Martes de la primera semana de Adviento

005 – “Nadie conoce al Padre, sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar”.
Lc 10, 22
Muchos pueden, con el uso de la propia inteligencia, crear definiciones de Dios, teorías sobre sus ideas, sus obras y sus sentimientos y hasta sobre su ser, pero siempre se queda la pregunta: ¿será cierto que Dios es así como se dice? Sin embargo, los cristianos creemos que Jesucristo es el propio Hijo de Dios hecho carne y que vino justamente para darnos a conocer el misterio de Dios, su Padre. Él nos muestra, con sus Palabras y acciones, plenamente a Dios. No nos entrega una nueva teoría sobre Dios, sino que nos lo revela.
Paz y bien.
Hno Mariosvaldo Florentino, capuchino.

Miércoles de la séptima semana del tiempo durante el año

“No se lo impidan, porque nadie puede hacer un milagro en mi nombre y luego hablar mal de mí”. Mc 9, 39


Tantas veces queremos adueñarnos de Dios y de su Palabra; nos creemos los únicos autorizados a hablar de Él. Cuántas veces tenemos la tentación de los apóstoles, que querían prohibir a alguien hacer milagros en nombre de Cristo solo porque no era del grupo de ellos. Sin embargo, Jesús nos reprende: el bien no puede ser prohibido. Nadie tiene legítima autoridad para impedir que se realice el bien. Si lo hace, es un abusador de poder. El bien, sea quien sea el autor, debe ser promovido. Paz y bien.

Etiquetas:

Martes de la séptima semana del tiempo durante el año

“El que quiere ser el primero debe hacerse el último de todos y el servidor de todos”. Mc 9, 35


Naturalmente, todos buscamos o deseamos ser el primero. Jesús reconoce como legítimo este deseo y propone un modo original para lograrlo: hacerse servidor de todos. Para Jesús seré el primero, el más importante si me pongo en el último lugar. Esto significa vencerme a mí mismo por completo. Solo una fe robusta puede sostener este bajarse por completo, este hacerse último. Sin ella, hasta bajaremos un poquito, pero inseguros y no conseguiremos ir al último lugar. Francisco de Asís y Teresa de Calcuta son ejemplos de que es verdad lo que dijo Jesús. Paz y bien.

Etiquetas:

Memoria de María Madre de la Iglesia

“Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien él amaba, Jesús le dijo: «Mujer, aquí tienes a tu hijo».” Jn 19,26


La Iglesia celebra en este primer lunes después de Pentecostés el recuerdo de la Virgen María como madre de Iglesia, madre de todos los creyentes, madre de cada discípulo amado de Cristo. De hecho, al pie de la cruz, Cristo mismo le confía esta misión al pedir que ella asuma como hijo al discípulo amado que está a su lado. Y María desde aquel instante se dedica a esto. De hecho, la vemos reunida con los apóstoles en oración en la espera de Pentecostés. Y a lo largo de la historia ella es auxilio de los cristianos, perpetuo socorro, señora de las gracias, madre de misericordia.

Paz y bien.

Etiquetas: