Vacunas anti COVID-19 en menores de edad, ¿qué sabemos hasta ahora?

La vacunación en adultos está siendo realizada en todo el mundo, aunque la rapidez varía según el país. Las vacunas aprobadas de manera 'emergencial' y la de Pfizer (la única con aprobación completa al momento), se distribuyen en los distintos países y ya se ha alcanzado un total de 29.47% de la población mundial vacunada.

Por Irene Fabiola Román Maldonado, PhD en Biología

Todavía hay mucho camino por recorrer; sin embargo, el beneficio de la vacunación es indiscutible. Ya podemos ver que, en varios países, el grupo de personas que se negó a recibir la vacuna representa la mayor porción de los ingresos a cuidados intensivos.

Cuando observamos los estudios clínicos de las vacunas utilizadas, vemos que fueron incluidas personas de distintas franjas etarias, desde adultos mayores hasta jóvenes de 18 años. Sin embargo, un grupo grande de personas no ha sido incluido en los ensayos clínicos iniciales, los niños y los jóvenes menores de 18 años.

Los niños no son adultos pequeños. No podemos simplemente asumir que la vacuna tendrá el mismo efecto en un niño que en alguien mayor. Una de las diferencias entre ensayos clínicos de niños y adultos, es que la dosis debe ser ajustada de acuerdo a su rango de edad. De hecho, no es raro que las dosis de vacunas en niños sean inferiores a las dosis recibidas por los adultos.

Según investigadores de la Universidad Columbia en Nueva York, la respuesta inmune de los niños tiende a ser más fuerte que la de los adultos. Los primeros resultados de los ensayos han demostrado que los niños de 12 a 15 años que recibieron dos dosis estándar de la de Pfizer-BioNTech desarrollaron niveles más altos de anticuerpos bloqueadores de virus que los de 16 a 25 años de los ensayos anteriores. La pregunta que deben responder ahora es si los niños aún más pequeños obtendrán la misma respuesta inmunitaria con una dosis más baja.

Otro de los cuidados que tienen los investigadores al probar la vacuna contra COVID-19, es que, como se están probando en niños cada vez más pequeños, es necesario realizar estudios sobre cómo se debe integrar una vacuna anti-COVID-19 en el calendario de vacunación de un niño pequeño.

A pesar del retraso en la realización de ensayos clínicos en niños y adolescentes, a inicios del año 2021 ya comenzaron a salir los resultados preliminares de estudios de algunas vacunas.

Interrogantes que aún tienen los investigadores

El retraso de la administración de las vacunas en algunos países como el Reino Unido, se debe a que existen ciertas interrogantes que necesitan ser aclaradas antes de ofrecerlas a todo el amplio rango de edad de los menores de 18 años.

En relación a las vacunas de Moderna y Pfizer, la investigación sobre millones de personas, ha mostrado que existe un riesgo mínimo de miocarditis o inflamación en el corazón. Se vio que esto fue más común en jóvenes, especialmente en niños más pequeños, después de una segunda dosis. También se vio que los síntomas de esta miocarditis generalmente desaparecen en días.

En vista de que las tasas de esta afección son más altas en jóvenes que en mayores, el Reino Unido ha recomendado una sola dosis para jóvenes de 16 y 17 años. Sin embargo, debemos recordar que ninguna vacuna o medicamento es 100% seguro, y los datos de los EE. UU. muestran que el número de niños afectados es muy pequeño.

Además, es importante tener presente que estar infectado con COVID-19 también tiene consecuencias para la salud de los adolescentes, incluyendo riesgos para su corazón.

A pesar de que sabemos que la COVID-19 puede producir miocarditis, los investigadores aún no saben con precisión qué tan alto es este riesgo. Según el profesor Neil Ferguson, asesor gubernamental del Imperial College de Londres: “Si [el riesgo] es similar o superior al de la vacunación, es más probable que la vacuna sea beneficiosa”. Pero dice que “no es posible” dar una respuesta definitiva ahora. También hay muy pocos datos sobre los efectos a largo plazo de la inflamación del corazón en el futuro.

Actualmente, el CDC autorizó la aplicación de las vacunas anti-COVID19 a todos los mayores de 12 años con la vacuna de Pfizer-BioNTech. Así también, Francia, Italia, Suecia, España y Alemania ya están administrando vacunas a los jóvenes en el rango de 12 a 17 años.

