"Toy Story 4" reina en EE.UU. y acaba con la mala racha de las secuelas

Los Ángeles. "Toy Story 4" reinó en los cines de Estados Unidos este fin de semana y, aunque su resultado se quedó por debajo de las expectativas de los expertos, la cinta animada acabó así con la mala racha reciente de varias secuelas que fracasaron en la taquilla.


Fuente: EFE

Según los datos publicados este lunes por el portal especializado Box Office Mojo, "Toy Story 4" obtuvo 118 millones de dólares en EE.UU. en su estreno en los cines, que, no obstante, fue un dato menor a la cifra de 140 millones que anticipaban los especialistas.

Además, la cinta de Pixar consiguió 120 millones de dólares en el resto del mundo.

Esta nueva entrega de la saga juguetera de animación terminó con la mala racha reciente de las secuelas en los cines estadounidenses, que en las últimas semanas acumularon notables tropiezos con filmes como "Dark Phoenix" (de la saga "X-Men"), "Men in Black International" o "Godzilla: King of the Monsters".

Woody, Buzz Lightyear y el resto de sus entrañables compañeros vuelven a la acción en "Toy Story 4", película que dirige el debutante Josh Cooley y que, en su versión original, incluye las voces de Tom Hanks, Tim Allen, Christina Hendricks, Tony Hale, Annie Potts, Jordan Peele y Keanu Reeves.

Otro juguete, aunque mucho más terrorífico que los de "Toy Story 4", se quedó con el segundo puesto de la taquilla, ya que "Child's Play", nueva versión del clásico de terror de 1988, se anotó 14 millones de dólares en su desembarco en la gran pantalla.

El sanguinario y temible muñeco Chucky, ahora dotado con inteligencia artificial, regresa en una película que, bajo las órdenes del realizador noruego Lars Klevberg ("Polaroid", 2019), presenta en su elenco a Aubrey Plaza, Gabriel Bateman y Brian Tyree Henry.

La nueva versión de "Aladdin" completó el podio con 12,2 millones de dólares que se incorporan a un botín acumulado en todo el mundo que asciende a 810 millones.

Mena Massoud, en la piel del famoso ladrón y aventurero de Agrabah, es el protagonista de este "remake" dirigido por Guy Ritchie ("Snatch", 2000; "Sherlock Holmes", 2009) y en el que Will Smith interpreta al irreverente Genio y Naomi Scott se encarga de la princesa Jasmine.

Por su parte, "Men in Black International", que relanza la saga de comedia y ciencia-ficción ahora con Chris Hemsworth y Tessa Thompson como protagonistas, ingresó 10,7 millones de dólares.

Esta cinta relata una nueva lucha para librar al planeta de las amenazas extraterrestres con la dificultad de que, en esta ocasión, los alienígenas han conseguido infiltrar a uno de sus miembros entre las filas de "los hombres de negro".

Por último, la película de animación "The Secret Life of Pets 2" se embolsó 10,3 millones de dólares.

Secuela de "The Secret Life of Pets" (2016), esta nueva película vuelve a relatar las aventuras y desventuras de un grupo de animales de Nueva York cuando sus dueños salen por la puerta y, en su versión original, cuenta con las voces de Kevin Hart, Harrison Ford, Tiffany Haddish y Eric Stonestreet. EFE

 

"Pedro Juan, 2 caballeros": La película que protagonizará Enrique Pavón

“Pedro Juan, 2 caballeros”, es el nombre del largometraje que protagonizará Enrique Pavón. El rodaje iniciará en el segundo semestre del año.

Escrita por Alejandro Cabral, la película será una comedia romántica de acción pero los responsables de HEi Films, productora al frente del proyecto aún no revelaron mayores detalles.

El comediante radial y televisivo de 39 años se encuentra preparando intensamente para encarar el protagónico con entrenamientos físicos y artísticos.

El rodaje iniciará en el segundo semestre del año por lo que ya se encuentran finiquitando todos los detalles, pues el estreno está previsto para el 2020.

Andrés Gelós, Dani Da Rosa y Vicky Ramírez son los productores de la cinta.

Cabe resaltar que este es el cuarto largometraje de HEi Films.

 

Naomi Watts, en la piel de una periodista "pionera" del movimiento "Me Too"

Nueva York. La actriz británica Naomi Watts nunca imaginó que sería testigo de los cambios generados por el movimiento "Me Too", una ola de historias sobre acoso sexual que, a su parecer, se formó antes del escándalo de Harvey Weinstein, cuando una periodista "pionera" denunció en 2016 al fundador de Fox News, Roger Ailes.


Fuente: EFE/Nora Quintanilla

Gretchen Carlson, una conocida expresentadora de ese medio conservador estadounidense, es el personaje que Watts interpreta en la nueva miniserie "The Loudest Voice" ("La voz más alta"), que sigue la meteórica carrera de Ailes en la política y la televisión hasta su abrupto ocaso debido a las denuncias de acoso sexual.

"Me siento una privilegiada. Es una historia importante: ella, sin saberlo, impulsó el movimiento 'Me Too' al enfrentarse al hombre más poderoso de su industria", resaltó la actriz en una entrevista telefónica con un grupo de periodistas sobre este proyecto encabezado por el actor Russell Crowe como protagonista.

"Fue una pionera, y tuvo un valor increíble. Estando en un entorno de trabajo tan misógino durante tantos años (...), decidió dar un empujón y decir no: no voy a ser menospreciada ni acosada", dijo Watts sobre la denuncia de Carlson, que dio pie a otras un año antes de que el movimiento "creciera colectivamente" con Weinstein.

La intérprete explicó a Efe que Carlson había firmado un acuerdo de confidencialidad sobre el asunto, por lo que se empapó de las 600 entrevistas que contiene el libro en el que se basa la serie, "The Loudest Voice in the Room", firmado por el reportero Gabriel Sherman, y estudió sus gestos y comportamiento a través de vídeos.

"El momento más revelador es de un vídeo que encontré de su participación en Miss America (1989) tocando el violín: su nivel de compromiso, trabajo duro, pasión, coraje y ferocidad me enseñaron mucho. Me dio una gran visión para entender cómo una mujer puede enfrentarse a un hombre con ese nivel de poder", desgranó.

Watts incidió en que no quería simplemente "imitar" los gestos de la reportera, sino interpretarla y sacar su "vida interior a la superficie", misión que asume con "responsabilidad y una presión añadida" por el hecho de que va a verse a sí misma retratada en la serie y tendrá que "cargar con cosas extra" respecto a la audiencia.

Carlson, que perdió su trabajo en el proceso, "tuvo un impacto en la industria y de aquí a diez años se hablará del cambio que creó", enfatizó Watts, quien describió a su personaje como una "víctima de abuso" por parte del "poderoso" Ailes, un hombre "que era bueno en muchas cosas", entre ellas "manipular".

"Él identificaba lo que querían las audiencias y las alimentaba exactamente con eso, lo cual habla también de la sociedad", sostiene la actriz sobre el fundador del gigante mediático Fox News, que no cambió solo "la manera de informar de hechos", sino que da noticias "con las que se podía estar de acuerdo o no".

"Cuestionamos la integridad de las noticias. Espero que una historia como esta muestre el daño, lo que ha creado la sociedad y Roger (Ailes) ha aprovechado, como manipulador y agitador (...). Pero estoy agradecida de ser parte de la historia, espero que aporte luz y ayude a entender lo que está pasando", expresó.

Durante la grabación de la serie, que se estrena el próximo 30 de junio en el canal Showtime -disponible en servicios de "streaming" de Amazon, Apple o Hulu-, Watts destacó la confianza que tiene con el protagonista, Russell Crowe, a quien le une "código de respeto entre actores" que siempre les lleva a "tomar el trabajo muy en serio".

 

Meryl Streep conquista la época dorada de la televisión a sus setenta años

Meryl Streep cumple mañana 70 años como uno de los rostros más populares del mundo, una leyenda viva convertida en la actriz más nominada a los Premios Óscar de la historia y que ha aceptado el reto de conquistar la televisión en plena época dorada de la ficción en pequeña pantalla.


Fuente: EFE

Unas semanas antes de su cumpleaños, Streep estrenó su nuevo papel en la segunda temporada de la exitosa ficción de HBO “Big Little Lies”.

La plataforma fichó a la codiciada actriz para continuar una serie que con su primera temporada abarcó toda la novela en la que se basaba y cuyos guionistas crearon desde cero a una nueva protagonista pensando exclusivamente en Streep para interpretarla.

Así, una de las mayores estrellas de Hollywood aceptó el papel sin ni siquiera leer el guion porque, como ella misma reconoció, quedó fascinada con la primera temporada.

La incombustible intérprete dio el salto desde lo más alto de la gran pantalla hasta la pequeña o, incluso, a la de los dispositivos móviles.

Hace varias décadas, en los inicios de Streep, dicho cambio hubiera parecido un paso atrás en su carrera profesional pero hoy en día ha significado lo contrario: Caminar hacia adelante al reconocer la revolución que internet y las plataformas de “streaming” han ofrecido al mundo de la ficción, con producciones que reciben el aclamo de la crítica y de los amantes del séptimo arte.

Con su paso firme para adentrarse en el universo de las series de televisión, Streep suma un nuevo capítulo a su leyenda, la de la actriz que no pasa de moda, para la que no hay fecha de caducidad y que no queda perjudicada por el paso de los años ni por esa obsesión por la juventud que domina a la industria de la imagen.

“Ninguna otra actriz nacida antes de 1960 puede conseguir un papel a menos que Meryl lo haya rechazado antes”, reconoció Michael Schulman, su biógrafo, al hablar de la evolución de esta mujer de hierro en un negocio fugaz y caprichoso.

Y es que Streep no duda en dar pasos adelante, incluso fuera del mundo del espectáculo, como cuando se pronunció políticamente en contra del presidente estadounidense, Donald Trump, durante la entrega de un premio honorífico a toda su carrera en la gala de los Globos de Oro de 2017.

En su intervención la actriz se refirió a un acto de campaña de Trump de 2015 en el que el entonces candidato pareció burlarse de un reportero discapacitado del diario The New York Times.

“Me rompió el corazón cuando lo vi y todavía no puedo sacármelo de la cabeza, porque no era una película. Era la vida real”, remarcó Streep al respecto.

El discurso completo causó furor por su defensa de los inmigrantes, su rechazo a la violencia y apoyo a la prensa independiente.

“El único trabajo de un actor es sacar a la luz la vida de personas diferentes (...) Si expulsan a los extranjeros solo veremos fútbol y artes marciales”, aseguró la intérprete, quien añadió que las muestras en público de falta de respeto “provocan más falta de respeto y la violencia incita a la violencia”.

Los mensajes de apoyo del gremio de actores se sucedieron inmediatamente, desde Ellen DeGeneres hasta Sharon Stone, quienes calificaron a Streep de “inspiración”, “mujer con poder para cambiar al mundo” y aplaudieron a su vez que haya sido una voz destacada en la denuncia de los abusos sexuales que hasta ahora quedaban fuera de los focos de Hollywood.

Además de la aclamación de sus compañeros de profesión, la actriz cuenta con un palmarés soñado por muchos intérpretes: 3 Premios Óscar de 21 nominaciones y 8 Globos de Oro de 31 nominaciones. Junto a esas codiciadas estatuillas reposan también un Premio Tony (teatro) y otro Emmy (televisión).

Fuera de Hollywood, los reconocimientos a la figura de Meryl Streep se han traducido en la Medalla de las Artes y la Medalla de la Libertad, entregadas por el expresidente de EE.UU. Barack Obama (2009-2017) y la Medalla de la Orden de las Artes y las Letras de Francia.

Aún queda por ver cómo continuará la premiada carrera de una leyenda viva que promete seguir en la primera línea durante años y que probablemente en 1975, cuando se mudó a Nueva York y comenzó en el teatro con pocas esperanzas, jamás imaginó que el público global se rendiría ante sus pies y ante cada uno de los pasos que ha dado.