Jueves 11 de Junio de 2015 | 16:31

Local paraguayo cautiva en los EE.UU., destaca The New York Times
12884

I love Paraguay está ubicada sobre Greenpoint ave, Queens 11104, Nueva York. Foto: Gentileza. I love Paraguay está ubicada sobre Greenpoint ave, Queens 11104, Nueva York. Foto: Gentileza. Ver más fotos

Con el título “Yo amo Paraguay, una oda a una patria”, el prestigioso medio The New York Times dedicó unas líneas a un restaurante de comida típica paraguaya, que está ubicado en los Estados Unidos y que cautiva tanto a connacionales como a estadounidenses.

El renombrado medio estadounidense The New York Times dio un espacio al local gastronómico de los paraguayos Nancy, Carlos y Fabrizio Ojeda, denominado “I love Paraguay”, que se caracteriza por ser un comedor informal, con mesas de café cuadradas y rodeadas de escenas enmarcadas paraguayas (como las ruinas jesuíticas o un camino de tierra), y tres pantallas de televisión, muy probablemente en sintonía con el fútbol.

“Uno de los pocos lugares para encontrar en Nueva York es I love (Yo amo) Paraguay, un restaurante somnoliento en Sunnyside, Queens, que comenzó en 2007 como una panadería y que en los últimos años amplió su menú y su ambición”, dice la redactora de la nota, Ligaya Mishan.

Publicado en la sección Comida, en el artículo se destaca el sabor único del mbeju, el tereré, la chipa guazu, las empanadas, la payagua mascada, el vori vori, entre otros platos.

En el espacio se pondera que la comida paraguaya es implacablemente rica, “aunque esto no se registra necesariamente hasta después (de haberla probado)”.

Asimismo, el medio anuncia que los connacionales abrirán este año una franquicia en Bayside, dentro del estado de Nueva York, con el nombre de “Sabor Guaraní”.

HACE LLORAR A PARAGUAYOS

Nancy Ojeda, en charla con nuestro diario en enero del año pasado, dijo que todos los platos son muy requeridos, y aseveró que no se salen bajo ningún motivo del concepto de lo que es la comida paraguaya.

La compatriota recordó, en ese entonces, que “un día vino entrando despacio un joven de unos 20 años, y cuando le saludamos, no podía hablar, ¡estaba llorando! Pidió disculpas y nos contó que hace mucho que no ve nada de Paraguay, y nos pidió tiempo para recuperarse. Fue muy emocionante esa experiencia”.

También contó que varios extranjeros ingresan a su local y piden café, pero que ellos les dan cocido para probar. “Después ya nunca más quieren café, y vienen pidiendo ‘paraguayan tea’, o sea, té paraguayo, así le llaman”, señaló.

La nota completa del medio The New York Times, aquí.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy