James Bond busca quién le encarne tras la marcha de Daniel Craig

París, Francia. La retirada anunciada de Daniel Craig como James Bond abre la puerta a los rumores sobre el sucesor del más famoso espía británico al servicio de su Majestad, una delicada renovación que debe poner al día al personaje respetando sus señas de identidad.

El actor rubio de 53 años lució por primera vez el traje de James Bond en 2006 en “Casino Royale”, y declaró que “Sin tiempo para morir” (2021) sería su última participación en la saga.

“Quantum of Solace”, “Skyfall”, “Spectre”… En total, Craig interpretó al espía con permiso para matar en cinco películas, marcando una nueva época pero sin alterar las bases que el escritor Ian Fleming dejó fijadas hace 70 años.

Daniel Craig “puso de relieve el lado humano del personaje”, creando un James Bond “creíble, que duda, que tiene miedo. Mata pero se ve que tiene sentimientos, sangra”, resume a la AFP Laurent Perriot, especialista de la saga.

Tras la vuelta a los orígenes que supuso “Casino Royale”, Craig actualizó al personaje en sus últimas películas. Por lo que los productores no tienen mucho margen de error en cuanto a su sucesor.

Un año después de la muerte de Sean Connery, el primer James Bond de la historia, el escocés sigue siendo la referencia absoluta del personaje y la vara con la que se juzga a los que vienen detrás: Connery dio forma con su encanto y carisma a un héroe viril hasta la caricatura.

En la estela de Pierce Brosnan y Roger Moore, encarnar a Bond sigue siendo uno de los roles más prestigiosos del cine.

“Para que todo cambie, nada debe cambiar realmente. James Bond no ha cambiado tanto” después de seis actores diferentes, “es el mundo el que cambia”, afirma Pierrot.

TOM HARDY, LUKE EVANS

Las preguntas sobre el nuevo Bond se multiplican: ¿actor conocido como Roger Moore en su momento o talento emergente? ¿Británico como todos los anteriores (a excepción de George Lazenby, que solo hizo un filme) o estrella estadounidense?

Los seguidores barajan varios nombres, como el del británico Tom Hardy, que ya demostró sus dotes al servicio de Christopher Nolan siendo el malo en “Batman: El caballero de la noche asciende”, y en “Mad Max: Fury Road”.

Sin embargo, su edad, 44 años, juega en su contra: el próximo Bond será probablemente escogido con la vista puesta en el horizonte 2030, incluso 2035.

Otros nombres copan los rumores en Reino Unido.

El inglés de origen zimbabuense, Rege-Jean Page, famoso por “Los Bridgerton”, James Norton, conocido actor de la pequeña pantalla, o Luke Evans, intérprete en numerosas películas de acción como “Furia de titanes” o “Fast and Furious”.

Pero, bajo el foco del problema sobre la paridad y la diversidad en las películas, la selección del próximo James Bond, parangón del hombre blanco, ¿podría convertirse en una señal de los tiempos que cambian?

El actor debe ser “joven, fuerte y seductor, las tres claves fundamentales. En su momento, este tipo era un hombre blanco pero nada impide imaginar un Bond negro, asiático…”, explica el periodista francés Guillaume Evin, autor de varios libros sobre el personaje.

Por lo pronto, “Sin tiempo para morir” propone ya un importante cambio: con James Bond disfrutando de su jubilación, el código secreto “007” recae sobre la actriz británica de origen jamaicano Lashana Lynch, de 33 años, lo que provocó una campaña de insultos contra la actriz en las redes sociales.

Vilma sale del clóset en nueva película de “Scooby Doo”

Los Angeles, Estados Unidos. La última película de "Scooby Doo" trae a una Vilma abiertamente lesbiana, confirmando finalmente la orientación sexual del personaje que había dejado de ser un misterio para los fans hacía mucho tiempo.


Fuente: AFP

Un clip del especial de Halloween “Truco o dulce Scooby-Doo” lanzado este fin de semana muestra a Vilma sonrojándose y con los lentes ahumados cuando se encuentra con la villana Coco Diablo.

“Ok, ¿a quién quiero engañar? ¡Me siento muy atraída, Daphne! ¿Qué hago? ¿Qué digo?”, le pregunta Vilma a su amiga en otra escena.

Los seguidores de “Scooby Doo”, que comenzó como una serie televisiva en 1969, han especulado desde hace algún tiempo que Vilma no es heterosexual ni cisgénero, o sea “queer”, pero la nueva película pone fin a las dudas.

Los productores de varias películas y series de la franquicia han hablado en otras ocasiones sobre la sexualidad de Vilma Dinkley, incluso cuando no lo hacían explícito en la pantalla.

Por ejemplo, en 2020 el productor Tony Cervone colocó en Instagram una foto de Vilma y otro personaje femenino con la bandera arco iris de fondo.

“Hemos dejado nuestras intenciones tan claras como era posible desde hace diez años”, escribió Cervone en la leyenda de ese post.

“La mayoría de nuestros seguidores lo captaron. Aquellos que no, les sugiero que miren con más atención”.

El director de la nueva película, Audie Harrison, le dijo a la radio pública NPR que no esperaba que la salida del clóset de Vilma fuese tan “reveladora” y que él buscaba “representar de forma divertida la parte graciosa y torpe de una atracción adolescente”.

“Dicho eso, se siente genial ser parte de esto, de normalizar la representatividad, ¡especialmente en una franquicia tan conocida como Scooby-Doo!”, agregó.

Los seguidores celebraron las noticias en las redes sociales.

“DIOS MÍO VILMA LESBIANA FINALMENTE OFICIAL EN LA PELÍCULA VAMOOOOOOS”, se lee un tuit que se volvió viral acaparando más de 230.000 corazones.

