Creciente carga de tuberculosis en las cárceles arriesga control de la enfermedad en el país

Según un estudio realizado, la tuberculosis entre los reclusos se concentra predominantemente en los de 20 a 34 años (77,3% del total), el doble del porcentaje de casos para el mismo grupo de edad fuera de la prisión.

El aumento de las tasas de encarcelamiento impulsa la creciente carga de tuberculosis en las cárceles y pone en peligro el control general de la tuberculosis (TB) en Paraguay, esta afirmación se realiza en un estudio publicado por la revista Nature Research en el que formó parte el Doctor Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud.

Si bien las poblaciones encarceladas tienen un alto riesgo de desarrollar tuberculosis su impacto en la epidemia de tuberculosis a nivel poblacional fue poco estudiado.

Se trata de un estudio observacional descriptivo que incluye todos los casos de TB notificados al Programa Nacional de Control de TB en Paraguay durante el período 2009-2018. También fueron utilizados registros de casos de presos diagnosticados con la enfermedad del Ministro de Justicia.

En el estudio fueron comparadas las características de los casos de tuberculosis dentro y fuera de la prisión y se modificaron con el tiempo las características de la tuberculosis en las prisiones. Durante 2009-2018, 2764 (9,7%) de los 28.534 casos de tuberculosis notificados en Paraguay ocurrieron en prisiones.

El número de presos en Paraguay aumentó de 6258 en 2009 a 14,627 en 2018, mientras que el número de casos de tuberculosis entre los presos aumentó en un 250%.

La tasa anual de notificación de tuberculosis entre los presos varones fue de 3.218 y 3.459 por cada 100.000 presos en 2009 y 2018, respectivamente. El porcentaje de todos los casos de tuberculosis entre los presos aumentó del 7,1% en 2009 al 14,5% en 2018.

El riesgo relativo de tuberculosis en las prisiones en comparación con la comunidad fue de 70,3; el riesgo atribuible a la población total fue del 9,5%.

De los 16 centros penitenciarios del país, dos de ellos, Tacumbú (39,0%) y Ciudad del Este (23,3%), representan dos tercios de todos los casos de tuberculosis en las cárceles.

La tuberculosis entre los reclusos se concentra predominantemente en los de 20 a 34 años (77,3% del total), el doble del porcentaje de casos para el mismo grupo de edad fuera de la prisión.

“Nuestros hallazgos muestran que la epidemia de tuberculosis en las cárceles representa uno de los desafíos más importantes para el control de la tuberculosis en Paraguay, especialmente en las ciudades más grandes del país. Se necesitan medidas adecuadas de control de la TB entre las poblaciones encarceladas y pueden tener un impacto sustancial en la carga general de TB en el país. dos veces el porcentaje de casos para el mismo grupo de edad fuera de prisión”, afirma la publicación.

Señala que los hallazgos muestran además que la epidemia de tuberculosis en las cárceles representa uno de los desafíos más importantes para el control de la tuberculosis en Paraguay, especialmente en ciudades más grandes del país y que se necesita medidas adecuadas de control de la TB entre las poblaciones encarceladas y pueden tener un impacto sustancial en la carga general de la enfermedad en el país.

De la investigación participaron también los profesionales Sarita Aguirre, Gladys Estigarribia, Matteo Cellamare, Julio Croda, Jason R. Andrews, Leonardo Martínez y Alberto L. García -Basteiro.

 

El análisis de aguas residuales da pistas sobre infecciones con COVID-19

Un análisis de las aguas residuales proporciona un método para detectar la presencia del coronavirus en muestras de desechos y también indica si las tasas de infección aumentan o disminuyen, según un estudio que publica este lunes la revista Environmental Science and Technology.


Fuente: EFE

La investigación, encabezada por Alexandria Boehm, profesora de ingeniería civil y ambiental en la Universidad Stanford, partió del hecho de que ese tipo de aguas son una fuente firme de coronavirus, ya que las personas infectadas desechan el virus en sus excrementos, por lo que pueden emplearse en la evaluación de los esfuerzos para contener la pandemia.

El análisis identifica y mide el material genético en la forma de ácido ribonucleico (ARN) de SARS-CoV-2, el virus que causa el covid-19, y "confirma que las tendencias en concentraciones de ARN del virus en las aguas residuales corresponden a las infecciones de covid-19 en la comunidad", dijo Boehm.

"Los datos de las aguas residuales complementan los datos de las pruebas clínicas y pueden proporcionar indicaciones adicionales de las infecciones de la covid-19 en las comunidades" añadió.

El covid-19 ha infectado a más de 14 millones de personas y ha causado la muerte de casi 280.000 en Estados Unidos, y tanto el número semanal de casos, como el de hospitalizaciones y los decesos se han ido incrementando en el último mes.

Los métodos para obtener más información que sirva para rastrear los brotes y determinar las medidas de salud pública para las diferentes comunidades siguen siendo clave en los esfuerzos para contener la pandemia.

Según el artículo, "los métodos de detección y seguimiento del covid-19 que recurren a la observación de las aguas residuales están ganando ímpetu en todo el país y podrían alertar a las autoridades de salud sobre brotes potenciales días antes que se reconozcan los síntomas individuales del virus".

El ARN viral puede ser aislado de los desechos en las plantas de tratamiento de las aguas servidas, e identificado mediante un proceso de recuperación que el texto describió como "complicado y altamente técnico".

Las investigadoras compararon la eficacia en la detección del virus en dos formas de aguas residuales -el flujo mayormente líquido y la costra sólida sedimentada en un tanque- y encontraron que las muestras sólidas tenían concentraciones más altas y más fáciles de detectar que el flujo semilíquido.

"Estos resultados confirmaron nuestra noción inicial de que enfocarnos en los sólidos del torrente residual llevaría a mediciones claras del covid-19 en una comunidad", indicó Krista Wigginton, de la Facultad de Ingeniería Civil y Ambiental en la Universidad de Michigan, y coautora del estudio.

Las investigadoras analizaron casi 100 muestras de sedimentos sólidos de la planta regional de Tratamiento de Aguas en San José-Santa Clara (California) de mediados de marzo a mediados de julio pasado tomando mediciones diarias de las concentraciones del virus.

Luego usaron modelos estadísticos para comparar estas concentraciones con los casos confirmados de covid-19 provistos por el condado, y los resultados de sus análisis fueron a la par de la tendencia de casos con disminuciones en mayo y junio y las cifras más altas en julio.

 

OMS: La vacuna será un arma poderosa, pero sola no acabará con la pandemia

Ginebra.- Las vacunas contra el coronavirus serán herramientas poderosas para evitar lo peor de este patógeno, pero solas no acabarán con la pandemia, al menos el próximo año, ya que no podrán producirse suficientes cantidades para que todos los que lo desean sean inmunizados.


Fuente: Isabel Saco, EFE

“Los casos y las muertes continuarán y tenemos que ser claros en ello, pero su número estará en gran medida en nuestras manos. Las vacunas serán una elemento importante de nuestra caja de herramientas, pero vacunas no significan cero covid porque no pueden hacer por si solas todo el trabajo”, dijo el doctor Mike Ryan, alto responsable en la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ryan pidió que se entienda que no todo el mundo podrá ser vacunado el próximo año.

Las previsiones de la Organización son que en el primer trimestre de 2021 se puedan producir hasta 500 millones de dosis de las vacunas que estén disponibles, con las primeras que serían las desarrolladas por el duo Pfizer y BioNTech, por Moderna, y por Astrazeneca con la Universidad de Oxford.

Las tres se encuentran en distintas fases de las gestiones necesarias para obtener autorizaciones de uso de emergencia.

La producción, con otras vacunas que podrían añadirse a ellas, podría acelerarse en la segunda mitad de 2021.

LA PANDEMIA NO SE HA ESTABILIZADO

Ryan, quien es director de emergencias sanitarias en la OMS, dijo que la pandemia no se ha estabilizado pese a los esfuerzos que hacen los países en general por contenerla.

Por ello, la OMS insiste en no perder de vista que las medidas de prevención deben mantenerse de forma rigurosa, en particular el uso apropiado de mascarillas, la distancia con los demás y la higiene de manos.

Aunque no haya vacunas para todos, dar prioridad a los trabajadores sanitarios y sociales, y en segunda instancia a las personas mayores, sí puede tener como resultado reducir la mortalidad y los casos de infección severa.

LOS INFLUYENTES DEBEN DAR EL EJEMPLO

Preguntado sobre la intención declarada del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, de ponerse la vacuna apenas esté disponible para dar el ejemplo, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que es positivo que personas influyentes muestren este compromiso.

Aseguró que a él le gustaría hacer lo mismo, pero que debe asegurarse de no recibir una vacuna que normalmente debería ser para una persona prioritaria.

En una rueda de prensa, la científica en jefe de la OMS, Soumya Swaminathan, aclaró de forma categórica que la tecnología ARN mensajero (utilizada por las vacunas de Pfizer y Moderna) no tiene “ninguna posibilidad de crear algún cambio genético en el cuerpo”.

El RNA mensajero contiene información extraída de la proteína del coronavirus (ilustrada como clavos alrededor de su superficie) y que llega a las células del músculo donde se inyecta.

Las células reciben entonces el mensaje de que deben empezar a producir una proteína que provoca que el sistema inmunitario cree anticuerpos.

“Pero no hay ninguna manera en que el RNA pueda acoplarse a nuestro propio ADN”, declaró la científica.

EUROPA MEJORA, PERO CUIDADO CON LA NAVIDAD

La jefa de la célula técnica de lucha contra la covid en la OMS, María Von Kerkhove, confirmó la tendencia a la baja de los contagios en la última semana en Europa, que ha sufrido una violenta segunda ola de casos, más grave que la primera de marzo y abril.

Para no volver a caer en la espiral de infecciones, la epidemióloga pidió a la población reflexionar sobre el comportamiento que adoptará de cara a las fiestas de fin de año.

“Realmente, piensen en el comportamiento que asumirán, con quién tendrán interacción porque esto puede modificar la capacidad del virus de expandirse”, comentó.

Según los expertos, las decisiones individuales que la gente tome en torno a la Navidad y el Año Nuevo podrían cambiar el curso de la pandemia, para bien o para mal, en los próximos meses.

 

Reino Unido aprueba vacuna Pfizer y será el primero en inmunizar contra el Covid-19

Londres.- Los reguladores británicos han aprobado la vacuna contra la covid-19 desarrollada por la empresa estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNtech para su uso en el Reino Unido.


Fuente: Con información de Efe

Con el visto bueno de la Agencia Reguladora de Productos Sanitarios y Médicos (MHRA, en inglés)), el Reino Unido se convierte en el primer país del mundo en iniciar la vacunación de la población contra el coronavirus.

Este tipo de vacuna de doble dosis requiere un almacenamiento a temperaturas muy bajas y la logística demanda una preparación muy costosa, por lo que es poco probable que Paraguay opte por Pfizer o Moderna, según advirtió el doctor Tomás Mateo Balmelli en comunicación con la 730 AM.

Consideró que Paraguay deberá decidirse por la opción menos costosa y la que menos trámite implique para el traslado, principalmente en cuanto a las condiciones de refrigeración.

“Tenés que tener una logístima impresionantemente grande para que no pierda su aplicabilidad”, explicó Balmelli en referencia a las vacunas de Pfizer y Moderna.

El doctor estimó que las primeras aplicaciones tendrán un mayor impacto en cuanto a la mortalidad y no así en los contagios. Advirtió que la pandemia no se acaba con la vacuna.

Balmelli expresó su preocupación por los números de las últimas tres semanas y recalcó que todo comenzó a partir de la liberación de actividades, donde de tener varias restricciones se habilitaron simultáneamente muchas cosas.