Jueves 12 de Octubre de 2017 | 10:14

“Por suerte se vota cada vez menos al color”: Marito dice no al “abrazo republicano”
3991

Marito Abdo Benítez, precandidato a la Presidencia por la disidencia colorada. Foto: Twitter. Marito Abdo Benítez, precandidato a la Presidencia por la disidencia colorada. Foto: Twitter.

El precandidato a la Presidencia por Colorado Añetete, Marito Abdo Benítez, sostuvo que es difícil que se dé un abrazo republicano tras las internas y al parecer cometió un sincericidio al recordar que en el 2015 ganó en capital cuando pujó por el cargo de titular del Partido Colorado, pero que luego sus seguidores aparentemente depositaron su voto por Mario Ferreiro en las siguientes elecciones municipales, pese a que había "acompañado" a la figura de Arnaldo Samaniego.

El precandidato Marito Abdo Benítez, en charla con radio Venus, fue consultado sobre cuál es su postura con relación al abrazo republicano luego de las internas coloradas. Al respecto dijo que en muchos casos es meramente una conveniencia, pero consideró que esa práctica se está acabando actualmente. “Cuando acepta las reglas de juego y si se respetan, uno entra a las internas y el ganador tiene casi por exigencia buscar la unidad luego del partido. Si uno entra a competir y el resultado es transparente, uno tiene que aceptar”, indicó.

Sin embargo, argumentó sobre el mismo punto que cuando existen principios de integridad que son menoscabados, es ofensivo ante el ciudadano normal y hasta ofensivo en el aspecto ético por las criticas personales y de conducta que son lanzadas. “Son prácticas comunes dentro del partido”, acotó.

Durante la entrevista radial, el parlamentario recordó su caso cuando fue candidato a presidente de la ANR, donde resultó ganador en capital pero no así en el resto del país, dejando así la titularidad a su oponente oficialista Pedro Alliana. “Para que no esté en mi foja de servicio un acto de deslealtad para con mi partido, no con fanatismo, participaba de los actos para la intendencia del Partido Colorado (antes de las elecciones municipales)”, expresó.

Siguió contando que pese a su apoyo al oficialismo, sus seguidores no estaban conformes. “Les mostraba a los oficialistas los mensajes que recibía de la gente que confiaba en mí. Me decían que estaban decepcionados. Yo uno a uno les decía que aceptamos las reglas de juego. (…) Lo más interesante es el comportamiento de la ciudadanía, porque gané en capital y fui a los actos para la Lista 1, pero el Parido Colorado perdió y hoy Mario Ferreiro es intendente. Salió una encuesta en Última Hora, que el 60 % de los que votaron a Marito (en el 2015) le iban a votar a Mario Ferreiro (en las generales), lo que quiere decir que nuestra democracia es cada vez más rigurosa. Por suerte, cada vez el ciudadano menos sigue al color y hoy sigue la conducta”, argumentó.

Ante este caso, Marito refirió que ve sumamente difícil que se dé una unidad, porque los procesos de diálogo y las reglas claras se tienen que dar durante el desarrollo del proceso interno, y demás porque imposibilita conseguirla con la confrontación de cuestionamientos éticos y morales con un adversario, o denuncia una campaña que no es democrática y transparente. “Cada vez tendrá menos resultado positivo ese abrazo. Se tendrá que ver un camino alternativo porque no dará resultados. Es difícil, hoy me cuestionan por eso (no estar de acuerdo con el abrazo republicano)”, lanzó.

Por otra parte, el congresista disidente indicó que está en contra de un equipo que posee fuerza económica y una gran estructura, al referirse al cartismo. “Los partidos políticos se juegan con todas las herramientas y es un desafío de las nuevas generaciones ir contra las prácticas del pasado”, dijo.

Asimismo, argumentó que todos los candidatos poseen discursos interesantes, pero que para que tenga fuerza, no solo deben escuchar a la gente en procesos electorales, sino que tienen que conocer su integridad y su posición en momentos difíciles.

En otro momento, el colorado lamentó que los funcionarios públicos que lo apoyan son sacados de sus cargos públicos, y recordó el caso del gobernador del Guairá, Rodolfo Friedmann, a quien lo quisieron echar, según afirmó.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy