Fallece a los 88 años el actor francés Jean-Paul Belmondo

El actor francés Jean-Paul Belmondo, uno de los intérpretes más consagrados del cine francés, falleció este lunes en su domicilio en París a la edad de 88 años, anunció su abogado a la AFP.

“Estaba muy cansado desde hacía algún tiempo. Se apagó tranquilamente” precisó su abogado, Michel Godest. Apodado en el mundo del cine como “Bébel”, Belmondo participó en 80 películas, algunas de ellas inolvidables, como “À bout de souffle” (“Sin aliento”, “Al filo de la escapada”) o “L’homme de Rio” (“El hombre de Rio”).

Belmondo, una de las últimas grandes estrellas populares de su generación, junto a Alain Delon o Brigitte Bardot, desapareció casi totalmente de las pantallas de cine desde que sufrió un accidente vascular cerebral en 2001.

Un encuentro con el cineasta Jean-Luc Godard -otra figura destacada de la Nouvelle Vague del séptimo arte- selló su destino.

“Venga a mi habitación, haremos una película y le daré 50.000 francos”, le dijo Godard a Belmondo, con quien se había cruzado en la calle. Belmondo no tenía aún 30 años. Y luego vendría su participación, en 1960, en la emblemática “À Bout de Souffle”.

Después del éxito de la película, los directores “venían a mí” relataría Belmondo en 2016 en un libro de recuerdos, “Mille vies valent mieux qu’une” (“Mil vidas valen más que una”).

Pero “Bébel” no sólo ocuparía un rol central en la Nouvelle Vague. También dejó la huella de un actor físico, amante de las peleas, cultivando una gran dosis de humor, como hizo en “Le cerveau” (“El cerebro”).

Su físico de boxeador le valdría populares éxitos en “El Hombre de Rio” de Philippe De Broca, “Le Professionnel” (“El profesional, 1981) de Georges Lautner o “L’as des as” (“As de ases”), de Gérard Oury.

Belmondo actuó a las órdenes de los más reconocidos directores de la época, como Vittorio de Sica, François Truffaut, Claude Chabrol, Alain Resnais o Claude Lelouch.

A beneficio de Carlos Saguier, proyectarán filme “El Pueblo”

La proyección solidaria de la cinta “El Pueblo”, a favor del director paraguayo Carlos Saguier, será este martes 27 de febrero, en el Cine Villamorra a las 19:15, con entradas a Gs. 30.000. Los tickets para esta función especial se venden en la plataforma TUTI y no en la boletería del cine; todo lo recaudado será para los gastos médicos de Saguier, quien se encuentra con problemas de salud.

“El pueblo” es considerado como uno de los grandes hitos del audiovisual paraguayo desde su estreno, el 5 de diciembre de 1969, en el Centro Cultural Paraguayo Americano. La cinta a proyectarse este martes en Villamorra fue creada por Saguier junto a Jesús Ruiz Nestosa y Antonio Pecci, con quienes conformaron el colectivo Cine Arte Experimental.

Saguier es miembro honorario de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas del Paraguay, y su nombre fue elegido para el galardón que este gremio entregó en 2018 a figuras del cine paraguayo. Para aportes se habilitó la cuenta 4200 4059 0102 del Banco Continental, a nombre de Lilian María Abdo Rodríguez, C.I. 386.709. Informes al (0981) 449-621.

El cineasta paraguayo Carlos Saguier se encuentra en una delicada situación de salud. Foto: GentilezaEl cineasta paraguayo Carlos Saguier se encuentra en una delicada situación de salud. Foto: Gentileza

Sobre “El Pueblo” y Carlos Saguier

El Pueblo es un mediometraje experimental de 40 minutos, dirigido por Carlos Saguier, estrenada a finales de 1969. Es una de las pocas películas filmadas, durante la época de Alfredo Stroessner (1954-1989), la misma fue retirada de las salas debido a la censura de la dictadura.

Por un accidente en el laboratorio en Estados Unidos, el original se perdió, hasta que en 2013 se vio una copia en el encuentro Tesape y se reestrenó en Buenos Aires, en diciembre de 2019, al cumplir 50 años. Carlos Saguier, además de compartir el programa “Panorama cultural” en radio Chaco Boreal, realizó los cortos “Francisco”, “Ñandejára rekove” y “Una historia paraguaya”. Luego dirigió también documentales institucionales.

