"El único y gran Iván", una nueva fábula animalista con el sello Disney

Los Ángeles (EE.UU.). Casi ochenta años después de "Dumbo" (1941), El único y gran Iván"(The One and Only Ivan) recupera el tono de fábula animalista que triunfó con aquella historia clásica de Disney sobre un elefante de circo.


Fuente: EFE

En este caso no se trata de un elefante sino de un gorila, pero la reflexión sobre el deseo de libertad, el maltrato animal y la solidaridad permanecen vivas en esta adaptación audiovisual de "The One and Only Ivan" de Katherine Applegate, que se inspiró en un caso real para escribir su novela.

Bryan Cranston es el protagonista de esta cinta familiar que mezcla acción real y animación digital bajo la dirección de la cineasta Thea Sharrock ("Me Before You", 2016).

Pero más allá del actor de "Breaking Bad" (2008-2013), que sí se deja ver con su rostro y presencia física en la película, el poderío de Disney se nota en "The One and Only Ivan" gracias al estelar doblaje de la versión original del filme, que cuenta con las voces en inglés de Angelina Jolie, Danny DeVito, Helen Mirren o Sam Rockwell.

MORALEJAS EN UNA CINTA FAMILIAR

"Uno de mis hijos leyó el libro y dijo que le había encantado así que lo leí y hablamos de por qué era especial y por qué había significado tanto para él", aseguró en una rueda de prensa virtual Jolie, que es productora de "The One and Only Ivan" y que además ha doblado al personaje de Stella.

"El proyecto había empezado como una película de acción ligera y divertida para niños, una historia más simple (...), pero todo el mundo que se involucró entendió de verdad que es dura, no es una película ligera: va de asuntos fuertes. Es una película encantadora, divertida y llena de vida, pero es engañosa en el envoltorio", añadió.

Jolie también opinó que las nuevas generaciones son "muy conscientes" de la situación del medioambiente y de la necesidad de proteger a las especies salvajes.

La cinta cuenta la historia de Ivan (con la voz de Rockwell en inglés), un gorila que forma parte de un espectáculo circense y cuya vida da un giro de 180 grados cuando aparece una pequeña elefanta llamada Ruby (Brooklyn Prince) que acaba de ser capturada.

Cranston, que da vida al ambivalente y dubitativo propietario del circo Mack, reflexionó sobre la mezcla de buenas y malas intenciones de su personaje.

"Le veo como un hombre que tiene defectos pero que también está intentando hacer bien las cosas", argumentó.

"Ivan fue como un hijo para él y él no iba a abandonar a su hijo. Quería solucionarlo. Pero, ¿cómo asumir el hecho de que es ahora un gorila hecho y derecho y cómo vive con eso? Fue necesario descubrir esos matices y permitir que Mack fuera vulnerable", indicó.

Por último, la directora Thea Sharrock detalló cómo intentaron intentaron que la tecnología digital estuviera al servicio de la emotividad en una película que se iba a estrenar en los cines pero que, finalmente, se lanzó directamente en el mercado digital por la pandemia del coronavirus.

"Fue como trabajar en dos películas al mismo tiempo. Por un lado, empezamos todo el proceso con el doblaje porque los animadores necesitaban sus voces para empezar a establecer el viaje de la animación. Luego rodamos toda la acción y real. Y al final volvimos para rodar todos los aspectos virtuales de la película, es decir, cuando solo teníamos animales en la escena", explicó.

"Y, por supuesto, queríamos capturar el espíritu sincero del libro", añadió al asegurar que, dentro de los parámetros de Disney, no tuvieron "miedo" de "conectar con la parte emocional de una historia tan poderosa como esta".

"The One and Only Ivan", que se estrenó en Estados Unidos en agosto, se podrá ver en España a partir de este viernes en Disney+ y en América Latina cuando desembarque en noviembre esta plataforma digital de Disney.

 

"Tenet" logra 20 millones de dólares en EE.UU. y se acerca a 150 en el mundo

Los Ángeles (EE.UU.). El thriller “Tenet”, la nueva propuesta del director Christopher Nolan y la primera superproducción que llega a los cines en plena pandemia, arrancó este fin de semana en EE.UU. y Canadá con una recaudación estimada de 20,2 millones de dólares, informó este lunes el blog especializado Box Office Mojo.


Fuente: EFE

Un estreno de esa cifra para una cinta que cuenta con un presupuesto de unos 200 millones de dólares sería decepcionante en un contexto normal, pero en la actualidad únicamente está operativo el 65 por ciento del mercado estadounidense y, además, funcionando con capacidad limitada en las salas de cine.

“Tenet” se está proyectando en unos 2.800 cines del país, una cifra mucho menor de la habitual para una producción de este estilo, debido en parte a que las salas de ciudades como Nueva York, Los Ángeles, Seattle o San Francisco aún están cerradas por la pandemia del coronavirus.

“En territorio doméstico (EE.UU. y Canadá), aunque nuestros resultados muestran que la película ha gustado tanto como otras previas (de Nolan) como ‘Dunkerque’, literalmente no hay contexto con el que comparar los resultados de una película estrenada durante una pandemia”, indica el estudio Warner Bros. en un comunicado.

“Estamos en un territorio sin precedentes, así que cualquier comparación con el mundo previo al COVID-19 sería injusto e infundado”, agregó.

En el ámbito internacional, la película suma 126 millones de dólares, así que el total de ingresos global asciende a 146,2 millones de dólares en dos semanas de proyección. De esa cifra, 30 millones proceden de China.

Analistas consultados por la publicación especializada Variety sostienen que la cinta tendría que sumar 500 millones de dólares para que el estudio no pierda dinero (hay que sumar los gastos de publicidad), algo que consideran posible ya que la película previsiblemente estará mucho más tiempo de lo normal en cartelera.

El firme, uno de los más esperados del año, está protagonizado por John David Washington, Robert Pattinson, Kenneth Branagh y Elizabeth Debicki. Su enrevesada trama gira en torno a la manipulación del tiempo para desentrañar una conspiración criminal.

 

Regina King lleva a Venecia su "carta de amor" a los ases de movimiento negro

Venecia (Italia). La actriz Regina King se ha puesto detrás de las cámaras por primera vez para rodar "One night in Miami", una "carta de amor" a los ases de las luchas sociales de los afroamericanos en Estados Unidos presentada hoy, lunes, en Venecia.

Esa es la intención que se esconde y, de hecho, se percibe, tras la película, presentada fuera de concurso como evento especial de la Mostra y que ha sido acogida con aplausos por la prensa.

La actriz, Óscar por su papel de reparto en "El blues de Beale Street" ("If Beale Street Could Talk", 2018), debuta en la dirección con esta cinta con la que homenajea a los "Vengadores negros", como les definió el autor del guion y de la obra de teatro, Kemp Powers, por videoconferencia.

"Todos ellos fueron hermanos los unos para los otros, hombres que fueron juzgados solo por el color de su piel", apuntó King.

La película transcurre en la noche del 25 de febrero de 1965, en el momento en el que un jovencísimo Cassius Clay, en poco tiempo Mohammed Alí, batía sobre el ring a Sonny Liston y se alzaba con el título de campeón de los pesos pesados en la capital de Florida.

Era un motivo de fiesta y para ello "One Night in Miami" imagina el encuentro de cuatro amigos reales: Clay (Eli Goree), el activista Malcolm X (Kingsley Ben-Adir), el cantante Samuel Cook (Leslie Odom Jr.) y la estrella del fútbol americano Jim Brown (Aldis Hodge).

Como telón de fondo constan las leyes de la segregación racial y los orígenes de las luchas sociales iniciadas precisamente por estas cuatro "luminarias" de la comunidad afroamericana del país.

La directora consideró una casualidad que la película llegue en un momento álgido en las protestas de su comunidad pues, insistió, la cuestión de la igualdad está sobre la mesa desde hace décadas.

"Uno de los motivos por los que la mayor parte de nosotros nos sumamos a 'One night in Miami' fue porque una historia para los negros de Estados Unidos es un debate que lamentablemente se repite desde los últimos sesenta años".

Pero la idea de Powers y de Regina King no ha sido esculpir un nuevo Monte Rushmore negro ni caer en hagiografías, pues estos "héroes" no esconden en la obra sus propias inseguridades.

Malcolm X, asesinado poco después, en 1965, protege a su familia de sus hostigadores; Cook enfrenta el rechazo de las salas de música de blancos en las que actúa; Brown tuvo miedo al empezar una carrera de actor y el propio Clay/Alí zozobró en su conversión al islám.

Fueron personalidades que dieron un espaldarazo decidido a la lucha por los derechos pero que también ayudar a la propia comunidad negra a limar sus propios prejuicios.

Goore, que interpreta al mítico boxeador, confesó que su madre vio ayer la película y que al final rompió a llorar. En su juventud asistía fascinada a la belleza de Mohammed Alí y que este hecho le hizo comprender que ella misma también podía ser guapa, explicó.

"Cambió los paradigmas de mi madre, todos estos hombres aumentaron la autoestima de los afroamericanos", celebró.

En este sentido el reparto expresó su confianza en que esta cinta contribuya a "empujar por el cambio", sobre todo cuando faltan un par de meses para las elecciones de Estados Unidos.

VENECIA CONTINÚA LA CARRERA POR EL LEÓN DE ORO

En la carrera por el León de Oro de la 77ª Mostra del cine de Venecia se estrenaron este lunes dos películas: "Dear comrades" del ruso Andrei Konchalovsky y "Never gonna snow again" de la pareja polaca Malgorzata Szumowska y Michal Englert.

La primera, con ambición de documental, aborda en blanco y negro la masacre de la ciudad soviética de Novocherkassk en el año 1962, cuando el ejército reprimió a disparos una huelga de trabajadores de una de las principales compañías de locomotoras del país comunista.

Unos trágicos acontecimientos en tiempos de Nikita Jruschov que supusieron un hito, ya que el ejército tenía prohibido abrir fuego contra el pueblo, y por los que nadie ha pagado.

Lo hace desde los ojos de Lyudmila (Julia Vysotskaya), miembro del comité local y militante convencida de que deberá buscar a su hija entre los vivos y los muertos de aquella refriega y que empezará a cuestionarse sus planteamientos políticos.

"Me importaba representar una tragedia con carácter femenino", resumió en rueda de prensa Konchalovsky, Gran Premio del Jurado de Venecia por "La casa de los engaños" en 2002 y mejor director por "El cartero de las noches blancas" (204) y "Paradise" (2016).

En cuanto a "Never gonna snoww again", se trata de una cinta de tintes oníricos sobre un misterioso masajista ucraniano (Alec Utgoff) nacido cerca de Chernobyl que se gana la vida ofreciendo sus servicios a los excéntricos vecinos de un barrio pudiente.

Sus manos parecen tener cualidades curativas y sobrenaturales y con sus ojos, el masajista logra entrar en el interior de sus clientes que, bajo su aspecto físico, acumulan indecibles traumas.

Szumowska explicó en rueda de prensa que con esta película, ciertamente críptica, ha tratado de seguir explorando la relación entre el alma y el cuerpo como ya hiciera en otros de sus títulos anteriores, como "Body" (2015) o "Mug" (2018).

Pero ahora aspira a ir más allá para retratar a una sociedad moderna y su clase media-alta, cuyos sujetos aparentemente están bien pero espiritualmente se encuentran vacíos. EFE

 

El multipremiado largometraje nacional 'La Última Tierra', en el Lunes de Cine de Nde Rógape

El largometraje paraguayo ‘La última tierra’ se exhibirá este 07 de septiembre, a las 19:00 en @CulturaAsu, como parte del Lunes de Cine del ciclo cultural digital Nde Rógape.

Dirigida por Pablo Lamar, el filme sigue a una pareja de ancianos que vive en soledad, en la cima de un cerro aislado. Ella esta muriendo y él la acompaña en ese proceso. Su muerte transforma los días siguientes.

Lamar filma el aislamiento de la pareja en medio de la selva, y con ellos capta la intimidad de la dolorosa experiencia de la espera, a través de un ritmo pausado, de una cercanía de la cámara a los personajes a veces extrema, y prescindiendo de diálogos.

Está protagonizada por el reconocido actor paraguayo Ramón del Río, junto a la actriz brasileña de larga trayectoria Vera Valdez.

La película fue realizada en co-producción entre Sapukai Cine (Paraguay), Fortuna Films (Holanda), Cinestación (Chile) y la producción asociada de Sabaté Films (Paraguay). Cuenta con la Dirección de Arte de Carlo Spatuzza, la Dirección de Fotografía de Paolo Girón y con Gabriela Sabaté como Productora Asociada y Productora Ejecutiva.

La última tierra es el primer largometraje de Lamar, el cual fue estrenado en el Festival Internacional de Cine de Róterdam en el 2016, donde obtuvo el premio Tiger Award. Así también durante el mismo año obtuvo el premio Descubrimiento de la Crítica Francesa del Cinélatino de Toulouse y el premio a la Mejor película en co-producción en el Festival Latinoamericano de Sao Paulo.

Pablo Lamar nació en Asunción, Paraguay en 1984. Cursó estudios en la Universidad del Cine. Fue socio fundador de la productora brasileña Entre Filmes, donde se ha desempeñado en el área de sonido. Su corto ‘Ahendu nde sapukai’ (2008) recibió numerosas nominaciones y premios en festivales internacionales como Cannes (Semana de la Crítica), BAFICI, São Paulo, Biarritz, Tampere, Huesca, Molodist, Münich y Rotterdam. Le siguió Noche adentro (2010), estrenado también en Cannes (Semana de la Crítica).