La carrera a los Óscar se inicia con "Just Mercy" y "Dolor y gloria"

Toronto (Canadá). La carrera hacia los Óscar se inició este viernes en el Festival de Cine de Toronto (TIFF) con el estreno de "Just Mercy", de Jamie Foxx, y de "Blackbird", con Susan Sarandon, el mismo día que se proyectan "Mientras dure la guerra", de Alejandro Amenábar, y "Dolor y gloria", de Pedro Almodóvar.


Fuente: EFE/Julio César Rivas

Las dos películas del programa de Galas, que es el peso pesado de TIFF y que habitualmente está reservado para las cintas respaldadas por los grandes estudios o las mayores estrellas de Hollywood, son el drama racial "Just Mercy" y "Blackbird".

En la primera, basada en una historia real, Jamie Foxx da vida a Walter McMillian, un presidiario en el estado de Alabama sentenciado a la pena de muerte a pesar de que las pruebas señalan su inocencia.

La suerte de McMillian, que fue condenado por matar a una mujer blanca, parece más que decidida hasta que llega a Alabama el abogado Bryan Stevenson (al que da vida el actor Michael B. Jordan), quien toma su caso para intentar que los tribunales rectifiquen su fallo.

El filme, en el que también interviene la actriz Brie Larson, está basado en un libro escrito por el propio Stevenson, un abogado afroamericano graduado en la prestigiosa Universidad de Harvard, y que se dedicó a ayudar a los prisioneros negros en el estado de Alabama.

"Just Mercy" es una de las películas más esperadas por la crítica que ha acudido a la 44 edición del TIFF en parte porque se comenta que la distribuidora del filme, Warner Bros., se apresuró a incluir el drama del director Destin Daniel Cretton en el festival de Toronto para fortalecer sus opciones a los Óscar.


La segunda cinta dentro de Gala este viernes es "Blackbird", un drama familiar basado en la película danesa "Silent Heart", que está dirigida por Roger Michell ("Notting Hill") e interpretada por Susan Sarandon, Kate Winslet, Mia Wasikowska y Sam Neill.

Sarandon, que este año tiene dos películas en TIFF, interpreta a Lily, un enferma terminal que ha decidido terminar con su vida con el apoyo de su esposo Paul (Sam Neill).

Antes del momento final, Lily y Paul deciden reunir a su familia en una casa de campo, incluidas sus dos hijas, Jennifer (Winslet) y Anna (Wasikowska), lo que abre viejas heridas.

Si "Just Mercy" se quiere posicionar en TIFF como una de las candidatas al Óscar, "Dolor y gloria", el último filme de Almodóvar, ya ha sido elegido por la Academia Española del Cine para que represente las opciones de España para acudir a los premios de Hollywood.

Y para su estreno canadiense, Almodóvar y el protagonista de la película, el actor español Antonio Banderas, han decidido acudir al estreno en TIFF y recorrer la alfombra roja.

"Dolor y gloria" narra la historia de Salvador Mallo (interpretado por Antonio Banderas), un director de cine español en la sexta década de su vida que es invitado a una proyección de una de sus primeras películas, lo que desencadena una reflexión sobre su vida y la relación con su madre.



Almodóvar ha declarado que "Dolor y gloria", su vigésimo primer largometraje y en el que también intervienen las actrices Penélope Cruz y Julieta Serrano, no es una autobiografía, sino una película que le "representa más íntimamente".

Si Almodóvar llega a TIFF tras haber presentado "Dolor y gloria" en Europa y Estados Unidos, el realizador chileno-español Alejandro Amenábar ha decidido que su último filme, "Mientras dure la guerra", la otra película española del día, tenga su estreno mundial en el festival canadiense.

Y ello a pesar de que el filme, que se centra en los últimos días de la vida del escritor Miguel de Unamuno, competirá en la sección del Festival de San Sebastián, que se celebra este año del 20 al 28 de septiembre.

En "Mientras dure la guerra" Amenábar se concentra en el conflicto interno que dominó a Unamuno ante el golpe de Estado militar que en 1936 terminó con la Segunda República Española, desencadenó la Guerra Civil española y colocó en el poder durante 40 años al régimen dictatorial de general Francisco Franco. EFE

 

James McAvoy sobre el payaso de "IT": "Es más temible de adulto que de niño"

Los Ángeles (EE.UU.).- El actor James McAvoy, uno de los protagonistas de "IT Chapter Two", encuentra la historia del malvado payaso Pennywise "más temible de adulto que de niño", ya que leyó la novela de Stephen King de adolescente sin imaginar que varias décadas después actuaría en su adaptación a la gran pantalla.


Fuente: EFE/Javier Romualdo

Para McAvoy, que encarna al personaje de Bill Denbrough en su versión adulta, la historia del macabro payaso que se alimenta de los temores de los niños "es más temible" para los mayores que para los más pequeños, ya que" habla de muchas más cosas", como el paso vital hasta convertirse en adulto.

"No es solo una historia de terror, es una historia sobre la vida en un pueblo pequeño de Estados Unidos, también sobre la llegada a la vida adulta. A veces parece una comedia, otras un comentario social sobre el país y, al mismo tiempo, una cinta terrorífica", asegura el actor en una entrevista con Efe.

El protagonista además ve matices personales en el argumento de la nueva entrega de "IT".

"Creo que es una versión muy extrema de lo que pasa realmente cuando uno se hace mayor, que olvida ciertas cosas de su vida que redescubre cuando vuelve a sus orígenes", opina.

El segundo capítulo del thriller cuenta la historia del grupo de amigos de Derry, que después de 27 años se reencuentran para combatir otra vez al sádico payaso, interpretado por el sueco Bill Skarsgård, y desafiar los miedos del pasado que aún atormentan a los protagonistas.

"En la trama todos olvidan a Pennywise, a sus amigos, lo que pasó... -analiza-. Igual que cuando uno vuelve a sus lugares de la infancia y encuentra algo que debería recordar y que es realmente importante para la persona en la que se ha convertido actualmente".

McAvoy reconoce haber experimentado ese "fenómeno extraño" del redescubrimiento, que considera "una experiencia compartida" con el resto de personas y que puede ser el secreto por el que la historia ideada por King fascina al público.

Tantas lecturas veía el actor en el guion que estaba expectante por ver cómo su director, el argentino Andy Muschietti, sería capaz de juntar todo esto en una película.

"Sabría que lo conseguiría", recuerda, aunque admite que grabar con Muschietti es "extremo".

"Hay que dar realmente el 100 %, fueron jornadas de rodaje largas, tomas muy largas… Un trabajo muy demandante pero al mismo tiempo muy amable", detalla.

La cinta cuenta con una postproducción mucho más elaborada que la anterior y escenas que impresionan por su imaginación y exigencias técnicas.

Además, "IT Chapter Two" introduce numerosos "flashback" a lo largo de la historia para que el espectador recuerde lo que aconteció a los niños protagonistas de la primera entrega o pueda seguir la segunda sin haber visto la anterior.

Justamente el hecho de que la primera película esté protagonizada por niños y la siguiente por sus versiones adultas provocó que McAvoy tuviera que imitar y seguir los pasos y movimientos con los que el actor Jaeden Martell interpretó a su personaje de joven.

A pesar de la expectación en torno al estreno mundial, este viernes, de la película que pone punto y final a la trama del payaso Pennywise, McAvoy está contento de que no se plantee ninguna continuación.

"He estado en suficientes franquicias, toda buena historia necesita un final y estoy contento de que esta termine", sostiene.

 

Scarlett Johansson defiende a Woody Allen de las acusaciones de abuso sexual

Los Ángeles (EE.UU.). La actriz Scarlett Johansson aseguró en una entrevista con The Hollywood Reporter que cree al cineasta Woody Allen, quien defiende su inocencia ante las acusaciones de abuso sexual vertidas contra él por parte de su hija adoptiva Dylan Farrow.


Fuente: EFE

"Yo le creo y trabajaría con él en cualquier momento", aseguró Johansson tras ser preguntada por el realizador, con quien ha trabajado en las películas "Match Point", "Scoop” y “Vicky Cristina Barcelona", esta última protagonizada junto a la española Penélope Cruz.

Así, con esta opinión, la actriz se distanció de la postura expresada por otros actores y actrices como Michael Caine, Timothee Chalamet, Greta Gerwig, Natalie Portman y Mira Sorvino, quienes han expresado públicamente su arrepentimiento por haber trabajado con el director de cintas como "Annie Hall" y "Manhattan".

"Veo a Woody cada vez que puedo y he tenido muchas conversaciones con él al respecto", aclaró Johansson.

"He sido muy directa con él y él ha sido muy directo conmigo. Él mantiene su inocencia, y yo le creo", sentenció.

Precisamente la actriz ha sido una de las caras visibles de movimientos feministas como "#MeToo" y "Time's Up", que desde el corazón de Hollywood han denunciado cientos de casos de abuso y acoso sexual contra mujeres, muchos de los cuales han llegado a los tribunales y han puesto a sus delincuentes en prisión.

Preguntada sobre si su postura ante el caso de Allen podría ser compleja en el momento actual, Johansson respondió: "Es difícil porque es un momento en que la gente está muy entusiasmada, y es comprensible".

"Se necesitan remover muchas cosas, por lo que las personas ponen mucha pasión y muchos sentimientos fuertes, están enojadas y con razón. Es un momento intenso", opinó.

Johansson participó activamente en el inicio del movimiento feminista "Time's Up" (se acabó el tiempo, en español) y consideró entonces que "había encontrado algo que ni siquiera una se daba cuenta de que necesitaba".

Además, pronunció un discurso muy duro contra los abusos sexuales en la industria del entretenimiento durante la Marcha de las Mujeres de Washington en 2018, en el que criticó que el actor James Franco se considerase aliado del feminismo cuando varias mujeres lo acusaron de acoso sexual.

Por su parte, Dylan Farrow ha reiterado en varias entrevistas recientes que el director de cine abusó sexualmente de ella cuando tenía siete años, ante lo que Allen respondió que está usando "cínicamente" la situación actual para repetir una "acusación desacreditada".

 

"Angry Birds 2": una película que invita a perdonar a los enemigos

Los pájaros enojados regresan a la gran pantalla de la mano de "Angry Birds 2", una comedia de animación cuya moraleja es que a los enemigos hay que perdonarlos, según su reparto de doblaje latinoamericano.


Fuente: EFE

"La película conecta con toda la familia y tiene un mensaje muy lindo", explicó el actor y humorista mexicano Eugenio Derbez, quien da voz a Glenn, un águila científico algo loco.

De acuerdo con Derbez, la moraleja de este filme inspirado en un videojuego es que "no puedes vivir peleado con tus enemigos; a veces hay que hacer las paces y para conseguir una meta debes aliarte con tus enemigos aunque no te lleves con ellos".

Un mensaje que, según el popular actor mexicano y estrella de Hollywood, va dirigido a "los niños y a varios adultos también".

El locutor mexicano Bazooka Joe, quien ya participó en la primera película de la saga, coincidió en que el mensaje del filme es que "en los malos ratos o malos tiempos te puedes aliar hasta con tus propios enemigos", como ocurrió en México tras los devastadores terremotos de septiembre de 2017.

"Aquí con el temblor se olvidó todo, la clase social, el equipo al que ibas… Todos se unieron por una misma causa", relató ante la prensa.

"Angry Birds 2", es la secuela de "Angry Birds: La película", cinta estrenada en 2016 y basada en el popular videjuego para teléfonos celulares.

En esta nueva aventura, tanto los cerdos como los pájaros tendrán que aunar sus fuerzas para hacer frente a Zeta, una villana que vino desde su isla helada en busca de un lugar más cómodo para vivir.

La película, dirigida por Thurop Van Orman, se estrenó el pasado 13 de agosto en Estados Unidos, donde la cantante Nicki Minaj y el actor Peter Dinklage ("Juego de tronos") ponen voz a dos de sus personajes.

Derbez, quien participa tanto en el doblaje original en inglés como en el latinoamericano, contó que "el proceso de doblaje en español es muy diferente de cuando se hace en inglés".

Mientras que en inglés los productores quieren mantener la voz del actor, en español hay más margen para "caricaturizarla" y ponerle "cosecha mexicana", contó.

Por su parte, el actor y presentador Faisy, quien ya participó en la primera película, dijo que esta vez se presenta una "historia increíble" que está menos vinculada al videojuego estrenado el 2009.

"Hay personajes nuevos, muchas escenas de risa para toda la familia y chistes que van a disfrutar mucho los niños y los adultos", explicó.