Margot Robbie y sus "Aves de Presa" sobrevuelan la cartelera de EE.UU.

Los Ángeles (EE.UU.). Las bravas protagonistas de "Aves de Presa" (Birds of Prey), con un reparto femenino liderado por Margot Robbie, marcan la novedad principal de la cartelera de Estados Unidos en un fin de semana sin mucha actividad y en el que la atención del cine estará puesta en los Óscar que se celebran este domingo.

"Birds of Prey: And the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn", por su larguísimo título completo, ha sido dirigida por Cathy Yan ("Dead Pigs", 2018) a partir de un guion de Christina Hodson ("Bumblebee", 2018) y redondea su apuesta por el talento de las mujeres con un elenco en el que figuran junto a Robbie las actrices Mary Elizabeth Winstead y Rosie Pérez.

"Es un viaje que te va a mover de manera que no esperabas, un thriller con acción y comedia. Que se preparen porque yo me quedé sin palabras al verla…", aseguró Pérez en una entrevista con Efe.

La cinta sigue los pasos de Harley Quinn (Robbie), ya alejada del Joker y ahora al frente de un grupo de mujeres de lo más temible.

Aunque su trama está conectada con "Suicide Squad" (2016), en la que debutó Robbie como Harley Quinn, "Birds of Prey" parece, en realidad, más vinculada a los nuevos planes de Warner Bros. para las historias de DC Comics: no limitarse a un universo fílmico entrelazado sino apostar también por películas individuales (incluso solo para adultos) con esos personajes como "Joker" (2019).

"Birds of Prey" disfrutará, además, de un fin de semana sin nada de competencia, ya que los cines estadounidenses solo acogerán los estrenos limitados (lanzamientos de películas en muy pocos mercados) de modestas cintas como los títulos de terror "Come to Daddy", con Elijah Wood de protagonista; o "The Lodge", con Riley Keough y Alicia Silverstone en su elenco.

La cinta de Warner Bros., que apunta a superar los 50 millones de dólares de recaudación "doméstica" (EE.UU. y Canadá) en su fin de semana de estreno, sí encontrará rivales de mayor peso la próxima semana con los lanzamientos de "Sonic the Hedgehog" y "Fantasy Island".

 

Hollywood llora la pérdida Kirk Douglas, el último icono de su edad dorada

Los Ángeles (EE.UU.). La muerte de Kirk Douglas a los 103 años dejó a Hollywood huérfano de una de sus mayores leyendas, el último superviviente de su época dorada, aquella que le convirtió en un icono que este miércoles recuerdan directores, intérpretes, estudios y otras instituciones del mundo del cine.


Fuente: EFE/ Javier Romualdo

Desde celebridades de su propia familia, como su hijo Michael Douglas y su nuera Catherine Zeta-Jones, a cineastas de la talla de Steven Spielberg o instituciones como la Academia de Hollywood han querido rendir homenaje al actor, que fue un referente para toda una generación dentro y fuera de la gran pantalla.

"Adiós a una leyenda de Hollywood", escribió la Academia en sus perfiles oficiales, con una fotografía de Douglas en la cinta "Spartacus" (1960) y una cita del intérprete en la que hablaba sobre su pasión por la actuación.

La mala noticia llegó, precisamente, cuatro días antes de que esta institución entregue los prestigiosos Óscar en la gran fiesta del cine. Unos premios que Douglas nunca ganó como actor, aunque aspiró en varias ocasiones, pero que le rindieron un homenaje en 1996 con una estatuilla honorífica.

Justo esa mañana, cientos de trabajadores y periodistas trabajaban a contrarreloj en el mítico Paseo de la Fama, pero la muerte de Douglas se apoderó de las conversaciones durante los preparativos para la ceremonia del domingo, que previsiblemente incluirá una mención al fallecido.

En ese momento, su hijo Michael publicaba unas palabras: "Para el mundo, fue una leyenda, un actor de la edad dorada del cine (...), un ser caritativo cuyo compromiso con la justicia y las causas en la que creyó sentaron un estándar al que aspirar todos. Pero para mí y mis hermanos era simplemente papá".

Poco después, su nuera Catherine Zeta-Jones, con quien Douglas subió al escenario de los Globos de Oro de 2018 para recibir un homenaje, le decía "te amaré por el resto de mi vida, ya te extraño", con una foto en la que aparece dándole un beso.

Asimismo, el cineasta Steven Spielberg alabó que Douglas conservara "su carisma de estrella de cine hasta el final de su maravillosa vida".

"Me honra haber sido una pequeña parte de sus últimos 45 años. Extrañaré sus notas escritas a mano, cartas y consejos paternos, y su sabiduría y coraje -que van más allá de un trabajo tan impresionante- son suficientes para inspirarme para el resto del mío", aseguró a la revista The Hollywood Reporter.

Entre otros motivos por los que la industria cinematográfica recordará a Douglas está el hecho de que cambió las reglas del juego, pues decidió moverse por libre en la meca del cine cuando aún primaba el "star-system" dirigido por los grandes estudios al fundar su propia compañía productora, para rodar y financiar sus propias películas en un momento en el que los contratos comenzaron a volverse demasiado abusivos.

Aún así, estudios míticos de la historia del cine recordaron su legado.

"El ícono de la pantalla y la leyenda de Hollywood, Kirk Douglas, murió a los 103 años. El actor y productor tuvo 75 películas con su nombre, incluida la trascendental "Spartacus", y numerosos premios. Lo recordamos hoy por su valiosa contribución al cine y la industria del cine", escribió la Paramount en su perfil institucional de Twitter.

La estrella de "Star Trek" William Shatner exclamó "¡que icono tan increíble era él en esta industria", mientras que su compañero George Taikei prometió "que será extrañado", ya que era una persona "adorada y amada".

Por su parte, el actor Rob Reiner lo situó "para siempre" en "el panteón de Hollywood".

Una de las claves del legado de Kirk Douglas, y que hoy muchos resaltaron en sus perfiles y despedidas sobre el actor, fue la huella que dejó más allá de los sets de rodaje.

Por ejemplo, Mitzi Gaynor, que compartió escena con Douglas en la comedia romántica "For Love or Money" (1963) celebró su vida con un "bravo", y agradeció su "generosidad" por compartir el talento que tenía.

"La película que hicimos juntos siempre tendrá un lugar especial en mi corazón", prometió.

 

Sam Raimi negocia con Marvel dirigir la secuela de "Doctor Strange"

Los Ángeles. El cineasta Sam Raimi está negociando con Marvel su incorporación a la película "Doctor Strange in the Multiverse of Madness", la cinta que dará continuación a "Doctor Strange" (2016), informó hoy el medio especializado Variety.


Fuente: EFE

Scott Derrickson, que ya dirigió la primera película sobre Doctor Strange, iba a ponerse al frente también de esta secuela, pero a comienzos de enero anunció que abandonaba el proyecto.

“Marvel y yo hemos decidido de mutuo acuerdo separar nuestros caminos acerca de ‘Doctor Strange in the Multiverse of Madness’ debido a diferencias creativas. Estoy agradecido por nuestra colaboración y permaneceré (en la película) como productor ejecutivo”, dijo entonces.

Si se confirma finalmente su fichaje, Raimi regresará al cine de superhéroes en el que ya dirigió la trilogía sobre Spider-Man que protagonizó Tobey Maguire: “Spider-Man” (2002), “Spider-Man 2” (2004) y “Spider-Man 3” (2007).

Benedict Cumberbatch volverá en esta secuela a interpretar a Doctor Strange, un hechicero con asombrosos poderes perteneciente a las historias de Marvel.

La primera película recaudó en todo el mundo 677,7 millones de dólares y contó en su notable elenco con Rachel McAdams, Mads Mikkelsen y Tilda Swinton.

Antes de la salida de Derrickson, estaba previsto que “Doctor Strange in the Multiverse of Madness” llegara a los cines en mayo de 2021 y que comenzara su rodaje en mayo de este mismo año.

Una de las novedades más estimulantes de “Doctor Strange in the Multiverse of Madness” es que supondrá el primer acercamiento al género de terror dentro de las películas de Marvel.

Junto a Benedict Cumberbatch, está confirmada la participación en esta cinta de Elizabeth Olsen, que en las historias de Marvel interpreta a Scarlet Witch; y de Benedict Wong, que se hace cargo del personaje de Wong.

Los planes cinematográficos de Marvel este año contemplan el estreno de dos películas: “Black Widow”, con Scarlett Johansson al frente y que verá la luz el 1 de mayo; y “Eternals”, que se presentará el 6 de noviembre con un reparto coral en el que figuran Angelina Jolie, Salma Hayek, Kit Harington y Kumail Nanjiani, entre otros.

 

Kirk Douglas, el incansable trabajador del cine falleció a los 103 años

Kirk Douglas, fallecido el pasado miércoles 5 de febrero, a los 103 años, fue una gran estrella del cine clásico pese a no ganar un Óscar, nunca olvidó sus humildes orígenes y fue un trabajador infatigable que solo abandonó el cine a los 80 años tras sufrir una grave apoplejía.


Fuente: EFE

Issur Danielovitch Demsky nació el 9 de diciembre de 1916 en la localidad estadounidense de Amsterdam en el estado de Nueva York, hijo de una pareja de emigrantes judíos de origen bielorruso, Herschel y Bryna Danielovitch.

Creció en un barrio pobre pero era buen estudiante y se graduó en Letras en la Universidad de St. Lawrence en 1934. Al acabar estos estudios se trasladó a Nueva York, donde hasta 1939 estudió en la Academia Americana de Arte Dramático.

Participó con pequeños papeles en obras de Broadway antes de enrolarse en la Marina en 1941 para luchar en la Segunda Guerra Mundial con el grado de alférez de navío.

Dos años después fue dado de baja por heridas de guerra y volvió a Nueva York donde participó en varias producciones teatrales y actuó en emisoras de radio.

La recomendación de la actriz Lauren Bacall, con quien había estudiado teatro en Nueva York, le abrió las puertas de Hollywood y en 1946 protagonizó en la meca del cine su primera película, “The strange love of Martha Ibers”, de Lewis Milestone, en la que los protagonistas eran Barbara Stanwyck y Van Heflin.

Fue el comienzo de una larga carrera que se extendió durante seis décadas y más de noventa películas, además de producir una decena y dirigir dos largometrajes -“Scalawag” (1973) y “Posse” (1975)-.

Una larga carrera en la que se quedó tres veces a las puertas del Óscar -por “Champion” (1949), “The Bad and the beautiful” (1953) y “Lust for life” (1956)- y en la que solo consiguió, en 1996, una estatuilla honorífica.

Douglas trabajó con alguno de los más grandes directores de cine estadounidenses, como Vincente Minelli, con quien hizo “The bad and the beautiful”, “The story of three loves” (1953) y “Lust for life”, en la que dio vida a Vincent Van Gogh, una de sus interpretaciones más celebradas.

Con Jacques Tourneur filmó “Out of the past” (1947), obra maestra del género negro; con King Vidor, “Man without a star” (1955); con Otto Preminger “In Harm’s way” (1965); con Billy Wilder “Ace in the Hole” (1951); con Elia Kazan “The arrangement” (1969); con Howard Hawks, “The Big Sky” (1952) y con William Wyler, “Detective story” (1951).

Pero el director que marcó su carrera fue sin duda Stanley Kubrick, a cuyas órdenes protagonizó dos títulos míticos: “Paths of Glory” (1957), una de las películas bélicas más importantes de la historia del cine, y “Spartacus” (1960).

Un filme que además produjo y con la que se enfrentó a la caza de brujas emprendida por el senador Joseph McCarthy al contratar como guionista a Dalton Trumbo, uno de los denominados ‘Diez de Hollywood’, marginados debido a su supuesta afiliación comunista.

Otras películas significativas de la carrera de Douglas fueron “20.000 leagues under the sea” (1954) o “Gunfight at the O.K. Corral” (1957), dirigida por John Sturges y en la que compartió cartel con su buen amigo Burt Lancaster.

Compaginó su trabajo en la gran pantalla con su actividad teatral y con frecuentes apariciones en películas para televisión. Sobre las tablas protagonizó en 1963 “One flew over the cuckoo’s net”, cuyos derechos para el cine había adquirido y que fue llevada al cine en 1975 por su hijo Michael, como productor.

Su última interpretación teatral fue en marzo de 2009 en el teatro que lleva su nombre en Culver City (Los Ángeles) con “Antes de que me olvide”, una comedia en la que narraba su propia vida.

Y su última aparición pública fue el 8 de enero de hace dos años, en la gala de los Globos de Oro, junto a su nuera Catherine Zeta Jones, para entregar el premio a mejor guion, momento que fue aprovechado por los asistentes para rendirle un pequeño homenaje.

Entre los premios recibidos en su larga carrera están el Cecil B. de Mille (Globo de Oro honorífico) de 1968, el César concedido por la Academia Francesa en 1980 o el Oso de Oro honorífico del Festival de cine de Berlín de 2001.

Además fue reconocido con la Orden de las Artes y las Letras, concedida por el gobierno de Francia en 1979, la Medalla Presidencial de la Libertad de 1981 o la Medalla Nacional de EE.UU. de Arte y Humanidades de 2001.

También escribió varios libros, de carácter autobiográfico. El primero fue en 1988, “The Ragman’s son”, que tuvo su segunda parte en 1997 con “Climbing the Mountain”, y continuó con la novela “Dance with the Devil” de 1990.

En 2012 publicó “I am Spartacus”, sobre el rodaje de la película de Kubrick y las tensiones provocadas por la caza de brujas de McCarthy.

Fue portavoz durante un tiempo del centro Simón Wiesenthal, especializado en estudios sobre el holocausto judío, y embajador extraordinario del Departamento de Estado de Estados Unidos.

De su primer matrimonio en 1943 con Diana Dill nacieron dos hijos: Michael, también actor, y Joel Andre. En 1954 volvió a casarse con Anne Buydens, con la que tuvo otros dos hijos: Peter y Eric Anthony, que en julio de 2004, fue encontrado muerto, en su apartamento de Nueva York, por un exceso de alcohol y medicamentos.EFE