Escándalo en Grecia tras filmación de escena de sexo gay en la Acrópolis

Atenas, Grecia. La filmación de una escena de sexo gay en la Acrópolis de Atenas provocó un escándalo en Grecia y el ministerio de Cultura indicó el martes a la AFP que "quiere encontrar rápidamente a los responsables de este rodaje ilegal".

“El viernes se abrió una investigación administrativa que podría durar un tiempo”, indicó el ministerio tras la difusión en internet de una secuencia que muestra a dos hombres enmascarados teniendo sexo en la Acrópolis, un monumento emblemático de la Antigüedad que es el sitio más visitado de Grecia.

“El sitio arqueológico de la Acrópolis no se presta al activismo ni a ninguna acción ofensiva o que sea considerada una falta de respeto”, indicó el viernes en un comunicado el ministerio.

Los realizadores de la película, que permanecen en el anonimato, indicaron que el Partenón es un símbolo del “nacionalismo, el culto a la Antigüedad y el patriarcado” y defienden que la escena erótica entre dos hombres es un “acto político”.

La película había sido presentada a una audiencia selecta el 16 de diciembre en la Universidad de Tesalónica, sin generar grandes reacciones, pero el viernes este medio film de 36 minutos fue difundido en internet, generando escándalo en Grecia.

“Como griego siento vergüenza”, declaró el presidente de la Asociación de Actores griegos, Spyros Bibilas, a la cadena de televisión ANT1. “No se puede hacer cualquier cosa en nombre del activismo”, agregó.

La agrupación de sindica a los guardianes de los museos y sitios arqueológicos expresó el martes “su gran indignación frente las imágenes de esta película infame”.

El sindicato se defendió frente a los temores de ser acusado de no proteger adecuadamente la Acrópolis y destacó que “sigue habiendo muchos problemas de personal”, de los que responsabilizó al ministerio de Finanzas.

Guillermo del Toro lleva la magia del “stop motion” a su natal Jalisco

Guadalajara, México. Con la filmación de la película "Pinocchio", el Centro Internacional de Animación, fundado por el director mexicano Guillermo del Toro, inicia su camino como el primer estudio en América Latina donde se podrán realizar proyectos fílmicos en stop motion (animación foto a foto).

El CIA es también conocido como “El taller del Chucho (perro)”, un proyecto anhelado desde hace varios años por Del Toro (Guadalajara, Jalisco, 1964), quien le dio el nombre aludiendo a que quien colabore ahí tendrá que “perrearle” (trabajar duro), y que encontró eco en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara, ciudad donde tiene su sede.

Angélica Lares es la directora del CIA y explicó este lunes que Del Toro sentó las bases para crear el taller y fue quien decidió que una parte de su nuevo filme se produjera aquí.

“Está pendiente de lo que hacemos. Estamos continuamente dialogando acerca de lo que viene”, subrayó.

Señaló que el taller tuvo un inicio inmejorable al ser la segunda unidad de filmación de la película “Pinocchio”, una producción de Netflix y dirigida por el ganador del Óscar, lo que le ayudó a habilitar los espacios y a generar una sinergia de trabajo entre el talento local.

Lares aseguró que este es el primer espacio de producción en su tipo en América Latina por el tipo de servicios con los que cuenta, por lo que buscará traer producciones de todas partes del mundo.

“No teníamos un espacio como éste, tenemos la posibilidad de contar con todo el esquema completo de una producción, en especial de ‘stop motion’ los espacios y el equipamiento, el equipo humano y eso está bien porque las producciones generalmente tienen que armar un estudio desde cero”, indicó la directora.

NAVE INDUSTRIAL AL SERVICIO DEL CINE

El taller cuenta con siete naves de tipo industrial.

Tres de ellas que pueden ser habilitadas como foros de filmación con hasta 300 personas trabajando al mismo tiempo, otras más para talleres de construcción de ‘puppets’ (marionetas), vestuario, escenarios o estructuras y dos más para el área de postproducción y administración.

Una de las naves del taller fue ocupada durante varios meses por el equipo de “Pinocchio”, cuyos detalles han sido guardados sigilosamente por Netflix, tanto que el set montado en Guadalajara y sus alrededores estuvieron cerrados a la prensa hasta inicios de este año tras el término del rodaje.

Tras la experiencia con “Pinocchio”, la intención del taller es generar coproducciones con proyectos de México y toda Latinoamérica, sino también ofrecer las instalaciones, el material humano y el equipo de alta tecnología con el que cuentan para que cualquier productora alquile el espacio y economice costos.

En uno de sus espacios coproducen el cortometraje “Ramas torcidas”, del animador León Fernández, en el que han desarrollado desde cero ciertos escenarios y los personajes de esta historia.

Rita Basulto, una de las más reconocidas animadoras mexicanas y quien colaboró en “Pinocchio”, dijo que este lugar será “un espacio donde van a confluir los talentos y personas supercapacitadas” en stop motion.

“Hacer escenas para este largometraje habla de que aquí se puede llegar a hacer un trabajo de muy buen nivel. No existe un estudio tan grande como este”, señaló.

NUEVOS TALENTOS

Uno de los objetivos de “El taller del Chucho” es la formación de nuevos talentos que puedan colaborar y desarrollar proyectos dentro y fuera de México, asegura Lares.

“Sí nos interesa traer producciones internacionales, pero también generar propiedad intelectual. Para crear este espacio para que los artistas puedan tener la oportunidad de narrar sus historias, de crear sus mundos”, indicó.

Sergio Valdivia de la Torre, un joven animador de “stop motion”, es egresado de la carrera de animación en Guadalajara y ha trabajado en cortos y largometrajes de directores locales, y recientemente colaboró en “Pinocchio”.

El animador contó a Efe que el taller ha generado una sinergia para que todos los involucrados en la industria de la animación se conozcan y trabajen de una mejor manera.

“Es algo que no había con los creadores que ya conocemos, casi siempre ellos trabajaban solos y al menos ahora un espacio como este lo que hace es unirnos, aprender de todos, tener proyectos y experiencias colectivas. Y eso hace que se eleve el nivel, que sea más enriquecedora la experiencia de hacer películas de ‘stop motion’”, dijo.

De enero a septiembre el taller ofrecerá un programa de formación para jóvenes realizadores con profesionales como el director artístico ganador del Óscar Eugenio Caballero, el animador estadounidense Brian Leif Hansen y el ilustrador español Roger Olmos, entre otros.

“El poder del perro” y “Amor sin barreras” conquistaron los boicoteados Globos de Oro

Los Ángeles, Estados Unidos. "El poder del perro" y "Amor sin barreras" conquistaron este domingo las principales estatuillas en una ceremonia de los Globos de Oro, que sin estrellas ni transmisión, se limitó a anunciar a sus ganadores en redes sociales.

El western de Jane Campion se llevó el premio a la Mejor película dramática, la segunda producción dirigida por una mujer en conquistar ese galardón. También ganó por Mejor director, y Mejor actor de reparto (Kodi Smit-McPhee).

La nueva versión de “Amor sin barreras”, de Steven Spielberg, se llevó la estatuilla a Mejor película musical o comedia, mientras que sus actrices Rachel Zegler y Ariana DeBose ganaron como Mejor actriz de musical o comedia y Mejor actriz de reparto, respectivamente.

“Encanto”, la producción de Disney que sigue a una familia que vive en un lugar encantado en las montañas de Colombia, se llevó el premio a la Mejor película animada.

Nicole Kidman y Will Smith conquistaron los galardones a la Mejor actriz y al Mejor actor en producciones dramáticas por sus interpretaciones en “Being the Ricardos” y “Rey Richard: una familia ganadora”.

Pero ninguna de las estrellas estuvo presente en el evento.

Tradicionalmente una de las mayores fiestas de Hollywood y la primera parada de la temporada de premios de la industria del cine, este año los Globos de Oro fueron opacados por un boicot de quienes acusan a los organizadores de prácticas poco éticas.

La Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA, por sus siglas en inglés), formada por unos 100 escritores ligados a publicaciones extranjeras, es quien decide los premios y está en el ojo del huracán por acusaciones de corrupción y racismo, entre otros.

La ceremonia, cuyo resultado acostumbraba a impulsar la taquilla y a guiar las expectativas de cara a los Óscar, atraía una audiencia de millones de personas en televisión y marcaba tendencia en las redes sociales.

OPACADA

Pero este año, la televisora NBC, a cargo de la transmisión, retiró el programa de su parrilla.

La repercusión sobre los ganadores en Twitter también se vio ofuscada por la consternación en Estados Unidos por la muerte del comediante Bob Saget.

Un reportaje del diario Los Angeles Times reveló que la HFPA no tenía miembros negros, lo cual abrió las puertas para más críticas de Hollywood y de sus estrellas más famosas.

Desde que el escándalo explotó, la asociación se apresuró a implementar algunas reformas.

Este domingo, la asociación difundió videos pregrabados de los actores Arnold Schwarzenegger y Jamie Lee Curtis elogiando el trabajo del grupo.

Ninguno de los actores principales celebró sus premios de inmediato en redes sociales, aunque DeBose y Zegler, de “Amor sin barreras”, conmemoraron los suyos.

Zegler comentó que fue galardonada exactamente tres años después de ser elegida para el papel entre 30.000 aspirantes. “La vida es muy extraña”, escribió.

“Aún hay trabajo por hacer pero cuando trabajas tanto en un proyecto (…) tener el reconocimiento siempre será especial. Gracias”, tuiteó DeBose.

La cuenta en Twitter de la película felicitó al elenco y al equipo por sus tres Globos.

El Twitter de “Encanto” también conmemoró la victoria.

“¡A celebrar! ¡Felicitaciones al elenco y al equipo de Encanto de Disney por su victoria en los Globos de Oro como Mejor Película Animada!”, tuiteó la producción.

“¿En qué se convirtieron los Globos de Oro? Pasó de ser un evento del horario noble de Hollywood a un hilo de Twitter”, tuiteó el escritor Raymond Arroyo.

A pesar de la atmósfera que marcó a los Globos de Oro, las victorias de “El poder del perro” y “Amor sin barreras” confirman sus credenciales como competidores para esta temporada de premios que concluye en marzo con los Óscar.

DE CARA A LOS ÓSCAR

El western dirigido por Campion y protagonizado por Benedict Cumberbatch ha recibido buenas reseñas, al igual que la versión de “Amor sin barreras” de Spielberg que, sin embargo, no triunfó en la taquilla.

“Belfast”, la incisiva producción en blanco y negro de Kenneth Branagh que recuenta la explosión de violencia en su ciudad natal al final de la década de 1960, es considerada una grande competidora en esta temporada, y aunque esta noche lideraba con siete nominaciones, al igual que “El poder del perro”, sólo ganó para Mejor guión.

El actor Andrew Garfield ganó como Mejor actor en una comedia o musical por su papel en “tick tick… BOOM!”, de Lin-Manuel Miranda.

En el lado de la televisión, el drama “Succession” de HBO, que trata sobre la pelea familiar de un hombre poderoso en los medios de comunicación, fue premiado a la Mejor serie dramática.

Cate Blanchett, un 2022 vertiginoso para la reina de Hollywood

Madrid, España. El rodaje con Pedro Almodóvar de su primera película en inglés, "Manual para mujeres de la limpieza", confirmado el pasado viernes, no es el único de la boyante agenda de Cate Blanchett para este 2022 en el que estrenará lo nuevo de Guillermo del Toro y trabajará con Luca Guadagnino o Alfonso Cuarón.

La película de Almodóvar, cuyo rodaje se pospuso debido a la pandemia, se basa en la colección de relatos de Lucía Berlín publicados con ese título y Blanchett será una de las productoras, además de la protagonista, según confirmó Variety.

Pero antes, el próximo 21 de enero, llegará a los cines “El callejón de las almas perdidas” del mexicano Del Toro, segunda adaptación cinematográfica de la novela “Nightmare alley” de William Lindsay Gresham, después de la versión de 1947.

Se trata de un filme de suspense que también cuenta con Bradley Cooper, Toni Collette o William Dafoe en el reparto. La actriz australiana, ganadora de dos Oscar, se pone en la piel de la psiquiatra Lilith Ritter que se alía con el corrupto Stan Carlise (Cooper) para estafar a millonarios.

También tiene por estrenar “TAR”, un ‘biopic’ dirigido por Todd Field sobre Lydia Tar, la primera mujer directora de una gran orquesta en Alemania y “Borderlands”, basada en el videojuego de ciencia ficción del mismo nombre que dirigirá Eli Roth, además de ser una de las voces del “Pinocho” animado de Del Toro que ha retrasado su estreno hasta finales de 2022.

Con otro mexicano, Alfonso Cuarón, tiene previsto rodar una serie de suspense para Apple, “Disclaimer”, basada en la novela homónima de Renée Knight sobre una periodista de investigación que descubre una novela con una trama muy oscura en la que ella misma es uno de los personajes.

Y con el italiano Luca Guadagnino el proyecto en cartera es una nueva versión de la serie “Retorno a Brideshead” que producirá la BBC y distribuirá HBO. Su papel será el de Lady Marchmain, interpretado por Claire Bloom en la famosa serie de 1981 protagonizada por Jeremy Irons y por Emma Thomson en la menos celebrada película de 2008.

Además, la protagonista de “Carol” (2015) o “El aviador” (2004) es uno de los nombres con los que Coppola cuenta para su ansiada “Megalópolis”, un ambicioso proyecto de ciencia ficción que lleva años tratando de sacar adelante.

La trayectoria de Cate Blanchett es una continua colección de apuestas arriesgadas y aciertos desde que llamó la atención del mundo con su papel de reina Isabel I Inglaterra en “Elizabeth” (1998) por el que obtuvo un BAFTA, un Globo de Oro y su primera nominación al Oscar.

Es una de las pocas actrices que ha ganado los cuatro premios más importantes del cine: dos Óscar, tres Globos de Oro, tres BAFTA y tres Premios del Sindicato de Actores. A ellos unirá el César honorífico de la Academia de Cine francesa que recibirá el próximo 25 de enero.

Ha sido reina elfa en la trilogía de “El señor de los anillos” de Peter Jackson y en “El Hobbit”, Katherine Hepburn en “El aviador” (2004) de Scorsese (primer Oscar) y hasta Bob Dylan en el “I’m not there” de Todd Haynes, con quien también rodó “Carol” (2015)

Puede presumir de haber trabajado con muchos de los directores más importantes de los últimos años: con Woody Allen en “Blue Jasmine” (2013) -su segundo Óscar-, con Alejandro González Iñárritu en “Babel” (2006), con David Fincher en “El curioso caso de Benjamin Button” (2008), Ridley Scott en “Robin Hood” (2010), Jim Jarmusch en “Coffee and cigarrettes” (2003), Wes Anderson en “Life Aquatic” (2004) o Richard Linklater en “Dónde estás Bernadette” (2019). Y suma y sigue.