jueves 29 de agosto de 2013 | 03:03

Pam Amarilla y su confesión: “Soy adicta a los masajes”
11596

Pam Amarilla, la modelo luqueña, a la que le vuelven loca los masajes. Pam Amarilla, la modelo luqueña, a la que le vuelven loca los masajes.

​La modelaza Pam Amarilla ya solucionó su problema de dolor de espalda cuando decidió achicarse los pechos. Sin embargo, no puede dejar los masajes relajantes que se viene haciendo desde hace tiempo. ¡Atendé la confesión íntima que le hizo al Popu!

-Pame, ¿seguís con molestias en la espalda? 

-No, por suerte no, después de cambiarme las siliconas ya no siento ningún dolor, estoy mucho más cómoda. Ahora sólo falta que se cure la cicatriz de mis pechos. 

-Sin embargo, seguís con tus masajes. 

-Síii... Es que ya no puedo dejar de hacerme los masajes relajantes, gracias a eso estoy siempre con una sonrisa en el rostro. Aparte de hacerme los masajes linfáticos, también me hago los de rélax. 

-¿Y por qué no podés dejar los masajes? 

-Es que siento que mi cuerpo necesita de esas manos mágicas, me estoy dando cuenta de que me volví adicta a los masajes, no puedo vivir sin ellos. 

-¿Masajes con ropa o desnuda? 

-Totalmente en bola, pero son las chicas del Spa las que me hacen masajes, así que no siento vergüenza. 

-¿Sos de las que se entregan todito con un masaje? 

-Sí, cuando me tocan la espalda y el cuello me muero, no quiero que termine nunca la sesión, me doy todito. Creo que mi cuerpo es demasiado sensible. 

-¿Entonces, un hombre que sepa hacer masajes te puede conquistar? 

-¡Exacto! Sólo que todavía no encontré un hombre que quiera hacerme masajes por mucho tiempo, enseguida se desconcentra, y así no se puede. 

 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy