Ómicron no pone en entredicho interés de dosis de refuerzo

PARÍS. ¿Por qué sigue siendo interesante la dosis de refuerzo anticovid pese a variante ómicron? El mundo espera saber si la variante ómicron es especialmente peligrosa o resistente a las vacunas contra el covid-19. Pero esto no pone en entredicho el interés de la dosis de refuerzo, según los expertos.

¿Las vacunas serán tan eficaces con la variante ómicron?Es la gran pregunta que todo el mundo se hace, pero todavía es demasiado pronto para pronunciarse.

En una entrevista en el Financial Times, el presidente de Moderna, Stéphane Bancel, se mostró más bien pesimista y estimó que podría producirse una “disminución importante” de su eficacia.

Según él, a los investigadores les preocupa que 32 de las 50 mutaciones halladas en la variante ómicron se sitúan en la proteína spike, la llave que permite al virus entrar en el organismo.

Por su parte, el fundador de BioNTech, que ha desarrollado una vacuna contra el covid-19 junto al gigante estadounidense Pfizer, señaló que la nueva variante podría causar más contagios entre las personas inoculadas pero que, probablemente, seguirían protegidas de las formas graves de la enfermedad. “Nuestro mensaje es: no tengan miedo, el plan sigue siendo el mismo. Aceleren la administración de la tercera dosis”, dijo Ugur Sahin.

Para tener más información, será necesario esperar a los resultados de los test de laboratorio, que saldrán de aquí a dos o tres semanas.

Aunque los inmunizantes actuales sean menos eficaces frente a esta nueva variante, seguirán creando cierta protección.

No será “un efecto on/off” , indicó esta semana Yazdan Yazdanpanah, jefe del servicio de enfermedades infecciosas del hospital Bichat, en París.

Ante las dudas, ¿se tiene que administrar la dosis de refuerzo?

Sí, han insistido esta semana varios expertos, en un momento en que Europa hace frente a una nueva ola de contagios por la variante delta.

Sería “un error grave esperar” , estimó el viernes Alain Fischer, responsable de la estrategia de vacunación en Francia.

Frente a esta ola, varios países están acelerando sus campañas de vacunación. El primer ministro británico, Boris Johnson, estableció como plazo a finales de enero para administrar la dosis de recuerdo a todos los adultos, pasando de seis a tres meses el periodo necesario desde la segunda dosis.

En Estados Unidos, Pfizer presentó un pedido de autorización para una dosis de refuerzo a los adolescentes de 16 a 17 años.

“No tenemos que equivocarnos de enemigo, por ahora es la variante delta”, insistió Arnaud Fontanet, miembro del consejo científico francés.

Por el momento, nada indica que ómicron superará a la variante delta. Si esto pasara, tardará varias semanas, o meses.

No obstante, algunos profesionales sanitarios tienen dudas sobre si la dosis de refuerzo es necesaria para toda la población.

“La prioridad es vacunar a las personas mayores y a las que tienen riesgo, y luego darles el refuerzo. Pero una dosis adicional para los jóvenes (…) no me parece prioritario por ahora” “, afirmó Yvon Le Flohic, médico generalista que sigue de cerca la evolución de la epidemia desde el inicio.

¿Cuándo llegarán las nuevas vacunas?

Los laboratorios Pfizer, Johnson & Johnson (J&J) y Moderna aseguran que comenzaron a trabajar en una nueva versión de su vacuna anticovid centrándose en ómicron, por si los sueros actuales no fueran suficientemente eficaces.

Lea más: El ministro francés de Sanidad prevé el pico de esta ola a finales de enero

Pfizer ya creó dos nuevas versiones de su vacuna contra las variantes delta y beta, que finalmente no fueron utilizadas.

“Los laboratorios se escudaron detrás del hecho de que sus vacunas continuaban protegiendo contra las formas graves de covid, pero esto contribuyó a dejar circular el virus” , lamentó Bruno Canard, director de investigación en el CNRS, especialista de coronavirus.

Aunque Pfizer promete un nuevo inmunizante en menos de 100 días, su implementación será mucho más lenta y no tendrá lugar “antes de la primavera” boreal, según este científico. “Hasta entonces, las vacunas actuales protegen contra las formas graves de la variante delta” .

EMA confirma riesgo “muy raro” de miocarditis y pericarditis con vacunas ARNm

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) confirmó este viernes el riesgo de desarrollar miocarditis y pericarditis con la vacunación contra la covid-19 con Pfizer o Moderna, ambas basadas en ARNm, aunque concluyó que es un efecto secundario “muy raro” y el balance beneficio-riesgo sigue siendo positivo.

El comité de seguridad (PRAC) de la agencia revisó para sus conclusiones sobre estas afecciones inflamatorias del corazón los datos de dos grandes estudios epidemiológicos europeos recientes, uno con datos del sistema nacional de salud francés y otro con información de registros nórdicos.

“En general, el resultado de la revisión confirma el riesgo de miocarditis y pericarditis, que ya se refleja en la información del producto para estas dos vacunas, y proporciona más detalles sobre estas dos condiciones”, señala la agencia.

El PRAC ha concluido que el riesgo de desarrollar una de estas condiciones es en general “muy raro”, lo que, en perspectiva, significa que hasta una de cada 10.000 personas vacunadas con Pfizer o Moderna pueden verse afectada.

Al ser un riesgo “muy raro”, la EMA reconfirma que los beneficios de estas vacunas siguen superando sus posibles efectos secundarios, dado el peligro de la covid-19 y las complicaciones relacionadas con esta enfermedad. Las vacunas “reducen las muertes y hospitalizaciones, como muestra la evidencia científica”, agrega.

Los dos estudios también permiten señalar el mayor riesgo de miocarditis tras la vacunación en los hombres más jóvenes, lo que también se incluirá en el prospecto de las vacunas para mejor alerta de los sanitarios y pacientes.

Ambas afecciones pueden desarrollarse unos días después de la vacunación y se han presentado principalmente dentro de los 14 días posteriores, pero se han observado con más frecuencia después de la segunda dosis.

Los dos estudios también proporcionan estimaciones del número de “casos adicionales” de miocarditis en hombres más jóvenes después de la segunda dosis, en comparación con personas de la misma edad y sexo no expuestas a la vacuna.

El estudio francés mostró que durante un periodo de siete días después de la segunda dosis de Pfizer, hubo unos 0,26 casos adicionales de miocarditis en hombres de 12 a 29 años por cada 10.000, en comparación con las personas no expuestas. En el caso de Moderna, ese dato subió a 1,3 casos adicionales en hombres de la misma franja de edad.

Mientras, el estudio nórdico reflejó que, en un período de 28 días después de la segunda dosis de Pfizer, hubo 0,57 casos adicionales de miocarditis en varones de 16 a 24 años por cada 10.000 en comparación con hombres no expuestos a la vacunación. Con Moderna, hubo 1,9 casos en varones en el mismo intervalo de edad.

Este síndrome provoca una pérdida de líquido de los vasos sanguíneos pequeños (capilares), lo que resulta en una hinchazón principalmente en brazos y piernas, además de presión arterial baja, espesamiento de la sangre y niveles bajos de albúmina en sangre (una proteína sanguínea importante).

Los síntomas pueden incluir cansancio, fiebre intensa persistente, diarrea, vómitos, dolor de estómago, de cabeza y de pecho, así como dificultad para respirar.

Según la información disponible, la evolución de ambas afecciones después de la vacunación no es diferente de la miocarditis o la pericarditis en general.

Delta puede tener más capacidad para evadir la inmunidad de las vacunas

La variante delta del SARS-CoV-2 puede tener más éxito a la hora de evadir la respuesta protectora de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca, indica un estudio que no incluye la nueva ómicron y que publica Plos.

Un equipo de científicos británicos, encabezados por la Universidad de Glasgow, hizo un análisis para cuantificar la capacidad de las variantes alfa, beta y delta de evadir la inmunidad inducida por esas dos vacunas.

El estudio indica que ambos preparados conferían protección frente a las variantes de la covid-19, pero observaron “una menor neutralización de los anticuerpos” de las variantes beta y delta.

En la muestra de individuos vacunados, la variante delta redujo la respuesta inmunitaria en los receptores de la vacuna de Pfizer y Astra Zeneca en 4,31 y 5,11 veces respectivamente, indica Plos.

