Nacionales

Saber guaraní permitirá "desempatar" candidatos a la función pública

En el caso de que varias personas se postulen para acceder a algún cargo público, las competencias comunicativas en español y guaraní serán consideradas a la hora de hacer el "desempate" y contratar al futuro funcionario, según afirmó la titular de la Secretaría de Políticas Lingüísticas.

Ladislaa Alcaraz, ministra de la Secretaría de Políticas Lingüísticas (SPL), en entrevista con la 970 AM habló sobre las publicaciones que hacen referencia a la exigencia del guaraní para los funcionarios públicos.

Al respecto, recordó que esta disposición ya está en vigencia desde el año 2010 cuando fue promulgada la Ley 4251/10 de Lenguas. Específicamente en su artículo 17 establece que “para el acceso a los cargos en los organismos públicos nacionales, departamentales y municipales como funcionarios, a igual idoneidad profesional, tendrán preferencia las personas con mayor competencia lingüística y comunicativa en las dos lenguas oficiales”.

Asimismo, Alcaraz señaló que este mismo artículo establece que los funcionarios ya nombrados dispondrán de cinco años para adquirir la competencia comunicativa oral en las dos lenguas oficiales (español y guaraní). Teniendo en cuenta este detalle, sostuvo que ya en el año 2015 se cumplió el plazo establecido para que los funcionarios aprendan el guaraní.

“Sabemos que la realidad es muy diferente, la dinámica en el desarrollo de las competencias comunicativas, sobre todo si uno no las ha desarrollado en la familia o el entorno comunitario, no se da de la noche a la mañana”, expresó la ministra de la SPL.

Aprovechó la ocasión para aclarar que lo que establece la Ley de Lenguas es que, en los concursos públicos de oposición, la competencia bilingüe será un criterio a tener en cuenta para “desempatar” en caso de que existan varios postulantes que pretendan acceder a un puesto.

Alcaraz indicó que ya habían solicitado al ministro de la Función Pública, Humberto Peralta, la vigencia de esta normativa con la exigencia de ambas lenguas oficiales en el servicio público. Inclusive, recordó que ya se había emitido una resolución para establecer que en todos los concursos públicos de oposición desarrollados para las entidades y organismos del Estado se evalúe la competencia en guaraní.

 

Nacionales

Diagnóstico de cáncer revoluciona la vida del paciente, sin mirar clase social

De cuatro meses a tres años puede durar un tratamiento oncológico dependiendo del tipo de cáncer, el tiempo de diagnóstico y la evolución del paciente. El INCAN, como centro de referencia, recibe a pacientes de todo el país, de todos los niveles económicos y sociales y busca brindar una atención integral con sus avances y limitaciones.

Fuente: Patricia Cañete / Anto Eguren

Al cruzar el acceso al centro asistencial todos lo hacen con mayor o menor grado de vulnerabilidad e incertidumbre, un diagnóstico de cáncer afecta a todos, no distingue condición alguna ni elige en qué escenario económico o social hacer su aparición. Con el avance de la medicina en cuanto a tratamientos específicos logrados con diagnósticos más puntuales con equipamiento de última generación un cáncer que antes tenía una sobrevida de seis meses hoy puede prolongarse por años.

El diagnóstico precoz mejora notablemente la posibilidad de un buen pronóstico, el mejoramiento de la calidad de vida del paciente o la remisión temprana, sin embargo, el Instituto Nacional del Cáncer (INCAN) es un centro de referencia del sector público que recibe a pacientes de todos los estratos sociales con diagnóstico de cáncer, llegan: el pobre, el extremadamente pobre, el de clase media que trabaja y tiene algunos recursos que en el proceso queda sin nada y el paciente que cuenta con bienes materiales pero sin liquidez también recurre hasta allí para recibir el tratamiento requerido.

