Martes 13 de Junio de 2017 | 09:12

Crisis climática: calendarizar eventos y seguro agrícola mitigarán impactos, afirman
916

Varias ciudades del sur del país se encuentran bajo agua debido a las últimas inundaciones registradas. Foto: SEN. Varias ciudades del sur del país se encuentran bajo agua debido a las últimas inundaciones registradas. Foto: SEN.

La falta de planificación para anticiparse a las inundaciones y el hecho de que no se hayan tomando medidas preventivas son algunas de las principales falencias cometidas en esta vuelta, de acuerdo a Alejandro Buzó, especialista en gestión de riesgos.

Alejandro Buzó, especialista en gestión de riesgos, en contacto con la 970 AM mencionó que Paraguay tiene un perfil de riesgo de inundaciones marcado en distintas zonas y hasta calendarizado, por lo que es posible pronosticar cuándo se volverá a registrar una próxima crecida.

Así también, cuestionó el hecho de que no se hayan llevado a cabo acciones anticipadas previendo nuevas inundaciones, teniendo en cuenta los antecedentes anteriores y que se trata de un evento recurrente, sobre todo en el sur del país.

Buzó consideró que existen varios errores que se cometieron en esta nueva crisis y pudieron haber sido considerados por las autoridades con anticipación. “Si se ven estos últimos 3 años se han pasado diferentes eventos y se han tenido recursos para trabajar en prevención, pero hay temas que se pudieron prever como la evacuación del ganado siendo que Ñeembucú tuvo dos emergencias en menos de un año (2013 y 2014)”.

En ese mismo punto, mencionó que algunas de las medidas que se pudieron haber tomado son: el trabajo a nivel comunitario, la generación de espacios, insistiendo también con la evacuación del ganado.

“Viendo todas las inundaciones, se tendrían que haber priorizado ciertas zonas y sobre eso haber trabajado en las comunidades, que son las mismas comunidades afectadas por los mismos eventos de siempre. No es una cuestión de sorpresa, pero sí de falta de planificación”, manifestó.

En Ñeembucú se registra entre un 70 y 80% de pérdida de ganado, aparte de un 100% de la pérdida de cultivos, estima Buzó. Teniendo en cuenta esta situación, considera que hubiera sido prudente plantear un seguro o reaseguro para los pequeños productores de manera a que sean compensados económicamente al sufrir inundaciones o cualquier otro fenómeno.

Este especialista en gestión de riesgos indicó que los productores perdieron no solo su producción para la venta, sino también para autoconsumo, por lo que se verán afectados en su economía y subsistencia diaria. “Lo grave es lo que viene a partir de ahora en los meses siguientes cuando ya no tengan nada que comer y su economía local queda afectada”, expresó.

“Es un tema pendiente que tenemos como país desde hace años, pero hay que dejar de buscar la excusa de que es de siempre y nadie lo arregló”, comentó Buzó.

De igual forma, destacó que tanto el marco legal para la atención de emergencias y el nuevo concepto de gestión de riesgos se volvieron mucho más sólidas, aparte de valorar el trabajo que viene realizando la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) para asistir a los damnificados.

Por último, dijo que la crecida que se viene registrando desde hace algunas semanas en la capital todavía es controlable, por lo que aún existe tiempo para tomar algunas medidas al respecto, sobre todo para la Municipalidad de Asunción. Algunas de estas medidas podrían ser un buen manejo del espacio público y la previsión de ciertos detalles puntuales como los sistemas de desagües en refugios para evitar problemas sanitarios.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy