Corticoides reducen la mortalidad en pacientes mayores con COVID-19, según estudio

El uso de corticoides disminuye en un 40 % la mortalidad de los pacientes de edad avanzada con fallo respiratorio grave debido al covid-19, según un estudio español que publica Journal of Gerontology.


Fuente: EFE

El estudio, liderado por internistas del hospital madrileño Virgen de la Torre, analiza el efecto del tratamiento con corticoides en mayores de 75 años ingresados con neumonía por coronavirus con fallo respiratorio severo, los cuales tienen altas necesidades de oxígeno suplementario.

La investigación realizada entre marzo y mayo del año pasado incluyó a 143 pacientes, que tenían además enfermedades asociadas como cardiopatía isquémica o diabetes.

Dentro de ese grupo, 88 personas fueron tratadas con corticosteroides y 55 no.

Los corticosteroides son un grupo de fármacos, ampliamente accesibles y económicos, que tienen propiedades antiinflamatorias y se usan de forma frecuente para patologías del pulmón como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Los resultados del estudio mostraron que el tratamiento con corticoides “disminuyó la mortalidad en estos pacientes en un 40 %, confirmando la eficacia del fármaco, ya probada, en grupos de pacientes más jóvenes”, señala el centro hospitalario en un comunicado.

 

#CovidSeRespira: riesgo de contagio al tocar superficies con covid es muy bajo

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos determinaron que el riesgo de contagiarse por Covid-19 al tocar superficies contaminadas es muy bajo, ya que la transmisión se produce más por aerosoles. Se recomienda la ventilación, antes que la sanitización.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC) repasaron todas las evidencias científicas sobre contagio de covid por superficies y concluyen que basta con limpiar con jabón o detergente común. Sobre todo, porque el riesgo de contagio por esa vía, por tocar una superficie contaminada es muy raro. Incluso se atreven a poner una cifra: menos de un contagio por cada 10.000 veces que se toque un punto con coronavirus.

Los CDC ya dejaban claro desde hace tiempo que el riesgo de infección por esta vía es muy poco probable, pero ahora han realizado un análisis específico. “Debido a los muchos factores que afectan la eficiencia de la transmisión ambiental, el riesgo relativo de transmisión por fómites del SARS-CoV-2 se considera bajo en comparación con el contacto directo, la transmisión por gotitas o la transmisión aérea”, señalan en su revisión.

Fómites es como se denomina a este modo de contagio, mientras que se sigue considerando lo más peligroso el contacto directo con una persona contagiada, que al hablar, toser, etcétera, genera gotitas de distintos tamaños que pueden ser inhaladas por otra persona. Los CDC resaltan que las mascarillas y la higiene de manos también son una buena estrategia contra el posible contagio por superficies.

LO QUE DICE CDC

Las personas pueden infectarse con SARS-CoV-2 a través del contacto con superficies. Sin embargo, según los datos epidemiológicos disponibles y los estudios de los factores de transmisión ambientales, la transmisión superficial no es la ruta principal por la que se propaga el SARS-CoV-2 y se considera que el riesgo es bajo.

El modo principal por el cual las personas se infectan con el SARS-CoV-2 es a través de la exposición a gotitas respiratorias que transportan virus infecciosos. En la mayoría de las situaciones, limpiar las superficies con jabón o detergente, y no desinfectar, es suficiente para reducir el riesgo. Se recomienda la desinfección en entornos comunitarios de interior donde se haya sospechado o confirmado un caso de COVID-19 en las últimas 24 horas.

El riesgo de transmisión de fómites se puede reducir usando máscaras de manera constante y correcta, practicando la higiene de las manos, la limpieza y tomando otras medidas para mantener las instalaciones saludables.

CRÍTICA A LA OMS

El científico español José Luis Jiménez, de la Universidad de Colorado, señaló a la 730AM que costó un año evidenciar datos certeros y se desperdició grandes cantidades de dinero, tiempo y esfuerzo en limpiar superficies que no transmiten el virus. “El año pasado ya se sabía que la enfermedad iba por el aire, pero a la OMS les ha costado mucho… No fue hasta junio que empezaron a decir que tal vez (hay que apostar por las) mascarillas y todavía no lo dicen claramente, y le costará dos o tres meses más decir que esto no se transmite por superficies”, sostuvo.

EN EUROPA TAMBIÉN COINCIDEN

Según publicó El País, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) también señala en sus guías que esta vía de contagio es la menos probable y destaca que no se ha registrado, después de millones de enfermos en todo el mundo, ningún caso de infección por fómites. Los CDC indican además que, como sucede con el contagio al inhalar el virus en suspensión, los exteriores también son menos peligrosos para la infección por superficies “debido a la dilución y el movimiento del aire, así como a las condiciones ambientales más difíciles, como la luz solar”.

Todos los organismos y autoridades sanitarias desaconsejan la fumigación o nebulización de lugares y este documento de los CDC vuelve a insistir en que ni es útil ni seguro. Y solo recomienda el uso de desinfectantes especiales, más allá del jabón normal, “en situaciones en las que ha habido un caso sospechoso o confirmado de COVID-19 en interiores dentro de las últimas 24 horas”.

 

Lanzan estudio sobre reacciones alérgicas a vacunas de Pfizer y Moderna

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, en inglés) anunciaron este miércoles que iniciaron un estudio para analizar por qué una minoría de quienes han recibido las vacunas contra el covid-19 de Pfizer y Moderna han desarrollado reacciones alérgicas graves.


Fuente: EFE

El estudio se centrará en "si la gente que es muy alérgica o tiene un desequilibrio relacionado con los mastocitos enfrenta un mayor riesgo de desarrollar una reacción alérgica inmediata y sistémica a las vacunas de Moderna o Pfizer y BioNTech", indicaron los NIH en un comunicado.

Hasta ahora, los casos documentados de reacciones alérgicas graves después de recibir esas vacunas han sido "raros", pero han generado una "preocupación comprensible entre la población", dijo en el comunicado el principal epidemiólogo del país, Anthony Fauci.

En el estudio participarán 3.400 adultos de entre 18 y 69 años, que se someterán a pruebas en hasta 35 centros académicos de investigación de alergias en Estados Unidos.

Alrededor del 60 % de los participantes tendrán un historial de reacciones alérgicas graves o un diagnóstico de una enfermedad de los mastocitos, como la mastocitosis, mientras que un segundo grupo, el 40 % del total, no lo tendrán, explicaron los NIH.

La mastocitosis es una enfermedad rara que afecta fundamentalmente a la piel, aunque también puede provocar daños en la médula ósea, los huesos y el tubo digestivo.

Los mastocitos son un tipo de célula blanca que pertenecen al tejido conjuntivo y se originan en las células madre de la médula ósea, participando en los procesos inflamatorios y alérgicos.

Además, estas células se encuentran en la mayoría de los tejidos del cuerpo y sintetizan y almacenan histamina, una sustancia importante en las respuestas alérgicas, así como heparina, un anticoagulante.

Unos dos tercios de los participantes en el estudio serán mujeres, porque la mayoría de las reacciones alérgicas graves a las vacunas en general, y a las de Pfizer y Moderna en particular, han ocurrido entre la población femenina, precisaron los NIH.

Los investigadores analizarán cuántos participantes del estudio tienen una reacción alérgica sistémica en los 90 minutos siguientes después de recibir la inyección con una dosis de cualquiera de esas vacunas, y estudiarán el mecanismo biológico que puede estar detrás de esas respuestas.

Se espera que los resultados del ensayo clínico, de fase dos, estén disponibles hacia finales de este verano, que en Estados Unidos termina en septiembre.

 

AstraZeneca: detectan 169 casos de trombosis cerebral

(Reuters) - Los países europeos deberían tomar sus propias decisiones sobre cómo manejar el riesgo de coágulos sanguíneos raros de la vacuna COVID-19 de AstraZeneca, basándose en las tasas de infección prevalecientes y la disponibilidad de vacunas alternativas, dijo el miércoles el regulador de medicamentos de la UE. De 34 millones de aplicaciones, 169 resultaron en trombosis cerebral.


Fuente: Reuters

Varios países de Europa han anunciado restricciones sobre el uso de la vacuna AstraZeneca en personas más jóvenes, después de que se encontró un vínculo con coágulos de sangre muy raros, principalmente en mujeres menores de 60 años dentro de las dos semanas posteriores a la vacunación.

Pero la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) se abstuvo de emitir directrices, diciendo que los países tendrían que evaluar el equilibrio de los riesgos por sí mismos, en función de las condiciones locales que varían ampliamente en todo el bloque.

"Tratamos de proporcionar la mayor cantidad de información posible sobre los beneficios y los riesgos que hemos identificado, y en base a eso y a la situación pandémica en un estado miembro - la tasa de infección, la disponibilidad de diferentes vacunas - los diferentes estados miembros pueden tomar diferentes decisiones sobre a quién vacunar ", dijo el director ejecutivo de la EMA, Emer Cooke, en una sesión informativa.

Cooke dijo que el riesgo de morir por COVID-19 era "mucho mayor" que el riesgo de muerte por efectos secundarios raros.

"Es muy importante que usemos las vacunas que tenemos para tratar de vencer esta pandemia", dijo.

Sabine Straus, presidenta del comité de seguridad de la EMA, dijo que los efectos secundarios no fueron inesperados ya que las vacunas se lanzaron a gran escala.

La EMA ha recibido informes de 169 casos de un coágulo sanguíneo cerebral poco común conocido como trombosis del seno venoso cerebral (CVST), hasta el 4 de abril, dijo Straus. Eso es de 34 millones de dosis de la inyección administradas en el Espacio Económico Europeo.

También ha habido tres casos de coágulos de sangre con plaquetas bajas después del uso de la inyección de Johnson & Johnson, dijo Peter Arlett, jefe del grupo de trabajo de análisis de datos y métodos. Los expertos dijeron a Reuters que era demasiado pronto para decir si estos eventos estaban relacionados con la vacuna.

ANUNCIO PUBLICITARIO