La pérdida del olfato y del gusto por el COVID-19 puede durar hasta cinco meses

La pérdida del sentido del olfato y del gusto puede durar hasta cinco meses después de la infección por covid-19, según un estudio preliminar dado a conocer este lunes.


Fuente: EFE

Los resultados definitivos del trabajo se presentarán en abril en la reunión anual de la Academia Americana de Neurología.

Johannes Frasnelli, de la Universidad de Quebec en Trois-Rivières (Canadá) y uno de los autores de este estudio, recuerda que, aunque el covid-19 es una enfermedad nueva, investigaciones anteriores ya habían constatado que muchas de las personas contagiadas pierden el sentido del olfato y del gusto en las primeras etapas de la misma.

Según explica el científico en una nota de prensa de la Academia Americana de Neurología, el objetivo de este nuevo trabajo ha sido ir más allá y observar cuánto tiempo persiste esa pérdida de olfato y gusto, y cómo es de grave.

Para ello, en la investigación participaron 813 trabajadores sanitarios que dieron positivo en la prueba de covid-19; cada persona completó un cuestionario y realizó después una prueba casera para evaluar su sentido del gusto y del olfato en promedio cinco meses después del diagnóstico.

Los pacientes calificaron sus sentidos del gusto y del olfato en una escala de 0 a 10: el 0 significaba que no tenían ningún sentido y el 10 significaba un fuerte sentido del gusto o del olfato.

Un total de 580 personas perdieron el sentido del olfato durante la enfermedad inicial. De este grupo, 297 participantes (51 %) dijeron que todavía no habían recuperado el sentido del olfato cinco meses después.

De media, las personas calificaron su sentido del olfato con un 7 sobre 10 después de la enfermedad, en comparación con un 9 sobre 10 antes de enfermar.

Un total de 527 participantes perdieron el sentido del gusto durante la enfermedad inicial; de este grupo, 200 personas (38 %) aseguraron que todavía no habían recuperado el sentido del gusto cinco meses después.

De media, las personas calificaron su sentido del gusto con un 8 sobre 10 después de la enfermedad, en comparación con un 9 sobre 10 antes de enfermar.

"Nuestros resultados muestran que un sentido del olfato y del gusto deteriorado puede persistir en un número de personas con covid-19", detalla Frasnelli.

Para este investigador, esto subraya la importancia de hacer un seguimiento de las personas infectadas y la necesidad de seguir investigando para descubrir el alcance de los problemas neurológicos asociados a la enfermedad.

Los investigadores reconocen algunas limitaciones de este estudio, entre ellas la naturaleza subjetiva de las calificaciones de olor y sabor.

 

Vacuna antiCOVID-19: ¿Qué beneficios deja la aplicación?

Con base en lo que se sabe acerca de las vacunas para otras enfermedades y los primeros datos de los ensayos clínicos a nivel mundial, los expertos creen que vacunarse contra el COVID-19 podría evitar que se enferme gravemente incluso si se contagia COVID-19.

Dudas y temores forman parte de la decisión ante vacunarse o no. Si bien, registrarse para acceder a una dosis es una acción voluntaria, contar con la inmunización tiene sus beneficios según detalla el Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) por sus siglas en inglés de acuerdo a las preguntas que surgen entorno a la aplicación.

¿La vacuna contra el COVID-19 puede hacer que contraiga el COVID-19?

No. Ninguna de las vacunas contra el COVID-19 contiene el virus vivo que causa el COVID-19, por lo que vacunarse contra el COVID-19 no puede hacer que contraiga el COVID-19.

¿La vacunación contra el COVID-19 ayudará a evitar que contraiga la enfermedad?

Está demostrado que todas las vacunas contra el COVID-19 disponibles son altamente efectivas para prevenir el COVID-19. Todas las vacunas contra el COVID-19 en proceso de desarrollo están siendo evaluadas exhaustivamente en ensayos clínicos y serán autorizadas o aprobadas solo si pueden reducir de manera sustancial su probabilidad de contagiarse COVID-19.

Con base en lo que se sabe acerca de las vacunas para otras enfermedades y los primeros datos de los ensayos clínicos, los expertos creen que vacunarse contra el COVID-19 podría evitar que se enferme gravemente incluso si se contagia COVID-19.

Vacunarse también puede proteger a las personas a su alrededor en especial aquellas con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.

Los expertos siguen llevando adelante estudios para evaluar el efecto de la vacuna contra el COVID-19 sobre la gravedad de la enfermedad en los casos de COVID-19, así como su capacidad de evitar que las personas propaguen el virus.

La vacunación contra el COVID-19 es la manera más segura de ayudar a generar protección

El COVID-19 puede acarrear complicaciones graves que ponen en riesgo la vida y no hay forma de saber cómo afectará el virus a cada persona en particular. Además, si se enferma podría contagiar la enfermedad a amigos, familiares y a otras personas de su entorno.

Los ensayos clínicos de todas las vacunas primero deben demostrar que son seguras y efectivas antes de que se pueda autorizar o aprobar el uso de una vacuna específica, incluidas las vacunas contra el COVID-19.

Los beneficios conocidos y posibles de una vacuna contra el COVID-19 deben superar los riesgos conocidos y posibles de la vacuna para que se utilice en virtud de lo que se conoce como Autorización para Uso de Emergencia (EUA, por sus siglas en inglés).

Contagiarse COVID-19 podría generar algo de protección natural, conocida como inmunidad. La evidencia actual sugiere que la reinfección por el virus que causa el COVID-19 es poco frecuente en los 90 días posteriores a la infección inicial.

Sin embargo, los expertos no saben con certeza cuánto tiempo dura esta protección, y el riesgo de enfermarse gravemente y morir a causa del COVID-19 es mucho más alto que cualquier beneficio que pueda aportar la inmunidad natural.

Las vacunas contra el COVID-19 ayudarán a protegerlo al crear una respuesta de generación de anticuerpos (sistema inmunitario) sin que deba sufrir la enfermedad.

Tanto la inmunidad natural como la producida por una vacuna son aspectos importantes del COVID-19 que los expertos están buscando conocer en mayor profundidad.

Vacunarse contra el COVID-19 será una herramienta importante para ayudar a frenar la pandemia

Usar mascarillas y respetar el distanciamiento social son prácticas que ayudan a reducir la probabilidad de exposición al virus o de propagarlo a otras personas, pero estas medidas no son suficientes.

Las vacunas actuarán sobre su sistema inmunitario para que esté en condiciones de combatir el virus si se ve expuesto al mismo.

Vacunarse y seguir las recomendaciones de los CDC para protegerse y proteger a otras personas ofrecerán la mejor protección contra el COVID-19.

Detener una pandemia exige usar todas las herramientas que se encuentran a disposición.

En la medida que los expertos aprendan más acerca de cómo una vacuna contra el COVID-19 podría ayudar a reducir la propagación de la enfermedad en las comunidades, los CDC seguirán actualizando las recomendaciones con la última evidencia científica disponible para proteger a las comunidades, finaliza el informe.

 

Vacuna Pfizer presenta resultados alucinantes en Israel

De los 530.000 israelíes que recibieron la vacuna de Pfizer contra el Covid-19, solo 544 contrajeron el Covid-19 y apenas cuatro de ellos desarrollaron la forma grave.

En Israel 523.000 personas ya recibieron las dos dosis de vacuna Pfizer, de las cuales, solamente 544 llegaron a contraer el virus, 540 de forma leve y 4 de manera grave. La tasa de mortalidad es cero.

“Los datos de Israel con la vacuna de Pfizer son realmente alucinantes en la población vacunada: un 94% de caída en los casos de COVID19 sintomática, y una caída idéntica de los casos graves”, destacó el científico Gorka Orive.

Pfizer Inc. y BioNTech enviaron nuevos datos a la FDA sobre la vacuna COVID-19 cuando se almacena entre -25 ° C y -15 ° C, temperaturas que se encuentran más comúnmente en congeladores y refrigeradores farmacéuticos. Esto facilitará la distribución y conservación.

A medida que se obtengan datos de estabilidad adicionales, Pfizer y BioNTech anticipan que la vida útil y / o la fecha de vencimiento podrían extenderse, y se puede considerar el almacenamiento alternativo a temperatura a corto plazo.

La vacuna, que se basa en la tecnología de ARNm patentada de BioNTech, fue desarrollada tanto por BioNTech como por Pfizer. BioNTech es el titular de la autorización de comercialización en la Unión Europea y el titular de autorizaciones de uso de emergencia o equivalentes en los Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y otros países antes de una solicitud planificada para autorizaciones de comercialización completas en estos países.

 

Así funciona el nuevo spray nasal contra el coronavirus

Taffix es el nombre del novedoso spray nasal que evita la entrada de cualquier virus a las mucosas nasales, mediante capas protectoras que generan un ambiente inhóspito para el Sars-Cov-2. La duración es de cinco horas.

La principal puerta de entrada de los virus aéreos es la nariz y de ahí la necesidad de priorizar los cuidados preventivos en esa zona.

En tal sentido, el spray nasal Taffix al entrar en contacto con la mucosa nasal crea una capa de gel activa que reduce el nivel de ácido a 3,5, una cantidad donde el virus no puede existir.

Desde la aplicación, Taffix actúa en un lapso de 50 segundos y es capaz de proveer protección durante cinco horas.Está principalmente indicado para utilizar minutos antes de ingresar a espacios públicos abiertos o cerrados.

El mecanismo de efecto dual y la protección química previene el 99 % de los virus y por lo tanto reduce de forma significativa el riesgo de infección, según se pudo probar en numerosos estudios laboratoriales. Sin embargo, el srpay no reemplaza el uso de las mascarillas.

El producto está disponible en Amazon desde octubre pasado, además de farmacias de España, Israel y el Reino Unido. El precio actual es de 40 euros el frasco, aunque también se puede optar por el paquete de cuatro unidades por 56,30 euros.