San Bernabé, apóstol: 11 de junio

“Ustedes han recibido gratuitamente; den también gratuitamente”. Mt 10, 8


Los apóstoles de Jesús fueron invitados, en primer lugar, a estar con él. Así experimentaron gratuitamente el amor de Dios en los milagros de Jesús, en sus palabras y en sus acciones. Pero ellos también fueron enviados y todo lo que aprendieron deben enseñar a los demás con el mismo método de Jesús, esto es, la gratuidad. Nadie debe apropiarse de lo que Dios le da para después lucrar con ello. Aunque el servidor merece su salario, no por eso debe perder la gratuidad. Es muy triste ver a ministros de Dios ávidos de lucros y ganancias. Que los santos apóstoles nos inspiren a darnos con generosidad. Paz y bien.

Etiquetas:

Sábado de la undécima semana del tiempo durante el año

“Busquen primero el Reino de Dios y su justicia, y todo lo demás se les dará por añadidura”. Mt 6, 33


Dios no tolera la injusticia. Sin embargo, es muy común ver a cristianos cometiendo injusticias: diciendo lo que no corresponde, persiguiendo a inocentes, no pagando el sueldo justo a sus funcionarios, favoreciendo a protegidos, coimeando o haciendo trampas… Todo esto son pecados que nos alejan de Dios. Un auténtico cristiano debe tener una preocupación por la justicia en sus entrañas, pues el ser justo es una prioridad así como el promover la justicia en la sociedad. De nada sirve cumplir ritos, frecuentar iglesias, llevar cadenitas si no buscamos la justicia. Esto sería también una forma de hipocresía. Paz y bien.

Etiquetas:

Viernes de la undécima semana del tiempo durante el año

“Donde está tu tesoro, allí estará también tu corazón”. Mt 6, 21

El gran desafío de nuestra fe, de las celebraciones litúrgicas, de nuestro camino de encuentro con el Señor es elevar nuestros corazones hacia él. Para esto debemos ir descubriendo qué cosas tienen, de verdad, valor en la vida; en qué cosas debo gastar mi existencia. El gran problema es que los bienes materiales ejercen una fuerte atracción sobre nosotros y a veces esclavizan y desfiguran nuestro corazón. Lastimosamente, muchos gastan sus mejores energías para obtenerlos y conservarlos. Solo quien sabe usar de sus bienes para hacer crecer el reino de Dios está acumulando un tesoro en el cielo. Paz y bien.

Etiquetas:

Jueves de la undécima semana del tiempo durante el año

«Ustedes oren así: “Padre nuestro…”». Mt 6, 9


El cristianismo no es una ONG donde solo cuenten las capacidades de sus miembros y las acciones concretas que hacen. El cristianismo es una religión en la que las personas forman una iglesia para estar con Dios, descubrir su voluntad y así marcar la historia con buenas obras. Pero el gran protagonista es el propio Dios; por eso, no hay experiencia cristiana sin auténtica vida de oración. Quien no descubrió la importancia de la relación con el Señor en la oración puede hasta ser un gran filántropo, pero no es aún un cristiano. Señor, ya que nos enseñaste a orar, danos también el gusto por practicarla. Paz y bien.

Etiquetas: