Domingo 22 de Junio de 2014 | 21:45

​Uruguayos apuestan por Paraguay: ya adquirieron 2 millones de hectáreas
6137

World Trade Center Asunción. Foto: Archivo de El País. World Trade Center Asunción. Foto: Archivo de El País.

Paraguay es el centro actualmente de las inversiones extranjeras en Sudamérica; varios son los factores, como el bajo precio del terreno, de la mano de obra, o el impuesto. Por esos motivos, los empresarios uruguayos siguen apostando por nuestro país.

La adquisición de campos en territorio guaraní es desde hace años una de las alternativas manejadas por compradores uruguayos al momento de realizar inversiones en Paraguay. Es así que se estima entre 1,8 y 2 millones la cantidad de hectáreas en Paraguay que son propiedad de uruguayos.

Pero otra área que toma fuerza es el sector inmobiliario, de la mano del desarrollo de proyectos que están destinados a atender principalmente la demanda de vivienda, y que se comercializan a precios menores que los del mercado inmobiliario uruguayo.

En varios casos, las obras están a cargo de firmas constructoras uruguayas, lo que también ha abierto la puerta a inmobiliarias locales que hoy han incorporado a su oferta la venta de propiedades en Asunción.

“Los clientes que están comprando en Paraguay hasta el momento son uruguayos y argentinos. El paraguayo no tiene mucha cultura de comprar en construcción como pasaba acá hace 10 años, pero sí compran terminados o próximos a ocupar”, dijo a El País, Rafael Falero de Poggio Propiedades.

Un monoambiente se comercializa en el eje de los US$ 50.000, un apartamento de un dormitorio (50 metros cuadrados) se comercializa en el entorno de los US$ 72.000, mientras que un apartamento de dos dormitorios y servicios (100 metros cuadrados) se ofrece desde US$ 179.000.

“En realidad no hay uruguayos que de la nada se les dé por comprar acá. A los que les estamos vendiendo o ya tienen un conocido allá (por Paraguay), tienen una empresa o conocen de la economía. Generalmente también son inversores que ya han comprado acá o en otros lados y no es una primera compra la que hacen en Paraguay”, añadió Falero.

En este sentido, el presidente de la Cámara Inmobiliaria (CIU), Gabriel Conde, dijo que “hay muchas inmobiliarias que están ofreciendo productos de Paraguay a sus clientes y muchos inversores uruguayos” participando en la construcción. “Hay una apuesta fuerte a esa plaza”, añadió.

BAJA INCIDENCIA DEL PRECIO DEL TERRENO

La baja incidencia del precio de los terrenos en Asunción (entre US$ 300 y US$ 400 el metro cuadrado) y un costo de construcción de entre US$ 700 y US$ 1.000 por metro cuadrado para productos destinados al segmento medio y alto, es uno de los punto que tiene clara incidencia en los precios.

Si se lo compara con Uruguay, los costos tienen diferencias considerables. Según el índice que elabora la Asociación de Promotores Privados de la Construcción, a mayo de este de año el costo de construir un metro cuadrado se ubicaba en $ 27.639 (US$ 1.200) para vivienda económica, $ 32.576 (US$ 1.416) para vivienda mediana y $ 33.504 (US$ 1.457) para vivienda confortable.

El director de Kosak Inversiones Inmobiliarias, Isidoro Kosak, indicó que la empresa comenzó a explorar el mercado paraguayo, con el objetivo de ofrecer una nueva opción a sus inversores argentinos, teniendo en cuenta que luego que se firmara el acuerdo de doble tributación entre Argentina y Uruguay, las inversiones tuvieron un desestímulo. A ello se sumó luego la vigencia de otras medidas, como, por ejemplo, la aplicación del cepo cambiario.

“Paraguay viene creciendo sostenidamente hace años. El año pasado creció un 12% anual. La zona de campo del chaco paraguayo fue la opción de campo ganadero que eligieron primero los uruguayos, ya que vendieron en alza los campos en Uruguay y compraron por mucho menos grandes extensiones de tierra”, afirmó el empresario.

“Además del campo, ya los inversores empezaron a ver de construir edificios en barrios residenciales. El déficit de vivienda en Asunción es muchísimo, teniendo en cuenta que el 70% de la población tiene menos de 30 años”, añadió Kosak.

La presencia de constructoras uruguayas ya es una realidad en la capital paraguaya.

A modo ejemplo, el estudio de arquitectos Gómez Platero fue el encargado de diseñar el proyecto para la construcción de una torre de 30 pisos que se levantará en una de las zonas de mayor crecimiento comercial y residencial.

La obra que comenzará en julio comprenderá un área construida de 17.000 metros cuadrados e incluirá apartamentos de dos, tres y cuatro dormitorios, de hasta 450 metros cuadrados, que se comercializarán a entre US$ 180.000 y US$ 500.000, según informó la prensa guaraní.

También el estudio de arquitectos LSN está vinculado a otros proyectos: una torre de 14 niveles con unidades de uno y dos dormitorios, y otro edificio de seis niveles con ocho unidades de oficinas por piso.

De acuerdo a un informe presentado el año pasado por el estudio Ferrere, la mayor parte del crecimiento del mercado inmobiliario en ese país se vincula a la vivienda, tanto para uso primario como para segunda vivienda.

En este sentido, se destaca que la población es mayoritariamente joven y que en los próximos 25 años tendrá el mayor grupo de habitantes con propensión a adquirir una vivienda. Asimismo, en el caso de las propiedades con ubicaciones Premium, su precio pasó de US$ 1.200 en 2011 a US$ 2.000 el metro cuadrado en 2013. Además, el sector de oficinas corporativas triplicó la cantidad de metros cuadrados en tres años.

BAJO IMPUESTO

Paraguay ha tomado fuerza para atraer inversiones, a partir del crecimiento de su economía, su estabilidad monetaria y fiscal, y bajas cargas tributarias. A modo de ejemplo, cuando en Uruguay el Impuesto al Valor Agregado (IVA) es de 22%, en Paraguay ese impuesto es de 10%.

Otro ejemplo es el del tributo a las ganancias. En Paraguay ese gravamen es también de 10%, porcentaje bastante menor al Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) que se abona en Uruguay de 25%.

En tanto, el impuesto a la renta personal abarca solo a las personas con ingresos anuales por encima de los 108 salarios mínimos anuales, lo que equivale a unos US$ 40.000 al año.

El Fondo Monetario Internacional estima que el Producto Interno Bruto (PIB) de Paraguay crecerá este año un 4,8%.

 
 
 
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy