Martes 14 de Noviembre de 2017 | 15:59

Diabetes y amputaciones: una complicación en las piernas que puede llegar a costar caro
770

El pie diabético es uno de los problemas más frecuentes en las personas que padecen de diabetes. Foto: Ilustrativa. El pie diabético es uno de los problemas más frecuentes en las personas que padecen de diabetes. Foto: Ilustrativa.

Entre las complicaciones más comunes que vienen con la diabetes se encuentran los problemas en las extremidades inferiores. Cualquier tipo de lesión o hematoma en las piernas puede llevar, en el peor de los casos, a una amputación si no es detectado y tratado a tiempo.

Las personas con diabetes son más susceptibles de sufrir problemas en los pies, a menudo debido a dos complicaciones de esta enfermedad: daño en los nervios (neuropatía) y mala circulación.

La neuropatía periférica causa una pérdida de sensaciones en los pies, lo que disminuye la capacidad para sentir dolor o lesiones. Una mala circulación disminuye la capacidad del cuerpo para sanar, lo que dificulta enfrentar una infección o curar lesiones o heridas.

La Dra. Elizabeth Valinotti, jefa del Servicio de Endocrinología del Instituto de Previsión Social (IPS), en contacto con nuestra redacción habló sobre este tema y refirió que las amputaciones pueden considerarse como el extremo de una complicación para las personas diabéticas.

En tal sentido, mencionó que las complicaciones pueden ser tanto vasculares como neurológicas, ya que esta enfermedad afecta a las arterias, las venas y los nervios que se encuentran en los miembros o extremidades inferiores.

Un caso en el que podría darse una amputación es, por ejemplo, si un paciente sufre lo que se conoce como “pie diabético” (cuando se producen alteraciones en la sensibilidad y en el riego de las arterias a causa de la diabetes), o en una infección o lesión en el pie que no se ha curado debidamente por una mala irrigación sanguínea.

Valinotti refirió que cuando se produce una infección grave o una obstrucción arterial importante, entonces recién ahí se llega a una amputación de los miembros inferiores, pero que tal cosa es el peor de los desenlaces posibles considerando que previamente existen muchos otros recursos como la cirugía de bypass de miembros inferiores, tratamientos con antibióticos, una cura avanzada de heridas, etc.

En caso de que una persona diabética sufra alguna herida o infección en las piernas, en algunos casos sí es posible salvar el miembro y en otros casos ya no, esto dependiendo de la gravedad de la lesión y el estado de salud de la persona, manifestó la jefa del Servicio de Endocrinología del IPS.

En otro momento, la doctora señaló que “lo que más funciona es la prevención”, sobre todo en el caso de que la persona que tiene diabetes también sufra de vasculopatía y neuropatía, agravantes de la enfermedad.

La forma más efectiva de prevenir cualquier tipo de complicaciones es a través del cuidado del pie mediante el uso de calzados adecuados y cómodos, el uso de medias para evitar raspones o daños, así como inspecciones diarias de los pies, las cuales -según la doctora Valinotti- son pequeñas acciones diarias que ayudan a prevenir este tipo de cosas.

“Las complicaciones de la diabetes se pueden evitar si tenemos un buen control metabólico, es decir que el azúcar esté bien, que el paciente tenga buen peso, que el colesterol esté normal, eso puede prevenir el pie diabético y la amputación”, puntualizó Valinotti, al tiempo de recordar que en todos los casos, es recomendable primeramente acudir al médico para realizar los controles pertinentes y ver el panorama del paciente.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy