Viernes 21 de Abril de 2017 | 08:57

No completaron trabajos en muro de Pilar y temen una nueva crecida del río
1713

Las autoridades del departamento de Ñeembucú temen que se registre una nueva crecida. Foto: archivo / 780 AM. Las autoridades del departamento de Ñeembucú temen que se registre una nueva crecida. Foto: archivo / 780 AM.

La falta de terminación de los trabajos en los muros de contención de Pilar y Alberdi preocupa a las autoridades del departamento de Ñeembucú ya que, en caso de que siga aumentando el nivel de las aguas del río Paraguay, podrían producirse nuevas inundaciones.

El departamento de Ñeembucú se ha visto afectado en los últimos días por constantes precipitaciones que ya empiezan a tener sus primeras consecuencias, afectando a varias familias de la región debido a la crecida del río Paraguay.

El gobernador de Ñeembucú, Carlos Silva, en contacto con ABC Cardinal comentó que los trabajos de protección en los muros de contención de Pilar y Alberdi no fueron completados, por lo tanto existe una gran preocupación por las poblaciones que viven a la ribera del río.

“Se tuvo un buen tiempo y había posibilidades, pero no se completaron los trabajos y ahora ya empieza a subir el río a consecuencia de las lluvias. El río Paraguay está llegando a un punto de alerta”, expresó Silva, asegurando que esta situación traerá problemas principalmente en las zonas productivas, afectando el medio de vida de muchas familias.

Al no completarse los trabajos, las compuertas no podrán cerrarse correctamente y, en consecuencia, el agua empezará a elevarse sobre los muros de contención. El gobernador mencionó: “Este es el dilema y la historia de siempre en Ñeembucú”.

A su vez, confirmó que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) es el encargado de llevar a cabo los trabajos en los muros de contención, ya que desde la gobernación y los municipios no cuentan con los recursos económicos suficientes para ello.

“En estas condiciones prácticamente va a ser imposible culminar si sigue la tendencia de crecida de los ríos y por sobre todo las lluvias que no permiten hacer los trabajos”, refirió a la 730 AM.

Silva deslindó cualquier responsabilidad diciendo que, al no tener ninguna participación en los trabajos, no es mucho lo que pueden hacer. “Son técnicos y recursos del Ministerio de Obras Públicas los que hacen los trabajos en coordinación con el municipio, cuando nos piden participación estamos apoyando los trabajos”, sostuvo.

La crecida de las aguas en la zona ya está teniendo consecuencias para los agricultores que tienen pérdidas en sus cultivos, principal sustento y medio de vida. De manera a paliar esta problemática, desde la Gobernación de Ñeembucú cuentan con un plan de contingencia para asistir a los productores, preparándose con maquinarias, equipamientos e insumos.

Durante la entrevista, el gobernador estimó que en los últimos 8 días cayeron 350 mm. de lluvia, lo cual trajo consigo a los primeros inundados con la crecida. De momento, dijo que aún no se puede hablar de gente damnificada, pero sí de personas afectados en su medio de vida o que tienen agua en sus casas.

Esta mañana empezarán a enviar el cargamento de chapas, carpas, abrigos y víveres como asistencia a las familias afectadas por la crecida del río. Las principales zonas afectadas son Cerrito, San Juan de Ñeembucú y Laureles.

 
 
 
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy