2020: El año de las superheroínas y los relatos clásicos adaptados

"Black Widow", "Wonder Woman 1984" o el "spin-off" de "Suicide Squad" -"Birds of Prey"-, protagonizarán un año con una muy feminista oleada de películas de superheroínas, pero 2020 también dará la oportunidad de disfrutar de cine de calidad, como "J'accuse", de Roman Polanski, y "1917", de Sam Mendes.


Fuente: EFE

La primera en llegar, en febrero, será la esperada “Birds of Prey: And the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn” que, como su nombre indica, se basa en el personaje antagonista de Batman al que da vida Margot Robbie, enfundada en su traje de antiheroína de DC, con Ewan McGregor como el villano Black Mask.

Heredera natural de la “Captain Marvel”, el 30 de abril llega uno de los personajes favoritos de los fan, “Black Widow”, en una película situada cronológicamente entre “Avengers: Civil War” y “Avengers: Infinity War” que indaga los orígenes de Natasha Romanoff, la doble agente secreto rusa a la que da vida Scarlett Johansson.

Y en junio se estrenará “Wonder Woman 1984”, segunda parte de “Wonder Woman” (2017), el carismático personaje de DC interpretado por Gal Gadot, esta vez, ambientada en los años 80 y dirigida de nuevo por Patty Jenkins, con Pedro Pascal, Chris Pine, Robin Wright, Connie Nielsen y Kristen Wiig en el reparto.

De personajes de cómic a mujeres de carne y hueso, directo de “Games of Thrones”, Kit Harington acompaña a las míticas Angelina Jolie y Salma Hayek en “Eternal”, una historia de ciencia ficción, mientras Renée Zellweger se redime con su público convertida en Judy Garland en el biopic “Judy”.

Si de actrices impactantes hablamos, hay que destacar a Penélope Cruz” en su primer papel de “cubana” en “Wasp Network”, una organización de élite cuya misión es infiltrarse en los grupos contrarios a Fidel Castro, que dirige Oliver Assayas, en la que comparte cartel con Pedro Pascal, Edgar Ramírez y Gael García Bernal.

Mujer -y remake- llega “Mulan”, la gran apuesta de Disney para 2020, adaptación del clásico pero esta vez con personajes reales, protagonizada por Yifei Liu.

Porque, a pesar de conocer las historias, lo bueno es que las cintas son cada vez más espectaculares, están mejor hechas y siempre aportan nuevos puntos de vista; eso le pasa a “West Side Story”, remake de uno de los musicales más icónicos de la historia, que llega de la mano de Steven Spielberg.

O a “Godzilla vs. Kong”, con Alexander Skarsgard y Rebecca Hall dirigidos por Adam Wingard, novedad “MonsterVerse” del nuevo Universo Cinemático de Monstruos de Warner Bros.

También vuelve otro “monstruo”, Tom Cruise, en su eterno papel de aviador en “Top Gun: Maverik”, segunda entrega 30 años después de haberse convertido en uno de los mejores pilotos de la escuela de vuelo, y los “Ghostbusters: Afterlife”, en una secuela que sigue la trama original con los mismos protagonistas, pero adolescentes.

Además, los lectores más empedernidos tendrán motivos de conversación con las adaptaciones de novelas inolvidables. Oz Perkins se atreve con “Gretel y Hansel”; Autumn de Wilde (famoso por los vídeos de Beck) debuta con el clásico de Jane Austen “Emma”, protagonizada por Anya Taylor-Joy, y Joe Wright (“Pride & Prejudice”) versiona la novela homónima de A.J. Finn “The Woman in the Window”, con Amy Adams, Julianne Moore y Gary Oldman.

Esperadísima también la adaptación de “Dune”, la mítica novela homónima de Frank Herbert, uno de los grandes clásicos de la ciencia ficción del siglo XX, que dirige Denis Villeneuve, con Javier Bardem, Rebecca Ferguson, Timothée Chalamet, Jason Momoa, Oscar Isaac, Josh Brolin y Charlotte Rampling en uno de los mejores repartos del año.

Otra “Ema”, esta vez encarnada en la actriz Mariana di Girolamo, llegará a la gran pantalla de la mano del chileno Pablo Larraín, un drama enmarcado en un universo femenino de música y baile que retrata la nueva generación de jóvenes chilenos.

De opiniones encontradas, la película, con una belleza cinematográfica y una increíble banda sonora, muestra a unos personajes que no generan empatía con el espectador al cuestionar muchas de sus acciones, las cuales terminan teniendo sentido al finalizar el filme.

A lo largo del año se estrenarán también “The Invisible Man”, de H. G. Wells, con Elisabeth Moss, “Candyman”, relectura del relato de terror ‘The Forbidden’ de Clive Barker, y la vasca “Ofrenda a la tormenta”, tercera entrega de la Trilogía del Baztán de Dolores Redondo, de la que se encarga Fernando González Molina, de nuevo con Marta Etura.

Otro que regresa es Brian de Palma, tras ocho años sin estrenos, con “Domino”, un thriller policial avalado por sus protagonistas, Nikolaj Coster-Waldau y Christina Hendricks.

Otras oportunidades de ver buen cine son “The Lighthouse”, de Robert Eggers, con Robert Pattinson y Willem Dafoe; “Tenet”, un thriller de acción ambientado en el mundo del espionaje internacional del idolatrado Christopher Nolan, o “Jojo Rabbit” en modo comedia, de Taika Waititi, de nuevo con Scarlett Johansson, y la historia de un niño de diez años con un curioso amigo imaginario: Adolf Hitler.

Sin olvidar al 007 Daniel Craig, que vive una vida tranquila sin sobresaltos en Jamaica hasta que le vuelven a requerir sus servicios en “No Time to Die”, donde se puede ver, además, a Ana de Armas, Léa Seydoux, Rami Malek, Ralph Fiennes o Christoph Waltz.

Y tras el éxito histórico de “Campeones”, Javier Fesser vuelve a la carga con “Historias interminables”, una colección de historias con humor surrealista, protagonizada por Chani Martín, Laura Gómez-La Cueva, Janick, Alberto Castrillo-Ferrer y Fernando San Segundo.

 

"Mujercitas", apasionante lección de moda victoriana

Madrid. La nueva versión de "Little Women" (Mujercitas), además de dar a este clásico un aire más combativo y feminista, ofrece una increíble lección de moda victoriana, un vestuario valiente y delicado creado por la diseñadora Jacqueline Durran.


Fuente: EFE/ Carmen Martin

“Little Women”, la novela escrita por Louisa May Alcott en 1868 que revolucionó los personajes femeninos, ha vuelto a la gran pantalla gracias a la adaptación de Greta Gerwing.

En el nuevo remake, las actrices Saoirse Ronan, Emma Watson, Florece Pugh o Eliza Scanlen se ponen en la piel de las hermanas March, Jo, Meg, Amy y Beth, que vuelven a convertirse en un referente para jóvenes de todo el mundo, y exhiben una fabulosa declinación de la moda victoriana junto a Meryl Streep y Laura Dern en el reparto.

Jacqueline Durran, una de las diseñadoras más importantes del sector, ha sido la artífice de vestir a las famosas hermanas en esta última versión de “Little Women” que derrocha vitalidad, frescura y nuevos matices emocionales.

“Quería un diseño fuerte y auténtico, que pareciera ropa del día a día, y no disfraz, esto ha ayudado a que el vestuario resulte moderno”, explica Greta Gerwig en las notas de producción de la película.

Para crear el vestuario, Jacqueline Durran se inspiró en la fotografía decimonónica de Julia Margaret Cameron y en la pintura expresionista de Winslow Homer, además de dividir la película en dos partes diferenciadas: una, dentro de la casa con su atmósfera bohemia y de libertad; y la segunda, el mundo exterior, más rígido.

Durran realiza una paleta de colores para cada una de las hermanas y, a lo largo de la película, va entremezclando trozos de tela en las prendas de las hermanas con la idea de reflejar cómo heredaban la ropa.

Junto a estos dos recursos estilísticos, la diseñadora idea siluetas que definen a cada una de las mujeres. “Era importante que la imagen de cada una fuese una declaración de su personalidad, cada una tiene una visión distinta del mundo”, indica Durran en las notas.

Así Jo aparece con reflejos de rojo intenso. Es una mujer que quiere sentirse libre, que se aleja de los corsés de la época y que ansía la libertad de un hombre, mientras que Meg, más romántica, viste en tonos lilas y verdes como en un cuento de hadas medieval, en el que prima el estilo neogótico tan en boga a finales del siglo XIX.

El rosa está reservado para Beth, la más infantil. “No tuvo realmente la oportunidad de crecer y ver el mundo exterior”, detalla Durran en las notas de producción.

El azul claro es el tono de Amy, quizá por su vena artística, vive la moda con más intensidad, sus vestidos son los más especiales. Es la que vive más intensamente la moda, incluso antes de ir a Europa. “Siempre tiene un aire joven, es determinada y lista”, añade la creadora de vestuario.

Vestir a Marmee, madre de las hermanas, ha sido uno de los mayores retos, a lo largo del filme luce todos los colores de sus hijas, “quería que se viese una pequeña influencia de Marmee en todas las chicas”, explica la diseñadora.

La tía March, interpretada por Meryl Streep, presenta el estilo más histórico, luce moda de esencia victoriana. “Tiene un riguroso vestuario al que le falta la gran imaginación de las jovencitas” dice Durran.

En la escena del baile de debutantes se ve la moda victoriana en su máximo esplendor, no en vano la directora de vestuario ideó diferentes vestidos de fiesta en tonos pastel. La guinda, el llamativo modelo rosa que porta Emma Watson (Meg).

“Cada vestido cobra vida con la interpretación del personaje”, concluye Durran, para quien la estética de cada mujer refleja la personalidad y el espíritu libre de cada uno de ellas.

 

Ryan Reynolds adelanta que "Deadpool 3" está en proceso, ahora con Marvel

El actor canadiense Ryan Reynolds dio a conocer que ya trabaja en la tercera entrega de "Deadpool", la cual ahora formará parte del Universo cinematográfico de Marvel, según han hecho eco este viernes medios estadounidenses.


Fuente: EFE

“Sí, estamos trabajando ahora mismo con el equipo al completo. Estamos en Marvel ahora, que es como estar de repente en las Grandes Ligas”, dijo Reynolds durante una entrevista dada al programa matutino “Live With Kelly and Ryan”.

La información ha sido bien recibida por los seguidores del superhéroe de “moral flexible”, como lo ha definido el propio actor, dado que este personaje de Marvel estaba en manos del estudio 20th Century Fox.

Disney, que también es dueña de Marvel, compró Fox en marzo por 71.300 millones de dólares y desde entonces no se sabía cuál sería el futuro del personaje, interpretado por Reynolds en sus dos primeras entregas (2016 y 2018).

Publicaciones especializadas han especulado si es que se mantendrá en el proyecto Emma Watts, quien era la presidenta de producción en Fox hasta este año y estuvo a cargo de las dos primeras películas, que juntas han acumulado ingresos mundiales de 1.500 millones de dólares.

Hasta que “Joker”, encabezada por el actor Joaquin Phoenix, revolucionó la taquilla cinematográfica este año, las dos películas de Deadpool eran los filmes más exitosos para mayores de 18 años.

La gran pregunta es si Disney permitirá que “Deadpool 3” siga con su humor negro, su irreverencia y sus malas palabras. Tampoco se dónde entraría la nueva entrega en las pobladas agendas de Marvel y de Reynolds.

Para 2020 se espera que Marvel estrene “Black Widow”, “Morbius” y “Eternals”. “Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings” se estrenará en febrero de 2021 y ese mismo año se proyectarán “Doctor Strange and the Multiverse of Madness”, “Spider-Man 3” y “Thor: Love and Thunder”. Para 2022, podría ser el turno de “Black Panther 2” y “Blade”.

Por su parte, Reynolds ya está comprometido para seis nuevos proyectos, entre los que se destaca la versión cinematográfico del juego de mesa “Clue”.

 

Olivia Newton-John y Sam Mendes, Dama y Caballero del Imperio Británico

Londres. La actriz australiana Olivia Newton-John, famosa por su participación en el filme "Grease", y el director de cine Sam Mandes han sido nombrados este viernes Dama y Caballero, respectivamente, del Imperio Británico, en reconocimiento a sus labores en el mundo del espectáculo.

El nombre de Newton-John, nacida en el Reino Unido, y el de Mendes aparecen en la lista de títulos honoríficos que concede cada año la reina Isabel II, bajo la recomendación del Gobierno, a los ciudadanos que se han destacado en distintas disciplinas.

La actriz, de 71 años, tiene una larga carrera en el mundo de la música y el cine, pero es recordada sobre todo por su papel de Sandy en el filme "Grease", en el que compartió reparto con John Travolta.

"Estoy sumamente emocionada, honrada y no tengo palabras para agradecer el haber sido incluida en este apreciado grupo de mujeres que han recibido este distinguida condecoración antes que yo. Gracias al primer ministro (Boris Johnson) y al comité de honores por recomendarme y, por supuesto, a Su Majestad la Reina por haber aprobado con dignidad (el título de) Dama Comandante de la Orden del Imperio Británico", señaló la actriz a los medios.

"Nacida en Cambridge, estoy muy orgullosa de mis antepasados británicos y aprecio mucho haber sido reconocida de esta manera por el Reino Unido", agregó la actriz, que a lo largo de su vida ha tenido que luchar hasta en tres ocasiones contra el cáncer.

Por su parte, Sam Mendes, que dirigió dos películas de James Bond -"Skyfall" y "Spectre"-, admitió a los medios sentirse "asombrado, encantado y muy orgulloso" de recibir el título de "sir".

Agregó que tiene una "gran deuda de gratitud" hacia todos los actores, escritores, diseñadores, productores y técnicos con los que ha trabajado y que, sin ellos, él no estaría recibiendo el título.

Newton-John alcanzó fama internacional con su película "Grease" (1978), cuya banda sonora aún es una de las favoritas para millones de personas en todo el mundo, mientras que Mendes, de 54 años, se hizo famoso al dirigir el filme "American Beauty".

La cantante ha establecido en la ciudad australiana de Melbourne un centro de investigación del cáncer que lleva el nombre de Olivia-Newton-John Cancer Wellness, y ella dedica gran parte de su tiempo a recaudar fondos para esta institución.

Mendes, que ha trabajado en teatro, estuvo casado con la actriz Kate Winslet, de la que se divorció en 2011 y, en 2017, se casó con Alison Balsom.