 

El difícil equilibrio entre la vacuna contra el covid y la inmunidad natural

¿Podemos confiar en las vacunas para contener la epidemia de covid-19? Aunque su eficacia disminuye con el tiempo, los médicos aseguran que siguen siendo indispensables. Sin embargo, a largo plazo se plantea el interrogante de cuánto espacio se debe dejar a la inmunidad natural.


Fuente: AFP

"Ahora sabemos que la vacunación no erradicará el SARS-CoV-2", el coronavirus que causa el covid-19, reconoció el miércoles la Academia Francesa de Medicina en un comunicado.

Desde hace varias semanas se acumulan datos que demuestran que las vacunas son menos eficaces contra la variante delta del SARS-CoV-2, que es mucho más contagiosa.

Una proporción importante de vacunados se han contagiado, aunque siguen estando muy bien protegidos contra las formas graves del virus.

En este contexto, resulta difícil prever una inmunidad colectiva, es decir, un umbral suficiente de personas inmunizadas para que la epidemia deje de propagarse.

Sin embargo, la Academia Francesa de Medicina pide "no renunciar" a esta inmunidad colectiva, porque hay un matiz importante que a menudo se malinterpreta.

La inmunidad colectiva no significa que el virus vaya a desaparecer por completo. El objetivo es que el número de infecciones se mantenga estable a lo largo del tiempo o, al menos, que fluctúe regularmente con las estaciones.

Y esto se logrará vacunando al mayor número posible de personas, asegura la Academia.

Es por ello que casi no hay debate sobre el papel inicial de las vacunas en la comunidad científica.

Pero más allá de eso, no está tan claro cuál debe ser la estrategia en los próximos años. ¿Debemos apostar por completo por las vacunas y aplicar regularmente dosis de refuerzo para compensar su pérdida de eficacia?

"El objetivo es no tener que seguir vacunando para siempre", estimó el virólogo alemán Christian Drosten en el canal NDR a principios de septiembre.
Según Drosten, en una primera etapa se debe vacunar al mayor número de personas posible para evitar formas graves de la enfermedad. Pero, posteriormente, se puede permitir que las infecciones se produzcan en gran número, al menos entre las personas sin factores de riesgo.

- Una inmunidad global en bloques -

En los individuos ya vacunados, es poco probable que estas infecciones sean peligrosas, según el virólogo, quien cuenta con que la inmunidad global se construya en bloques sucesivos (vacuna e infección natural).

Drosten basa su argumento en la noción crucial de que haber atrapado el virus permite ser inmune durante más tiempo y de forma más efectiva que con la vacuna.

Un estudio publicado a finales de agosto tras analizar varios cientos de miles de casos en Israel, un país especialmente avanzado en materia de vacunación, concluyó que las infecciones eran significativamente más frecuentes entre las personas vacunadas que entre las que ya habían tenido el virus.

Sin embargo, estos datos -que deben tomarse con cautela, ya que aún no han sido evaluados de forma independiente- no deben llevar a pensar que es mejor dejarse infectar que vacunarse.

Algunos investigadores subrayan que aún estamos lejos de poder desarrollar una estrategia que deje espacio a la inmunidad natural.

"Es una situación que podría darse, pero no es algo que vaya a suceder pronto", dijo a la AFP Jean-Claude Manuguerra, virólogo del Instituto Pasteur. "Todavía hay muchas personas en el mundo que no están vacunadas".

Sin embargo, no rechaza los méritos de esta estrategia, siempre y cuando se siga vacunando a las personas con factores de riesgo.

Otro elemento que hay que vigilar, según Manuguerra, es la circulación del coronavirus entre los niños que, al ser demasiado jóvenes para haber sido vacunados, pueden constituir un "gran terreno de juego para el virus", aunque sólo tengan un riesgo mínimo de desarrollar formas graves.

 

Con esquema completo, riesgo de infección disminuye notoriamente, recuerdan

Roma.- Científicos y virólogos italianos han criticado al líder de la Liga, Matteo Salvini, por asegurar que las variantes del coronavirus surgen como reacción a las vacunas, unas declaraciones que han levantado polémica.En contrapartida, el Instituto de Salud recordó que la reducción del riesgo de infección por el SARS-Cov-2 en las personas completamente vacunada es muy alta.


Fuente: EFE

“El problema no son los no vacunados, sino el virus que cambia. Las variantes surgen como reacción a las vacunas. En Israel todos están vacunados y el virus está circulando entre miles de personas”, dijo Salvini este viernes en un programa de televisión, tras lo cual se desencadenaron numerosas reacciones divulgadas por los medios italianos.

El virólogo Roberto Burioni, profesor de la Universidad San Raffaelle de Milán, se preguntó en twitter: “¿Entienden por qué estoy desanimado?” junto a las declaraciones de Salvini, antes de añadir: “Las variantes son provocadas por la vacuna” está al nivel de “los accidentes son provocados por los frenos, siempre siento que frena antes de un accidente”.

“El senador Salvini debe hablar de lo que sabe y no de lo que oye por ahí, olvídese de las vacunas que salvan vidas y hoy son la única herramienta que evita el hospital y el cementerio”, dijo por su parte Massimo Galli, jefe de enfermedades infecciosas del hospital Sacco de Milán.

Para Matteo Bassetti, virólogo del Hospital San Martino de Génova, “la afirmación de que las variantes surgen como reacción a la vacuna es una de las cosas más inexactas que he oído desde que se habla de la pandemia. Las variantes surgen cuando las personas no están vacunadas y el virus se mueve libremente”.

La cascada de reacciones, también políticas, obligó al líder de la Liga a matizar sus palabras para intentar cerrar la polémica: “Recordar que la vacuna no nos hace inmortales, que debemos seguir siendo prudentes para derrotar las variantes, es simplemente responsabilidad. Basta de polémicas, unidos contra el virus y stop”.

Según un informe publicado hoy por el Instituto Superior de Salud italiano, la reducción del riesgo de infección por el virus SARS-Cov-2 en las personas completamente vacunadas en comparación con las no vacunadas es muy alta, del 93% para hospitalización y de hasta el 96% para cuidados intensivos y fallecimientos.

 

Científicos identifican en Chile un dragón volador prehistórico

Un equipo de científicos chilenos identificó por primera vez restos fósiles de un pterosaurio en el desierto de Atacama, un dragón volador que habitó esa zona del norte del país durante el periodo Jurásico, hace unos 160 millones, informó este viernes la Universidad de Chile.


Fuente: AFP

Durante una expedición realizada en 2009 en la localidad de Cerritos Bayos, a unos 30 km de la ciudad de Calama, en pleno desierto de Atacama, el grupo de investigadores de la Universidad de Chile descubrió unos restos fósiles muy bien conservados de una especie desconocida, que podía ser un animal prehistórico marino del periodo Jurásico, indicó un comunicado de la Universidad de Chile.

Pero análisis posteriores determinaron que se trataba de un pterosaurio cercano a la etapa adulta, perteneciente a la subfamilia Ramphorhynchinae de quien se halló un húmero izquierdo, una posible vértebra dorsal y dos fragmentos de una falange del ala, todos conservados en tres dimensiones.

El hallazgo de los fósiles fue publicado esta semana en la revista científica trimestral Acta Paleontológica Polonica, editada por el Instituto de Paleobiología de la Academia Polaca de Ciencias.

Estos "enigmáticos dragones alados", se caracterizaban por tener envergadura de alas de hasta dos metros, explicó Jhonatan Alarcon, científico de la Red Paleontológica de esta universidad, y quien encabezó los estudios de los fósiles del pterosaurio.

Asimismo, "se caracterizaban por tener una cola muy alargada y con una peculiar terminación en forma de rombo. Poseían además cabezas bajas, hocicos largos y dientes puntiagudos dirigidos hacia el frente", agregó.

Estos restos son los primeros de su tipo encontrados en el Hemisferio Sur, particularmente en territorios del antiguo mega continente Gondwana que existió hace unos 550 millones de años y que estaba conformado por territorios como Sudamérica, Antártica, África, Madagascar, India y Australia y Laurasia, integrada principalmente por Norte América, Asia y Europa.

"Todos los descubrimientos de la subfamilia Rhamphorhynchinae provienen esencialmente del hemisferio norte, principalmente de Europa. Con esto, demostramos que la distribución de los animales de este grupo era más amplia de lo que se sabía hasta el momento", explicó Alarcón.

Cerritos Bayos, ha sido una zona de importantes hallazgos paleontológicos. Este mismo equipo descubrió el 2020 plesiosaurios de los géneros Muraenosaurus y Vinialesaurus, y también los primeros restos de pliosaurios (parientes de los plesiosaurios, pero con cráneos grandes y cuello corto), según recordó la Universidad de Chile.