Te puede interesar: “Oppenheimer” sale fortalecida para los Óscar

“Oppenheimer” sale fortalecida para los Óscar

“Oppenheimer”, la cinta sobre el padre de la bomba atómica, afianzó su posición de favorita en los Óscar, al hacerse este domingo en Londres con siete premios en los BAFTA británicos, entre ellos el de mejor película y mejor director.

Por Pablo SAN ROMAN, AFP

El filme, dirigido por Christopher Nolan y que cuenta con trece nominaciones a los Óscar, se llevó además los premios de mejor actor principal (Cillian Murphy) y secundario (Robert Downey jr), fotografía, montaje y mejor música original.

Downey obtenía de este modo su segundo BAFTA, 31 años después de haber logrado el primero con “Chaplin”.

A menos de un mes de la cita de Los Ángeles, el 10 de marzo, el retrato del físico Robert Oppenheimer, interpretado por Murphy, se impuso en el apartado de mejor película ante la francesa “Anatomía de una caída”, “Los asesinos de la luna”, “Los que se quedan” y “Pobres criaturas”.

Las cuatro están también nominadas en el apartado de mejor película en los Oscar.

- “Inspirado e inspirador” -

Al recoger el premio, la productora de “Oppenheimer”, Emma Thomas, rindió homenaje a su marido, el director de la película, Christopher Nolan.

“Es inspirado e inspirador, brillante, a menudo exasperante, siempre tiene razón. Le estoy increíblemente agradecida a él por dejarme entrar en este viaje”, dijo Thomas.

Por detrás de “Oppenheimer”, la otra película que salió fortalecida de los BAFTA fue “Pobres criaturas”, que recabó cinco premios, entre ellos el de mejor actriz, para Emma Stone.

La cinta se hizo además con los premios de vestuario, maquillaje y peinado, dirección artística y efectos especiales.

El filme, una coproducción irlandesa-británica-estadounidense, cuenta la historia de una joven londinense que se escapa con un abogado.

Por su parte, la producción española “La sociedad de la nieve” se quedó sin el premio a mejor película de habla no inglesa, que ganó la coproducción británica-polaca-estadounidense “La zona de interés”.

“La sociedad de la nieve”, del director Juan Antonio Bayona y que narra la tragedia de un equipo de rugby uruguayo en 1972 en los Andes, no pudo repetir el éxito cosechado una semana antes en los Premios Goya, donde se llevó doce estatuillas.

En la próxima edición de los Óscar, está nominada en dos categorías: la de mejor película internacional y la de mejor maquillaje y peinado.

“La zona de interés”, rodada en polaco y alemán, que se llevó tres premios en la ceremonia, cuenta la vida del comandante nazi Rudolf Höss en el campo de exterminio de Auschwitz.

“Los muros no son nuevos desde antes o después del Holocausto y parece claro que ahora mismo deberíamos estar preocupados por las muertes de personas inocentes en Gaza, Yemen, Mariúpol o Israel”, afirmó al recoger el premio el productor, el estadounidense James Wilson.

Tras dar la gracias al director británico del filme, Jonathan Glazer, Wilson también mostró su gratitud al jurado de los BAFTA por “reconocer una película que nos pide pensar en esos espacios” en conflicto.

- Premio para Miyazaki -

El filme, que estaba nominado en nueve categorías, se llevó también los premios al mejor sonido y a la mejor película británica.

Por su parte, la cinta ucraniana “20 días en Mariúpol”, que competía en la categoría de mejor filme de habla no inglesa, se llevó al final galardón al mejor documental.

Y la que parecía favorita en esa categoría de habla no inglesa, la francesa “Anatomía de una caída”, que se impuso en ese apartado en los Globos de Oro, se tuvo que conformar con el premio al mejor guion original.

Da’Vine Joy Randolph recibió el premio a la mejor actriz de reparto por su papel en “Los que se quedan”, y la cinta “El niño y la garza”, de Hayao Miyazaki, ganó el premio a la mejor película de animación.

La ceremonia, en el Royal Albert Hall de Londres, contó con la presencia del príncipe Guillermo, heredero de la corona británica, que vuelve poco a poco a sus compromisos oficiales tras la operación abdominal de su mujer, Catalina.

Jodie Foster, heroína de “True Detective”, un ícono que rechaza ser portavoz

Pese a ser un ícono de Hollywood, de la comunidad LGTB+ y de la emancipación de las mujeres, la actriz y directora estadounidense Jodie Foster, protagonista de la cuarta temporada de “True Detective”, ha hecho carrera sin expresar demasiado su opinión en público.

La intérprete, ganadora de dos Óscar, no suele hablar mucho sobre cosas que no estén relacionadas con su trabajo. Esta semana pasó por París y aceptó hablar brevemente de actualidad, sobre cuestiones como el movimiento #MeToo o las elecciones estadounidenses, en la antena de radio France Inter, pero subrayó que le hacen “muchas preguntas políticas”.

“Nunca quise ser alguien que habla de política”, dijo a la AFP en un perfecto francés la actriz de 61 años, quien, dejando por un un momento sus reservas a un lado, critica al expresidente estadounidense Donald Trump y califica a la generación Z de “exasperante”.

“Lo que más me interesaba era hacer cine. Toda mi vida es lo único que he querido hacer”, apuntó la directora de “Money Monster” (“El maestro del dinero”, 2016), una crítica demoledora contra las finanzas y los medios de Estados Unidos. Ahora espera retornar otra vez “detrás de las cámaras”.

Tras convertirse en una estrella mundial a los 12 años por su papel de niña prostituta en “Taxi Driver” (1976), Jodie Foster levantó una muralla alrededor de su vida privada.

“Si hubieran sido un personaje público desde la más tierna infancia, si hubieran tenido que luchar para tener una vida normal, quizá también protegerían su intimidad por encima de todo”, dijo en una ceremonia de los Globos de Oro en 2013, donde anunció públicamente su homosexualidad.

- Lo más interesante, en la “pequeña pantalla” -

Su reserva se da también durante los rodajes. “Con Jodie, explicas de donde viene el personaje y ella comprende, no necesita hablar de sus emociones”, comentó a la AFP Issa López, directora de “True Detective - Night Country”, una serie de HBO.

“Fan” de la primera temporada, Jodie Foster asegura que dijo “de inmediato sí” a Issa López. “No he hecho ninguna serie televisiva desde los años 1970. Es algo nuevo para mí como actriz, aunque trabajo en el ‘streaming’ como directora”, dijo.

“Ahí es donde los proyectos se hacen ahora. Las cosas más interesantes se dan en la pequeña pantalla”, sostuvo la actriz, nominada para el Oscar y el Globo de Oro al mejor papel secundario en “Nyad”, una película producida por Netflix.

Para su compañera en “True Detective”, Kali Reis, Jodie Foster ha sido “una mentora”.

La boxeadora convertida en actriz se considera afortunada de haber visto a la “leyenda (...) actuar en su territorio. Es todo para ella, ella hace eso desde que tiene tres años”, aseguró Reis, de 37 años, que desempeña apenas su segundo papel en el cine.

Ambas encarnan a dos policías que investigan la desaparición de científicos en Alaska unos días antes de Navidad, en una época sin horas de luz. “Son dos mujeres que viven en un mundo de hombres. Porque la policía es un mundo de hombres”, señaló Jodie Foster.

Esta cuarta temporada quiere ser “el reflejo” de la primera, protagonizada por Matthew McConaughey y Woody Harrelson y estrenada en 2014, precisó la inolvidable agente del FBI de “The Silence of the Lambs” (“El silencio de los corderos” en España, “El silencio de los inocentes” en América Latina, de 1991).

Ahí “se trataba de dos muchachos, era en Luisiana, hacía calor, todo el mundo sudaba...”, comentó Foster, destacando que frente a “la claridad de esa luz brutal” de Luisiana, se contrapone la situación de “dos mujeres, en la oscuridad, el frío, en el lugar más alejado del planeta”.

Una fórmula de éxito, pues esta temporada ha sido la más vista de la serie, con 2,7 millones de espectadores en todo el mundo en el caso del qiunto y penúltimo episodio el pasado sábado, según los índices de audiencia de Warner Bros. Discovery y de la empresa Nielsen.

© Agence France-Presse