Gotas de paz

Martes de la trigésima semana del tiempo durante el año

434 - “El Reino de Dios se parece a un poco de levadura que una mujer mezcló con gran cantidad de harina hasta que fermentó toda la masa”. Lc 13, 21

La levadura es siempre una porción pequeña en comparación con la cantidad de masa. Así también los cristianos no deben preocuparse de ser pocos, pues son llamados a ser fermento en la masa. La presencia de los cristianos comprometidos debe marcar el ambiente en que se encuentran, despertando a todos para los valores: la caridad, el perdón, el servicio, la honestidad, la justicia… Por eso, cada uno debe preguntarse: “¿Soy levadura en el ambiente donde me encuentro? ¿Mi presencia ayuda a los demás a ser mejores?”. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Lunes de la trigésima semana del tiempo durante el año

433 - «Jesús, al ver a la mujer encorvada, la llamó y le dijo: “Mujer estás curada de tu

enfermedad”». Lc 13, 12

¡Qué gran sensibilidad de Jesús hacia las mujeres! Se encuentra con una mujer

encorvada y –sin que ella lo pida– él mismo toma la iniciativa de curarla. Cuántas

mujeres están caminando aun hoy encorvadas, oprimidas por tantos pesos, por tantas

imposiciones de una sociedad machista o por situaciones familiares que le impiden vivir

con normalidad. A Jesús le gustaría acercarse a cada una de ellas y devolverle la

dignidad, enderezándolas para que puedan relacionarse igualitariamente con todos y así

puedan también volver a alabar a Dios. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Jueves de la vigesimonovena semana del tiempo durante el año

427 - “Yo he venido a traer fuego sobre la tierra”. Lc 12, 49

Hay personas que quieren hacer de Jesús un profeta dulzón, que acepta todo, que no es capaz de corregir a nadie, que solo sabe estimular no importando que sea al malo, al corrupto, al equivocado… Sin embargo, este no es el Jesucristo de la biblia. Sin dudas, él es bueno y puede perdonar todo y cualquier pecado, siempre y cuando el pecador esté abierto a cambiar de vida. Pero, no olvidemos que Jesús también supo usar el látigo, llamar de hipócrita, maldecir a la higuera, amenazar y anunciar el castigo. Que nuestro encuentro con Cristo, sea verdaderamente con él y no con una caricatura inofensiva. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Martes de la vigesimonovena semana del tiempo durante el año

425 - “Estén preparados, ceñidos y con las lámparas encendidas”. Lc 12, 35

La vigilancia continua es el ideal de la vida cristiana. El mundo, la comodidad, los placeres ejercen sobre nosotros una continua fascinación, pero, tocados por Cristo, debemos saber resistir a estas tentaciones y mantenernos siempre en la espera de nuestro día. Deberíamos verificarnos constantemente si estamos listos para partir, esto es, si estamos al día con la caridad, si no estamos en falta con nadie, si estamos en comunión con Dios y con su Iglesia. Si encontramos que algo no está bien, no debemos esperar o pensar: “otro día voy a solucionar esto”, pues puede no haber otro día. Hoy es el día de la gracia. Aprovéchalo. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Sábado de la vigesimoctava semana del tiempo durante el año

420 -«Jesús dijo a sus discípulos: “Les aseguro que aquel que me reconozca abiertamente delante de los hombres, el Hijo del hombre lo reconocerá ante los ángeles de Dios”». Lc 12, 8

En la actualidad, existen muchos que quieren hacer de la fe un hecho completamente privado. Según estos, debo vivir mi fe tan secretamente para que nadie se dé cuenta. Sin embargo, esta no es la propuesta de Jesús. Él quiere que demos testimonio público de nuestra fe, sin miedo de lo que pueda suceder, pues él mismo será nuestra defensa. El desafío en este mundo secularizado es dar la cara por Cristo. Esta valentía no quedará sin recompensa. Paz y bien.

 

Gotas de paz

“Cuídense de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía”

Lc 12,1

La hipocresía es una mala actitud que descompone nuestras relaciones, pues no respeta al otro,sino que lo juega, lo engaña, pues de frente dice una cosa y por detrás acuchilla, o entonces trata de aparentar algo completamente diferente de aquello que tiene por dentro. Jesús sabe que también entre los cristianos hay una fuerte tentación a la hipocresía. Por eso,el Señor nos pide que nos cuidemos, que estemos atentos, pues ella puede ir entrando en nuestras vidas de a poquito, como la levadura, que despacito fermenta toda la masa. Todos debemos estar vigilantes para no permitir que la hipocresía se instale en nuestros corazones.

Paz y bien.

Hno Mariosvaldo Florentino, capuchino

 

Gotas de paz

Jueves de la vigesimoctava semana del tiempo durante el año

418 - “¡Ay de ustedes, doctores de la Ley, porque se han apoderado de la llave de la ciencia!”. Lc 11, 52

Jesús condena fuertemente a todos a aquellos que, al creerse importantes por los títulos que tienen o por los cargos que ocupan, manipulan el conocimiento o el poder que tienen a favor de sí mismos sin colocarlo al servicio de los demás. Los dones que Dios da a cada uno deben ser usados para el bien de los hermanos. Apropiarse de los dones que Dios me dio y usarlos solamente pensando en mis ventajas personales es también un modo de robar. Famoso es el dicho: “quien no vive para servir, no sirve para vivir”. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Martes de la vigesimoctava semana del tiempo durante el año

416 - “Así son ustedes, los fariseos purifican por fuera la copa y el plato, y por dentro

están llenos de voracidad y perfidia”. Lc, 11, 39

La preocupación solo por las apariencias es un problema muy antiguo. El maquillaje

puede hacer que un rostro parezca feliz, pero no puede borrar la amargura o el dolor del

corazón ni llenar el alma de paz y serenidad. Es muy cierto que todos nos fijamos

primero en las apariencias, pero no nos quedamos en ellas: necesitamos descubrir lo

que hay por dentro. Y ¡cuántas veces nos llenamos de decepción! Cuidemos nuestro

corazón. Limpiémoslo de los odios, vicios, celos, envidias, mezquindades y

arrogancias… Así nuestra belleza no será una farsa. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Lunes de la vigesimoctava semana del tiempo durante el año

415 - “Jesús es más que Salomón y más que Jonás”. cf. Lc 11, 31-32

Tantas veces estamos buscando a quien nos dé una palabra de consolación, o sea, capaz de levantar nuestro ánimo o de cambiar nuestra suerte. Gastamos dinero, tiempo y energía buscando en personas limitadas o incapaces de dar lo que necesitamos cuando en Jesucristo y en su palabra podríamos encontrar justamente lo que necesitamos. No nos dejemos ilusionar por tantos que nos prometen una inmensa felicidad cuando en verdad no tienen cómo realizarla. Busquemos en Jesús, nuestro único Salvador, el sentido y la realización de nuestra existencia. Solo, él puede dar la verdadera felicidad. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Lunes de la trigésima semana del tiempo durante el año

433 - «Jesús, al ver a la mujer encorvada, la llamó y le dijo: “Mujer estás curada de tu

enfermedad”». Lc 13, 12

¡Qué gran sensibilidad de Jesús hacia las mujeres! Se encuentra con una mujer

encorvada y –sin que ella lo pida– él mismo toma la iniciativa de curarla. Cuántas

mujeres están caminando aun hoy encorvadas, oprimidas por tantos pesos, por tantas

imposiciones de una sociedad machista o por situaciones familiares que le impiden vivir

con normalidad. A Jesús le gustaría acercarse a cada una de ellas y devolverle la

dignidad, enderezándolas para que puedan relacionarse igualitariamente con todos y así

puedan también volver a alabar a Dios. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Jueves de la vigesimonovena semana del tiempo durante el año

427 - “Yo he venido a traer fuego sobre la tierra”. Lc 12, 49

Hay personas que quieren hacer de Jesús un profeta dulzón, que acepta todo, que no es capaz de corregir a nadie, que solo sabe estimular no importando que sea al malo, al corrupto, al equivocado… Sin embargo, este no es el Jesucristo de la biblia. Sin dudas, él es bueno y puede perdonar todo y cualquier pecado, siempre y cuando el pecador esté abierto a cambiar de vida. Pero, no olvidemos que Jesús también supo usar el látigo, llamar de hipócrita, maldecir a la higuera, amenazar y anunciar el castigo. Que nuestro encuentro con Cristo, sea verdaderamente con él y no con una caricatura inofensiva. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Martes de la vigesimonovena semana del tiempo durante el año

425 - “Estén preparados, ceñidos y con las lámparas encendidas”. Lc 12, 35

La vigilancia continua es el ideal de la vida cristiana. El mundo, la comodidad, los placeres ejercen sobre nosotros una continua fascinación, pero, tocados por Cristo, debemos saber resistir a estas tentaciones y mantenernos siempre en la espera de nuestro día. Deberíamos verificarnos constantemente si estamos listos para partir, esto es, si estamos al día con la caridad, si no estamos en falta con nadie, si estamos en comunión con Dios y con su Iglesia. Si encontramos que algo no está bien, no debemos esperar o pensar: “otro día voy a solucionar esto”, pues puede no haber otro día. Hoy es el día de la gracia. Aprovéchalo. Paz y bien.

 

Gotas de paz

Sábado de la vigesimoctava semana del tiempo durante el año

420 -«Jesús dijo a sus discípulos: “Les aseguro que aquel que me reconozca abiertamente delante de los hombres, el Hijo del hombre lo reconocerá ante los ángeles de Dios”». Lc 12, 8

En la actualidad, existen muchos que quieren hacer de la fe un hecho completamente privado. Según estos, debo vivir mi fe tan secretamente para que nadie se dé cuenta. Sin embargo, esta no es la propuesta de Jesús. Él quiere que demos testimonio público de nuestra fe, sin miedo de lo que pueda suceder, pues él mismo será nuestra defensa. El desafío en este mundo secularizado es dar la cara por Cristo. Esta valentía no quedará sin recompensa. Paz y bien.