Qué dicen los expertos sobre la viruela del mono

Hay más de 45 casos entre sospechosos y confirmados en España, Portugal, Reino Unido y Estados Unidos.


Fuente: Infobae

La viruela del mono es una enfermedad que, principalmente, se ha convertido en endémica en las regiones selváticas de África, aunque se han detectado brotes esporádicos en otras naciones.

Según la OMS, la viruela del mono es una zoonosis viral (enfermedad provocada por virus transmitido de los animales a las personas) rara” que “sigue apareciendo esporádicamente en algunas partes centrales y occidentales de la selva tropical de África.

“Hemos visto casos confirmados fuera de Portugal, casos sospechosos fuera de España y estamos viendo una expansión de casos confirmados y sospechosos a nivel mundial”, aseguró Jennifer McQuiston, subdirectora de la división de patógenos y patologías de alta consecuencia de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). En ese sentido, la experta aseguró que, por el momento, “nadie tiene sus brazos alrededor de esto para saber cuán grande y expansivo puede ser”.

Esta expresión fue respaldada por Maria Van Kerkhove, directora de la unidad de enfermedades emergentes y zoonosis en el Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS: “Hemos identificado casos positivos en el Reino Unido, Portugal y España. Y esperamos que haya otros”.

El virólogo Mario Lozano, doctor en Ciencias Bioquímicas y experto en Biología Molecular, afirmó: “La viruela de simios o de monos es una enfermedad producida por el virus Monkeypox. Este virus es un pariente del virus de la viruela humana (virus variola) que fue erradicado de la Tierra en 1980. Aunque su nombre señala a los monos, porque fue detectada primero en estos animales, se supone que su anfitrión natural son los roedores”.

“La viruela del mono es una enfermedad generada por un virus similar al de la viruela que, obviamente, ya está radicada en el mundo y por eso se dejó de vacunar contra esta patología en los ‘80″, explicó Ricardo Teijeiro (MN 58065), infectólogo del Hospital Pirovano y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI). En ese sentido.

El experto señaló que, “en general, se produce en los animales, en los primates (monos), pero se cree que el reservorio son pequeños roedores como las ardillas, desde las cuales se transmiten al mono y después al hombre, ya que se invade mucho el hábitat de estos animales”.

El médico aseguró, además, que “hay brotes esporádicos”. “Ya hubo brotes en Estados Unidos, por el 2003, y ahora aparentemente en Inglaterra se han detectado algunos casos. Pero en la zona donde se mantiene como endémica es en la zona de África: Guinea, Nigeria, Congo y otras regiones del continente”, explicó Teijeiro.

Cómo se transmite y cuál es la situación en el mundo

La viruela del mono “se puede propagar a otras personas, pero la transmisión de persona a persona por sí sola no puede sustentar fácilmente un brote”. “Alguien puede infectarse a través del contacto directo con gotitas respiratorias de otra persona que tenga viruela del simio en el hogar o en un centro de salud, o con materiales contaminados como la ropa de cama; pero, si bien estos son los principales modos de transmisión de persona a persona, los brotes de viruela símica tienden a ocurrir en pequeños grupos de unos pocos casos, sin dar lugar a una transmisión comunitaria generalizada”.

“Estamos encontrando dónde estamos buscando”, aseguró Van Kerkhove y advirtió: “Claramente ha estado sucediendo durante algunas semanas”. Asimismo, la funcionaria de la OMS explicó que “la mayoría de los casos se han detectado en hombres que son homosexuales, bisexuales o son hombres que tienen sexo con hombres”, aunque aclaró que no se deberían “enfocar demasiado sobre ese hecho”.

Lozano, en tanto, agregó: “En general los contagios se dan por contacto cercano con los fluidos de otra persona, en especial el líquido que supura de las pequeñas llagas que se producen en la piel”. Por su parte, el organismo sanitario internacional explicó que “el virus de la viruela del simio es un ortopoxvirus que causa la viruela del simio humano, una enfermedad viral con síntomas similares a la viruela”.

Esta enfermedad cuenta con un menor riesgo que la viruela habitual, pero sí se presenta con manifestación cutáneas, fiebre, mal estar general y el dolor de cabeza. Lo habitual para una enfermedad infecciosa, describió Teijeiro.

Hasta el momento, según reportaron las autoridades sanitarias de cada nación, se registran más de 45 casos, entre confirmados y sospechosos:

España: 23 casos, entre sospechosos y confirmados.

Portugal: 20 sospechosos, de los cuales 5 fueron confirmados.

Reino Unido: 9 casos confirmados

Estados Unidos: 1 confirmado (en el estado de Massachusetts)

“Esta es la primera vez que se ha relacionado el contagio a través de relaciones sexuales pero este modo de transmisión novedoso para este virus todavía requiere de confirmación. Hasta ahora, este virus no suele transmitirse fácilmente entre personas por lo que no es muy contagioso”, detalló Lozano y agregó: “Los casos son muy pocos, por lo que la enfermedad no conlleva un riesgo sanitario que debiera preocupar a la población”.

De todos modos, el virólogo resaltó que “es importante que los sistemas de salud estén atentos a cualquier brote. Sobre todo ahora cuando se sospecha que se a abierto una nueva vía de contagio, aunque insisto… no esta confirmada todavía”. “En junio de 2003 se informó el primer caso de viruela de los monos en varias personas en un brote que comprendió múltiples estados de los Estados Unidos, las cuales habían tenido contacto con perros de las praderas y otras mascotas exóticas infectadas. Es decir, la señal de alarma de estos pequeños brotes es el modo de transmisión, ‘hombres que tienen sexo con hombres’, que anteriormente no se tenía registrado esta forma de transmisión”, añadió Darío Álvarez, bioquímico y especialista en virología (MN 10659),

El organismo internacional sanitario aseguró, además, que “alguien puede infectarse a través del contacto directo con gotitas respiratorias de otra persona que tenga viruela del simio en el hogar o en un centro de salud, o con materiales contaminados como la ropa de cama”, aunque aclaró que “los brotes de viruela símica tienden a ocurrir en pequeños grupos de unos pocos casos sin dar lugar a una transmisión comunitaria generalizada”, por lo cual advirtieron que “los brotes se pueden controlar fácilmente cuando se responde rápidamente”.

“Las autoridades del Reino Unido sospechan que puede haber transmisión comunitaria y temen que este distribuyéndose el virus entre individuos asintomáticos pero ese escenario tampoco es real aún. Solo es una prevención”, aclaró Lozano.

Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, se refirió al reciente brote y aseguró: “Estamos viendo un cambio en la distribución de edad de los casos. Estamos viendo un cambio en la distribución geográfica de los casos. Tenemos que entender realmente esa ecología profunda. Tenemos que entender realmente el comportamiento humano en esas regiones y tenemos que tratar de evitar que la enfermedad llegue a los humanos en primer lugar”.

Ante este panorama mundial, Van Kerkhove aseguró: “Lo que debemos hacer en este momento es concentrarnos en detener la propagación. Y podemos hacer eso. Podemos hacerlo con los mensajes apropiados, con las pruebas adecuadas… con aislamiento de apoyo y atención clínica según sea necesario, protegiendo a los trabajadores de la salud”.

Cuáles son los síntomas

La OMS advierte que, tras un periodo de incubación de entre 6 y 16 días (que puede variar entre 5 y 21), la infección se divide en dos periodos:

– Invasión (entre los días 0 y 5): caracterizado por fiebre, cefalea intensa, linfadenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos), dolor lumbar, mialgias (dolores musculares) y astenia intensa (falta de energía)

– Erupción cutánea (entre 1 y 3 días después del inicio de la fiebre): aparecen distintas fases del exantema. En general, primero afecta al rostro y luego se extiende al resto del cuerpo, siendo que las regiones del cuerpo más afectadas son la cara (en el 95% de los casos), las palmas de las manos y las plantas de los pies (en el 75% de los casos). La evolución de esta suerte de ampollas avanza a maculopápulas (lesiones de base plana) a vesículas (ampollas llenas de líquido), pústulas y costras (tras unos 10 días), las cuales desaparecen por completo hasta 3 semanas más tarde.

En tanto, la ubicación y gravedad de las lesiones varían dependiendo de las personas. Las zonas afectadas son: mucosas de la boca (70% de los casos), los genitales (30%), la conjuntiva palpebral (20%) y la córnea (globo ocular). De todas maneras, la viruela símica suele ser una enfermedad autolimitada con síntomas que duran de 14 a 21 días, siendo que los casos graves se producen con mayor frecuencia entre los niños y su evolución depende del grado de exposición al virus, el estado de salud del paciente y la gravedad de las complicaciones, detalló la OMS.

Además, Álvarez explicó a Infobae que “los signos y síntomas son semejantes a los de la viruela común aunque más leve, donde los pacientes presentan, fiebre, síntomas respiratorios y un exantema vesicular parecido al de la viruela, con la diferencia que en la viruela de mono la linfadenopatia (agrandamiento de los ganglios linfáticos) son más grandes en los estadios iniciales”.

“Es importante que entendamos que no hay que asustarse por la aparición de estos virus, aparecen constantemente de varios tipos diferentes y aparecían hace muchas décadas también, lo que pasa es que solo detectamos lo que buscamos… y ahora se los busca más activamente”, señaló Lozano. Quien además afirmó: “El problema en África es de varias magnitudes mayor y ocurre hace mucho tiempo. Sin embargo, también es importante que estemos alertas para evitar que se propague una nueva afección en nuestro territorio y que podamos detener rápidamente un brote apenas empieza”.

Y a modo de ejemplo, el virólogo destacó:

La viruela humana fue una enfermedad muy grave que produjo varias pandemias y millones de muertes y que tuvo una crucial incidencia en la derrota de los imperios Azteca e Inca por Cortes y Pizarro, respectivamente.

La viruela de monos es una enfermedad menos grave. Produce miles de infecciones en África al año, con una mortalidad entre el 1% y, en algunos casos, el 10%”. Siendo que el organismo internacional aseguró que la mayoría de las defunciones se producen en los niños pequeños y, en general, los grupos de edad más jóvenes parecen ser más susceptibles a la viruela símica.

“Se la ha detectado casos ocasionalmente fuera de África, generalmente con brotes que afectaron a decenas de personas, como en este caso, y relacionados con el tráfico de animales exóticos”, detalló Lozano. En tanto, Teijeiro agregó: “La viruela del mono no tiene un tratamiento específico y los riesgos de contraerla siempre van a estar mientras el humano vaya invadiendo el hábitat de los animales”, explicó Teijeiro.

Para finalizar, tanto el infectólogo aseguró que “no hubo ningún caso en la Argentina, hasta el momento”; mientras que el virólogo agregó: “Todavía no hubo casos en Argentina, pero no podemos descartar que la enfermedad llegue porque se esta distribuyendo en varios países con los que tenemos estrechos contactos”.

Al tiempo que Álvarez concluyó: “La inmunización con vacuna antivariólica previene la enfermedad y evita la diseminación masiva de la infección (la mortalidad de la infección por viruela suele ser del 30 % en pacientes no-inmunes), además la vacuna protege o reduce las manifestaciones clínicas de la viruela de mono”.

Un análisis de sangre permite detectar en forma temprana el cáncer de mama y de próstata

El test se llama Oncoliq y fue desarrollado por científicos argentinos. Esperan ofrecerlo en toda América Latina. Tiene patente en trámite en Estados Unidos


Fuente: Infobae

Los investigadores del Conicet en la Argentina Adriana De Siervi (en el Instituto de Biología y Medicina Experimental o más conocido como el IBYME), Marina Simian y Diego Pallarola (de la Universidad Nacional de San Martín) tuvieron en cuenta el desafío y han desarrollado un kit de detección temprana para cánceres de mama y próstata, que buscan ofrecer pronto en toda América Latina.

El kit se llama Oncoliq y es un tipo de biopsia líquida que permite detectar precozmente el desarrollo de los tumores. Ya hay otros kits de biopsia líquida en el mercado, pero se usan principalmente con pacientes ya diagnosticados con cáncer con la idea de personalizar el tratamiento.

En cambio, en el caso de Oncoliq, el uso es diferente. Se basa en los MicroARN, que son abundantes en muchos tipos de células de mamíferos y como circulantes extracelulares. Hoy tienen el potencial de estar disponibles como biomarcadores en diferentes enfermedades.

Según contó la doctora en biología De Siervi, comenzaron a trabajar en el desarrollo de diferentes herramientas en 2014 con la idea de contribuir a la reducción de la mortalidad por cánceres.

El kit Oncoliq permite analizar los MicroARN que están dentro de las células tumorales y en los fluidos como la sangre. Al tomarle una muestra de sangre a un persona, el kit permite hacer una detección temprana de la enfermedad. Luego, requiere que se hagan más estudios de diagnóstico.

Apuntan a que el test Oncoliq sea un método de bajo costo y escalable. Por eso están trabajando para que no requiera el uso de tecnología de PCR para que se pueda usar en lugares con menos infraestructura.

El test ya fue evaluado a través de estudios preclínicos, con apoyo de subsidios del Conicet, la Agencia I+D+i (Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación) y la Fundación Williams.

“Pudimos validar primero el test con pacientes que tenían tumores de mama y otras personas que no tenían la enfermedad. Demostró que el test tiene una sensibilidad del 92% para detectar el cáncer de mama de manera temprana”, contó De Siervi.

Ahora, los investigadores están llevando adelante una prueba piloto con el test para detectar cáncer de mama en el Hospital Militar Central en Ciudad de Buenos Aires y en el Hospital Posadas, en la provincia de Buenos Aires. En agosto, empezaría otra prueba piloto para cáncer de próstata.

Para escalar el desarrollo y llevarlo al mercado, los investigadores De Siervi, Simian y Pallarola crearon el año pasado una startup científica que se llama también Oncoliq. Tiene un consejo asesor integrado por Pablo Teubal y Osvaldo Pontiggia. Ya recibieron dinero del Fondo SF500 de Bioceres para avanzar en los estudios con el test.

Presentaron una patente provisional en Estados Unidos con autoría de las investigadoras Adriana De Siervi y su becaria Paula Farré y participación del CONICET. La patente está vinculada al kit de detección de cáncer de mama. Esperan pronto presentar la patente también en la Argentina y otros países de América Latina.

Además, los investigadores hicieron un acuerdo de transferencia de tecnología a Laboratorios CIBIC de la provincia de Santa Fe, que buscará ofrecer la biopsia líquida de detección del cáncer como un servicio. También han establecido una colaboración con otra startup de los Estados Unidos, Imago Systems, que se basa en el análisis con inteligencia artificial de las mamografías. Ese tipo de estudio puede combinarse con la biopsia líquida de Oncoliq.

Como complemento del Oncoliq, los investigadores están también trabajando en un test que servirá para el manejo del tratamiento de los cánceres. “Con la detección de los Micro ARN también se puede hacer un análisis del perfil de cada paciente e indicar un tratamiento más personalizado”, agregó De Siervi.

“Estamos llevando conocimientos del laboratorio básico a la clínica, porque estamos convencidos de que esta tecnología va a evitar muchas muertes. Uno de los factores que determina la sobrevida es el momento de detección”, sostuvo la científica Marina Simian. Es decir, realizan investigación traslacional partir de las necesidades de la comunidad, desarrollaron el test en el laboratorio y ahora están en la etapa de las pruebas piloto, combinar con inteligencia artificial y ofrecer el servicio en colaboración.

Revista científica presenta serpiente descubierta en Paraguay

Una nueva y colorida especie de serpiente no venenosa, previamente desconocida para la ciencia, ha sido descubierta en Paraguay y se presenta en la revista Zoosystematics and Evolution.

Pertenece al género Phalotris, que cuenta con 15 especies semisubterráneas distribuidas en el centro de América del Sur. Este grupo de serpientes se destaca por su llamativa coloración con patrones rojos, negros y amarillos.

El hallazgo corresponde a la ONG paraguaya Para La Tierra con la colaboración de Guyra Paraguay y el Instituto de Investigación Biológica del Paraguay.

Jean-Paul Brouard, uno de los investigadores involucrados, se encontró por casualidad con un individuo de la nueva especie mientras cavaba un hoyo en Rancho Laguna Blanca en 2014. Junto con sus colegas Paul Smith y Pier Cacciali la llamaron Phalotris shawnella, en honor a dos niños, Shawn Ariel Smith Fernández y Ella Bethany Atkinson, quienes nacieron el mismo año que la Fundación Para La Tierra (2008). Ellos inspiraron a los fundadores de la ONG a trabajar por la conservación de la vida silvestre paraguaya, con la esperanza de que sus hijos puedan heredar un mundo mejor.

La nueva serpiente Phalotris es particularmente atractiva y se puede distinguir de otras especies relacionadas en su género por su cabeza roja en combinación con un collar amarillo, una banda lateral negra y escamas ventrales anaranjadas con manchas negras irregulares. Conocida solo por tres ejemplares, es endémica de los bosques del Cerrado del departamento de San Pedro en el este de Paraguay. Su distribución conocida consiste en dos parajes con suelos arenosos en ese departamento, Colonia Volendam y Laguna Blanca, separados por 90 km.

La extrema rareza de esta especie llevó a los autores a considerarla como “En Peligro”, según las categorías de conservación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), lo que significa que se encuentra en peligro inminente de extinción ante la ausencia de medidas para su conservación.

Encuentran en nuestra galaxia un sistema estelar candidato a explotar en supernova

Las simulaciones realizadas sobre la posible dinámica futura de un sistema cuádruple de estrellas muestran que puede experimentar colisiones y fusiones que lo harán inestable una y otra vez.


Fuente: RT en español

El sistema estelar cuádruple más joven de nuestra galaxia conocido hasta el momento, que tiene cerca de 43 millones de años y es designado como HD 74438, puede tener por delante una vida breve en términos astronómicos.

Una simulación computarizada indicó que es un candidato a explotar en supernova pasando primero por una serie de colisiones y transformaciones en enanas blancas, según comunicó el viernes pasado la Universidad de Canterbury (Nueva Zelanda).

Todas las cuatro estrellas de este sistema descubierto en 2017, que está ubicado en la constelación de Vela (hemisferio austral) y se encuentra a 476 años luz de la Tierra, tienen dimensiones equiparables. Pesan de 0,9 a 1,7 masas solares y miden entre 0,8 y 1,46 radios solares. Dos de estos astros, unidos gravitacionalmente, son amarillos como el Sol, mientras que los otros dos son blancos azulados.

Los sistemas cuádruples en general representan una fracción marginal en el conjunto de los sistemas estelares múltiples. Los científicos destacan su compleja evolución, que implica transferencias de masas, colisiones y eventos de fusión.

La probabilidad de que comiencen a interactuar de forma dramática aumenta si los astros orbitan más cerca uno de otros. Este sistema en particular tiene un rasgo prominente, y es que tiene uno de los períodos orbitales exteriores más cortos (6 años), algo que significa que el grupo es bastante denso.

Las simulaciones han sido realizadas en colaboración entre investigadores neozelandeses; belgas, de la Universidad Libre de Bruxelles; británicos, de la Universidad de Cambridge, entre otros centros de estudios europeos, y muestran la posible dinámica futura de estas cuatro estrellas. Estas simulaciones indican que estas estrellas solo’ podrán coexistir durante 170 millones de años.

Después, colisionarán dos estrellas blanco-azuladas, y como resultado de la fusión se formará una estrella de 3,3 masas solares que comenzará a crecer y alimentar la enana más cercana. La colisión y fusión de estos astros dejará todavía intacto al cuarto, y más lejano, compañero.

Pero la historia se repetirá y solo habrá finalmente una enana blanca de aproximadamente 1,3 masas solares en este lugar de la galaxia. Esta la última fusión previsiblemente tendrá lugar dentro de unos 2.000 millones de años.

Este escenario puede parecerse a un cambio gradual, pero los astrónomos consideran el sistema HD 74438 como un “excelente candidato a progenitor de las supernovas termonucleares”, según lo evaluó Mathieu Van der Swaelmen, uno de los coautores del estudio recientemente publicado que recoge los datos de este modelo. Las masas de las estrellas más propensas a explotar rondan 1,4 masas solares, y los componentes del sistema cuádruple en cuestión pasarán por esta cifra en más de una ocasión a lo largo de su previsible evolución.