Miercoles 13 de Septiembre de 2017 | 15:57

Cinco smartphones chinos comparables al iPhone, pero a menor precio
3803

Varios smartphones chinos igualan en características y prestaciones al iPhone, pero teniendo un menor precio. Imagen: Xataka. Varios smartphones chinos igualan en características y prestaciones al iPhone, pero teniendo un menor precio. Imagen: Xataka.

A pesar de todas las prestaciones y mejoras introducidas en los nuevos iPhone, entre los que se destaca el iPhone X, existen otras “alternativas chinas” con sistema operativo Android que bien pueden equipararse al buque insignia de Apple, pero con un menor precio.

Apple realizó ayer se realizó el lanzamiento oficial de su último y más moderno buque insignia, el iPhone X, al igual que los nuevos iPhone 8 y iPhone 8 Plus, los cuales prometen dar pelea para convertirse en los mejores smartphones del 2017.

Sus prestaciones, especificaciones técnicas y diseño hacen del nuevo dispositivo de la compañía de Cupertino un smartphone de gama alta digno de ser comprado por cualquier usuario, a pesar de tener como principal limitación su elevado precio (999 dólares).

Viendo este panorama, el diario EL PAÍS de España publicó un material en el que hace una comparativa de los nuevos iPhone con otros dispositivos Android de procedencia china, de manera a analizar las ofertas existentes en el mercado de telefonía móvil.

Así también, destaca la forma en que las marcas chinas han continuado innovando en tecnología y mejorando su calidad de fabricación, hasta llegar al punto de tener un importante nivel de ventas tanto en Asia como en otros países del mundo.

El artículo hace mención a varios equipos de gama alta que poseen prestaciones similares a las de los nuevos teléfonos de Apple, pero por la mitad (o menos) del precio, los cuales fueron seleccionados en la siguiente lista:

ONEPLUS 5

Este teléfono, que tiene cierta semejanza con el iPhone 7 Plus o el OPPO R11 gracias a su elegante diseño, incorpora el último chip de gama alta de Qualcomm (Snapdragon 835) a una frecuencia máxima de 2,45 Ghz, lo cual le asegura un excelente rendimiento y una potencia considerable.

Posee una memoria RAM de 8 GB, teniendo una capacidad que ya está a la altura de ordenadores potentes. Además, la velocidad se potencia aún más con la memoria RAM LPDDR4x y el almacenamiento UFS 2.1. Incluso las transferencias por Bluetooth son más rápidas gracias a la incorporación de la quinta versión de este elemento.

También se destaca por su sistema de carga rápida Dash Charge, que logra un 61% de la capacidad de su batería de 3.300 mAh. en solo media hora, lo cual es suficiente para utilizarlo un día entero sin un uso especialmente intensivo, según menciona EL PAÍS.

En lo que respecta a la cámara dual, la del OnePlus 5 es considerada como una de las mejores del mercado, a pesar de carecer de un estabilizador óptico que mejore el resultado en condiciones de poca luz. De igual forma, su sensor de 16 megapíxeles asociado a una lente de 27 milímetros con una apertura f/1,7, y el otro sensor de 20 megapíxeles que funciona de teleobjetivo con una lente f/2,6 y 37 milímetros, han logrado varios elogios en el mundo de los smartphones.


NUBIA Z17

El Nubia Z17 posee una pantalla que, al no contar con marcos laterales, adopta interesantes funciones que se activan deslizando el dedo desde los extremos, similar a lo que hace el Samsung Galaxy S7 con su borde curvo. Por ejemplo, haciéndolo desde el lateral derecho se activa un menú secundario personalizable con las funciones que más utiliza el usuario, mientras que desde el borde superior izquierdo se puede saltar entre aplicaciones como si fuesen las hojas de un libro.

La que fue marca subsidiaria de ZTE cuenta con una de las mejores cámaras duales del mercado, mejor incluso que la del OnePlus gracias a su excelente interfaz de uso y algoritmo de procesado. La misma está conformada por dos sensores de 12 y 23 megapíxeles que ofrecen una calidad excepcional gracias a su generoso tamaño de 1/2,55 pulgadas. Sumado a la gran luminosidad de las lentes -f 1,8 en el gran angular y f 2 en el tele-, la marca compensa la carencia de un estabilizador óptico.

Nubia ha dotado al Z17 con el sistema de carga rápida de Qualcomm, que logra el 100% de los 3.200 mAh. de la batería en solo 79 minutos. Además, también asegura que el terminal es resistente a las salpicaduras gracias a su certificación IP.


MEIZU PRO 7

A pesar de no contar con una “pantalla infinita”, este teléfono posee como característica más llamativa el hecho de contar con dos pantallas, la principal en el frente y una más pequeña en la parte posterior.

En tal sentido, el Meizu PRO 7 es el primer smartphone que incluye una segunda pantalla AMOLED -de 1,9 pulgadas- en la parte trasera del aparato y que permite al usuario utilizarla para interactuar con el móvil. Con esto, no solo muestra información (como las notificaciones de mensajes y de otras aplicaciones), sino que también sirve para otras funciones, como hacer selfies con la cámara dual principal y controlar el encuadre.

Aunque la doble cámara de Meizu utiliza dos lentes de la misma distancia focal y una luminosidad f/2 emparejadas con un sensor monocromo y otro de color, el resultado del “modo retrato” es casi tan bueno como el de los terminales que optan por focales diferentes.

El chip Mediatek Helio P25 logra un funcionamiento fluido gracias a los 8 núcleos que trabajan con una frecuencia máxima de 2,6 Ghz., aunque no es rival para el Qualcomm Snapdragon 835.


XIAOMI MIX

Sus especificaciones técnicas superan en muchos apartados a los de buques insignia de este año, considerando que tiene un procesador Qualcomm Snapdragon 821 (el mismo que montan aparatos como el Google Pixel), 6 GB de memoria RAM, y hasta 256 GB de almacenamiento interno.

Sin duda alguna, su punto fuerte está en la pantalla que ocupa casi el 90% del cuerpo. Si bien es cierto que Xiaomi no fue la primera marca que introdujo esta novedad que ahora copia el iPhone X, sí fue la primera que lo ha llevado al extremo y lo ha popularizado.

Con este elemento logra que un gigantesco ‘phablet’ con una pantalla de 6,4 pulgadas resulte relativamente cómodo de manejar. Además, los acabados son excepcionales: el cuerpo cerámico es casi como un espejo, y el bisel en oro de 18 quilates acompaña a la cámara y al sensor de huellas dactilares le da un aire exclusivo.

Entre sus puntos fuertes se destaca la enorme batería de 4.400 mAh., la cual podría aguantar hasta los dos días de uso continuo, y que se complementa con la carga rápida que logra un 40% de la capacidad en solo media hora.


OPPO R11

Este teléfono (no tan conocido en la región) se considera como uno de los mejores smartphones chinos en la actualidad, con un chip Qualcomm Snapdragon 660 a frecuencia máxima de 2,2 Ghz. y 4 GB de RAM. La marca ha logrado vencer a Apple en China con sus dos últimos terminales, el R9 y el R9s. No en vano, el R11 parece que sigue la senda de sus hermanos mayores y ya es el móvil Android más vendido.

Su diseño tiene una similitud importante tanto con el OnePlus 5 (que se fabrica en las instalaciones de OPPO) como al iPhone 7 Plus.

Su fortaleza radica una gran estrategia promocional y en los magníficos acabados del smartphone, por algo es más delgado y ligero que los dos móviles a los que se parece, y también notablemente más barato.

Su cámara dual está a la altura de las mejores del mercado. De hecho, es la misma que la del OnePlus 5, y supera a este en la resolución de la cámara frontal que alcanza los 20 megapíxeles.

OPPO ha diseñado una de las capas de Android más atractivas, ColorOS, además de permitir la personalización de los gestos que sirven para lanzar aplicaciones de forma mucho más rápida, adoptando la función de Xiaomi que sirve para clonar aplicaciones y gestionar dos cuentas distintas desde el mismo móvil.

Otro aspecto destacado en la mayoría de los móviles chinos incluye una ranura ‘dual-SIM’ que también facilita utilizar dos números de teléfono distintos desde un mismo aparato.

 
 
 
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy