Domingo 17 de Septiembre de 2017 | 12:43

Educadora japonesa se enamora del país y ayuda a mujeres y niños a sobresalir
1947

La docente con el grupo de estudiantes que arribaron al país. Foto: Facebook. La docente con el grupo de estudiantes que arribaron al país. Foto: Facebook. Ver más fotos

Son varios y grandes los proyectos que lleva adelante la educadora japonesa Yoko Fujikake, quien dos veces al año visita nuestro país. La misma expresa su emoción por la hospitalidad paraguaya, por lo que apuesta fuertemente por el empoderamiento de las mujeres y además por el mejoramiento de la calidad de vida de las familias vulnerables.

La doctora Yoko Fujikake llegó a nuestro país hace 24 años como voluntaria de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (Jica). La misma es rectora adjunta de la universidad de Yokohama, Japón, y antropóloga.

En charla con HOY contó que en esta oportunidad vino en compañía de 14 estudiantes de la mencionada casa de estudios, de los cuales algunos son paraguayos becados. Estos quedarán en el país hasta fines de septiembre, para evaluar y plantear mejoras a las familias de La Colmena, Paraguarí, y en Coronel Oviedo, Caaguazú. Además de enriquecerse con el intercambio educativo y cultural.

Así también, Fujikake es impulsora del programa “Mejoramiento de calidad de vida de las mujeres rurales del Paraguay”. En ese aspecto, la misma comentó que 30 mujeres se recibieron de un curso, donde aprendieron habilidades culinarias, además de tener autonomía como microempresarias. Un nuevo proyecto comenzó a ejecutarse y 50 personas se anotaron para formar parte. La meta es lograr que en cinco años se llegue a 1.033 mujeres.

Por otra parte, la docente creó una fundación llamada “Mitaí y Mitakuñaí”, que cuenta con sede en Caaguazú y trabaja en conjunto con la Universidad Nihon Gako. Esta organización logró crear cuatro escuelas, mediante las cuales enseña el “comercio justo”, para que los connacionales puedan tener conocimientos en materia de economía y además que puedan tener productos de calidad y ofrecer a un precio justo.

En ese sentido, Fujikake dijo que admira los trabajos realizados por los productores del ñanduti, pero resaltó que falta controlar la calidad y elevar el precio por ser un excelente producto, de modo a seguir exportando sin intermediarios a Japón.

Además de todo lo anterior, lo que trae a la visitante al Paraguay son los jóvenes de Cateura, donde la misma recorre para conocer la realidad de las familias y ayudar en la creación de un centro cultural, donde ofrecerán deporte, enseñanza, nutrición, y otros programas para que los lugareños puedan dejar de lado los vicios y otros males.

Por último, según mencionó la doctora educativa, durante su estadía pretende visitar a sus compatriotas japoneses.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy