"El olvido que seremos" y "La llorona", lideran los Premios Platino

Madrid. Los Premios Platino del Cine y el Audiovisual Iberoamericano han dado a conocer los finalistas de su VIII edición en la que la colombiana "El olvido que seremos", de Fernando Trueba y la guatemalteca "La llorona", de Jayro Bustamente, parten como favoritas con once nominaciones cada una.


Fuente: EFE

Ambas están nominadas a Mejor Película y Mejor Director, categoría a la que también concurren Icíar Bollaín por “La boda de Rosa” y Michel Franco por “Nuevo orden”.

En el apartado televisivo, la serie con más nominaciones es la española “Patria”, con cinco, “Alguien tiene que morir, la colombiana “El robo del siglo” y la española “La casa de papel” con cuatro candidaturas.

Al acto celebrado este lunes en el Ayuntamiento de Madrid ha acudido el Ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, quien ha reseñado que “era obligado estar hoy aquí por el cine Iberoamericano” y ha instado a “seguir adelante cada día, cada semana, cada mes siempre por Iberoamérica, la cultura y la fraternidad”.

Enrique Cerezo, presidente de EGEDA, Rebeca Grynspan, secretaria general de la SEGIB, Marta Rivera, consejera de Cultura de la Comunidad de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid y Adrián Solar, presidente de FIPCA, también acudieron a la lectura de nominados.

En la terna a Mejor Miniserie o Teleserie Cinematográfica Iberoamericana se encuentran la mexicana “Alguien tiene que morir”, de Manolo Caro, la española “Antidisturbios”, de Rodrigo Sorogoyen e Isabel Peña, la colombiana “El robo del siglo”, de Pablo González y Camilo Salazar Prince, y la española “Patria”, de Aitor Gabilondo.

La periodista Elena Sánchez ha ejercido de maestra de ceremonias de unos premios que han presentado las actrices Belén Rueda y Paulina García, ganadora del Premio Platino a la Mejor Interpretación Femenina en la I edición, y el director Manolo Caro.

Las finalistas en la categoría de Mejor Interpretación Femenina son: Candela Peña por “La boda de Rosa”; María Mercedes Coroy por “La llorona”; Regina Casé por “Três Verões” y Valeria Lois por “Las siamesas”.

Mientras que los candidatos a Mejor Interpretación Masculina son: Alfredo Castro por “Tengo miedo torero”, Diego Peretti por “El robo del siglo”, Javier Cámara por “El olvido que seremos” y Miguel Ángel Solá por “Crímenes Familia”.

A Mejor Interpretación Masculina de Reparto optan Alfredo Castro, Diego Boneta, Jorge Román, Julio Díaz, y a la Mejor Interpretación Femenina de Reparto las nominadas son Kami Zea, Nathalie Poza, Sabrina de la Hoz y Yanina Ávila.

Aitor Gabilondo, Álex de la Iglesia, Álex Pina y Rodrigo Sorogoyen e Isabel Peña son los nominados a Mejor Creador en Miniserie o Teleserie.

Las candidatas al galardón a Mejor Interpretación Femenina en Miniserie o Teleserie son Cecilia Suárez, Elena Irureta, Inma Cuesta, y Marcela Benjumea. Y la Mejor Interpretación Masculina puede ir a manos de Alejandro Speitzer, Álvaro Morte, Andrés Parra, y Eduard Fernández.

El Premio Platino a Mejor Interpretación Masculina de Reparto en Miniserie o Teleserie optan Christian Tappan, Ernesto Alterio, Patrick Criado y Rodrigo de la Serna; mientras que a Mejor Interpretación Femenina concurren Ester Expósito, Loreto Mauleón, Najwa Nimri y Susana Abaitua.

En el apartado a Mejor Película Documental, las candidatas son “Babenco – Alguém Tem que Ouvir o Coração e Dizer: Parou”, “Cartas mojadas”, “El agente topo” y “El año del descubrimiento”.

Para el galardón a Mejor Ópera Prima Iberoamericana entran en liza “Canción sin nombre”, “Las niñas”, “Matar a Pinochet” y “Matar a un muerto”.

David Trueba opta al Premio Platino a Mejor Guión junto a Jayro Bustamante y Lisandro Sánchez, Pilar Palomero y Sebastián Schindel y Pablo del Teso.

Las nominadas en el apartado a la Mejor Dirección de Arte son: “Akelarre”, “El olvido que seremos”, “La llorona” y “Las niñas”. Y en la categoría de Mejor Música Original están: “Akelarre”, “Canción sin nombre”, “El olvido que seremos” y “La llorona”.

El premio a Mejor Montaje irá a manos de “El olvido que seremos”, “La llorona”, “Las niñas” o “Ya no estoy aquí”. A Mejor Dirección de Fotografía optarán “Akelarre”, “El olvido que seremos”, “La llorona y “Las niñas”. Mientras que a Mejor Dirección de Sonido están nominadas “Akelarre”, “El olvido que seremos”, “La llorona” y “Ya no estoy aquí”.

A Mejor Película de Animación optan “El camino de Xico”, “La gallina Turuleca”, “O Pergaminho Vermelho” y “Un disfraz para Nicolás” y al Cine y Educación en Valores están nominadas “Adú”, “El agente topo”, “El olvido que seremos” y “Nuestras madres”.

Durante el acto, se ha presentado a los medios el Himno Iberoamericano en conmemoración del Día de Iberoamérica, que se celebra cada 19 de julio, compuesto por Lucas Vidal y que promueve la Secretaría General Iberoamericana, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid.

La ceremonia de entrega de la VIII Edición de los Premios Platino del Cine y el Audiovisual Iberoamericano, tendrá lugar el próximo 3 de octubre en Madrid en IFEMA Palacio Municipal y será retransmitida por 19 televisiones de todo el mundo.

 

'Matar a un muerto' con dos nominaciones a los Premios Platino

‘Matar a un muerto’ logró dos nominaciones a los Premios Platino del Cine y el Audiovisual Iberoamericano. La película paraguaya aspira a las categorías Mejor Ópera Prima de Ficción Iberoamericana y Mejor Interpretación Masculina de Reparto.

En la mañana de este lunes se anunciaron a los nominados de la VIII Edición de los Premios Platino, que reconoce a lo mejor del trabajo audiovisual y cinematográfico en Latinoamérica.

Luego de pasar por varios filtros a lo largo de estos meses, finalmente terminó la espera para la película paraguaya Matar a un Muerto, la cual forma parte oficialmente de la edición 2021 de la premiación, con dos nominaciones: Mejor Ópera Prima de Ficción Iberoamericana y Mejor Interpretación Masculina de Reparto, por el trabajo de Jorge Román.

En la categoría de Mejor Ópera Prima de Ficción Iberoamericana, Matar a un Muerto se medirá a “Canción sin nombre”, de Melina León (Perú); “Las niñas”, de Pilar Palomero (España) y “Matar a Pinochet”, de Juan Ignacio Sabatini (Chile).

En lo que respecta a Mejor Interpretación Masculina de Reparto, Jorge Román compite con Alfredo Castro por ‘El príncipe’ (Chile), Diego Boneta por ‘Nuevo orden’ (México-Francia), y Julio Díaz por ‘La llorona’ (Guatemala).

El largometraje dirigido por Hugo Giménez, refleja aspectos de la dictadura de Alfredo Stroessner en Paraguay, a través de dos campesinos.

“Paraguay 1978, en plena dictadura Stronista, dos hombres (Pastor y Dionisio) se dedican a enterrar cadáveres clandestinamente en un bosque. Entre el montón de muertos, una mañana, encuentran a Mario, que aún respira; los dos enterradores saben que tienen que matarlo pero nunca asesinaron a nadie antes. El destino de los tres, se define durante la final del mundial de fútbol Argentina 78, que transcurre en paralelo en el vecino país”, reza la trama del filme.

La gala se celebrará el próximo 3 de octubre en Madrid, y será retransmitida por 20 canales de televisión, en todo el mundo.

 

Un Cannes marcado por la covid termina con la caótica Palma de Oro a "Titane"

Cannes (Francia). El Festival de Cannes cerró este sábado su 74 edición con la segunda Palma de Oro de su historia concedida a una mujer, la francesa Julia Ducournau, que brilló con "Titane" en un año marcado por la sombra de la covid.


Fuente: EFE/Alicia García de Francisco y Marta Garde

Trasladado de mayo a julio para tratar de encontrar en el calor del verano francés una época de menos contagios y después de la anulación de la edición de 2020, el certamen regresaba cargado de películas y con muchos recelos por la pandemia de coronavirus.

Una edición con entre el 30 y el 40 por ciento menos de acreditados que habitualmente, un Mercado del Filme fantasmagórico y una programación sobresaturada.

La competición oficial tuvo veinticuatro largometrajes, cuando lo normal es no pasar de veinte. Una treintena de películas fuera de competición, veinte en Una Cierta Mirada, trece en la Semana de la Crítica y veinticuatro en la Quincena de Realizadores, sin contar los cortometrajes. Todo eso, en doce días.

“TITANE”, PALMA DE ORO

En términos puramente cinematográficos, la gran triunfadora fue Ducournau con esa Palma de Oro con la que sucede a Jane Campion, máxima ganadora por “The Piano”, ex aequo en 1993 con el chino Chen Kaige por “Farewell My Concubine”.

Había nombres en la competición como los de Asghar Farhadi (“A hero”), Jacques Audiard (“Les Olympiades”), Wes Anderson (“The French Dispatch”), Nanni Moretti (“Tre piani”), François Ozon (“Tout s’est bien passé”) o Leos Carax (“Annette”).

El nivel medio fue alto, pero no hubo ningún fenómeno comparable al de “Parasite” en la anterior edición, la de 2019.

Las películas consideradas menores, como “Haut et fort”, del franco-marroquí Nabil Ayouch, o “Lingui”, del chadiano Mahamat-Saleh Haroun, se hicieron un hueco en las críticas de los expertos, pero no en el palmarés.

Y, por supuesto, hubo polémicas. La principal la de “Titane”, un filme provocador, violento, sexual, pero también profundo y tierno, cuya victoria fue anunciada por error al principio de la gala de clausura por el estadounidense Spike Lee, presidente del jurado.

FUERA DE COMPETICIÓN Y SECCIONES PARALELAS

Los apartados sin opción a la Palma de Oro congregaron gran parte de la heterogeneidad del certamen.

Desde tres de los documentales que más impactaron, “The Velvet Underground”, “VAL” y “JFK Revisited: Through The Looking Glass”, hasta el último trabajo del siempre provocador Gaspar Noé, “Vortex”, que rebajó sus revoluciones habituales con su filme más realista y personal.

Cannes sorprendió además con dos nuevas secciones no competitivas, Cannes Première, dedicada al trabajo de miembros consagrados de la industria, como Mamoru Hosoda (“Belle”), y otra centrada en la lucha contra el cambio climático.

El grueso del cine latinoamericano o en español se concentró en la sección oficial Una Cierta Mirada y en las independientes Semana de la Crítica y Quincena de Realizadores. México salió de hecho triunfal de la primera, con sendos premios a “Noche de Fuego” y “La civil”.

LA COVID, LA VERDADERA PROTAGONISTA

Pero más allá de los estrenos y los premios, la verdadera protagonista de este Cannes ha sido la covid, que ha obligado a cambiar todo su funcionamiento, con un resultado “excepcionalmente satisfactorio”, en palabras del delegado general, Thierry Frémaux.

Algo que no responde totalmente a la realidad. Ha habido largas y continuas colas de los acreditados no vacunados -o con certificado no europeo- que se tenían que hacer la prueba para acceder al Palacio de Festivales.

En el interior, el control mucho más laxo, y las discusiones por mascarillas inexistentes o mal puestas han sido la tónica diaria.

Entre los efectos más conocidos de la pandemia, la ausencia de la francesa Léa Seydoux, que iba a ser una de las grandes protagonistas del certamen con cuatro películas en total, tres de ellas en competición, pero que se tuvo que quedar en París tras dar positivo, pese a estar vacunada.

No hay datos precisos, pero Frémaux calcula que se han efectuado estos días entre 50.000 y 80.000 test, con solo unos 70 u 80 positivos.

POCAS ESTRELLAS Y POCO GLAMOUR

Ha sido un año escaso de estrellas. La covid por un lado y las películas elegidas, por otro, no han permitido las continuas alfombras rojas glamurosas de otras ediciones.

Adam Driver y Marion Cotillard inauguraron los desfiles para presentar “Annette”, que le valió a Carax el premio a la mejor dirección. Sean Penn y su hija Dylan protagonizaron otra de las alfombras rojas más vistosas, para la proyección de “Flag Day”.

Sophie Marceau e Isabelle Huppert encarnaron la elegancia francesa y Lee sorprendió cada día con extravagantes y coloridos atuendos que culminaba con llamativas zapatillas deportivas (algo prohibido para acceder al Gran Teatro Lumière a quien no es una estrella).

Catherine Deneuve, Jodie Foster y Matt Damon fueron otras de las grandes protagonistas que acudieron a presentar películas o recibir la Palma de Oro de Honor, en el caso de la actriz estadounidense.

Y Sharon Stone, Helen Mirren, Diane Kruger, Bella Hadid o Ester Expósito aportaron belleza y estilo, aunque no hubiera razones cinematográficas para su presencia.

Pero sin duda la alfombra roja más festiva fue la de “The French Dispatch”, que reunió a Tilda Swinton, Timothée Chalamet, Benicio del Toro, Adrien Brody, Owen Wilson o Bill Murray.

Su paso por la alfombra roja y su posado ante los fotógrafos fue la única oportunidad de ver a todo el equipo junto, ya que no hubo rueda de prensa. Primera vez que esto ocurre, según los periodistas más veteranos, pero un dato que el festival no ha querido confirmar.

Ha sido ante todo una edición que celebró la vuelta de la comunidad cinematográfica tras el parón de 2020, con menos gente en las salas del Palacio y una combinación en las calles poco habitual: la de los miles de acreditados con los veraneantes habituales de la Costa Azul.

 

Lucía Méndez: "Todo lo que he dicho ha sido cierto"

Ciudad de México. Cinco décadas de carrera y una evolución constante describen a la artista mexicana Lucía Méndez como una mujer que se reinventa y ha sabido sortear las tareas de una diva, a veces polémica, sin perder su sinceridad y aplomo. "Todo lo que he dicho ha sido cierto", asegura.


Fuente: EFE/Mónica Rubalcava

“Todo lo que yo cuento me ha pasado, no es mentira, lo del encuentro con Quetzalcóatl (un dios azteca) es auténtico y tengo a dos testigos, si se vuelve viral, qué bueno, pero todo lo que he dicho ha sido cierto”, afirman Méndez en entrevista con Efe.

Estas declaraciones surgen luego de que la actriz narrara la experiencia que tuvo con el dios azteca que ha causado gran polémica en redes.

Sin embargo, otras anécdotas que ha revelado también la han puesto en el centro de la polémica.

El desencuentro que vivió con Madonna en uno de sus conciertos y las declaraciones que hizo públicas en torno al romance que tuvo con Luis Miguel, son un ejemplo de ello, pero a Méndez, acostumbrada al medio del espectáculo, le despreocupa lo que piensen los demás de ella.

¿Qué es lo que hace a una mujer una diva?, se le cuestiona a la cantante, quien está por regresar a los escenarios con el espectáculo musical “Divas” el próximo 22, 23 y 24 de julio en Estados Unidos junto a las cantantes Rocío Banquells, Dulce y Manoella Torres.

“La trayectoria, los chismes, tener algo sobresaliente como una estatua de cera en el museo de Hollywood, las estrellas que tengo en la Calle 8 (Miami) y que probablemente me van a dar la de Hollywood el próximo año y una trayectoria en todo lo que se pueda hacer, actuando o cantando, creo que eso hace que te digan diva”, respondió.

Pero, ser una figura así también tiene sus complicaciones, como afrontar los “inventos” de los medios, algo que su amiga Silvia Pinal, alguna vez le dijo: “¡Dios mío!, cuántas cosas nos inventan y todo es mentira”, recuerda Lucía Méndez (León, 1955).

A Méndez le cuesta trabajo decidir si se nace diva o si una diva se hace, pero finalmente considera que el título se construye.

UNA VIDA DEDICADA AL ARTE

Según su biografía, desde los ocho años de edad la artista mostró interés por el arte, pero en sus palabras: “lo que empezó por necesidad, termino en versatilidad”, pues la temprana muerte de su padre la obligo a buscar un sustento, mismo que encontró en la música y la actuación.

“Yo nunca me imaginé que llegaría tan lejos como he llegado, yo nada más trabajaba y trataba de sacar a mi familia adelante, la propia vida me fue dando sorpresas, éxitos y retos”, explicó.

Desde su primer protagónico en la telenovela “Mundos opuestos” (1976), Méndez encaminó su carrera al éxito en televisión, cine, música, teatro, como empresaria y ahora como “youtuber”.

“La evolución se busca, creo que yo misma he hecho que el destino de mi carrera sea bueno y cuidado”, dijo la actriz.

UNA NUEVA RAMA

Méndez también ha encontrado en las plataformas de internet una forma de seguir vigente con su canal de Youtube “Lucía Méndez presenta”.

“Este encierro movió en mí que tenía que hacer algo, que si no lo hacía me iba a volver loca”, mencionó la actriz, quien en dos meses y medio llegó a los 156.000 suscriptores gracias a sus entrevistas a personalidades.

Dicho espacio le sirvió para darle voz a gente diversa, desde su querida comunidad LGBT+ hasta el controversial caso de Frida Sofía, hija de Alejandra Guzmán.

La primera temporada concluyó con éxito y adelantó que en septiembre su canal tendrá nuevo contenido.

En el ámbito musical, ha presentado temas como “Mi México” y “Se te acabó tu fiesta”, que forman parte de su próxima producción.

“Estoy preparando mi disco ‘Vivencias’, en octubre seguiremos grabando el tercer sencillo, ahora será una balada ranchera muy sentimental”, contó.

En cuanto a la actuación, Méndez aseguró que no ha llegado a ella un proyecto que la enamore, lo que sigue en conversaciones es la posibilidad de hacer su bioserie, algo que piensa dos veces por los efectos que esta podría tener en otras personas.

“No he llevado una vida afectada o tenebrosa, pero puedes lastimar a gente que ha estado cerca de tu vida y ahí es donde te pones a pensar, ahí es donde recapacitas y dices, ¿hasta dónde vale la pena?”, finalizó.