Lunes 16 de Abril de 2018 | 10:10

“Qué debate presidencial en el mundo es divertido”, cuestiona coordinador
18

Efraín Alegre (Alianza Ganar) y Mario Abdo Benítez (ANR) antes de arrancar el debate presidencial. Foto: La Nación. Efraín Alegre (Alianza Ganar) y Mario Abdo Benítez (ANR) antes de arrancar el debate presidencial. Foto: La Nación.

Raúl Ayala, coordinador del debate presidencial, destacó el evento realizado anoche en el Banco Central del Paraguay (BCP) y aseguró que lograron cumplir con lo previsto inicialmente. Respecto a las críticas, se preguntó “qué debate presidencial en el mundo es divertido”.

En entrevista con Radio Uno, Ayala manifestó que la intención era darle continuidad al debate que habían iniciado desde la organización Desarrollo en Democracia (Dende) en el 2013 cuando los anteriores candidatos presidenciales lograron exponer los temas principales sobre los cuales construir un programa de gobierno.

Destacó el hecho de que se haya dado mayor profundidad a los temas y planteamientos mediante las repreguntas de los panelistas, así como el nivel de audiencia estimó como “uno de los más altos”, atendiendo a que la mayoría de los medios de comunicación realizó la transmisión en directo.

Ayala admitió que le hubiera gustado tener más de un solo debate presidencial. “Creemos que deberían ser siempre tres, uno orientado al área económica, otro al área social y otro institucional, así como en otros países”, manifestó a la 650 AM.

Al hablar sobre los cuestionamientos y críticas, se preguntó “qué debate presidencial en el mundo es divertido”, alegando que “generalmente la exposición en áreas temáticas no tiene mucho de diversión”. “Creemos que esto sí fue un debate porque hubo una interacción con los periodistas. Fue un debate no entre los candidatos pero sí entre los periodistas que preguntaban y los candidatos que respondían”, agregó.

Al hablar sobre el formato de debate elegido, aseguró que es un modelo adoptado a nivel internacional y consideró que hacer otro distinto como uno con público presente es muy ambicioso. “Para hacer este debate tuvimos que negociar muchísimo y estuvo en riesgo hasta el 16 de febrero, cuando finalmente se tomó la decisión final”, recordó el coordinador del evento.

En otro momento de la entrevista, Ayala expresó: “No podemos pretender que la organización pueda responder por la falta de profundidad en las respuestas de los candidatos”, haciendo alusión a las críticas por las respuestas de los presidenciables Mario Abdo Benítez (ANR) y Efraín Alegre (Alianza Ganar).

Respecto a los minutos establecidos para cada respuesta, mencionó que lo que se buscaba era “aprovechar” y “ver la creatividad del candidato y su capacidad para comunicar ideas en corto tiempo”, aunque admitió que con ello no se pueden abordar todos los temas nacionales. “De generalidades en las promesas de los candidatos estamos cansados”, acotó.

“Este es el debate posible, no el debate deseable. Tiene que ser un proceso, hay que seguir avanzando. Desde el 2013 hasta ahora dimos pasos para adelante y un paso para atrás”, puntualizó Raúl Ayala al tiempo de asegurar que “la democracia exige la confrontación de ideas”.

 
 
 
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy