Escuchar música estilo ‘Bee Gees o ABBA’, podría mejorar el rendimiento del cerebro

Científicos de la Universidad de Tsukuba descubrieron que escuchar este estilo de música y artistas "groovy", mejora la función ejecutiva, un grupo de habilidades mentales que incluyen la memoria funcional, el pensamiento flexible y el autocontrol.


Fuente: Infobae

El groove está en el corazón, pero también en la mente. Los científicos descubrieron que escuchar música “groovy”, de artistas como los Bee Gees o ABBA, puede aumentar el rendimiento del cerebro.

Los resultados de un estudio, publicado en la revista Scientific Reports y realizado por la Universidad de Tsukuba en Japón, revelaron que las canciones con ritmo de groove mejoran la “función ejecutiva” del oyente.

Se trata de un conjunto de habilidades mentales que nos permiten planificar, centrar la atención, recordar y realizar varias tareas a la vez. Sin embargo, estos resultados sólo se observaron en los participantes que estaban familiarizados con la música groove o tenían buen ritmo.

“Los resultados fueron sorprendentes”, dijo el autor principal, el profesor Hideaki Soya. Y continuó: “Descubrimos que el ritmo groove mejoraba la función ejecutiva y la actividad en el córtex prefrontal dorsolateral izquierdo sólo en los participantes que decían que la música provocaba una fuerte sensación de groove y la sensación de tener la cabeza despejada”.

Se sabe que tanto la música como el ejercicio físico, como el baile, provocan sensaciones de placer al estimular la liberación de dopamina en el cerebro.

Según un estudio realizado en 2012 por Andrea Weinstein, el ejercicio físico aeróbico también puede mejorar la función ejecutiva, por lo que el equipo del profesor Soya decidió investigar si la música provocaría un efecto similar.

Para ello, realizaron imágenes cerebrales a los participantes en el estudio mientras completaban una tarea de emparejamiento de palabras con colores.

Los 58 participantes realizaron la misma tarea antes y después de escuchar tres minutos de música groove o ruido blanco. Crearon una pista de groove en Garage Band para utilizarla en el estudio, con un ritmo de 120 bpm, un “tempo apropiado para inducir el groove con golpes de batería”.

Los investigadores también realizaron una encuesta sobre la experiencia subjetiva de los participantes al escuchar música groove, para averiguar si algún resultado estaría relacionado con el gusto musical. Se preguntó a los participantes si “se esforzaban por sincronizarse con el ritmo” o “sentían que su cuerpo resonaba con el ritmo”.

Utilizando la espectroscopia funcional de infrarrojo cercano para obtener imágenes del córtex prefrontal dorsolateral izquierdo (l-DLPFC), una región del cerebro asociada a la función ejecutiva, descubrieron que el ritmo aumentaba la función ejecutiva y la actividad del l-DLPFC en los participantes que tenían una “mayor sensación de groove” o estaban más alerta después de escucharlo.

Según los investigadores, esto sugiere que las melodías sólo aumentan la capacidad cerebral de quienes tienen una mayor respuesta psicológica a la música.

“Nuestros resultados indican que las diferencias individuales en las respuestas psicológicas a la música groove modulan los efectos correspondientes en la función ejecutiva. Así, los efectos del ritmo del surco en el rendimiento cognitivo humano pueden estar influidos por la familiaridad o la capacidad de procesamiento del ritmo”, afirmó Soya.

Las estrategias para mejorar la función ejecutiva tienen una amplia gama de aplicaciones potenciales, desde la prevención de la demencia en personas mayores hasta la ayuda a los empleados para mejorar su rendimiento en el trabajo.

Se sabe que la música con un ritmo fuerte mejora el rendimiento de la marcha en la enfermedad de Parkinson al reducir las exigencias cognitivas de la sincronización con el ritmo y favorecer el movimiento.

Cuba dice que probará medicamento para frenar el Alzheimer

Cuba anunció este viernes un próximo ensayo clínico para probar un novedoso medicamento desarrollado por un laboratorio nacional para el tratamiento del Alzheimer, enfermedad que se cuenta entre las principales causas de muerte en la isla.

 

“En Cuba se iniciará en los próximos meses un ensayo clínico en todas las provincias del país para probar la eficacia y seguridad” de NeuroEpo en pacientes con enfermedad de Alzheimer en estadio leve–moderado, dijo en su sitio web el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

El medicamento de aplicación nasal ha tenido “buenos resultados para tratar enfermedades neurodegenaritivas”, añadió.

Aclaró, no obstante, que “no existe un tratamiento eficaz o un método de prevención comprobado para la enfermedad de Alzheimer” y recomendó llevar un estilo de vida saludable.

