Según estudio, variante ómicron es 25% menos grave y se debería a las vacunas

Un estudio realizado en Sudáfrica apunta que la variante ómicron de la covid-19 causaría una enfermedad menos grave, reduciendo el riesgo de hospitalización y muerte respecto a la delta en un 25 %, aunque precisa que su gravedad se ha atenuado sobre todo por las vacunas y la infección previa.


Fuente: EFE

"En la ola impulsada por ómicron, los resultados de covid-19 grave se redujeron principalmente por la protección aportada por una infección previa y/o vacunación", señala el estudio desarrollado por científicos de Sudáfrica, "pero la virulencia intrínsecamente reducida podría representar un riesgo reducido del 25 % de hospitalización grave o muerte en comparación con (la variante) delta".

Es decir, incluso teniendo en cuenta la protección que proporcionan la vacunación o la inmunidad derivada de infecciones previas, los datos del estudio sugieren que las características concretas de esta variante reducen en un 25 % el riesgo de sufrir una enfermedad grave con ómicron en comparación con delta.

El estudio apoya otros resultados científicos preliminares obtenidos hasta ahora a nivel global, que apuntan a una mayor transmisibilidad pero una menor virulencia de ómicron, una variante detectada a finales de noviembre en Sudáfrica.

Realizado en la provincia sudafricana del Cabo Occidental, el estudio comparó 5.144 pacientes de la cuarta ola, impulsada por ómicron y cuyo pico el país consideró superado a finales de diciembre, con 11.609 pacientes infectados en las olas anteriores, la última de las cuales fue dominada por delta.

El estudio, a cargo del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (NICD, por sus siglas en inglés) y de las autoridades sanitarias de la provincia y del país, está aún pendiente de ser sometido a la revisión de pares de la comunidad científica.

Sudáfrica, con 3,5 millones de casos acumulados hasta la fecha y más de 93.000 muertes, se mantiene como el gran epicentro de la pandemia en África.

 

Covid será endémico a finales de año, estiman

Berlín.- El covid se convertirá en un enfermedad endémica hacia finales de este año, de acuerdo con el virólogo alemán Christian Drosten, quien indicó que vacunar a toda la población cada pocos meses no es una estrategia viable a largo plazo.


Fuente: EFE

"Esperamos llegar a una situación endémica. A finales de año, o bien la habremos alcanzado o estaremos prácticamente ahí," afirmó Drosten durante una rueda de prensa en Berlín con el ministro de Sanidad Karl Lauterbach y el presidente del Instituto Robert Koch de virología (RKI), Lothar Wieler.

El virólogo del hospital Charité hizo hincapié en la importancia de inmunizar con rapidez al mayor porcentaje posible de la población y planteó un futuro hipotético en el que los ciudadanos de edad más avanzada obtengan una dosis de recuerdo contra la covid cada otoño similar a la vacuna anual contra la gripe.

"No se trata de vacunar a toda la población cada pocos meses," señaló Drosten, ya que esto es algo que "no funciona".

Por el contrario, afirmó, llegará un momento en el que será necesario dejar que sea el propio virus el que "actualice" la inmunidad de la población, un proceso que en otros países está "más avanzado".

"La cuestión es si podemos hacer esto ya en Alemania," planteó Drosten, que dio a entender que todavía es demasiado pronto para correr ese riesgo.

De acuerdo con el presidente del RKI, Lothar Wieler, la llegada de una quinta ola vinculada a la variante ómicron supone el inicio de una "nueva fase" de la pandemia, en que la tasa de hospitalizaciones será más relevante que el número total de casos.

De acuerdo con Wieler, la variante ómicron ya predomina en Alemania y representa el 70 % de los casos totales, mientras que en estos momentos una de cada cien personas en el país está infectada con el virus.

Por su parte, el ministro de Sanidad Karl Lauterbach evaluó la situación de forma positiva y afirmó que, si es posible acelerar la campaña de vacunación de la dosis de refresco, la ola estará bajo control, aunque incidió en la necesidad de vigilar mejor el cumplimiento de las restricciones.

 

EMA pide vigilar posible mielitis transversa con AstraZeneca y Janssen

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) agregó hoy la mielitis transversa, una afección neurológica, como una posible reacción adversa muy rara de las vacunas de la covid-19 desarrolladas por AstraZeneca y Janssen, y subrayó que este efecto secundario se produce con una “frecuencia desconocida”.


Fuente: EFE

El comité de seguridad (PRAC) ha recomendado un cambio en la información del producto de Vaxzevria (nombre comercial de la vacuna de AstraZeneca) y Janssen para incluir una advertencia dirigida a profesionales de la salud y pacientes que reciban una de estas vacunas, para que estén atentos a posibles síntomas de mielitis transversa (MT) tras la vacunación.

Además, se ha agregado este trastorno neurológico al prospecto como “efecto secundario de frecuencia desconocida”, lo que permite también a los sanitarios estar alerta a los signos y síntomas de esta afección para un diagnóstico y tratamiento tempranos.

La EMA explica que la mielitis transversa se produce por la inflamación de uno o ambos lados de la médula espinal y puede causar debilidad en los brazos o las piernas, síntomas sensoriales (como hormigueo, entumecimiento, dolor o pérdida de la sensación de dolor) o problemas con la función de la vejiga o el intestino.

El PRAC ha revisado información sobre casos sospechosos de este trastorno informados a nivel mundial después de la vacunación (lo que no necesariamente significa que sea un efecto secundario directo de la vacuna en uno o todos los casos), incluidos los datos europeos, junto con literatura científica de ambas vacunas.

Tras esa revisión, los expertos de la EMA han concluido que hay una “posibilidad razonable” de que haya una “relación causal” entre estas dos vacunas y la mielitis transversa, pero el balance entre beneficio y riesgo de ambas vacunas sigue siendo positivo a la hora de evitar la covid-19 grave y la hospitalización por la enfermedad que provoca el SARS-CoV-2.

Por otro lado, el PRAC también recomendó actualizar el prospecto de AstraZeneca para agregar más información sobre los casos muy raros de trombosis con trombocitopenia (TTS), puesto que se registraron menos informes de esta reacción adversa tras la vacunación con la segunda dosis.

De los 1.809 casos de trombocitopenia notificados en todo el mundo, 1643 fueron después de la primera dosis y 166 tras la segunda.

La EMA desaconseja en la actualidad una segunda dosis de AstraZeneca en personas que hayan experimentado trombocitopenia después de la primera vacunación.

 

OMS recomienda dos nuevos tratamientos contra el covid-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó oficialmente este jueves dos nuevos tratamientos contra el covid-19 en casos muy precisos, llevando el total de estos fármacos a cinco.


Fuente: AFP

En un informe publicado en la revista médica The BMJ, los expertos de la OMS recomiendan un tratamiento a base de anticuerpos sintéticos, el sotrovimab, y un medicamento en general utilizado contra la poliartritis reumatoide, el baricitinib.

Pero esas medicinas no están destinadas a cualquier paciente.

El sotrovimab se recomienda para pacientes que contrajeron covid-19 sin gravedad pero con alto riesgo de hospitalización. Su beneficio en pacientes que no corren ese riesgo es demasiado bajo.

En cuanto al baricitinib, se recomienda para "pacientes aquejados de un covid grave o crítico", y hay que administrarles esa medicina "combinada con corticoides".

En esos pacientes, eso "mejora la tasa de supervivencia y reduce la necesidad de someterse a ventilación mecánica".

Hasta ahora, la OMS recomendaba tres tratamientos: los anticuerpos sintéticos vendidos bajo el nombre de "Ronapreve", desde septiembre de 2021; un tipo de medicamentos llamados "antagonistas de la interleucina 6" (el tocilizumab y el sarilumab), desde julio de 2021; y los corticoides sistemáticos para los pacientes enfermos de gravedad, desde septiembre de 2020.

El sotrovimab atañe al mismo tipo de pacientes que el Ronapreve. "Su eficacia contra nuevas variantes como ómicron es todavía incierta", matizaron no obstante los expertos de la OMS.

Asimismo, el baricitinib "tiene los mismos efectos" que los antagonistas de la interleucina 6 y debe ser administrado al mismo tipo de paciente.

"Cuando ambos están disponibles" hay que elegir cuál de los dos utilizar "en función del coste, de la disponibilidad y de la experiencia de los profesionales sanitarios", afirmaron los expertos de la OMS.

El baricitinib pertenece a una familia de medicamentos llamada "inhibidores de la quinasa Janus" y se utiliza contra la poliartritis reumatoide, una enfermedad autoinmune.

Sin embargo, los otros medicamentos de esa familia (el ruxolitinib y el tofacitinib) no deben usarse contra el covid, consideraron los especialistas, por falta de datos sobre su eficacia o sobre sus efectos secundarios.

La OMS suele actualizar regularmente sus recomendaciones de tratamientos contra el covid, basándose en ensayos clínicos realizados con diferentes tipos de pacientes.

Con todo, el arsenal terapéutico no deja de ser reducido. En los últimos meses, la OMS rechazó el uso de varios tratamientos: la inyección de plasma de pacientes curados del covid-19, la ivermectina o la hidroxicloroquina.