“VAMOS LESBIANAS #VILMA”, tuiteó otro fan.

Subasta benéfica de objetos de James Bond recauda 7,8 millones de dólares

Londres, Reino Unido. Una venta de objetos de James Bond en la casa de subastas Christie's en Londres, con automóviles, esmoquins y relojes del célebre 007, recaudó 6,9 millones de libras (7,8 millones de dólares) para fines benéficos, informaron los organizadores el jueves.


Fuente: AFP

La subasta fue realizada en dos partes por Christie’s y EON Productions para conmemorar los 60 años del estreno de la primera película de la saga “Agente 007 contra el Dr. No”.

La venta incluyó objetos pertenecientes a las 25 películas estrenadas hasta ahora: carteles, vehículos, relojes, trajes y otros elementos del atrezzo.

Una primera subasta presencial, organizada en septiembre, recaudó 6,1 millones de libras. En ella, una réplica de un Aston Martin DB5 utilizado para las escenas de acción de “Sin tiempo para morir” (2021) se vendió por casi 3 millones de libras.

Una segunda venta en línea, que finalizó el miércoles, añadió otras 771.000 libras al total. Entre sus objetos estrellas figuran un guión firmado de la película “Casino Royal” de 2006 (69.300 libras) y un traje usado por el actor James Craig en “Skyfall” de 2012 (44.100 libras).

Un menú del que Bond pidió caviar tras ganar una partida de cartas en un casino de las Bahamas en “Thunderball” de 1965 se vendió por 60.480 libras.

La recaudación de la venta se destinará a varias asociaciones y oenegés, incluidas la Academia Británica de Cine y Televisión (BAFTA), la Cruz Roja británica, Médicos Sin Fronteras y Refugee Action.

“Estamos encantados con el extraordinario éxito de la venta de Christie’s, que beneficia a más de 45 organizaciones benéficas que realizan una labor increíblemente importante”, afirmaron Michael G. Wilson y Barbara Broccoli, productores de EON Productions, en un comunicado.

Para Adrian Hume-Sayer, director y jefe de ventas de Christie’s, su resultado es “testimonio del atractivo duradero de uno de los iconos más grandes y queridos del cine”.

“Esta es la cuarta subasta benéfica oficial de James Bond en la que Christie’s ha tenido el privilegio de colaborar con EON Productions, y estamos encantados de que el dinero recaudado beneficie a tantas personas”, agregó.

Esta vez la recaudación superó el total combinado de las tres ventas anteriores, precisó la casa de remates londinense.

Alec Baldwin anuncia acuerdo con la familia de la mujer muerta en el set

Los Angeles, Estados Unidos. El actor Alec Baldwin alcanzó el miércoles un acuerdo civil con la familia de una mujer contra la que disparó fatalmente el año pasado en un set de filmación en Estados Unidos, al tiempo que se anunció que la producción del filme continuará en enero.


Fuente: AFP

El actor estadounidense sostenía una pistola Colt durante un ensayo de “Rust”, un western que se filmaba en Nuevo México en octubre pasado, cuando disparó una bala real que mató a Halyna Hutchins, la directora de fotografía de la película, de 42 años.

“Nos complace anunciar hoy el acuerdo del caso civil presentado en nombre de la familia” de Hutchins, dijo Baldwin en la red social Instagram.

“Durante este difícil proceso, todos mantuvieron el deseo de hacer lo mejor para el hijo de Halyna”, agregó.

Los detalles del acuerdo en el que está incluida Rust Movie Productions, compañía que se creó para la producción de la película, no fueron revelados.

A Baldwin, productor y protagonista de “Rust”, le dijeron que el arma era segura y previamente dijo que no apretó el gatillo, pese a que el reporte del FBI determinó que el arma no pudo accionarse de otra forma.

 “Sin recriminaciones” 
La producción de la película continuará en enero, dijeron sus directores en un comunicado el miércoles, y el esposo de Hutchins, Matthew Hutchins, asumirá como productor ejecutivo.

“No tengo ningún interés en participar en recriminaciones o atribuciones de culpa (a los productores o al señor Baldwin)”, dijo Matthew Hutchins en el comunicado.

“Todos nosotros creemos que la muerte de Halyna fue un terrible accidente”, agregó.

También dijo que “todos los actores principales originales” volverán al plató.

El director de “Rust”, Joel Souza, quien también resultó herido en el incidente, dijo que dedicaría su trabajo en la película “para honrar el legado de Halyna y enorgullecerla”.

“Aunque sin duda es agridulce, me complace que juntos completemos ahora lo que Halyna y yo comenzamos”, dijo en un comunicado también este miércoles.

La demanda de la familia figuraba entre una serie de procedimientos civiles por el incidente que conmocionó a Hollywood y llevó a una prohibición permanente de las armas en los sets.

-¿Cargos penales? 
Casi un año después de la tragedia, los investigadores no presentaron cargos penales contra ninguno de los involucrados en la tragedia, aunque tampoco los han descartado contra nadie.

En agosto Baldwin dijo que no creía que fuera a ser acusado y dijo a CNN que había contratado a un investigador privado para evaluar la posible culpabilidad.

Mientras no había ninguna duda de que el arma estaba en las manos del actor al dispararse, la pregunta que sigue sin resolverse es cómo el arma llegó a estar cargada con una bala real.

Los estudios de filmación están sujetos a reglas estrictas sobre las armas de utilería.

La atención se dirigió entonces a la encargada de armas y asistente de utilería Hannah Gutierrez-Reed y al asistente de dirección Dave Halls, que dio el arma al Baldwin, aparentemente diciendo “fría”, jerga de la industria para un arma inerte.

Gutierrez-Reed demandó al proveedor de municiones de la película acusándolo de dejar balas reales entre los cartuchos de salvas.