La investigación no se diseñó para medir directamente la eficacia de la vacuna, aunque estaba en consonancia con los hallazgos recientes de Public Health England de una eficacia ligeramente inferior contra la variante delta que con las precedentes.

Los investigadores usaron muestras de suero de 156 personas que habían recibido dos dosis y 50 con una sola, según resume la publicación

El equipo expuso las proteínas del SARS-CoV-2 en un sistema de modelo de virus a sueros de personas vacunadas y observaron la respuesta de los anticuerpos, midiendo la eficacia con la que estos impedían que cada variante infectara las células.

Las vacunas siguen siendo muy eficaces para prevenir la infección grave y la muerte, pero los autores señalaron que “está indicado realizar un seguimiento continuo de la neutralización frente a las nuevas variantes junto con estudios sobre la eficacia de las vacunas, ya que el virus sigue evolucionando con el tiempo, especialmente en los grupos vulnerables”.

Las mutaciones cambian la forma de la proteína de la espícula del coronavirus (la que usa para entrar en las células humanas) impidiendo el reconocimiento de los anticuerpos y permitiendo que el virus pueda llegar a escapar a la inmunidad inducida por la vacuna.

EMA evalúa en tiempo real la vacuna de la Covid de la francesa Valneva

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) comenzó este jueves a evaluar en tiempo real los datos emergentes de la vacuna de virus inactivado conocida como VLA2001, desarrollada por la farmacéutica francesa Valneva, que se convierte en el quinto preparado contra la covid-19 que está analizando este regulador de fármacos.

El comité de medicamentos de uso humano (CHMP) ha iniciado un proceso de “revisión continua” de esta vacuna en base a los resultados preliminares de los estudios de laboratorio y los primeros estudios clínicos en adultos que sugieren que desencadena la producción de anticuerpos que atacan el SARS-CoV-2, el virus que provoca la covid-19.

Este proceso de análisis significa que la agencia irá evaluando los datos a medida que vayan estando disponibles hasta reunir la suficiente información para decidir si los beneficios de su aprobación y uso contra la covid-19 superan los riesgos de sus posibles efectos secundarios.

La revisión continuará hasta que haya suficientes evidencias disponibles para que la farmacéutica dé el paso de solicitar formalmente una licencia europea para el uso de su vacuna en todos los países de la Unión Europea (UE) con el respaldo de los expertos de la EMA, lo que puede tardar unos meses en llegar.

“La Agencia evaluará el cumplimiento de VLA2001 con las normas habituales de la UE en cuanto a eficacia, seguridad y calidad. Si bien EMA no puede predecir los plazos generales, debería llevar menos tiempo de lo normal evaluar una eventual solicitud (de la licencia) debido al trabajo adelantado durante la revisión continua”, explica la agencia.

El calendario de aprobación estará más claro cuando la farmacéutica solicite la autorización de comercialización de la vacuna en la UE.

Esta vacuna prepara al cuerpo para defenderse del contagio con el SARS-CoV-2 con la tecnología de virus inactivado (que no puede provocar la enfermedad) usada en las vacunas tradicionales, que han sido utilizadas de forma segura y eficaz desde mediados del pasado siglo, por ejemplo, en las vacunas de la gripe.

Esta vacuna contiene también dos “adyuvantes”, una sustancia que ayuda a fortalecer la respuesta inmunológica a un antígeno. Cuando una persona recibe la inyección, su sistema inmunológico identifica el virus inactivado como “extraño” y produce anticuerpos contra él, preparándolo para futuros contactos con el coronavirus.

La Comisión Europea (CE) aprobó el pasado 10 de noviembre un contrato con la farmacéutica Valneva para adquirir el año que viene 27 millones de dosis de su vacuna contra la Covid-19 y tener derecho a comprar otros 33 millones adicionales en 2023, siempre que la empresa logre el visto bueno de la EMA.

Hay otras tres vacunas que se encuentran en la fase de evaluación continua en el CHMP: la rusa Sputnik V, la china Vero Cell y la francesa Vidprevty.

En una fase más avanzada, porque ya solicitó el respaldo de la EMA a su licencia, está la vacuna estadounidense Novavax, que “se podría aprobar en cuestión de semanas”, según anunció la directora ejecutiva de la EMA, Emer Cooke, el pasado martes.