Miércoles de la decimocuarta semana del tiempo durante el año

“Por el camino proclamen que el Reino de los cielos está cerca”. Mt 10, 7

Desde los orígenes, el hombre vive con el síndrome de la distancia de Dios. Siempre piensa que Dios es un opositor, un perseguidor o un castigador. De muchos modos Dios viene al encuentro del ser humano, pero muchas veces lo encuentra escondido, con miedo y desconfiado. Es por eso que Jesús pide a aquellos que conocen su amor y son sus discípulos que, en el camino de la vida, anuncien a todos la cercanía del Reino de Dios. Dios quiere participar de nuestra vida, quiere ayudarnos en nuestras necesidades; no tengamos nuestros corazones blindados. Dios te ama y te está buscando. Paz y bien.

Etiquetas:

Sábado de la decimocuarta semana del tiempo durante el año

“El discípulo no es más que su maestro”. Mt 10, 24


A veces nos desubicamos un poco y nos creemos ser más que nuestro maestro al querer hacer opciones diferentes de aquellas que él nos enseña. Es siempre importante no perder de vista que, por mayores que seamos o por tener este o aquel cargo importante en la Iglesia, nadie está por encima de Jesucristo, que es nuestro único maestro. Él tiene que tener la palabra inicial y final en nuestra vida. Si verdaderamente somos discípulos, debemos hacerle caso en todas las ocasiones. La independencia, la rebeldía y la soberbia… destruyen el discipulado. El verdadero discípulo reconoce la grandeza y la autoridad del maestro y quiere seguirlo. Paz y bien.

Etiquetas:

Viernes de la decimocuarta semana del tiempo durante el año

“Sean astutos como las serpientes y sencillos como las palomas”. Mt 10, 16

El Señor sabe bien que no es fácil estar en este mundo tan deshumanizado, materialista, preocupado por las apariencias y el placer, o las ganancias a cualquier precio. Sin embargo, igualmente, él nos envía a este mundo “como ovejas en medio de lobos” sabiendo bien todo el riesgo que sus discípulos corren. Obedientes al Señor, debemos lanzarnos sin miedo. Lo que el Señor nos pide es que busquemos no ser ingenuos para no enredarnos con trampas. Su deseo es que, sin perder la sencillez que caracteriza a las personas que viven el amor, seamos creativamente fieles y servidores de todos. Paz y bien.

Etiquetas:

Jueves de la decimocuarta semana del tiempo durante el año

“El trabajador tiene derecho a su sustento”. Mt 10, 10

El trabajo es parte integral del proyecto cristiano de vida. Él debe ser la fuente ordinaria del sustento de las personas. Todos los que tienen condiciones deben dedicarse a un trabajo honesto y deben recibir por él lo necesario para mantenerse bien con la familia. Nadie debería estar lucrando con el trabajo ajeno, pues esto es explotación. Es el pecado el que nos hace querer recibir más de lo que merecemos, dejando a otros con menos de lo que le corresponde. Ayúdanos, Señor, a establecer relaciones honestas con los trabajadores. No permitas que seamos explotados y tampoco que seamos explotadores. Paz y bien.

Etiquetas: