Nailea Norvind, una actriz al rescate de la memoria de su madre

Berlín, Alemania. La actriz mexicana Nailea Norvind desembarcó esta semana como una de las protagonistas de "Manto de Gemas" en el Festival de Berlín, un certamen que ya conoció de la mano de su madre, Eva Norvind, una personalidad del mundo sadomasoquista en Nueva York.

La inusual vida de Eva Norvind, actriz, fotógrafa, sexoterapeuta y feminista, es el nuevo proyecto de Nailea, actriz de 52 años recién cumplidos que empezó muy joven en el mundo de las telenovelas mexicanas.

“La Berlinale fue el primer festival al que yo asistí, en 1989, con mi madre”, recuerda.

Eva Norvind había sido objeto ese año de un documental alemán, filmado por Monika Treut.

Y ahora su hija ansia rodar una película sobre ella, tras haber vivido directamente el peculiar ambiente en el que su madre trabajaba, en un Nueva York caótico de principios de los años 1980.

“Eva Norvind era una de las sexoterapeutas más destacadas en la escena dominatrix en Nueva York”, explicó Nailea a la AFP en entrevista.
Hija de un príncipe ruso exiliado y de una escultora, Eva Norvind llegó a México en los años 1960. Actuó en películas, se granjeó la hostilidad del gobierno por sus posiciones feministas y terminó marchándose a Nueva York para estudiar cine.

VESTIRSE DE CUERO

Antes, en 1970, había dado a luz a Nailea, de la que se separó al irse a Nueva York en 1980, pero que recuperó apenas dos años después.

Eva Norvind había tenido a su hija Nailea fuera del matrimonio. Su pasión era el cine, pero también tenía que ganarse la vida. Rubia, con un tipo que recordaba a Marilyn Monroe o a Jane Mansfield, fundó su propia empresa, una especie de “consultoría sexual” que incluía el sadomasoquismo.

Entre los 9 y los 12 años, Nailea vio a su madre vestirse de cuero para ir la trabajo, para sesiones de dominación con sus clientes.

“Tenía sus ‘dungeons’ (mazmorras) y cosas así” recuerda ahora con una sonrisa.

“Tuve una infancia muy complicada, pero… aprendí a aceptar las cosas de manera natural” asegura.

“Si algo me dio mi madre fue la inclusividad en la vida”, añadió. “Ni siquiera le llamaría tolerancia, porque no se trata de tolerar, sino de incluir”.

Según el documental de Monika Treut, Eva Norvind hablaba hasta 11 lenguas. Trabajó con la Madre Teresa de Calcuta. En los años 1980 se codeaba con la actriz Jane Fonda, con el director de cine Milos Forman. Años más tarde llegaría a sentarse junto a Hillary Clinton en una conferencia sobre derechos de mujeres.

Mientras, su hija se abría camino como actriz en México, daba luz a dos niñas, ahora también actrices (Naian y Tessa). La relación con su madre, que a su vez tenía muchas cuentas por saldar con su propia progenitora, no era fácil.

“Como padres, las cosas no caen en su lugar. Vas vadeando lo que la vida te da”, explica.

“Creo que fue descubriendo ese camino mientras estaba ahí (Nueva York)”.

“Tal vez inició como sencillamente un método de supervivencia, obteniendo un trabajo donde le podía dar dinero mayor, pero encontró el placer en ello”, reflexiona.

Y al mismo tiempo, “al tener una madre tan libre y sin límites, a mí me hizo tener que inventarme los propios”, reconoce.

Su madre murió hace quince años, en una playa mexicana. Llegó el momento de hacer una película sobre ella, explica Nailea. “Ese es mi proyecto de vida a partir de este año”, dice.

El director Yorgos Lanthimos “es mi musa” y no al revés, dice Emma Stone

Cannes, Francia. La actriz estadounidense Emma Stone cree que el director griego Yorgos Lanthimos es su “musa”, y no al contrario, explicó la artista en rueda de prensa este sábado en Cannes, donde ambos presentaron a concurso “Kinds of kindness”.

AFP

Stone, de 35 años, ha recibido dos Óscares, una de ellas este año por “Pobres criaturas”, dirigida por Lanthimos.

“Él es mi musa”, bromeó Stone en rueda de prensa, tras el estreno de “Kinds of kindness”, una película en forma de tríptico en el que todos los actores interpretan roles diferentes, en tres historias sin conexión entre sí.

Stone ha colaborado tres veces con Lanthimos. La primera vez fue con “La favorita”, la segunda con “Pobres criaturas”.

La relación entre ambos se ha ido profundizando, explicó la víspera Lanthimos en entrevista con la AFP.

“Nos sentimos cada vez más confortables juntos, confiamos mucho. Y eso nos permite ser más arriesgados y valientes”, aseguró.

“Me siento extremadamente cómoda, siento que puedo hacer cualquier cosa con él”, explicó a su vez Stone.

“Confío en él como nunca he confiado en nadie”, aseguró.

Stone colaboró directamente en la construcción del guión de esta película sombría y con escenas de canibalismo y sexo.

“Soy una feminista. Sea o no activismo, tiene sentido para mí”, explicó la actriz a la pregunta de si se consideraba una activista cuando escogía sus papeles.

“No sé si soy realmente el tipo de actor que se dice: ‘necesito hacer esta película porque tiene este mensaje en particular’”, añadió.

“Simplemente los personajes me parecen interesantes, esos mundos son interesantes, y eso es algo que quiero explorar”.

“Kinds of kindness” contiene escenas de alto voltaje, y Stone comparó los ensayos a una compañía teatral en la que actores y director tienen que construir “una confianza mutua”.

Junto a Emma Stone aparecen Willem Defoe, Jesse Plemons y Margaret Quailley.

Leé acá: “Los Museos se Muestran” regresa este sábado con su sexta edición


Los símbolos, discretos, en apoyo a israelíes o palestinos en el Festival de Cannes

Cannes, Francia. na insignia palestina o el retrato de los rehenes: los símbolos en apoyo a israelíes y palestinos, en el contexto de la guerra en la Franja de Gaza, son más bien discretos en el Festival de Cannes.

AFP

El actor francés Philippe Torreton mostró el martes un pequeño lazo amarillo en la solapa de su traje, en la alfombra roja de la muestra. Este símbolo es en apoyo a las 250 personas que fueron secuestradas por los comandos de Hamás el 7 de octubre en el sur de Israel.

La actriz francesa Leila Bekhti, que recientemente grabó un mensaje en favor de los niños de Gaza para Unicef, lució el miércoles un pin con los colores de la sandía, uno de los símbolos de la resistencia palestina.

En la muestra, el mensaje más fuerte sobre el conflicto lo protagonizó una de las supervivientes del ataque de Hamás, Laura Blajman-Kadar, con un vestido amarillo que incluía retratos de los rehenes israelíes y una banda en la que se podía leer “Bring them home” (“Devuélvanlos a casa”).

Esta francoisraelí, que  sobrevivió a los ataques en el festival de música electrónica Tribe of Nova, ha escrito un libro sobre esta experiencia, “Croire en la vie” (“Creer en la vida”).

Pero se trata, por el momento, de gestos discretos, en un festival que acostumbra a ser una caja de resonancia de los conflictos internacionales.

La situación podría cambiar este viernes, con la proyección de “La belle de Gaza”, un documental sobre el restringido círculo de mujeres transgénero palestinas refugiadas en Tel Aviv.

Pero lo cierto es que el conflicto israelo-palestino, presente en el filme a través de la dureza de las autoridades ante las “clandestinas” venidas de Cisjordania sin permiso de trabajo, no tiene mucho peso en esta obra de Yolande Zauberman.

La guerra entre Israel y Hamás en la Franja de Gaza estalló tras el ataque sin precedentes del movimiento islamista palestino en el sur del territorio israelí el 7 de octubre, en el que murieron más 1.170 personas, en su mayoría civiles, según un recuento de AFP a partir de datos oficiales.

Más de 250 personas fueron secuestradas en el ataque, y 128 siguen cautivas en Gaza, de las que 38 habrían fallecido, según el ejército israelí.

En respuesta, Israel lanzó una campaña militar que ha arrasado el enclave palestino, y por ahora han muerto más de 35.300 personas, en gran parte civiles, según el ministerio de Salud de Hamás.

Te puede interesar: Marc Anthony anhela tener una hija tan hermosa como Nadia Ferreira


Una “intensa pesadilla” en el cine: estreno de “Los extraños capítulo 1”

El Cuervo Filmes anunció el próximo estreno en el país de la película de terror “Los Extraños: Capítulo 1”, la cual llegará a las salas de cine el 16 de mayo.

“Los Extraños: Capítulo 1″ sigue la aterradora historia de una joven pareja, Maya (Madelaine Petsch) y Ryan (Froy Gutierrez), quienes se ven obligados a pasar la noche en una cabaña remota después de que su coche se avería en un pequeño pueblo. Sin embargo, lo que parecía ser un simple inconveniente se convierte en una pesadilla cuando son acechados por tres extraños enmascarados que los atacan sin piedad y sin motivo aparente.

A medida que la noche avanza, Maya y Ryan se ven envueltos en una lucha desesperada por su supervivencia mientras intentan comprender las siniestras intenciones de sus asaltantes.

Una nueva y aterradora visión del género:

“Los Extraños: Capítulo 1″ es la primera entrega de una serie de tres capítulos que exploran las mentes de los perpetradores de crímenes violentos sin sentido y sus víctimas. Dirigida por el aclamado Renny Harlin (”Duro de Matar 2″, “Pesadilla en la calle Elm 4″) y escrita por Alan R. Cohen y Alan Freedland, la película promete una experiencia de terror visceral y llena de suspenso.

Un elenco talentoso y una atmósfera escalofriante:

“Los Extraños: Capítulo 1″ cuenta con las destacadas actuaciones de Madelaine Petsch(”Riverdale”) y Froy Gutierrez (“Teen Wolf”), quienes logran transmitir de manera convincente el terror y la desesperación de sus personajes. La dirección de Renny Harlin crea una atmósfera de tensión y suspenso que se mantiene constante a lo largo de la película, mientras que los momentos impactantes y aterradores mantienen a la audiencia al borde de sus asientos.

“Los Extraños: Capítulo 1″ es una película de terror sólida y efectiva que ofrece una nueva y refrescante visión del género. No te pierdas la oportunidad de experimentar este escalofriante thriller cuando llegue a las salas de cine de Asunción y alrededores, además de Ciudad del Este y Caaguazú, este 16 de mayo.