Tarantino se siente con fuerzas para filmar su décima y última película

Moscú. El realizador estadounidense Quentin Tarantino, quien se encuentra en Moscú para presentar su noveno filme, "Érase una vez en... Hollywood", confesó este miércoles a la prensa que se siente con fuerzas para hacer un décimo y último largometraje.


Fuente: EFE

"Quiero hacer diez filmes. Tengo otra idea, lo que ven hoy es mi penúltima película. Puse en este filme todo lo que tenía, no quería que quedase nada por decir o por hacer", afirmó en la conferencia de prensa previa al estreno del largometraje en Rusia.

Según Tarantino, todavía no sabe qué pasará en su último filme, pero aseguró: "Si pensamos que todos los filmes de un realizador cuentan una sola historia, cada filme es un pequeño vagón de un enorme tren".

"Quiero hacer un enorme súper filme que englobe la lógica de toda mi obra", agregó.

En referencia a su novena cinta, de la cual había asegurado anteriormente que sería su última película, explicó que aborda el año 1969, una época que "era muy enérgica y muy alegre, pero que podría enseñar poco" a las próximas generaciones, a diferencia de los años setenta, cuando llega "el nuevo Hollywood".

"La idea del filme es que todo sucederá el año que viene, transcurre un año antes de comenzar los setenta, y los setenta sí pueden enseñar mucho al Hollywood del 2019", afirmó.

Tarantino recordó esta época, en la que tenía unos seis años, como un tiempo que le gustaba mucho, pero "algo anticuado", y admitió que aportó mucho de sus propias vivencias a la cinta.

El director señaló que aunque no vivió en la meca del cine estadounidense, visitó mucho esta ciudad, y recordaba detalles como el teatro chino, en el Hollywood Boulevard.

"Lo que más recuerdo es la radio. Escuchaba mucha radio, porque recuerdo cuán importantes eran las emisoras de radio en aquella época, y cuando viajas en auto siempre escuchas radio. Si no te gustaba una canción no apagabas la radio, hablabas por encima del programa, pero la radio siempre estaba prendida", señaló.

Según el cineasta, en su mente se conservan los carteles, las paradas, todas aquellas cosas que "un niño de seis años ve desde la ventanilla de un auto".

El realizador negó que hubiese referencias culturales rusas en la cinta, al señalar que el personaje de Rick Dalton "jamás miró cine ruso" ya que era "un poco xenófobo, hay que comprender eso".

"Si yo hiciese un filme sobre Quentin Tarantino, estaría presente una película rusa que le gustaba al pequeño Quentin: pero Quentin no sabía que era una película rusa, le gustaba 'El hombre anfibio' (Vladímir Chebotárev, Guennadi Kazanski, 1961). Yo no sabía que era rusa, pero la veía en la televisión y me gustaba", confesó.

Tarantino, que visitó la víspera el Kremlin, presentará esta tarde la cinta en el legendario cine "Oktiabr".

Ésta es la segunda visita a Rusia de Tarantino, que fue invitado en 2004 al Festival Internacional de Moscú y aprovechó para presentar sus respetos al poeta Boris Pasternak, autor de "Doctor Zhivago", en el cementerio de Peredelkino, a las afueras de la ciudad.

 

Función de "Las Herederas" en el ISBA

La multipremiada película nacional Las herederas se proyectará este miércoles 07 de agosto a las 9:30 en el Instituto Superior de Bellas Artes - ISBA (Próceres de Mayo c/ Ana Díaz). El director Marcelo Martinessi, y las las actrices Ana Brun y Ana Ivanova brindarán un conversatorio.

La exhibición del largometraje y la charla se exhibirá en el marco del Ciclo de Cine Ta'anga 2019 del Centro Cultural de la República El Cabildo.

La cinta obtuvo el Oso de Plata en el Festival de Cine de Berlín ‘Alfred Bauer’, y Ana Brun ganó el Oso de Plata como Mejor Actriz. A esto se suman una larga lista de distinciones en otros prestigiosos festivales.

La Junta Municipal de Asunción declaró a todo el elenco y equipo de producción de la película, de manera unánime, “Hijos Dilectos de la Ciudad”, y la Cámara de

Senadores otorgó un reconocimiento al director Marcelo Martinessi y a la actriz Ana Brun.

“Las Herederas” narra la historia de una mujer de buena posición social, que había heredado suficiente dinero como para vivir cómodamente, pero a sus 60 años de edad se da cuenta que ese dinero heredado ya no alcanza. Esta nueva realidad altera el equilibrio imaginario en el que vivía y la empuja a transformar un mundo que hasta entonces había permanecido inmóvil.

Acompañan a Brun e Ivanova en el elenco Margarita Irún, Ana Ivanova, Nilda González, María Martins, y Alicia Guerra.

El Ciclo Ta’anga, dirigido por Manuel Cuenca, se desarrolla desde la creación del Centro Cultural de la República que cumple 15 años, y se constituye en uno de los primeros espacios en exhibir cine nacional, recorriendo Asunción y distintas ciudades el país, como Encarnación, Ciudad del Este, Fuerte Olimpo, en Alto Paraguay, y muchas otras.

 

Angelina Jolie apuesta por un mundo en que haya "más mujeres malvadas"

Londres. La actriz estadounidense y enviada especial de la ONU para los Refugiados, Angelina Jolie, ha reivindicado el papel de las mujeres que en todo el mundo "se niegan a seguir reglas y códigos", sufren discriminación y alzan su voz para denunciar que están "cansadas de la injusticia y el abuso".


Fuente: EFE

Angelina Jolie apuesta por un mundo en que haya “más mujeres malvadas”

En un artículo en la revista británica Elle que se ha dado a conocer hoy, Jolie, que estrenará en octubre su próxima película “Maleficient 2:mistress of Evil”“, asegura que la sociedad necesita “más mujeres malvadas” que se nieguen a “seguir reglas y códigos que no creen que sean mejores para ellas o sus familias”.

“Desde esta perspectiva, las mujeres malvadas son solo mujeres cansadas de la injusticia y el abuso, mujeres que no renuncian a su voz y sus derechos, incluso a riesgo de muerte, encarcelamiento o rechazo por parte de sus familias y comunidades. Si eso es maldad, entonces el mundo necesita más mujeres malvadas”, escribe.

La también directora y productora, de 44 años y madre de seis hijos, señala que el consejo que siempre les da a sus hijas es que se dediquen a “desarrollar sus mentes”.

“Siempre puedes ponerte un vestido bonito, pero no importa lo que uses en el exterior si tu mente no es fuerte. No hay nada más atractivo, incluso podría decirse que encantador, que una mujer con una voluntad independiente y sus propias opiniones”, defiende.

Jolie, que aparece en la portada del número de septiembre de Elle que se pondrá a la venta el próximo jueves, llegó a un acuerdo el año pasado por la custodia de sus hijos con su exesposo, el actor Brad Pitt, del que se separó en 2016.

Desde hace años, la reconocida actriz trabaja con Naciones Unidas como embajadora de ACNUR para el programa de los refugiados, un puesto que ha aprovechado para denunciar las duras condiciones de los desplazados por las guerras, con especial foco en las mujeres.

Además, en 2018 se alió también con la OTAN para intentar atajar la violencia sexual en zonas de conflicto y denunciar la violación como arma de guerra.

 

Se desvivía por arrancar risas a los demás, mientras él sufría un nuevo mal: 5 años sin Robin Williams

Un documental titulado “When the Laughter Stops” (Cuando la risa se detiene) abordará el padecimiento oculto del recordado actor estadounidense Robin Williams tras cinco años de acabar con su vida.

El comediante se mostraba abierto a hablar sobre sus adicciones y depresión pero nunca reveló que había algo más que le afligía, hasta que días después de su muerte su viuda, Susan Schneider, confesó que Robin lidiaba en su intimidad contra el mal de Parkinson.

El material audiovisual, que se emitirá el 11 de agosto por el canal estadounidense Reelz, contará con el testimonio de personas cercanas al comediante en los últimos meses de vida. Según el Us Weekly,

Según las personas allegadas a Robin, el actor transmitía alegría a otras personas pero pocas veces concentraba su energía en su propia lucha. De acuerdo al comunicado que había hecho público su viuda, el intérprete de ‘Patch Adams’ vivió su vida dándose a los demás.

“Pasó gran parte de su vida ayudando a los demás. Ya fuese entreteniéndolos en el escenario, en el cine, la televisión o con las tropas en primera línea. Si hacía falta, ayudando a olvidar el dolor a niños enfermos. Robin solo quería hacernos reír, que se perdiese el miedo”, manifestó Susan Schneider.

En el mismo comunicado, la viuda reveló que el actor fue diagnosticado con Parkinson poco antes de morir. “Williams sabía que estaba en fase temprana de la enfermedad y nunca tuvo intenciones de hacer público el padecimiento”, explicó.

Si bien nadie sabe con exactitud qué llevó al comediante a suicidarse. Sin embargo, sus familiares dieron como posibilidad que pudo haber sido el diagnóstico médico lo que desanimó al actor.

Al respecto su esposa dijo, “Es lo que le quitó la vida. Y es a lo que me he dedicado el último año, tratando de entender qué es lo que acabó con la vida de mi marido”. Según declaró, él era muy consciente de lo que padecía y trataba de controlarse lo mejor que podía”.

Pero por otro lado expresó que la enfermedad lo superó. “El último mes ya no pudo seguir, y ahí fue cuando cayó”, explicó.

La estrella de Hollywood, Robin Williams, se ahorcó en su casa en California el 11 de agosto de 2014.