“Cuando una persona se entera que tiene cáncer tiene fecha de expiración, no sabe más cuanto más va a vivir y su mundo cambia y es por eso que lo que tenemos que hacer es mirar al paciente con cáncer como un todo, desde su ambiente socioeconómico hasta su enfermedad misma y tratarle en forma integral y ofrecerle lo mejor, estamos obligados a eso. Acá vemos a que los que no tienen recursos que se esfuerzan por venir a tratarse y nosotros le brindamos toda la atención disponible y se ve como luego de curarse cada uno se inserta en su realidad porque el cáncer revoluciona el micro ambiente, le cambia la vida al paciente”, reflexionó el doctor Julio Rolón, director del INCAN.

El cáncer de mama es uno de los tipos de la enfermedad más frecuentes entre las mujeres que son tratadas en el INCAN, el tratamiento incluye nueve ciclos cada 15 días lo que equivale a cuatro meses de sesiones. Otros tipos requieren mínimo de seis meses de tratamiento y otros pueden llegar hasta los dos o tres años porque no remite o mejora el paciente. Están los pacientes que ni bien salen de cirugía ya no requieren ni quimioterapia ni radioterapia; otros pasan por los tres procesos con descompesaciones, complicaciones y largas internaciones.

El gasto mínimo de un tratamiento que incluye cirugía, radioterapia, quimioterapia, medicamentos, insumos e internaciones es de G. 150 millones, dependiendo del tiempo y la serie de situaciones que puedan presentarse durante el tratamiento, la cifra puede alcanzar los G. 2 mil millones por paciente.

“Ese rango tan amplio depende del estadío en que se diagnostica, el tipo de cáncer, las complicaciones, la evolución del paciente y por supuesto lo que queremos es insistir en la promoción y prevención, diagnosticarse lo antes posible, no tener miedo a consultar porque eso puede ser determinante”, insiste Rolón.

La vulnerabilidad en la que se ve sumido un paciente con cáncer es tal que los pacientes que logran superarlo y provienen de condiciones sociales pobre o extremadamente pobres o quedan con una situación financiera menos favorable, vuelven a tener el riesgo de padecer otras enfermedades porque su condición socioeconómica lo convierte en una persona vulnerable no solo para el cáncer sino para otra enfermedad.

“Hay gente que es muy humilde y recibe una medicación que cuesta entre 20 y 30 millones de guaraníes y al salir de acá va y se queda todo el tiempo que dura el tratamiento, en el fondo de la casa de un familiar en una pieza dos por dos compartida entre seis personas y es cuando vemos que el cáncer no solo hay que tratar con medicamentos, cirugía, radioterapia o quimioterapia, sino que debe ser integral y la responsabilidad del Estado es velar por su situación social de manera a que el paciente pueda mejorar su condición de vida. No solo el tratamiento efectivo garantiza el éxito, también hay que cambiar la condición social del paciente”, agrega el médico.

No atender las necesidades del paciente curado del cáncer, para Rolón, es salvarlo pero, al dejarlo en una condición de pobreza, se lo mata más lentamente que con la enfermedad. “Para nosotros el cáncer es una oportunidad de trabajar todos juntos, evaluar la realidad del paciente, tenemos que ir más allá de la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, tiene que ver con un contexto de integralidad, sus factores determinantes de la salud, su alimentación, su medio ambiente, su casa, si tiene agua, letrina, es importante conocer su realidad para un mejor futuro de esa personas que se curó del cáncer.

Los más frecuentes

En las mujeres, el cáncer más frecuente es el de cuello uterino y de mama y en varones de pulmón y próstata, mientras que ambos comparten en mayoría el de colon. También se presentan ya más casos de cáncer de piel, los linfomas, páncreas, hígado, esófago, estómago y riñón.

“El cáncer de piel se visualizó más y lo bueno es que estamos viendo que están consultando de manera más precoz y eso significa que las campañas de prevención y promoción están teniendo efecto y esto permite que el enfermo evolucione y queremos lograr eso, que venga lo antes posible para mejorar el pronóstico de la enfermedad porque hay que entender que hay cánceres que se curan y otros que no y hay otros que se pueden prevenir otros que hay que diagnosticar precozmente”, advierte Rolón.

Los prevenibles son los de pulmón asociado al consumo del tabaco, el de cuello uterino que guarda relación con el VPH, el de hígado con la hepatitis B y el de piel que está determinado por la exposición al sol y productos químicos. Están los que se pueden curar con una diagnóstico precoz como el de mama, próstata, pulmón, esófago, páncreas y estómago. Uno de los cánceres más agresivos y de rápida progresión es el de páncreas, en todos el pronóstico depende del momento en que se empezó tratamiento.

Perder el miedo y consultar a tiempo

Hoy decir ‘yo no voy a vivir mucho tiempo si tengo cáncer’ guarda mucha relación con el tiempo en que llega el diagnóstico para el paciente y conocerse física y emocionalmente, diferenciar los cambios y perder el miedo a buscar un diagnóstico ante una sospecha, puede hacer la diferencia. “Si físicamente noto cosas distintas tengo que consultar, si veo que cambia mi lunar en color, forma o tiene secreción, puede ser un cáncer de piel; si se siente un nódulo en el pecho al bañarse, la mujer tiene que consultar porque puede ser un cáncer de mama o si tiene sangrado entre los periodos menstruales puede ser un cáncer de cuello uterino. Si un adulto que tenía un ritmo defecatorio normal se volvió constipado después de los 45 puede ser un cáncer de colon u otra persona de más de 50 que necesita hacer fuerza para orinar puede estar teniendo un cáncer de próstata o riñón. La gente tiene que entender la importancia de perderle el miedo a la consulta precoz, hay muchos que por miedo no consultan a tiempo, cuando antes mejor y para todas las enfermedades. El cáncer se puede curar dependiendo del estadio, se puede mejorar la calidad de vida en lo que le resta de su vida o prolongar la vida por eso insistimos en la promoción, prevención y el diagnóstico precoz”, insistió Rolón.

Los tres pilares del tratamiento y sus limitaciones

Los tipos de tratamiento y sus especificaciones que presta el INCAN son: cirugía general, quimioterapia y radioterapia. Los pacientes que ya cuentan con un diagnóstico de cáncer puede requerir cirugía general que se encarga de operar a los que ya tienen indicación y aquí se tropieza con la disponibilidad de camas lo que hace que haya una lista de espera prolongada.

“Tratamos de optimizar los recursos y hacer valer la capacidad de los mismos y la capacidad de los profesionales de manera que los pacientes no se queden internados más allá de la necesidad. Por cada cama que tenemos hay 10 pacientes que esperan turno”, detalló Rolón.

Oncología clínica es el servicio que se encarga de los pacientes que no requieren cirugía o que ya fueron operados pero que necesitan de la quimioterapia. Existen dos modalidades, se quedan de dos a ocho horas en el hospital y los que se internan de dos a siete días. Por día, el INCAN realiza hasta 70 quimioterapias siendo la capacidad de internación de 24 pacientes.

Otro servicio sensible es el de Radioterapia que tampoco logra responder a la demanda real con un único equipo funcionando sumado al servicio tercerizado que son insuficientes. Para este tratamiento existe una lista de espera de 230 pacientes a tres meses mientras que el instituto realiza todos los días entre 50 y 70 radioterapias y deriva 50 pacientes. “En Paraguay debería haber una máquina por cada 500 mil habitantes, tendríamos que tener 14”, sintetizó el profesional.

En tres años, se registró un aumento del 45% en la demanda, del 2014 con 67mil atenciones se cerró el 2017 con 110.000 consultas. El 35% de los pacientes atendidos viene del área central y el resto del país y un 15 a 20% de Asunción. “No estamos colapsados pero estamos al límite y por eso necesitamos incorporar más recursos humanos porque en uno o dos años más ya no podremos atender la demanda por el crecimiento de la lista de espera”, afirmó.

