"Parasite" hace historia en unos Óscar sin gloria para los latinos

El huracán surcoreano de "Parásitos" hizo historia hoy en los Óscar con cuatro galardones, incluidos los de mejor película y mejor director, en una gala en la que los nominados latinos se quedaron con la miel en los labios.


Fuente: EFE

En uno de los años de cine de mayor calidad de los últimos tiempos, los Óscar se arrodillaron llenos de admiración ante el descomunal fenómeno de "Parásitos", una comedia negra sobre la desigualdad y el lado más turbio del capitalismo que se convirtió hoy en la primera cinta en un idioma diferente al inglés en llevarse el Óscar a la mejor película y también el de mejor cinta internacional.

Ni Martin Scorsese, ni Quentin Tarantino, ni Sam Mendes: nadie pudo frenar a Bong Joon-ho y a una "Parásitos" que ya figura con honor en los anales del cine.

"Estoy sin palabras. Nunca nos imaginamos que esto sucedería. Estamos muy felices", afirmó Sin-ae Kwak, productora de "Parásitos", ante un Dolby Theatre puesto en pie.

"Siento que un momento muy oportuno en la historia está sucediendo ahora mismo", añadió.

Aunque los ojos de todos estaban puestos en Bong Joon-ho, el gran cerebro de "Parásitos" y el artífice de que, además de mejor película y mejor dirección, también se llevara las distinciones de mejor película internacional y mejor guion original.

"Después de ganar el Óscar de mejor película internacional, pensé que ya había terminado por hoy y estaba preparado para relajarme", confesó un humilde, a la vez que exultante, Bong Joon-ho.

"Cuando era joven y estudiaba cine, había un dicho que tallé muy profundo en mi corazón, que es que "lo más personal es lo más creativo". Esta cita es de nuestro gran Martin Scorsese. Cuando estaba en la escuela, estudiaba sus películas. Estar nominado era un honor enorme. Nunca pensé que ganaría", agregó.

Del Festival de Cannes a los Óscar, pasando por los Globos de Oro o los Bafta, "Parásitos" ha logrado convencer a la industria de Hollywood de que hay vida más allá de los países angloparlantes, todo un mérito para una cinta que en EE.UU. se vio con subtítulos y que recaudó en todo el mundo 165 millones de dólares.

La victoria de "Parásitos" dejó con regusto amargo a "1917", el prodigio bélico de Sam Mendes y que, pese a ser la gran favorita, se tuvo que conformar con tres premios: mejor fotografía, mejores efectos especiales y mejor mezcla de sonido.

"Érase una vez… en Hollywood", "Joker" y "Le Mans "66" obtuvieron dos premios por cabeza, mientras que la gran derrotada de la velada fue "El irlandés" de Martin Scorsese: aterrizó en los Óscar con diez nominaciones, pero no se llevó ni una estatuilla.

En las categorías de interpretación no hubo sorpresas.

Joaquin Phoenix logró el Óscar al mejor actor por su impresionante "Joker", una categoría en la que Antonio Banderas estaba nominado por su delicado trabajo en "Dolor y gloria".

"Creo que hablemos de la desigualdad de género, del racismo, los derechos queer, de las personas indígenas o de los animales, estamos hablando de la lucha contra la injusticia", afirmó Phoenix, un incansable activista medioambiental.

"Estamos hablando de la lucha contra la creencia de que una nación, un pueblo, una raza, un género o una especie tiene el derecho de dominar, controlar, usar y explotar al otro con impunidad", añadió el actor, quien, además, se acordó sobre el escenario de su hermano River Phoenix (1970-1993)

También cumplió con lo prometido Renée Zellweger, que confirmó su regreso por todo lo alto a los grandes focos de Hollywood con su Óscar a la mejor actriz por "Judy"

"Judy no recibió este premio en su momento, así que tomaré este instante como una extensión de la celebración de su legado", dijo en homenaje a Judy Garland.

Otros dos premios que parecían cantados de antemano eran los de actriz y actor de reparto para Laura Dern por "Historia de un matrimonio" y Brad Pitt por "Érase una vez… en Hollywood", respectivamente.

Pitt dio unas sentidas gracias a Quentin Tarantino, a quien definió como alguien "original y único en su especie". "La industria del cine sería un lugar mucho más árido sin ti", aseguró.

Y Dern dedicó el reconocimiento a sus padres Diane Ladd -que la acompañaba- y Bruce Dern.

"Algunos dicen que nunca conoces a tus héroes, pero yo digo que si eres realmente bendecida los tienes como tus padres", expresó.

"Joker" no solo se anotó el galardón de Phoenix sino que hizo historia con el premio a la mejor banda sonora para Hildur Guðnadóttir, la primera mujer en lograr este galardón en las 92 ediciones de los Óscar.

"A las chicas, a las mujeres, a las madres, a las hijas, que escucháis la música burbujeando en vuestro interior, por favor hablad en alto. Necesitamos escuchar vuestras voces", indicó.

Los nominados españoles se fueron de vacío: además de Antonio Banderas, "Dolor y gloria" de Pedro Almodóvar no pudo ganar el Óscar a mejor película internacional, que fue para "Parásitos"; y "Klaus" de Sergio Pablos cayó ante "Toy Story 4" por el galardón a mejor cinta animada.

El cine latinoamericano tampoco celebró ningún Óscar.

La brasileña Petra Costa estaba nominada al mejor documental por "La democracia en peligro"; la mexicana Mayes C. Rubeo optaba al Óscar a mejor vestuario por "Jojo Rabbit"; el mexicano Rodrigo Prieto buscaba el premio a mejor fotografía por "El irlandés"; y los argentinos Pablo Helman, Leandro Estebecorena y Nelson Sepúlveda no ganaron por los efectos especiales de esa misma cinta.

 

Baby Yoda se convierte en la figura "funko" más vendida de la historia

Los Ángeles. Lleva apenas tres meses entre los fanáticos pero el personaje de Baby Yoda se ha hecho tan popular que su figura "funko", uno de los productos coleccionables más famosos del mundo, es ya la más vendida de la historia.


Fuente: EFE

Lo curioso de la noticia, adelantada por la empresa que comercializa estos objetos, es que el juguete en sí aún no está a la venta, por lo que ha logrado batir el récord a partir de las reservas de su página web, adelantando así a personajes tan carismáticos como los robots C-3PO y R2-D2, superhéroes de Marvel y DC o estrellas del pop como Britney Spears.

En un video publicado en Twitter, el director artístico de Funko, Reis O’Brien, comentó su sorpresa por la noticia de que el muñeco se haya convertido en la pieza más vendida de la historia.

“¡Es una locura!”, expresó su creador con la expresión inglesa de “it’s bananas”.

O’Brien explicó que su equipo tuvo que diseñar el objeto con varias directrices, pero sin poder ver al personaje tal y como se dio a conocer en la gran pantalla, porque debido a la expectación que ocasiona todo lo relacionado con el universo Star Wars, querían evitar cualquier tipo de filtración.

El coleccionable de Baby Yoda se presentó en diciembre pero no llegará a las tiendas ni se entregará a los compradores hasta el próximo mes de mayo.

La figura tiene dos tamaños, y en algunos gigantes del comercio como Amazon o las tiendas de Target ya están agotadas las reservas de ambas opciones.

A pesar de que este objeto es muy popular, la recreación más real del personaje presentado en la serie “The Mandalorian” es de la empresa Sidehow Collectibles, a tamaño real, con un precio de 350 dólares.

Baby Yoda apareció por primera vez en noviembre pasado en la serie “The Mandalorian”, la gran apuesta de la plataforma de “streaming” Disney +, el Netflix de la compañía de Mickey Mouse.

Desde su primera escena, la audiencia y los usuarios de redes sociales se enamoraron del personaje, con millones de “memes”, chistes, fotomontajes y videos de las mejores escenas circulando por internet.

Por su parte, Funko es una empresa que bajo el lema “todo el mundo es fanático de algo”, comercializa estatuillas de personajes de todo tipo, reales o imaginarios, siempre con una característica cabeza gigante y enormes ojos.

 

Margot Robbie y sus "Aves de Presa" sobrevuelan la cartelera de EE.UU.

Los Ángeles (EE.UU.). Las bravas protagonistas de "Aves de Presa" (Birds of Prey), con un reparto femenino liderado por Margot Robbie, marcan la novedad principal de la cartelera de Estados Unidos en un fin de semana sin mucha actividad y en el que la atención del cine estará puesta en los Óscar que se celebran este domingo.

"Birds of Prey: And the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn", por su larguísimo título completo, ha sido dirigida por Cathy Yan ("Dead Pigs", 2018) a partir de un guion de Christina Hodson ("Bumblebee", 2018) y redondea su apuesta por el talento de las mujeres con un elenco en el que figuran junto a Robbie las actrices Mary Elizabeth Winstead y Rosie Pérez.

"Es un viaje que te va a mover de manera que no esperabas, un thriller con acción y comedia. Que se preparen porque yo me quedé sin palabras al verla…", aseguró Pérez en una entrevista con Efe.

La cinta sigue los pasos de Harley Quinn (Robbie), ya alejada del Joker y ahora al frente de un grupo de mujeres de lo más temible.

Aunque su trama está conectada con "Suicide Squad" (2016), en la que debutó Robbie como Harley Quinn, "Birds of Prey" parece, en realidad, más vinculada a los nuevos planes de Warner Bros. para las historias de DC Comics: no limitarse a un universo fílmico entrelazado sino apostar también por películas individuales (incluso solo para adultos) con esos personajes como "Joker" (2019).

"Birds of Prey" disfrutará, además, de un fin de semana sin nada de competencia, ya que los cines estadounidenses solo acogerán los estrenos limitados (lanzamientos de películas en muy pocos mercados) de modestas cintas como los títulos de terror "Come to Daddy", con Elijah Wood de protagonista; o "The Lodge", con Riley Keough y Alicia Silverstone en su elenco.

La cinta de Warner Bros., que apunta a superar los 50 millones de dólares de recaudación "doméstica" (EE.UU. y Canadá) en su fin de semana de estreno, sí encontrará rivales de mayor peso la próxima semana con los lanzamientos de "Sonic the Hedgehog" y "Fantasy Island".

 

Hollywood llora la pérdida Kirk Douglas, el último icono de su edad dorada

Los Ángeles (EE.UU.). La muerte de Kirk Douglas a los 103 años dejó a Hollywood huérfano de una de sus mayores leyendas, el último superviviente de su época dorada, aquella que le convirtió en un icono que este miércoles recuerdan directores, intérpretes, estudios y otras instituciones del mundo del cine.


Fuente: EFE/ Javier Romualdo

Desde celebridades de su propia familia, como su hijo Michael Douglas y su nuera Catherine Zeta-Jones, a cineastas de la talla de Steven Spielberg o instituciones como la Academia de Hollywood han querido rendir homenaje al actor, que fue un referente para toda una generación dentro y fuera de la gran pantalla.

"Adiós a una leyenda de Hollywood", escribió la Academia en sus perfiles oficiales, con una fotografía de Douglas en la cinta "Spartacus" (1960) y una cita del intérprete en la que hablaba sobre su pasión por la actuación.

La mala noticia llegó, precisamente, cuatro días antes de que esta institución entregue los prestigiosos Óscar en la gran fiesta del cine. Unos premios que Douglas nunca ganó como actor, aunque aspiró en varias ocasiones, pero que le rindieron un homenaje en 1996 con una estatuilla honorífica.

Justo esa mañana, cientos de trabajadores y periodistas trabajaban a contrarreloj en el mítico Paseo de la Fama, pero la muerte de Douglas se apoderó de las conversaciones durante los preparativos para la ceremonia del domingo, que previsiblemente incluirá una mención al fallecido.

En ese momento, su hijo Michael publicaba unas palabras: "Para el mundo, fue una leyenda, un actor de la edad dorada del cine (...), un ser caritativo cuyo compromiso con la justicia y las causas en la que creyó sentaron un estándar al que aspirar todos. Pero para mí y mis hermanos era simplemente papá".

Poco después, su nuera Catherine Zeta-Jones, con quien Douglas subió al escenario de los Globos de Oro de 2018 para recibir un homenaje, le decía "te amaré por el resto de mi vida, ya te extraño", con una foto en la que aparece dándole un beso.

Asimismo, el cineasta Steven Spielberg alabó que Douglas conservara "su carisma de estrella de cine hasta el final de su maravillosa vida".

"Me honra haber sido una pequeña parte de sus últimos 45 años. Extrañaré sus notas escritas a mano, cartas y consejos paternos, y su sabiduría y coraje -que van más allá de un trabajo tan impresionante- son suficientes para inspirarme para el resto del mío", aseguró a la revista The Hollywood Reporter.

Entre otros motivos por los que la industria cinematográfica recordará a Douglas está el hecho de que cambió las reglas del juego, pues decidió moverse por libre en la meca del cine cuando aún primaba el "star-system" dirigido por los grandes estudios al fundar su propia compañía productora, para rodar y financiar sus propias películas en un momento en el que los contratos comenzaron a volverse demasiado abusivos.

Aún así, estudios míticos de la historia del cine recordaron su legado.

"El ícono de la pantalla y la leyenda de Hollywood, Kirk Douglas, murió a los 103 años. El actor y productor tuvo 75 películas con su nombre, incluida la trascendental "Spartacus", y numerosos premios. Lo recordamos hoy por su valiosa contribución al cine y la industria del cine", escribió la Paramount en su perfil institucional de Twitter.

La estrella de "Star Trek" William Shatner exclamó "¡que icono tan increíble era él en esta industria", mientras que su compañero George Taikei prometió "que será extrañado", ya que era una persona "adorada y amada".

Por su parte, el actor Rob Reiner lo situó "para siempre" en "el panteón de Hollywood".

Una de las claves del legado de Kirk Douglas, y que hoy muchos resaltaron en sus perfiles y despedidas sobre el actor, fue la huella que dejó más allá de los sets de rodaje.

Por ejemplo, Mitzi Gaynor, que compartió escena con Douglas en la comedia romántica "For Love or Money" (1963) celebró su vida con un "bravo", y agradeció su "generosidad" por compartir el talento que tenía.

"La película que hicimos juntos siempre tendrá un lugar especial en mi corazón", prometió.