Gotas de paz

Sábado de la vigesimonovena semana del tiempo durante el año

429 - “¿Creen ustedes que esos galileos sufrieron todo esto porque eran más pecadores

que los demás? Les aseguro que no”. Lc 13, 2

Muchas veces suceden tragedias o calamidades en nuestra vida o de otros, y no faltan

personas que quieren explicarlo como un castigo de Dios a causa de los pecados. Sin

embargo, Jesús desautoriza estas explicaciones, primero porque Dios es amor y perdón

y no quiere la muerte del pecador sino su conversión, y segundo, porque a menudo las

víctimas de tales desventuras son ciertamente mucho más santos que otros que

continúan en sus macanadas. No debemos dar crédito a estos cuentos, sino permanecer

en la fe de que Dios sabe por qué permite que ciertas cosas sucedan y un día con Él

comprenderemos. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Viernes de la vigesimonovena semana del tiempo durante el año

428 - “Trata de llegar a un acuerdo con tu adversario mientras están en el camino…”. Lc

12, 58

El Señor nos puso en esta tierra para experimentar la convivencia. Tendremos muchas

alegrías y también muchos problemas en esto: celos, envidias, disputas, persecuciones;

lo importante es estar atentos a sanar siempre las relaciones. Todos nos equivocamos:

sufrimos y también hacemos sufrir, pero debemos estar siempre dispuestos a perdonar y

también a pedir perdón. No debemos dejar correr el camino de la vida con deudas

pendientes. Mientras estamos en este mundo, debemos reconciliarnos entre nosotros, no

sea que en el juicio final alguien se levante y nos acuse delante de Dios. Allá ya no habrá

posibilidad de arreglos. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Jueves de la vigesimonovena semana del tiempo durante el año

427 - “Yo he venido a traer fuego sobre la tierra”. Lc 12, 49

Hay personas que quieren hacer de Jesús un profeta dulzón, que acepta todo, que no

es capaz de corregir a nadie, que solo sabe estimular no importando que sea al malo,

al corrupto, al equivocado… Sin embargo, este no es el Jesucristo de la biblia. Sin

dudas, él es bueno y puede perdonar todo y cualquier pecado, siempre y cuando el

pecador esté abierto a cambiar de vida. Pero, no olvidemos que Jesús también supo

usar el látigo, llamar de hipócrita, maldecir a la higuera, amenazar y anunciar el

castigo. Que nuestro encuentro con Cristo, sea verdaderamente con él y no con una

caricatura inofensiva. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Miércoles de la 29ª semana del tiempo durante el año

426 - “Al que mucho se le dio se le pedirá mucho; y al que se le confió mucho se le

reclamará mucho más”. Lc 12, 48

Todos somos diferentes por nuestra historia, por nuestros dones, por las oportunidades

que se nos dan. Dios sabe de esto y Él no espera que todos demos la misma respuesta

delante de la vida, pero exigirá de cada uno lo que le corresponde. No puedo, por lo

tanto, acomodarme y hacer lo mínimo o solo esforzarme hasta igualarme a otros. El

criterio de Dios para juzgarme no es la comparación con los demás, sino el cuánto Él me

ha dado. ¡Que el esfuerzo continuo por crecer caracterice nuestra vida! Paz y bien.

 

Gotas de paz

Martes de la vigesimonovena semana del tiempo durante el año

425 - “Estén preparados, ceñidos y con las lámparas encendidas”. Lc 12, 35

La vigilancia continua es el ideal de la vida cristiana. El mundo, la comodidad, los

placeres ejercen sobre nosotros una continua fascinación, pero, tocados por Cristo,

debemos saber resistir a estas tentaciones y mantenernos siempre en la espera de

nuestro día. Deberíamos verificarnos constantemente si estamos listos para partir,

esto es, si estamos al día con la caridad, si no estamos en falta con nadie, si estamos

en comunión con Dios y con su Iglesia. Si encontramos que algo no está bien, no

debemos esperar o pensar: “otro día voy a solucionar esto”, pues puede no haber otro

día. Hoy es el día de la gracia. Aprovéchalo. Paz y bien.

 

Gotas de paz

San Lucas, evangelista: 18 de octubre

515 - “En las ciudades… curen a sus enfermos y digan a la gente: «El Reino de Dios

está cerca de ustedes»”. Lc 10, 9

El evangelista Lucas, cuya fiesta celebramos hoy, sin dudas cumplió este evangelio.

Siendo médico de profesión, tenía siempre una gran sensibilidad hacia los enfermos

como se evidencia en su evangelio, y además supo anunciar a todas las personas la

cercanía del reino de Dios. Sus parábolas de la misericordia son un icono precioso de

este Dios que se acerca a todo hombre, no para juzgarlo o condenarlo sino para sanarlo

y salvarlo. También nosotros somos hoy parte de los setenta y dos enviados a todos los

lugares donde Jesús debe llegar. Que nuestra cercanía a los que sufren sea un signo de

la presencia de Dios. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Vigesimonoveno domingo del tiempo durante el año

422 - (año B) “Los poderosos hacen sentir su autoridad; entre ustedes; no debe ser

así”. Mc 10, 42-43

La comunidad formada por Jesús tiene que estar buscando ser una novedad en el

mundo. Y parte de esta novedad está en las relaciones que deben existir entre sus

miembros y con los demás. Nadie debería estar buscando ponerse por encima de

otros ni corriendo para conquistar los mejores puestos, sino que el ideal del servicio

debería estar impregnado en el corazón de cada cristiano. Todos deberíamos buscar

el último lugar y estar dispuestos a lavar con alegría unos los pies de los demás. Y

qué distantes estamos y qué fácil es hablar. ¡Ayúdanos, Jesús, para que nuestra

conversión no sea superficial! Paz y bien.

 

Gotas de paz

Sábado de la vigesimoctava semana del tiempo durante el año

420 - «Jesús dijo a sus discípulos: “Les aseguro que aquel que me reconozca

abiertamente delante de los hombres, el Hijo del hombre lo reconocerá ante los ángeles

de Dios”». Lc 12, 8

En la actualidad, existen muchos que quieren hacer de la fe un hecho completamente

privado. Según estos, debo vivir mi fe tan secretamente para que nadie se dé cuenta. Sin

embargo, esta no es la propuesta de Jesús. Él quiere que demos testimonio público de

nuestra fe, sin miedo de lo que pueda suceder, pues él mismo será nuestra defensa. El

desafío en este mundo secularizado es dar la cara por Cristo. Esta valentía no quedará sin

recompensa. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Viernes de la vigesimoctava semana del tiempo durante el año

419 - “Cuídense de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía”. Lc 12, 1

La hipocresía es una mala actitud que descompone nuestras relaciones, pues no respeta

al otro, sino que lo juega, lo engaña, pues de frente dice una cosa y por detrás acuchilla;

entonces trata de aparentar algo completamente diferente de aquello que tiene por

dentro. Jesús sabe que también entre los cristianos hay una fuerte tentación a la

hipocresía. Por eso, el Señor nos pide que nos cuidemos, que estemos atentos, pues ella

puede ir entrando en nuestra vida de a poquito, como la levadura, que despacito

fermenta toda la masa. Todos debemos estar vigilantes para no permitir que la

hipocresía se instale en nuestros corazones. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Viernes de la vigesimonovena semana del tiempo durante el año

428 - “Trata de llegar a un acuerdo con tu adversario mientras están en el camino…”. Lc

12, 58

El Señor nos puso en esta tierra para experimentar la convivencia. Tendremos muchas

alegrías y también muchos problemas en esto: celos, envidias, disputas, persecuciones;

lo importante es estar atentos a sanar siempre las relaciones. Todos nos equivocamos:

sufrimos y también hacemos sufrir, pero debemos estar siempre dispuestos a perdonar y

también a pedir perdón. No debemos dejar correr el camino de la vida con deudas

pendientes. Mientras estamos en este mundo, debemos reconciliarnos entre nosotros, no

sea que en el juicio final alguien se levante y nos acuse delante de Dios. Allá ya no habrá

posibilidad de arreglos. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Jueves de la vigesimonovena semana del tiempo durante el año

427 - “Yo he venido a traer fuego sobre la tierra”. Lc 12, 49

Hay personas que quieren hacer de Jesús un profeta dulzón, que acepta todo, que no

es capaz de corregir a nadie, que solo sabe estimular no importando que sea al malo,

al corrupto, al equivocado… Sin embargo, este no es el Jesucristo de la biblia. Sin

dudas, él es bueno y puede perdonar todo y cualquier pecado, siempre y cuando el

pecador esté abierto a cambiar de vida. Pero, no olvidemos que Jesús también supo

usar el látigo, llamar de hipócrita, maldecir a la higuera, amenazar y anunciar el

castigo. Que nuestro encuentro con Cristo, sea verdaderamente con él y no con una

caricatura inofensiva. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Miércoles de la 29ª semana del tiempo durante el año

426 - “Al que mucho se le dio se le pedirá mucho; y al que se le confió mucho se le

reclamará mucho más”. Lc 12, 48

Todos somos diferentes por nuestra historia, por nuestros dones, por las oportunidades

que se nos dan. Dios sabe de esto y Él no espera que todos demos la misma respuesta

delante de la vida, pero exigirá de cada uno lo que le corresponde. No puedo, por lo

tanto, acomodarme y hacer lo mínimo o solo esforzarme hasta igualarme a otros. El

criterio de Dios para juzgarme no es la comparación con los demás, sino el cuánto Él me

ha dado. ¡Que el esfuerzo continuo por crecer caracterice nuestra vida! Paz y bien.

 

Gotas de paz

Martes de la vigesimonovena semana del tiempo durante el año

425 - “Estén preparados, ceñidos y con las lámparas encendidas”. Lc 12, 35

La vigilancia continua es el ideal de la vida cristiana. El mundo, la comodidad, los

placeres ejercen sobre nosotros una continua fascinación, pero, tocados por Cristo,

debemos saber resistir a estas tentaciones y mantenernos siempre en la espera de

nuestro día. Deberíamos verificarnos constantemente si estamos listos para partir,

esto es, si estamos al día con la caridad, si no estamos en falta con nadie, si estamos

en comunión con Dios y con su Iglesia. Si encontramos que algo no está bien, no

debemos esperar o pensar: “otro día voy a solucionar esto”, pues puede no haber otro

día. Hoy es el día de la gracia. Aprovéchalo. Paz y bien.