“En Cuba, las demencias forman parte de las principales causas de muerte y es la que requiere de mayor atención y cuidado en adultos mayores”, dijo el Minsap.

En la isla “existen, en estos momentos, 160.000 personas con demencias”, en una población de 11,2 millones de habitantes, indicó.

Está estimado que para el 2030 esta enfermedad “tendrá una prevalencia de 6,4% a 10,8%” entre los mayores de 65 años.

Señaló que en 2015, “se estimaron cerca de 46,8 millones de personas con demencia en el mundo, y se multiplicará a 65 millones para 2030. En América Latina y el Caribe de 3,4 millones se incrementará a 4,1 millones para el 2030”, añadió el Minsap.

Cuba enfrenta un rápido envejecimiento de su población, uno de sus principales problemas por el éxodo migratorio que vive, sobre todo de jóvenes, que se van por la severa crisis económica del país, la peor de los últimos 30 años.

Según el Anuario Estadístico de Cuba, donde la esperanza de vida es de 78,89 años, en el 2020 el 21% de la población de unos 11 millones de habitantes sobrepasó los 60 años.

El Minsap estima “importante” que los “cuidadores” de personas mayores enfermas sean capacitados por personal médico, que les enseñe “el mejor modo de cubrir las necesidades del paciente”.

El nuevo Código de las Familias, que será sometido a referendo el domingo, establece derechos legales para esos cuidadores, cada vez mas necesarios en la sociedad actual.

Un virus similar al COVID fue descubierto en Rusia y preocupa a los expertos

Se trata del Khosta-2 y fue hallado en murciélagos por científicos de la Universidad de Washington. Alertan que podría saltar a los humanos y resistir las vacunas.

A casi tres años de la aparición del coronavirus SARS-CoV-2 en China, un nuevo virus fue detectado murciélagos en Rusia y causa alarma entre los científicos. Un equipo dirigido por investigadores de la Escuela de Salud Global Paul G. Allen de la Universidad Estatal de Washington (WSU), EEUU, descubrió que las proteínas de espiga del virus del murciélago, llamado Khosta-2, pueden infectar células humanas y son resistentes tanto a los anticuerpos monoclonales como al suero de personas vacunadas contra el SARS-CoV-2.

Tanto el virus Khosta-2 como el SARS-CoV-2 pertenecen a la misma subcategoría de coronavirus conocida como sarbecovirus.

“Nuestra investigación demuestra, además, que los sarbecovirus que circulan en la vida silvestre fuera de Asia, incluso en lugares como el oeste de Rusia donde se encontró el virus Khosta-2, también representan una amenaza para la salud mundial y las campañas de vacunación en curso contra el SARS-CoV-2″, explicó el doctor Michael Letko, virólogo de WSU y autor del estudio publicado en la revista PLoS Pathogens.

Letko dijo que el descubrimiento de Khosta-2 destaca la necesidad de desarrollar vacunas universales para proteger contra los sarbecovirus en general, en lugar de solo contra las variantes conocidas del SARS-CoV-2.

“En este momento, hay grupos que intentan encontrar una vacuna que no solo proteja contra la próxima variante del SARS-2, sino que en realidad nos proteja contra los sarbecovirus en general. Desafortunadamente, muchas de nuestras vacunas actuales están diseñadas para virus específicos que sabemos que infectan células humanas o aquellos que parecen presentar el mayor riesgo de infectarnos. Pero esa es una lista que cambia constantemente. Necesitamos ampliar el diseño de estas vacunas para proteger contra todos los sarbecovirus”, agregó el experto. Si bien se han descubierto cientos de sarbecovirus en los últimos años, predominantemente en murciélagos de Asia, la mayoría no es capaz de infectar células humanas.

Los virus Khosta-1 y Khosta-2 se descubrieron en murciélagos rusos a fines de 2020 e inicialmente parecían que no eran una amenaza para los humanos.

“Genéticamente, estos extraños virus rusos se parecían a algunos de los otros que se habían descubierto en otras partes del mundo, pero debido a que no se parecían al SARS-CoV-2, nadie pensó que realmente eran algo por lo que emocionarse demasiado”, dijo Letko. dijo. “Pero cuando los miramos más, nos sorprendió mucho descubrir que podían infectar células humanas. Eso cambia un poco nuestra comprensión de estos virus, de dónde vienen y qué regiones son preocupantes”.

Los virólogos estadounidenses que realizaron experimentos con el patógeno, llamado Khosta-2, temen que sea “completamente resistente” a las vacunas implementadas durante la pandemia.

Letko se asoció con un par de miembros de la facultad de WSU, la primera autora ecologista viral Stephanie Seifert y la inmunóloga viral Bonnie Gunn, para estudiar los dos virus recién descubiertos. Determinaron que Khosta-1 representaba un riesgo bajo para los humanos, pero Khosta-2 demostró algunos rasgos preocupantes.

El equipo descubrió que, al igual que el SARS-CoV-2, Khosta-2 puede usar su proteína de pico para infectar células al unirse a una proteína receptora, llamada enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2), que se encuentra en todas las células humanas.

Luego se propusieron determinar si las vacunas actuales protegen contra el nuevo virus. Usando suero derivado de poblaciones humanas vacunadas contra el COVID-19, el equipo vio que Khosta-2 no fue neutralizado por las vacunas actuales. También probaron el suero de personas que estaban infectadas con la variante Ómicron, pero los anticuerpos tampoco fueron efectivos.

Afortunadamente, Letko precisó que el nuevo virus carece de algunos de los genes que se cree que están involucrados en la patogénesis en humanos. Sin embargo, existe el riesgo de que Khosta-2 se recombine con un segundo virus como el SARS-CoV-2.

“Cuando ve que el SARS-2 tiene esta capacidad de propagarse de los humanos a la vida silvestre, y luego hay otros virus como el Khosta-2 esperando en esos animales con estas propiedades que realmente no queremos que tengan, se configura esto escenario en el que sigues tirando los dados hasta que se combinan para crear un virus potencialmente más riesgoso”, concluyó Letko.

“La propagación zoonótica de sarbecovirus ha llevado a la aparición de virus humanos altamente patógenos”, escribieron los académicos. Y señalaron el SARS-CoV-2 como ejemplo, dado que estaba detrás de “la pandemia mundial más grande de la historia moderna”.

“Investigadores de todo el mundo están acelerando el ritmo de los esfuerzos de descubrimiento viral, ampliando las bases de datos de secuencias con nuevos sarbecovirus animales en circulación. Si bien se han realizado algunos experimentos con los nuevos virus, varios siguen sin probarse y, por lo tanto, se desconoce su capacidad de transmisión a los humanos”, concluyeron.

Los investigadores del Centro Nacional de Investigación Gamaleya, una rama del Ministerio de Salud de Moscú, dijeron que estaban llevando a cabo una “vigilancia continua” de los murciélagos que viven en el Parque Nacional de Sochi. El parque de 480,000 acres, hogar de cientos de cuevas, se encuentra en las afueras de la ciudad del mismo nombre, que fue sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014.

En el vientre materno, los bebés reaccionan diferente a los sabores, según un estudio

Los bebés, en el vientre de su madre, reaccionan de forma diferente a los sabores y olores, concluyeron por primera vez los científicos tras analizar sus expresiones faciales.


Fuente: AFP

 

En este estudio, realizado por investigadores de la universidad británica de Durham y de la francesa de Borgoña, y publicado el jueves en la revista Psychological Science, se llevaron a cabo ecografías 4D en 100 mujeres de 18 a 40 años y embarazadas de 32 a 36 semanas.

Estas imágenes han permitido observar la forma en la que los futuros bebés reaccionan cuando su madre come zanahoria o col rizada.

Ante la zanahoria, los fetos mostraron una “cara riendo”, mientras que los que cuya madre había comido col tenían una “cara llorosa”, afirmaron los científicos.

“Varios estudios habían sugerido que los bebés podían saborear y oler en el útero, pero estaban basados en resultados después del nacimiento. Nuestro estudio es el primero en hacer hincapié en estas reacciones antes del parto”, señaló Beyza Ustun, investigadora de la Universidad de Durham y autora principal del estudio.

El ser humano percibe los sabores combinando el gusto y el olfato. En los fetos, los investigadores creen que el mecanismo podría producirse a través del líquido amniótico del útero.

“Observando las reacciones faciales de los fetos, podemos suponer que pasan una serie de estímulos químicos en la alimentación de la madre en el entorno del feto”, precisó el profesor Benoist Schaal, de la Universidad de Borgoña y coautor del estudio.

“Esto podría tener un papel muy importante en nuestra comprensión del desarrollo de nuestros receptores gustativos y olfativos, así como de la percepción y la memoria con los que están vinculados”, prosiguió.

Según los investigadores, estos resultados podrían contribuir a informar a las madres sobre la importancia de una alimentación sana durante el embarazo.

Los autores del estudio también empezaron a analizar si el régimen alimentario de las mujeres embarazadas podría tener un impacto en las preferencias del bebé después de nacer.