 

Nacionales

Sustituyen a fiscal Merlo en Ciudad del Este

El fiscal Ricardo Merlo fue separado de la Fiscalía Adjunta de Ciudad del Este y trasladado a otra unidad en Asunción. Su salida se da tras apenas tres meses en el cargo.

La fiscal General del Estado, Sandra Quiñónez, sacó de la unidad adjunta de Ciudad del Este a Ricardo Merlo, bajo el argumento de una supuesta mejor organización, y lo derivó a la Fiscalía de Derechos Humanos de Asunción.

“Hace una semana conversé con la fiscal (Quiñónez) para regresar a la Capital, yo pedí mi traslado”, aseguró Ricardo Merlo en entrevista con la 730 AM y negó que existan motivos turbios detrás de esta movida.

No obstante reconoció que previamente hubo un allanamiento encabezado por el fiscal Miguel Vera, a una empresa que se dedica a las transacciones de bitcoins, aunque negó que el cambio guarde relación con esto.

Merlo adelantó que uno de los grandes desafíos en su nuevo puesto será preparar la contestación de la demanda de Juan Arrom y Anuncio Martí.

Recordó que en la Fiscalía siempre han existido traslados y lamentó que esto sea interpretado como si respondiera a una cuestión de “lucha contra la corrupción”.

“Instalar eso es atentar contra la gente que trabaja bien en el Ministerio Público, hay muchos fiscales que están haciendo bien su trabajo y no le temen a los desafíos”, dijo Merlo.

El fiscal Édgar Moreno fue designado en reemplazo de Ricardo Merlo.

 

Nacionales

Dueños del Paulista Grill evitan mediación y justicia toma cartas en el asunto

El ministro del Trabajo Guillermo Sosa, expresó que la denuncia de Francisco Reyes Duarte contra la churrasquería Paulista Grill ya fue elevada a los tribunales laborales debido a que la patronal no se presentó a la audiencia de mediación. Dijo que investigarán las condiciones en las que se desempeñan los trabajadores de la empresa.

Guillermo Sosa, en conversación con HOY Digital, dijo que tomaron conocimiento de la denuncia cuando se realizó ante el Ministerio. Sostuvo que actuaron dentro del protocolo, cumpliendo rigurosamente el primer paso que es la audiencia de medicación.

“Intentamos mediar en el conflicto. Lamentablemente la patronal no compareció a la audiencia de mediación. Nosotros trasladamos el caso y ya está en manos de la justicia, específicamente de los tribunales laborales”, expresó Sosa, quien sostuvo que la prioridad es llegar a un acuerdo precautelando fundamentalmente al trabajador.

Sostuvo que, como ministerio, harán todo lo que corresponde teniendo en cuenta la protección que tiene por parte del Código Laboral y también sobre la supuesta injusticia de la que fue víctima. Sosa indicó que aún deben escuchar a la patronal para determinar hasta qué punto se afectaron los derechos laborales.

“Nosotros estamos en conocimiento de eso e incluso estamos en un proceso de investigación y, si es necesario, de intervención dentro del marco de la ley para conocer las condiciones de los demás trabajadores. Vamos a actuar. Hemos actuado y vamos a seguir actuando como corresponde, con la debida firmeza y con la debida legalidad que hace a la intervención de los trabajadores para que a todos se les garantice sus derechos”, dijo.

Sobre los casos de maltrato verbal, horas extra impagas, días libres trabajados y no reconocimiento de los días libres, la autoridad explicó que serán verificados por el ministerio y que si hubiere necedad de aplicar multas, lo hará.

Agregó que verificarán salarios, horas extra, condiciones de higiene, de seguridad y también si las mujeres están debidamente atendidas. Fundamentalmente, sostuvo, controlarán si se está pagando el seguro social del Instituto de Previsión Social (IPS) y el aguinaldo.

Ayer, el diario HOY publicó una denuncia del ciudadano Francisco Reyes Duarte quien reportó un caso de supuesto abuso laboral en el local gastronómico Paulista Grill, perteneciente al Grupo Sergio SA. La nota fue dada a conocer vía redes sociales y en ella explica que fue testigo de maltrato y discriminación por parte del gerente y de uno de los jefes: Angelo De Paula y Mario Rey, ambos de nacionalidad brasileña, respectivamente.

Este miércoles, el concejal José Alvarenga (ANR) anunció que pedirá informes y explicaciones a los propietarios de la churrasquería por las supuestas expresiones xenófobas y malos tratos hacia sus empleados. Adelantó que ser comprobadas las denuncias, pedirá que más instituciones del Estado intervengan.

 

Nacionales

Manejo del guaraní, requisito para ser funcionario público

Tras la oficialización de la Gramática de la Lengua Guaraní y teniendo en cuenta la Ley de Lenguas vigente hoy día, aquellas personas que deseen acceder a la función pública deberán tener "competencias lingüísticas bilingües", siendo un requisito conocer el español y el guaraní para ser funcionario público.

El doctor Carlos Antonio Ferreira, presidente de la Academia de la Lengua Guaraní, en contacto con nuestra redacción recordó que ya hace varios años atrás la Secretaría de la Función Pública (SFP) había establecido que uno de los requisitos a la hora de realizar concursos públicos de oposición sería contar con competencias lingüísticas bilingües para ser funcionario público.

En este caso, lo que se hace ahora es “visibilizar” este requisito gracias a la oficialización de la “Gramática Oficial de la Lengua Guaraní”, la cual había sido aprobada por la Academia de la Lengua Guaraní el pasado 22 de junio.

Ferreira aclaró que hablar o entender guaraní no será una exigencia obligatoria sino más bien un requisito a la hora de ser contratado en la función pública, tal y como otros varios requisitos que ya estaban establecidos anteriormente.

El Art. 17 de la Ley 4251/10 de Lenguas habla “del conocimiento de las dos lenguas oficiales para ocupar cargos públicos” y refiere que “para el acceso a los cargos en los organismos públicos nacionales, departamentales y municipales como funcionarios, a igual idoneidad profesional, tendrán preferencia las personas con mayor competencia lingüística y comunicativa en las dos lenguas oficiales”.

Sobre este punto, se entiende por “competencia lingüística” las habilidades para comprender, hablar, leer y escribir en español y guaraní, las dos lenguas oficiales del Paraguay según lo establece la propia Constitución Nacional.

Teniendo en cuenta este aspecto, Ferreira sostuvo que a la hora de contratar a un funcionario en una entidad pública, una persona que tenga conocimiento y manejo tanto de español como guaraní será considerado como “más apto” para ocupar el cargo por sobre otro postulante que no tenga esa misma capacidad bilingüe.

El mismo artículo de la Ley de Lenguas también señala que “los funcionarios ya nombrados, que en razón de su cargo deban tener trato directo con las personas, dispondrán de 5 (cinco) años para adquirir la competencia comunicativa oral en las dos lenguas oficiales”.

Al respecto, señaló que aquellos funcionarios que ya estén contratados y no tengan las competencias lingüísticas requeridas deberán capacitarse en alguna institución habilitada oficialmente, como el Ateneo de la Lengua Guaraní, el Instituto Superior de Lenguas (ISL) y todas aquellas instituciones de enseñanza del guaraní.

Tras la oficialización del alfabeto y demás ramas de la gramática guaraní, los Poderes del Estado y todas las instituciones públicas se deberán encargar de incorporar el idioma, sobre todo a la hora de emitir documentos oficiales. A criterio del titular de la Academia, este será un proceso gradual que podría demorar entre dos a tres años aproximadamente, aunque “todo dependiendo de la voluntad política de las autoridades”.