Viernes 17 de Febrero de 2017 | 16:11

Paraguayos hacen ‘brazos caídos’ contra Trump: temen deportación masiva
3831

Varios locales cerraron en apoyo a los inmigrantes. Foto: AP. Varios locales cerraron en apoyo a los inmigrantes. Foto: AP.

Numerosos paraguayos residentes en EE.UU. participaron de la medida de fuerza denominada “Un día sin inmigrantes”, cerrando las puertas de sus locales, de modo a resaltar la contribución que hacen al país las personas no nacidas en Norteamérica. Se estima que allí están radicados 50.000 connacionales.

“Cerrado por el Día sin Inmigrantes”, se leía en carteles ubicados frente a numerosas tiendas en distintos rincones de los Estados Unidos. Escuelas, restaurantes y tiendas de comestibles cerraron a lo largo y ancho del país, desde Los Ángeles a Chicago y Nueva York.

La protesta tuvo como fin que los extranjeros en dicho país no participaran de la economía estadounidense por un día, de modo a demostrar al presidente Donald Trump la importancia de los inmigrantes.

El boicot surgió a través de las redes sociales especialmente ante las políticas migratorias actuales.

Cartel que indicaba el motivo del cierre del local paraguayo.Cartel que indicaba el motivo del cierre del local paraguayo.


La paraguaya Zunny Llano, propietaria del local Karu Café ubicado en Nueva York, resaltó que con equipo compuesto por varios connacionales decidieron plegarse a esta medida, porque consideran que los Estados Unidos funciona gracias a los inmigrantes.

“Somos un grupo muy grande que venimos a trabajar, estamos tan orgullosos de que este país nos acoja en su casa y nos sintamos en casa tanto como lo hacemos en nuestros países de orígenes y del orgullo que sentimos de nuestras raíces”, dijo a HOY.

La mujer manifestó que está convencida de que a diario se construye la democracia, que la igualdad se cultiva en todos los aspectos del ser humano y que la libertad es el don mas preciado que la vida nos regala, pero que debemos cuidarla.

“Los inmigrantes, que somos millones en este país en su mayoría, venimos a trabajar muy fuerte y por lo tanto defendemos nuestros derechos civiles y sobre todo nuestro derecho como seres humanos”, resaltó la entrevistada.

“Nuestro staff no ha venido solo a trabajar, a hacer dinero, vino a involucrarse en la comunidad americana y sobre todo con el grupo al que pertenece: los inmigrantes”, contó además.

Llano resaltó que el cierre de los locales y las manifestaciones fueron de gran impacto.

En otro momento la empresaria aclaró que las medidas de Trump aun no afectaron directamente a los paraguayos, pero sí a los inmigrantes en general. “La medida que más teme la comunidad es la deportación masiva”, subrayó.

Oro de los locales paraguayos en Nueva York.Otro de los locales paraguayos en Nueva York.


Así también coincidió en ese punto la compatriota Nancy Flores, propietaria del local “I love Paraguay” de Nueva York. “Es el temor de todos los inmigrantes. Nosotros tenemos clientes de toda Latinoamérica y eso es el miedo, porque aunque no tengas problema con la justicia, si sos indocumentado, igual sos deportado. La prioridad es el que tiene algún problema, pero si te toca, te deportan”, contó.

En charla con la redacción, aclaró que su local sí abrió sus puertas ayer. Pese a que trabajaron normalmente, resaltó que hay temor de lo que pueda imponer el actual gobierno. “Gracias a Dios no sé de ningún compatriota que fue detenido o que haya tenido problema”, puntualizó.

Días atrás, Germán Rojas, embajador paraguayo en EE.UU., no supo precisar cuántos compatriotas se encuentran viviendo actualmente en ese país, pese que se maneja una cifra estimativa de 50.000. No existe una estadística exacta para asegurar cuántos son, tampoco podría decir cuántos son los que están en situación de riesgo (ilegales o sin documentos)”, sostuvo.


Además de los locales cerrados, las calles fueron tomadas por miles de manifestantes que marcharon para expresar su descontento. Los actos de protestas en numerosos puntos del país fueron de diversa índole, como en Massachusetts, donde el Museo Davis, en la Universidad Wellesley, descolgó u ocultó 120 obras, el 20 % de su colección permanente, que fueron creadas o donadas por inmigrantes.

Según la Oficina del Censo -de acuerdo a publicaciones internacionales- Estados Unidos registra un crecimiento histórico de población inmigrante y, según los datos más recientes de 2013, un 13 % nació en el extranjero, equivalente a más de 41 millones de personas. Ese número es aún mayor si se incluyen los nacidos en Estados Unidos de padres inmigrantes.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy