento.

Comentó que ayer la prestigiosa revista Istoé publicó los documentos de lo que sería un acuerdo entre la justicia y el exlíder del Gobierno en el Senado, Delcidio Amaral. “El senador deja en claro que el expresidente y la presidenta están involucrado en todos los casos de corrupción que está investigando la Fiscalía”, indicó.

Según la publicación, el senador, que pertenece al mismo partido que Lula y Rousseff (el Partido de los Trabajadores), declaró que fue Lula quien le “pidió expresamente” que intentara sobornar al exdirector de Petrobras Nestor Cerveró, uno de los principales implicados en el escándalo, para convencerlo a no seguir colaborando con la justicia.

“La gente cercana a la presidenta dijeron que el desespero se ha tomado en el Palacio, e incluso la presidenta incluso lloró muchísimo con estas revelaciones”, contó el comunicador. Señaló además que Dilma ya promovió un cambio en su Ministerio de Justicia.

CAÍDA DEL PT

Rech comentó que tras su declaración, el exmandatario podría quedar privado de su libertad. “Si Lula va a la cárcel lo que nosotros vamos a tener un punto final en lo que se pueda pensar en impunidad en el país. El valor simbólico de esa detención será estupenda, porque será la refundación del país porque Brasil es gigante y fuerte pero históricamente vinculado a la corrupción, sea de derecha o de izquierda. Pudo haber sido una potencia mundial pero no lo pudo a causa de su clase política”, argumentó.

“La noticia del simple hecho de que la Policía Federal llevó a Lula aunque sea para prestar declaración ya provoca una revolución tremenda en el medio político de Brasil. Las primeras declaraciones de los políticos es que gente del propio Partido de los Trabajadores considera que, en caso de que Lula vaya a la cárcel, el PT -con 36 años de fundación- se acaba el día de hoy”, lanzó el periodista.

En cuanto al juicio político a Dilma, dijo que ese proceso se verá fortalecido tras su nombramiento en el caso del conflicto en la petrolera estatal Petrobras. “El peso de estas acusaciones, relaciones, seguramente parará la agenda política del país”, indicó.

“Percibimos una postura cautelosa de la Policía Federal porque se trata de uno de los líderes más emblemáticos del país, de la izquierda. (…) Hay un cierto cuidado para que esta prisión no se convierta en un momento de inestabilidad política, ruptura o algo parecido en el país”, comentó Rech.

Al ser consultado sobre si existen chances de que el PT pueda poner palos a la rueda al proceso, dijo que no sería el caso y es más dentro mismo del partido político ya habla de refundación de la nucleación. “Hay una cantidad de senadores y diputados que incluyen el nombre también al cambio, ya que el PT es como una marca totalmente vinculada a la corrupción. Por lo que habría intenciones de cambiar el color, el nombre. Son charlas que se están teniendo”, añadió.

Comentó que se sospecha que además de los empresarios, unos 50 u 80 parlamentarios podrían estar vinculados en el escándalo.

LA PUPILA DE LULA: ELEGIDA POR “ORGANIZACIÓN CRIMINAL”

“La Policía Federal no entraría en la casa de Lula sin tener material más que suficiente” en su contra, declaró a EFE Imbassahy, jefe del grupo del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) en la Cámara de Diputados.

Según Imbassahy, una operación de esa magnitud “demuestra que Rousseff, pupila política de Lula, fue reelegida en 2014 “gracias a una organización criminal”, todo lo cual “confirma que el proceso democrático ha sido violado y que el camino correcto es una nueva elección presidencial”.

EL OPERATIVO

Lula fue llevado a comisaría después de que los agentes allanaran esta mañana su domicilio particular, la casa de uno de sus hijos y otras residencias cuya propiedad se le atribuye a su familia, dentro de una nueva fase de la operación que investiga los millonarios desvíos de dinero que se produjeron en Petrobras.

La operación fue ordenada por el juez federal Sergio Moro a pedido del Ministerio Público Federal, que sostuvo en un comunicado que “hay evidencias de que el expresidente Lula recibió valores oriundos del esquema Petrobras por medio del destino y reforma de un apartamento de tres plantas y de una finca campestre en Atiaba”.

Ambos inmuebles figuran a nombre de personas próximas a Lula, pero las autoridades sospechan que en realidad pertenecen al exmandatario, a quien investigan por “lavado de dinero” y “ocultación de patrimonio”.

La Fiscalía asegura que Lula “fue uno de los principales beneficiarios de los delitos” y que hay “pruebas” de que esas actividades ilícitas “lo enriquecieron y financiaron campañas electorales y la caja” del Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenecen él y la actual mandataria, Dilma Rousseff.

“Surgieron en la investigación referencias al nombre del expresidente Lula y de personas cuya actuación fue relevante para el éxito de la actividad delictiva”, agrega la Fiscalía.