Camino a los Óscar: A Star Is Born, la música y la pasión en una misma historia

“A Star Is Born” podría ser una de las tantas películas románticas con aires de musical que se estrenan en Hollywood y pasan de largo pero, muy por el contrario, se ha convertido en todo un éxito, logrando tener muy buena recepción por parte del público. La conexión entre sus protagonistas y la banda sonora le dan el toque diferencial.


Fuente: Robert Bourgoing (robertb_713)

La cinta protagonizada por Bradley Cooper y Lady Gaga que fue estrenada hace unas semanas en los cines de todo el mundo posee varios puntos fuertes que la hacen especial, pero son dos los que se destacan por encima del resto: la “química” y la banda sonora.

En lo que se refiere al primer punto, es indudable que la conexión que existe entre el actor y la cantante de pop es tan fuerte, íntima y convincente que logra trasladarse fuera de la pantalla, generando una reacción emotiva entre los espectadores y haciendo que los mismos puedan sentirse parte de la historia.

Por otro lado, las músicas que fueron creadas para este film (una mezcla de country, pop, rock y un ligero toque de baladas) están tan bien ideadas que logran convertirse en un aspecto esencial de la película, llegando incluso a alcanzar el primer puesto en la lista de Billboard.

La dupla Ally-Jackson Maine demuestra que no solo es buena ante cámaras sino también con el micrófono, la guitarra y el piano, pudiendo hacerse pasar tranquilamente por un dueto consagrado en el mundo de la música si así lo quisiesen.

Definitivamente, la elección de la estrella pop como protagonista fue la mejor decisión que pudieron haber tomado a la hora de encarar este proyecto, sobre todo considerando la capacidad vocal que posee y su versatilidad como actriz, lo cual ha sido demostrado en su papel en la serie “American Horror Story: Hotel” que la hizo merecedora de un premio Globo de Oro.

El tema que se roba toda la atención (y se queda grabado en la cabeza después de escucharlo una vez) es sin duda alguna “Shallow”, single oficial de “A Star is Born”, aunque otras canciones como “Maybe It’s Time” y “Diggin’ My Grave” no pueden pasar desapercibidos.

Para ser su primera película como director, Bradley Cooper supo afrontar y superar con creces el desafío que le tocó asumir luego de que Clint Eastwood haya decidido bajarse del barco, haciéndose cargo de manera prolífica de la película y viendo que realmente cada detalle valga la pena en el largometraje.

Un aspecto que sí puede ser cuestionado en este film es la rapidez con la que se genera el vínculo amoroso entre los protagonistas, dado que en la mayoría de los casos ese proceso se va desarrollando de manera más pausada. En “A Star Is Born”, el flechazo entre Jack y Ally es tan rápido que muchos espectadores no tuvieron tiempo de “asimilarlo”.

El desarrollo de los personajes también es otro punto a favor en esta cinta. Tanto la figura de Jackson Maine como la de Ally logran convencer con sus personalidades, miedos, esperanzas y sueños, sobre todo en el caso del primero que debe lidiar con sus demonios internos (el alcohol y las drogas) durante toda la película a la par que intenta dejarse llevar por un amor que lo renueva.

En cuanto al guión, no puede hablarse de un trabajo demasiado destacado o innovador, pero para una película de su género logra satisfacer las expectativas, no habiendo algo demasiado cuestionable en lo que se refiere a su contenido y elaboración.

Si bien estamos frente a un remake, pues otras versiones la proceden, ésta en particular logra adaptarse hábilmente a lo que el exigente público pide ver en pantalla, sobre todo a aquellos amantes de las películas románticas que ansiaban ver cómo un actor como Bradley Cooper lograba conectarse con una cantante como Lady Gaga.

Por todo esto se puede decir que “A Star Is Born” pasa la prueba y es merecedora de todos los aplausos, ganándose con justa razón el “visto bueno” de la crítica y el público.

 

VIDEO | “Feliz día de tu muerte 2” renovará la cartelera local

La esperada segunda parte de la cinta Blumhouse, cuyo género se desprende del terror, se estrena este 14 de febrero.

Dos años después de lo ocurrido en ‘Feliz día de tu muerte’, Tree Gelbman vuelve a entrar de forma inesperada en el bucle temporal y ahora sus amigos también están involucrados.

Poco después descubre que Lori Spengler, la asesina original, ha sido asesinada, por lo que Tree tendrá que averiguar la identidad del nuevo asesino y librarse para siempre del horrible bucle temporal.

Jessica Rothe vuelve a interpretar a la universitaria Tree Gelbman, y también vuelve para la secuela Israel Broussard, que hace de su pareja en la película.

La cinta se estrena el 14 de febrero en todos los cines del país.

 

VIDEO | Paramount Pictures comparte un nuevo avance de “Cementerio Maldito”

Este jueves se conoció el segundo trailer oficial del remake de la película de 1989 con imágenes mucho más escalofriantes.

En abril llega una de las películas de terror más esperadas: “Cementerio Maldito”, basada en la novela de terror de Stephen King, Pet Sematary.

Gran parte de este tráiler está formado por imágenes que ya se había visto, pero lo que es bastante notable de este segundo avance de la película es que aporta un giro inesperado a la trama.

La historia se centra en el Dr. Louis Creed (Jason Clarke), quien, luego de mudarse con su esposa Rachel (Amy Seimetz) y sus dos hijos pequeños de Boston al Maine rural, descubre un misterioso cementerio escondido en lo profundo del bosque cerca de la nueva casa.

Cuando ocurre una tragedia, Louis recurre a su inusual vecino, Jud Crandall (John Lithgow), provocando una peligrosa reacción en cadena que desata un mal insondable con horribles consecuencias.

El largometraje es dirigido por Kevin Kölsch y Dennis Widmyer y producido por Paramount Pictures. El guion es de Jeff Buhler.

El filme llegará a las pantallas el 4 de abril del 2019.

 

Camino a los Óscar: Black Panther, el héroe que necesitaba Marvel

La nueva película de Marvel, “Black Panther”, ha logrado críticas que rozan la perfección y es considerada por muchos como una de las mejores cintas del Universo Cinematográfico de Marvel. Acción y sentimiento convergen en este film que sin duda alguna ha logrado marcar la diferencia en el mundo de los superhéroes.


Fuente: Robert Bourgoing (robertb_713)

Desde que arrancó con su primera película en el año 2008, Marvel Studios se ha caracterizado por sacar productos que logran satisfacer las expectativas de un exigente público ansioso por ver a los superhéroes y villanos pasar de las tiras cómicas a la pantalla grande.

En este caso, Black Panther no es la excepción…y es más, no solo ha logrado satisfacer las expectativas sino que las ha superado ampliamente, obteniendo una incontable cantidad de críticas positivasen un negocio en el que conseguir “el pulgar hacia arriba” se ha vuelto bastante complicado por las mismas exigencias impuestas en el séptimo arte.

La película dirigida por Ryan Coogler se ha convertido en la antesala perfecta a la que será posiblemente la película más épica y memorable del Universo Cinematográfica de Marvel (UCM), “Avengers: Infinity War”, donde finalmente hará su aparición Thanos, el villano más poderoso al que deberán enfrentarse.

La historia se desarrolla en Wakanda, un país africano que a los ojos del mundo se encuentra sumido en la pobreza, pero que realmente esconde una nación rica y próspera gracias a su “mina de oro”, el vibranium (considerado como el metal más fuerte del mundo y del cual está fabricado el traje de Black Panther), teniendo un avance tecnológico inimaginable para cualquier simple mortal. T’Challa (Chadwick Boseman) asume como nuevo rey tras el fallecimiento de su padre en la anterior película “Capitán América: Civil War), aunque cargado de temor y dudas por no sentirse lo suficientemente preparado para hacerse cargo de todo un pueblo.

En ese interín aparece la figura del antagonista, Erik Killmonger (Michael B. Jordan), quien de una manera prolífica y magistral encarna a un villano que, sin tener superpoderes o habilidades especiales, es capaz de doblegar a la “Pantera Negra” y poner en jaque a toda Wakanda sin siquiera titubear, demostrando que su personaje es uno de los mejor desarrollados en todo el transcurso del film.

Uno de los aspectos que más se destacan en la última cinta de Marvel Studios es el énfasis que se hace a los valores esenciales de “familia-hogar-pueblo”, pues durante toda la película se hace una mención especial a Wakanda y sus habitantes, dándoles un sentido de pertenencia y una identidad propia, algo nunca antes visto dentro del UCM.

Una banda sonora bastante interesante, un reparto de primer nivel, un arco argumental bien logrado y un guión que refleja fielmente el origen del personaje hacen de Black Panther una de las mejores películas del Universo Cinematográfico de Marvel, sin mencionar que le ha dado al público ese “toque distinto” que tanto ansiaba ver.