El actor Alfonso Herrera envía SOS por los refugiados en época del COVID-19

México. El actor mexicano Alfonso Herrera, nombrado recientemente colaborador de alto perfil en América Latina de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), pidió en una entrevista con Efe ayuda y concienciación para los refugiados en la época del COVID-19.

“(Los refugiados) por el hacinamiento no pueden tener el confinamiento adecuado. Hace algunas semanas se lanzó la invitación para las personas donen 2 dólares. Para muchos puede ser poco dinero y para un refugiado significa tener agua y jabón, que son el primer escudo que pueden tener contra el coronavirus”, explicó.

Herrera, reconocido por su trabajo en producciones como “Rebelde” (2004) o “Sense8” (2015), tuvo la oportunidad recientemente de conocer a miembros de la comunidad de refugiados tanto en Ciudad de México como en El Salvador y Honduras.

En esos encuentros pudo dialogar con “niños, jóvenes, mujeres y miembros de la comunidad LGBT afectados por el desplazamiento forzado, el crimen y la violencia” fomentados por agrupaciones delictivas.

Además, el actor colabora con Acnur desde 2016 y, para él, es su responsabilidad como persona reconocida y ahora encargada de dar visibilidad a los proyectos de la organización y las necesidades de la población migrante en México.

Herrera destacó que, aunque México ha estado acostumbrado a la migración por ser paso hacia Estados Unidos, a día de hoy es destino final de muchos refugiados, que, matizó, son personas que no pueden volver a sus países de origen.

“ACNUR México ha trabajado mucho asistiendo a autoridades mexicanas y a refugiados para que ellos tengan condiciones para poder desarrollarse acá”, detalló.

El actor precisó que la gran mayoría de los solicitantes de refugio llegan del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y el Salvador), de donde proceden, según datos de ACNUR, 700.000 personas refugiadas que se encuentran en México.

También hay 100.000 nicaragüenses y algunas personas de Cuba y Haití.

Los datos, dijo, demuestran que ha habido un gran incremento en las peticiones de asilo, ya que en 2015 había 3.000 peticiones y hoy en día hay 72.000.

LA ELECCIÓN DE GENERAR DIFERENCIA

Además de la presencia de personas con mayor vulnerabilidad como adultos mayores, mujeres o niños que viajan solos, se suma ahora la crisis del coronavirus que puede verse acentuada en una población que en muchas ocasiones no tiene buenas condiciones de higiene, de vivienda, ni acceso a una alimentación adecuada.

“Agradezco mucho la invitación porque creo que dar visibilidad a ACNUR genera una diferencia en las personas. Al hablar de refugiados existen muchas intersecciones como niños, adolescentes, personas de la tercera edad o miembros de la comunidad LGBT. Crear diferencia me parece algo muy importante”, terminó el actor.

Herrera lleva muchos años en la industria televisiva y cinematográfica y él, desde su postura, elige utilizar su “micrófono” en causas como la de los refugiados, pero cree que cada persona es libre de decidir qué hacer con su voz.

Sobre todo después de que en 2019 fueran reconocidas en México como personas refugiadas 11.726 de 70.609 solicitudes, en su mayoría hondureños, venezolanos y salvadoreños.

En los últimos dos años, México experimentó además un incremento de flujos migratorios con destino a Estados Unidos, lo que derivó en graves tensiones con Donald Trump.

Este forzó al Gobierno del mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, a militarizar la frontera con Guatemala para frenar la migración, lo que redujo considerablemente el flujo desde junio del pasado año.

Este anuncio de colaboración con la ACNUR de Herrera se produce también en plena pandemia de coronavirus en el mundo y tras críticas de varias ONG por los peligros que corren los migrantes de enfermar en su ruta hacia Estados Unidos.

Herrera adquirió reconocimiento en México gracias a su papel en la película “Amar te duele” (2002), e internacional gracias a “Rebelde”.

A partir de allí despegó su carrera en cine, teatro y televisión en producciones como “Pillowman” (2008) o “La dictadura perfecta” (2014).

George Lucas recibe una Palma de Oro honorífica en Cannes

Cannes, Francia. George Lucas, el creador de la saga de “La guerra de las galaxias”, recibió este sábado la Palma de Oro honorífica en la ceremonia de clausura del Festival de Cannes, de la mano de su amigo el realizador Francis Ford Coppola.

AFP

Esta leyenda de Hollywood, de 80 años, “ha ennoblecido los ‘blockbuster’ y ha dado a los espectadores de todo el mundo un placer sin igual”, dijeron los responsables del certamen.

“Solo fui un chico que creció en los campos de California que quería hacer películas”, declaró Lucas.

El festival lo compara a J.R.R. Tolkien, escritor y creador de “El Señor de los Anillos” por imaginar “un universo, con su geografía, sus poblaciones, sus idiomas, sus valores morales e incluso sus vehículos”.

A través de los “nueve episodios de la saga ‘La guerra de las galaxias’, incluidos cuatro que realizó él mismo, George Lucas construye un imperio de Hollywood”, destaca el certamen.

Te puede interesar: Últimas funciones de “La Habitación Blanca”


Gary Oldman se declara “hipercrítico” de su trabajo tras ofender a fans de “Harry Potter”

Cannes, Francia. El actor británico Gary Oldman se declaró este miércoles “hipercrítico” de su trabajo, una manera de justificar su tono peyorativo con su propia intervención artística en la serie “Harry Potter”, que calificó de “mediocre”, provocando polémica entre los fans.

AFP

Los actores “siempre son hipercríticos” de su trabajo, declaró Oldman en rueda de prensa en Cannes, donde participó en el estreno de “Parténope”, del italiano Paolo Sorrentino.

“Si viera una actuación mía y pensara ‘Dios mío, qué buena es’, ese sería un día triste. Porque mi mejor trabajo siempre será el del año que viene”, comentó.

Oldman había tildado recientemente como “mediocre” su papel en Harry Potter.

“No quería menospreciar a nadie que sea fan de Harry Potter y las películas” de la serie, aseguró.

Oldman reveló que no había leído los cinco libros de la serie, en la que interpreta al personaje Sirius Black.

“Si hubiera sabido desde el principio” el destino del personaje, “lo hubiera afrontado de manera diferente”, aseguró.

En “Parténope”, que concursa por la Palma de Oro, Oldman interpreta al escritor John Cheever, que toda su vida luchó con el alcoholismo.

“Acabo de festejar 27 años de sobriedad”, reveló Oldman en la sala de prensa, provocando aplausos.

“Cuando Paolo me dijo ‘quiero que interpretes a este poeta triste, melancólico, borracho’, le contesté ‘Claro, ¡ya sé lo que eso!.

Leé acá: Banda nacional Cielo Ámbar presentará EP con concierto


Presentarán documental sobre historia del ritmo afroparaguayo “Kambapu”

Este miércoles 22 de mayo a las 20:00, en el Auditorio Ruy Díaz de Guzmán de la Manzana de la Rivera, se presentará “Biografía e historia del Kambapu”, trabajo de investigación de la periodista, Lucy Morínigo, sobre la fusión de la música paraguaya con los ritmos afro de Kamba kua, creación musical del arpista Francisco Giménez. El acceso será libre y gratuito.

A 10 años de su creación, el Kambapu se caracteriza por la innovación y colaboración en su sonido, con el que trascendió las fronteras y se posicionó en el panorama musical global.

En el material podrán apreciarse entrevistas a sus protagonistas y figuras destacadas como David Portillo (músico), Jorge Rubiani (arquitecto y escritor), Juan Carlos Decoud (periodista y crítico de arte), Mario Casartelli (periodista, músico y escritor), integrantes de la familia Medina, Francisco Giménez su creador, entre otros.

El Kambapu es el resultado de una búsqueda combinando la galopa y la polca paraguaya, con ritmos y acentuaciones afro paraguayo de Kamba kua.

Se trata de un nuevo ritmo paraguayo donde el movimiento del contrabajo está inspirado en los golpes de percusión de la galopa en las banditas populares, y la guitarra de acompañamiento fusionan dos movimientos, la polca paraguaya amalgamada con las acentuaciones rítmicas de Kamba kua con un apoyo de instrumentos de percusión.

Esta combinación genera un nuevo ritmo que ya no es ni polca, ni galopa, ni música afro, es un ritmo que suena a Paraguay pero con una reminiscencia de la presencia afro en nuestra historia.

Está inspirado y pensado para la danza, inspirada en la polca y la galopa y en las acentuaciones rítmicas del folklore afro paraguayo de Kamba kua.

Leé también: “Baby” trae a Cannes la realidad LGTB de las calles de Sao Paulo