Lunes 9 de Enero de 2017 | 14:22

Paraguay, la próxima “China de América del Sur”
2177

Un taxi y una unidad de motocicleta en una concurrida calle comercial en Ciudad del Este, Paraguay Foto: Dado Galdieri / Bloomberg Un taxi y una unidad de motocicleta en una concurrida calle comercial en Ciudad del Este, Paraguay Foto: Dado Galdieri / Bloomberg

A medida que continúa la recesión, las empresas brasileñas se dirigen a Paraguay, que busca posicionarse como centro de fabricación de bajo costo. En Brasil se siente la fuga masiva de inversores hacia nuestro país.

Esto fue el destaque que realizaron los periodistas Bruce Douglas y Matthew Malinowski, en su publicación del medio Bloomberg Markets, portal que se especializa en noticias del ámbito financiero especialmente.

En el material, los visitantes resaltaron que los inversores extranjeros son atraídos por los bajos impuestos, salarios bajos y bajos gastos generales. Estos están impulsando la ambición del gobierno paraguayo de convertirse en el “China de América del Sur”, o sea, un centro de fabricación de bajo costo que atrae la inversión de toda la región.

Como Brasil se esfuerza por medio de su peor recesión de la historia, decenas de empresas han establecido sus operaciones a través de la frontera, la creación de miles de puestos de trabajo. Ampliamente respaldada por el gobierno brasileño en un primer momento, la migración de la inversión se enfrenta ahora a un creciente escrutinio ya que el desempleo se eleva a niveles sin precedentes.

“Lo que solía ser una broma”, dijo Murillo Onesti del bufete de abogados Sao Paulo OLN Advogados, en referencia a la reputación de Paraguay en Brasil como fuente de imitaciones baratas. “China se enfrentó a la misma resistencia al principio. Pero la gente está viendo ahora que se puede producir bienes de mejor calidad a un precio más bajo.”

En efecto desde el año 2000, la ley de maquila de Paraguay pretende repetir el éxito de las maquiladoras de México - o planta de fabricación - operaciones. Las mercancías se pueden importar para el montaje libre de impuestos, luego se venden localmente o exportada con sólo la parte de valor añadido gravados a una tasa de un 1 por ciento.

Made in Paraguay

Desde 2013 las empresas brasileñas han comenzado a invertir en serio, alentados inicialmente por el arte de vender del presidente de Paraguay, Horacio Cartes, y posteriormente por la necesidad de reducir los costos en el entorno empresarial de Brasil.

“La crisis ha ayudado”, dijo Onesti, que ofrece asesoramiento jurídico y estratégico para las empresas brasileñas. “Los ejecutivos están buscando reducir costos y aumentar la productividad. Paraguay ofrece esta solución”.

De las 126 empresas que actualmente operan bajo la ley de maquila, 80 han abierto desde el comienzo del mandato de Cartes en agosto de 2013, según cifras del gobierno paraguayo. Estas empresas han creado más de 11.000 puestos de trabajo, con 6.700 llegaron en los últimos tres años.

Alrededor del 80 por ciento de las empresas extranjeras establecidas en virtud de la ley de maquila de Paraguay son de propiedad brasileña, según la Confederación Nacional de la Industria de Brasil, o CNI. Entre las principales empresas que han establecido recientemente operaciones a través de la frontera son grupo de moda Guararapes y fabricante de juguetes Estrela.

No es difícil ver el atractivo. De acuerdo con la CNI, los costos de energía son más del 60 por ciento menor en Paraguay, mientras que los costes laborales son 100 por ciento a 135 por ciento más alto en Brasil. A ello se suma el hecho de que la capital de Paraguay, Asunción, está más cerca de corazón industrial de Brasil, Sao Paulo, que muchos de capitales de los estados del país.

“Paraguay tiene el costo de China, con el tiempo de tránsito de Santa Catarina (un estado en el sur de Brasil)”, dijo Flavio Rocha, director general de Guararapes, dijo a los medios locales tras la decisión de su compañía para transferir parte de la producción de Fortaleza a Paraguay, en el año 2015.

Reacción

El presidente Michel Temer visitó Paraguay a principios de octubre en uno de sus primeros viajes oficiales al exterior. Con motivo de su visita, el embajador de Brasil en Asunción, José Felicio, señaló que el superávit comercial llegó a $ 1.6 millones de dólares.

Pero no todo el mundo es tan entusiasta. Tasso Jereissati, senador del Partido de la Socialdemocracia, conocido como el PSDB, ha expresado su preocupación de que recortes de impuestos de Paraguay están atrayendo a los empresas de prendas de vestir y textiles de las partes subdesarrolladas de Brasil.

“Nuestras empresas están comenzando a migrar a Paraguay”, dijo a Bloomberg en una entrevista el viernes. “Es imposible mantener industrias aquí cuando se comparan las ventajas fiscales y laborales que Paraguay está ofreciendo.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy